La estafa que preparan los bancos centrales para ‘lidiar’ con la próxima recesión

La corporación global de gestión de inversiones, BlackRock, acaba de hacer público un documento que será discutido del 22 al 24 de agosto en el Jackson Hole Meeting 2019, un simposio anual al que asisten docenas de banqueros centrales, legisladores, académicos y economistas de todo el mundo. El documento de BlackRock, cuyos esbozos han sido divulgados en el blog de la institución, expone la propuesta de la oligarquía financiera global para “lidiar” con la recesión económica que se aproxima. Su plan consiste en instalar un régimen de cambio para abandonar lo que ellos llaman la “independencia” de los bancos centrales —que son controlados por la oligarquía de forma privada. Pero esto no implica el regreso a un sistema de banca nacional, como los impulsores del reseteo económico desearían, sino todo lo contrario. Se trata de una operación de bandera falsa mediante la cual usarán el eco-fascismo y a los bancos centrales en fusión con el Estado para para inundar el sistema mediante “entrega directa de dinero” o “inversión directa” (dinero de helicóptero) para calmar a las masas y proteger $ 1.5 billones de activos sin valor, mientras hacen creer a la humanidad que les están salvando y siguen alimentando la burbuja de todo. “Se trata de un claro ejemplo de los esfuerzos desesperados (del Cabal) por ganar algo de tiempo para defender un sistema que está colapsando”, advierte la presidenta del Instituto Schiller, Helga Zepp LaRouche. “Esta estrategia viene de la mano británica y sus aliados como Bolton y Pompeo”, y “es el telón de fondo de los intentos de desestabilizar la escalada de China… en un vano esfuerzo por evitar el ascenso de la Iniciativa del Cinturón y Nueva Ruta de la Seda”.

 

 

1. Jackson Hole Meeting 2019 y la engañosa postura de los bancos centrales ante la recesión económica que ellos mismos provocaron

La corporación global de gestión de inversiones BlackRock, actualmente dirigida por el israelí-estadunidense Larry Fink, es una de las cuatro grandes instituciones financieras que dominan WallStreet, entre cuyos accionistas mayoritarios se encuentran familias como los Rothschild, quienes también controlan el Banco Central de los Estados Unidos (Reserva Federal) que es parte del sistema de bancos centrales con sede en Basilea, Suiza, mejor conocido como Banco de Pagos Internacionales (BIS), a través del cual la nobleza negra internacional roba la riqueza de los bancos centrales de todo el mundo mediante contratos fiscales fraudulentos.

Cada agosto, docenas de banqueros centrales, legisladores, académicos, economistas e inversores de todo el mundo se obsesionan con lo que está sucediendo en un pequeño complejo turístico de Wyoming al borde de la magnífica cordillera de Teton. Tienen buenas razones para hacerlo.

Ben Bernanke y Timothy Geithner

Ben Bernanke y Timothy Geithner durante el Jackson Hole Meeting de 2008.

En las últimas dos décadas, los banqueros centrales han utilizado el simposio anual del Banco de la Reserva Federal de Kansas City en Jackson Hole para planear y señalar cambios en la política monetaria global. Con el temor a la recesión mundial en aumento y la caída de los rendimientos de los bonos, la reunión de esta semana es una de las más esperadas en años.

Al analizar los desafíos que enfrentan los banqueros centrales ante la llegada de la próxima recesión, la Dra. Elga Bartsch, Jefa de Investigación Económica y de Mercados del BlackRock Investment Institute, ha publicado los esbozos de un documento que será sometido a discusión en el simposio Jackson Hole Meeting 2019.

Según el esbozo del documento publicado por BlackRock, las políticas que implementará el sistema de bancos centrales no tiene precedentes. Por ejemplo, una de esas políticas contempla:

“Poner el dinero del banco central directamente en manos del sector público y privado… sin pasar por el canal de tasa de interés cuando este quede exhausto… y haciendo cumplir la coordinación de políticas para que la expansión fiscal no conduzca a un aumento compensatorio en las tasas de interés.”

 

Viniendo de un grupo como BlackRock, estas son palabras que deben leerse con pinzas, sobre todo si recordamos una advertencia del periodista Alex Jones en 2017:

“A mí me informaron fuentes de la comunidad de inteligencia, hace tres años, que pusiera atención a lo que los Rothschild iban a hacer, pues iban a tratar de regresar la riqueza a la gente, no porque sean buenos sino porque no quieren dar pie a una carnicería mundial.”

¿Alguien realmente cree que a estirpes de la nobleza negra —como los Rothschild— les importan los seres humanos como algo más que esclavos?

Entonces, ¿de qué otra manera se puede explicar que el sistema de bancos centrales de pronto quiera regar dinero por el mundo justo cuando la política monetaria se agota y la política fiscal por sí sola es insuficiente ante la inminente recesión económica y el colapso de su sistema financiero? Muy simple: Ellos quieren inundar el sistema con “dinero de helicóptero” y proteger activos sin valor a través de una bonanza que en realidad es una bandera falsa, como veremos a continuación.

jackson hole meeting 2019

 

2. Cambio de régimen en la banca central para aprovechar la recesión económica

En primer lugar, es importante señalar que BlackRock no reconoce que la situación actual ha sido propiciada por el propio sistema de bancos centrales, y sólo se limita a reconocer que el mundo se dirige a una recesión económica inminente:

“Se necesitarán políticas sin precedentes para responder a la próxima recesión económica. La política monetaria está casi agotada a medida que las tasas de interés globales caen hacia cero o por debajo. Las expectativas de inflación arrastran la inflación real.” (Fuente: BlackRock Blog — How central banks might deal with the next downturn).

 

Vea la tabla a continuación.

recesion economica 2020

Fuentes: BlackRock Investment Institute, con datos de Refinitiv Datastream, agosto de 2019. Notas: Este gráfico muestra el cambio real en la tasa anual de inflación subyacente de EE.UU. y las estimaciones de las contribuciones de varios factores económicos. Los factores se desglosan por punto porcentual de contribución a la inflación general implícita de la curva de Phillips desde el punto de partida en 2007. Las estimaciones de la curva de Phillips implícita se basan en parte en el documento de agosto de 2013 The Phillips Curve is Alive and Well. En lugar de modelar las expectativas de inflación a través de los retrasos, utilizamos la medida de las expectativas de inflación similar a la Inflación de modelado de 2010 después de la crisis.

 

BlackRock y Jacob Rothschild anuncian el colapso del modelo liberal banquero financista

Por otro lado, la presidenta del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, advierte que:

“La recesión económica se acerca como un Tsunami, y lo único que no está decidido es si las medidas de los bancos centrales y el G7 van a poder retrasarla hasta el año siguiente. Lo cierto es que va a ocurrir antes de la elección presidencial de 2020.” (Fuente: Schiller Institute, Zepp-LaRouche: A Financial Crash is Coming Like a Big Tsunami).

 

Según Helga Zepp LaRouche, la propuesta de la oligarquía financiera para “lidiar” con la recesión económica es instalar un régimen de cambio para abandonar lo que ellos llaman la “independencia” de los bancos centrales —que de cualquier forma son controlados por la oligarquía internacional de forma privada. Pero esto no implica el regreso a un sistema de banca nacional, como los impulsores del reseteo económico desearían, sino todo lo contrario. Pues lo que ellos proponen es algo así como fusionar los gobiernos y los bancos centrales, e instalar lo que ellos llaman “entrega directa de dinero” (“direct delivery”) o “inversión directa” (“direct investment”) a quien lo necesite. Y cuando ellos hablan de cumplir con los requisitos de inflación no se refieren a bienes físicos sino a mantener creciendo la burbuja de 1.5 billones.

Se trata de “la última estafa financiera proveniente del grupo Black Rock”, que surge así como “un claro ejemplo de los esfuerzos desesperados por ganar algo de tiempo para defender un sistema que está colapsando.” Y es que si bien sus promotores se refieren a este plan como un “cambio de régimen” en la política financiera, en realidad es solo otro esfuerzo para inundar el sistema con “dinero de helicóptero” (1), para proteger $ 1.5 billones de activos sin valor. Esto fue expuesto en la década de 1990 por Lyndon LaRouche, quien desarrolló la pedagogía de su “Triple Curva” para mostrar por qué este enfoque destruirá la economía física y conducirá al caos.

“Esta estrategia es el telón de fondo de los intentos de desestabilizar la escalada de China, y viene de la mano británica y la de sus aliados como Bolton y Pompeo, en un vano esfuerzo por evitar el ascenso de China y su política de la Iniciativa para el Cinturón y Nueva Ruta de la Seda. Si bien Trump quiere un acuerdo con China, sus oponentes, tanto dentro como fuera de su administración, están poniendo al mundo en un rumbo peligroso”, dice Helga Zepp LaRouche. (Fuente: Schiller Institute, Zepp-LaRouche: A Financial Crash is Coming Like a Big Tsunami).

 

Sin embargo, un avance significativo y positivo que ha identificado Helga Zepp LaRouche es la cobertura, en The Guardian, el Washington Post y el Financial Times, de la ideología de la Edad Oscura que se oculta detrás del eco-fascismo, y cómo se está utilizando para crear una bonanza verde para los financieros que de otra manera estarían en bancarrota.

Estos desarrollos son parte de un proceso increíble, que muestra que el sistema no está funcionando, y abre la posibilidad de que un número creciente de personas pueda ver que la solución depende de la proliferación de ideas científicas y una gran cultura, y eso es la base del optimismo.

 

La política de ‘tensión estratégica’ mundial de cara al colapso económico global

 

3. Eco-fascismo y el Banco Central Verde

Helga Zepp-LaRouche también advierte cómo a medida que la Ciudad de Londres y WallStreet pierden el control de la economía a través de métodos antiguos, las élites financieras además de haber provocado este caos financiero prediseñado, están conduciendo el mundo hacia una fase de eco-fascismo mediante el que buscan imponer una dictadura del Banco Central Verde (Green Central Bank) y crear un “Club ecológico de sobrevivientes” que será financiado con proyectos ambientalistas anti-CO2. Y quien no entre al club, será eliminado.

Como la brecha de inversión “verde” requiere que las finanzas se dirijan desde el sector público y privado, los bancos centrales —como instituciones públicas poderosas que sustentan el sistema financiero— deben actualizar sus mandatos y herramientas para garantizar una transición a una economía baja en carbono, como explica Fran Boait en un artículo publicado por la Common-Wealth, pues en sus palabras:

“Un Banco Verde de Inglaterra es fundamental en la transición hacia un Nuevo Tratado Verde.”

Es por eso que, como sugiere Helga Zepp-LaRouche, BlackRock ha publicado un documento sobre “cómo podrían lidiar los bancos centrales con la próxima recesión”, pues su plan está encaminado a justificar e impulsar el ‘Gran Tratado Verde’ cuya raíz genocida se contrapone a la alternativa de la Iniciativa del Cinturón y Nueva Ruta de la Seda.

Y es que por más atractivas que sean las palabras “verde” y “ambientalismo”, primero es importante preguntarse si ¿es genuina esta pasión por salvar al planeta de la “turbulencia humana”?, y si ¿de verdad a estos oligarcas y multimillonarios les importa tanto el planeta como para impulsar un “Nuevo Tratado Verde” tan benevolente como retratan los medios… o ¿hay algo más oscuro en juego?, como explica un artículo de Matthew Ehret publicado originalmente en inglés por Oriental Review bajo el título: “Las raíces genocidas del nuevo acuerdo verde: los límites del crecimiento y el desencadenamiento de Prometeo.”

En su publicación de 1982 “No hay límites para el crecimiento”, Lyndon LaRouche escribió:

“No es el crecimiento de la industria lo que destruye los bosques del mundo. En la mayoría de los casos, la causa es la falta de producción industrial, la falta de una buena gestión industrial de la ecosfera. En los últimos quince años, la mayor causa de destrucción de la ‘ecología’ del mundo ha sido la tolerancia de las políticas exigidas por los llamados ‘ecologistas’, los llamados ‘neo-malthusianos’ del Club de Roma, de el Instituto Internacional para el Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA), del Fondo Mundial para la Naturaleza, el Instituto Aspen, la Fundación Ford, la Fundación Rockefeller, el Sierra Club de los Estados Unidos, y así sucesivamente. No estamos poniendo suficiente energía producida industrialmente, en forma de gestión del agua, productos químicos, etc., en la agricultura de la biosfera de la Tierra. Al mismo tiempo, estamos utilizando biomasa como combustible y otros usos ‘tradicionales’, en los casos en que deberíamos utilizar suministros de energía generados por energía nuclear y materiales modernos, producidos industrialmente, en lugar de madera para la vivienda, etc.”

 

Las raíz genocida del ‘Gran Tratado Verde’, y la Nueva Ruta de la Seda como alternativa

 

 

Fuentes:

Bloomberg — Why Jackson Hole This Year Looks Like One of the Best Ever.

BlackRock Investment Institute — From unconventional monetary policy to unprecedented policy coordination.

BlackRock Blog — How central banks might deal with the next downturn.

Larouche PAC — Zepp-LaRouche: A Financial Crash is Coming Like a Big Tsunami.

Common-Wealth — Green Central Banking.

Mente Alternativa — Las raíz genocida del ‘Gran Tratado Verde’, y la Nueva Ruta de la Seda como alternativa.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion