Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Sobre el genocidio israelí en Gaza: Presentación de Sudáfrica ante la Corte Internacional de Justicia

El 11 de enero la abogada sudafricana de derechos humanos Adila Hassim presentó el caso de su país ante la Corte Internacional de Justicia, en relación con el genocidio en curso de Israel contra el pueblo palestino en Gaza. La presentación abordó cuatro niveles de genocidio: 1) Los asesinatos masivos que ya ascienden a 23.210 y “de los que se cree que al menos el 70% son mujeres y niños”. 2) La “imposición de graves daños corporales o psicológicos” con hasta 60 mil “heridos y mutilados” en su mayoría mujeres y niños. 3) La “imposición de medidas destinadas a impedir los nacimientos dentro del grupo”. 4) La imposición deliberada de condiciones no aptas para la vida y calculadas “para provocar la destrucción física” de al menos cuatro maneras: a) por el desplazamiento forzoso de cerca del 85% de la población de Gaza, b) por la creación deliberada de “hambre, deshidratación e inanición generalizadas”, c) infligiendo “deliberadamente condiciones en las que a los palestinos de Gaza se les niega refugio, ropa o saneamiento adecuados”, y d) arrasando completamente con la infraestructura sanitaria.

 

 

Por David Shavin

La abogada sudafricana de derechos humanos Adila Hassim presentó el 11 de enero el caso de su país ante la Corte Internacional de Justicia, en relación con el genocidio en curso de Israel. Otros miembros del equipo sudafricano presentaron otras facetas del caso, incluidos los efectos genocidas en curso que cabe esperar (por la propagación de enfermedades, etc.) y las declaraciones declaradas de intencionalidad por parte de los dirigentes de Israel de acabar con la población civil y destruir la tierra.

Tras explicar el control que ejerce Israel sobre Gaza, “sus aguas territoriales, los pasos fronterizos terrestres, el agua, la electricidad, la esfera electromagnética y las infraestructuras civiles de Gaza, así como sobre las principales funciones gubernamentales”, y que controla todos los accesos de entrada y salida, Hassim esbozó “las campañas de bombardeos convencionales más intensas de la historia de la guerra moderna”, Hassim describió “las campañas de bombardeos convencionales más intensas de la historia de la guerra moderna”, que han causado la muerte de más de 22.000 palestinos en 13 semanas, y el “riesgo inmediato de muerte por inanición, deshidratación y enfermedad, como consecuencia del asedio continuado de Israel, la destrucción de ciudades palestinas, la insuficiente ayuda que se permite a la población palestina y la imposibilidad de distribuir esta ayuda limitada mientras caen las bombas”. ”

Existen cuatro niveles de genocidio:

1. Los asesinatos masivos ascienden ya a 23.210, “de los que se cree que al menos el 70% son mujeres y niños”, más otros 7.000 “aún desaparecidos, presuntamente muertos bajo los escombros…. Han sido asesinados si no evacuaban en los lugares a los que han huido, e incluso mientras intentaban huir por las rutas seguras declaradas por Israel…. Sólo en las tres primeras semanas posteriores al 7 de octubre, Israel desplegó 6.000 bombas por semana. Al menos 200 veces ha desplegado bombas de 2.000 libras en zonas del sur de Palestina designadas como seguras”. Tales “bombas son algunas de las más grandes y destructivas disponibles….. Israel ha matado a un número de civiles sin parangón y sin precedentes, con pleno conocimiento de cuántas vidas civiles se llevará cada bomba…. La escala de asesinatos de niños palestinos en Gaza es tal que los jefes de la ONU la han descrito como un cementerio de niños”.

2. La “imposición de graves daños corporales o psicológicos” incluye ahora unos 60.000 “heridos y mutilados. De nuevo, la mayoría de ellos, mujeres y niños”.

3. “Israel ha impuesto deliberadamente en Gaza condiciones que no pueden sostener la vida y están calculadas para provocar su destrucción física”. Israel logra esto de al menos cuatro maneras.

a) En primer lugar, por el desplazamiento forzoso de cerca del 85% de la población de Gaza, que comenzó con la orden, el 13 de octubre, de evacuar a más de un millón de personas en un plazo de 24 horas. “Se exigía el desplazamiento inmediato, llevándose sólo lo que se pudiera transportar. mientras que no se permitía ningún tipo de ayuda humanitaria, y se habían cortado deliberadamente el combustible, el agua y los alimentos, así como otras necesidades vitales. Estaba claramente calculado para provocar la destrucción de la población”. Al mismo tiempo, sus hogares fueron destruidos “dejando al menos a medio millón de palestinos sin hogar al que regresar….”. No hay ningún indicio de que Israel acepte la responsabilidad de reconstruir lo que ha destruido. Por el contrario, el ejército israelí celebra la destrucción”. Se mostraron vídeos de soldados “detonando alegremente bloques enteros de apartamentos y plazas de ciudades….”.

b) La creación deliberada de “hambre, deshidratación e inanición generalizadas”. La campaña de Israel ha llevado a los gazatíes al borde de la hambruna. El 93% de la población de Gaza se enfrenta a niveles de hambre sin precedentes. De todas las personas del mundo que sufren actualmente hambre catastrófica, más del 80% están en Gaza”. Los expertos predicen más muertes “por inanición y enfermedades que por ataques aéreos”. Y, sin embargo, Israel sigue impidiendo la entrega efectiva de ayuda humanitaria”, tanto limitando la ayuda como, mediante bombardeos constantes, paralizando la entrega.

c) “Israel ha infligido deliberadamente condiciones en las que a los palestinos de Gaza se les niega refugio, ropa o saneamiento adecuados”. La población se ve privada de ropa adecuada, agua limpia, etc., lo que hace que “se disparen las tasas de brotes de enfermedades infecciosas” y se multipliquen por 20 las diarreas en niños menores de cinco años.

d) La infraestructura sanitaria “ha sido completamente arrasada”.

4. En cuanto a la 2d, “Imposición de medidas destinadas a impedir los nacimientos dentro del grupo”, Hassim señaló que se produjo mediante acciones como el bloqueo de los botiquines médicos para los partos. Como consecuencia, 25 de las 180 mujeres que dan a luz un día cualquiera tienen complicaciones relacionadas con el parto y no disponen de ayuda médica.

 

La justicia de cara al futuro

 

Fuente:

David Shavin, en EIRNS: South Africa’s Case to ICJ on Israeli Genocide in Gaza. 11 de enero de 2024.

Contenidos

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) anunció una pausa en la entrega de alimentos esenciales al norte de Gaza debido al “caos y la...

Contenidos

Las provocaciones de Benyamin Netanyahu han suscitado más reacciones que el exterminio de 29 000 civiles palestinos en Gaza. Todos los actores del Medio...

Contenidos

El 20 de febrero, Estados Unidos vetó una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que exigía un alto al fuego humanitario inmediato...

Contenidos

Por Mary Jane Freeman Una audiencia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que se extenderá del 19 al 26 de febrero, aireará los...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram