Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

¿Se avecina una guerra civil en los Estados Unidos?

El problema de la inmigración en los Estados Unidos requiere un cambio en la política global más que un enfrentamiento entre los poderes estatales y federales, lo que sugiere que los extranjeros que exacerban la crisis actual podrían estar tratando de desestabilizar al gobierno estadounidense a través de una vieja fórmula que es posible debido a que Estados Unidos nunca erradicó al parásito que le ha convertido en enemigo del mundo y de los propios estadounidenses. El reino anglo-veneciano sigue enquistado en el gobierno de los Estados Unidos a través agentes delegados, grupos de presión y órdenes secretas, alimentando un antagonismo dialéctico que, como el miedo, se retroalimenta de sí mismo y desestabiliza al país según los intereses estratégicos de la aristocracia extranjera.

 

 

La escalada de la batalla entre el gobernador de Texas, Greg Abbott, y la administración Biden por la frontera sur está generando advertencias de que una “guerra civil” está a punto de estallar en Estados Unidos.

Los conservadores especulan que el estallido podría darse mientras Abbott defiende el “derecho constitucional a la autodefensa” de Texas en respuesta a las políticas de inmigración del presidente Joe Biden.

Abbott reiteró su autoridad en una declaración del miércoles invocando a los Padres Fundadores, diciendo que la negativa de Biden a seguir la ley de inmigración establecida ha obligado a Texas a defender su frontera de la invasión.

El jueves, el gobernador acusó a la Casa Blanca de haber “roto el pacto entre Estados Unidos y los Estados Unidos” después de que el Tribunal Supremo estadounidense dictaminara que los agentes federales de la Patrulla Fronteriza pueden retirar el alambre de púas instalado en la frontera siguiendo las instrucciones de Abbott.

Legisladores demócratas han pedido a Biden que tome el control de la Guardia Nacional de Texas en medio de la disputa fronteriza.

25 gobernadores republicanos emitieron una declaración conjunta en apoyo a Texas en su disputa fronteriza con el gobierno federal.

Donald Trump ha pedido a “todos los estados dispuestos” a desplegar la Guardia Nacional en Texas en medio de la disputa fronteriza.

La política de fronteras abiertas y “sociedades abiertas” es uno de los pilares del ultraglobalismo neoliberal que atenta contra el modelo de Estados-nación soberanos surgido de la Paz de Westfalia.

Estados Unidos nunca erradicó al parásito que le ha convertido en enemigo del mundo y de los propios estadounidenses. El reino anglo-veneciano sigue enquistado en el gobierno de los Estados Unidos a través agentes delegados, grupos de presión y órdenes secretas, alimentando un antagonismo dialéctico que, como el miedo, se retroalimenta de sí mismo y desestabiliza al país según los intereses estratégicos de una aristocracia extranjera.

El verdadero enemigo es el mismo contra el que los estadounidenses lucharon en 1814 en la Batalla de Nueva Orleans, los mismos monarcas de las viejas órdenes que quieren destruir a Rusia, China, Irán, y a todo Estado soberano que se resista al orden unipolar de gobernanza mundial.

 

El agente de la aristocracia británica George Soros vuelve a calificar a Xi Jinping como ‘la mayor amenaza a la que se enfrentan las sociedades abiertas hoy en día’

Contenidos

Por Mente Alternativa La Cámara de Representantes aprobó la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés), que obliga...

Contenidos

Por Mente Alternativa El 13 de junio, en el marco de la cumbre anual del G7 en Italia “Biden y Zelenskyy firmaron un acuerdo...

Ciencia y Tecnología

Por Malek Dudakov Elon Musk está cortando lazos con la El Estados UYnidos liberal. Ahora Tesla cambia su lugar de constitución de Delaware a...

Contenidos

Por Malek Dudakov A Canadá le asusta la perspectiva de una guerra civil en Estados Unidos después de las elecciones. Los politólogos canadienses piden...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram