Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Los tiroteos y las peticiones de ‘control de armas’ —la hipocresía de la clase dirigente al descubierto

Por Michael Hoffman

El 15 de abril se produjo otra masacre por arma de fuego, en este caso en Indianápolis, Indiana. Esto sigue a los recientes y trágicos tiroteos del 23 de marzo en Boulder, Colorado, y en salones de masaje en Atlanta, Georgia, el 16 de marzo. Que Dios se apiade de las víctimas y sus familias. Si los ciudadanos hubieran estado armados, habrían podido salvar vidas deteniendo antes a los asesinos. Los medios de comunicación corporativos suprimen el hecho de sentido común de que desarmar al pueblo estadounidense sólo nos hace más vulnerables a los lunáticos violentos que produce nuestra sociedad enferma.

Además, esta tierra culpable estará sumergida en sangre mientras la sangre de millones de seres humanos no nacidos, “el más pequeño de sus hermanos”, se derrame en el holocausto del aborto. La violencia deshumanizada dentro del vientre materno engendra la misma violencia fuera de él. Esta verdad no justifica en absoluto los terribles tiroteos de los estadounidenses. Sin embargo, es hora de que reconozcamos que el asesinato masivo de 60 millones de seres humanos inocentes a través del aborto, institucionalizado por el Tribunal Supremo a partir de 1973, es un factor que contribuye a la degeneración moral y a la psicosis absoluta que merodea cada vez más por nuestras calles, tiendas, escuelas y lugares de trabajo.

Además, cuando los demócratas y los medios de comunicación piden una reducción radical de la tenencia de armas en Estados Unidos, no se refieren a los permisos de armas que poseen, ni a los guardias fuertemente armados que rodean el Congreso mientras escribimos estas palabras, ni a la gente de seguridad armada que protege a Biden, Obama, Hillary y a más multimillonarios de los que podemos nombrar.

Muchos lectores de esta columna son plenamente conscientes de que el control de armas es un eufemismo para desarmar a la gente común, no a los peces gordos y a los “conectados”. Sus vidas valen más que las nuestras. Los “Apóstoles de Cambridge” de Inglaterra definieron la dicotomía de la sociedad secreta a principios del siglo pasado. Consideran que nosotros, el pueblo, somos meros fenómenos, mientras que sólo ellos -nuestros amos- son la realidad. Nuestros Señores siempre estarán protegidos por las armas mientras predican el “control” y la confiscación de las armas al hombre y la mujer comunes.

En sus conversaciones, cartas al editor, blogs y tweets, este derecho hipócrita es el hecho irrefutable que debe ser puesto en el foco público. ¿Quitar las armas? Empiecen por las armas de fuego que protegen a George W. Bush y Dick Cheney, a Bill y Hillary, a Biden y Obama, y a los plutócratas. Cuando eso ocurra entonces sabremos que van en serio con el control de armas. Hasta entonces, es una treta para dejar indefensos a los que más temen: el pueblo estadounidense.

 

Fuente:

Michael Hoffman, Revisionist History: The Shootings and the Calls for “Gun Control”. The Hypocrisy of the Ruling Class Revealed.

Contenidos

El 20 de febrero, Estados Unidos vetó una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que exigía un alto al fuego humanitario inmediato...

Contenidos

En un artículo publicado en su blog, el periodista de investigación estadounidense, Leo Hohmann, expresa su profunda preocupación por el estado de la sociedad...

Ciencia y Tecnología

El 15 de febrero, científicos del Environmental Working Group de Washington y la Universidad Médica de Carolina del Sur, publicaron un estudio en el...

Contenidos

La Fuerza Aérea y la Fuerza Espacial de Estados Unidos han dado a conocer una importante revisión de la estructura de sus fuerzas con...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram