Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Hipersexualización de la guerra: Cómo el ejército recurre a las E-Girls para difundir propaganda y reclutar a la Generación Z

El ejército israelí ha utilizado a mujeres jóvenes para vender su proyecto de apartheid e hipersexualizar la vida en el ejército con el objetivo de reclutar más y durante más tiempo que otros ejércitos. En esta investigación, el periodista Alan MacLeod explora el fenómeno hasta dar con las raíces de las nuevas estrategias de reclutamiento del Pentágono en su intento de atraer a la Generación Z.

 

Por Alan MacLeod

En medio de una crisis de reclutamiento, el ejército estadounidense ha encontrado una nueva forma de convencer a una Generación Z cansada de la guerra para que se aliste: las trampas de la sed.

La principal de estas atractivas jóvenes de uniforme que publican contenidos sexualmente sugerentes junto a sutiles (y a veces no tan sutiles) llamamientos a alistarse es Hailey Lujan. Entre las trampas para la sed y los memes, esta joven de 21 años exalta la diversión de la vida en el ejército a sus 731.000 seguidores de TikTok. “No vayas a la universidad, hazte agricultor o soldado”, dice en un vídeo reciente. “Sólo un consejo para los más jóvenes: si no vas a la escuela, no pasa nada. Yo dejé la universidad. Y me va muy bien”, añade.

 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Lujan (@haylujan)

 

Si Luján parece una psyop (una operación psicológica) es porque, técnicamente, lo es. Luján es una especialista en operaciones psicológicas; una de las pocas personas del Ejército cuyo trabajo consiste en llevar a cabo operaciones de influencia y desinformación, ya sea dentro o fuera de Internet. Así, está utilizando su feminidad para reclutar legiones de adolescentes lujuriosas en una institución con un infame historial de sexismo y agresiones sexuales contra mujeres soldado.

Según Luján, ser soldado es el “trabajo más guay del mundo”. Desde luego, ella hace que la vida en el Ejército parezca divertida, ya que baja muros haciendo rápel, dispara un obús y vuela en un helicóptero Apache. “La 101ª División Aerotransportada sabe lo que las chicas (y los chicos) quieren de verdad”, comenta mientras juega con un robot de alta tecnología teledirigido.

Hasta finales del año pasado, las cuentas de Luján en las redes sociales eran mucho más discretas. Pero cuando empezó a aparecer con poca ropa o en sugerentes vídeos e imágenes de temática militar, su número de seguidores aumentó hasta casi tres cuartos de millón sólo en TikTok. A juzgar por los comentarios, su ejército de seguidores ve la vida militar bajo una nueva luz.

 

@lunchbaglujan coolest job in the world #goarmy #101stairborne ♬ original sound – jenna

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Hay muchos miembros del servicio activo con gran número de seguidores en las redes sociales, pero lo que hace destacar a Luján es su humor fuera de lo común, al estilo Gen-Z, y cómo se apoya en la idea de que es una operación de propaganda militar. Con vídeos titulados “Mis superiores me obligaron a publicar esto”, “No avalado por el Departamento de Defensa 😉 :3” o “el fedpost más sano”, se deleita con capas de ironía y parece disfrutar con la cuestión de “soy o no soy” que la gente debate constantemente en sus respuestas y menciones.

Sin embargo, la ironía se dispara con los vídeos de Luján sobre operaciones psicológicas. En un vídeo titulado “nadie es inmune a la propaganda”, incluso comparte contenidos en los que explica cómo el gobierno de Estados Unidos manipula la opinión pública a través de los medios de comunicación. Al más puro estilo Gen-Z, tituló otro de sus vídeos “propaganda, esta propaganda, déjame hacerles una propaganda a los yitties”.

 

@lunchbaglujanSomething astronomically Federal happened along the way♬ original sound Lujan 🧸⚡️

 

Como han hecho muchas e-girls populares, ha diversificado su contenido, produciendo un calendario y camisetas para que las compren sus batallones de simps leales. Su sitio web oficial se llama Sike Ops.

El contenido de Luján parece formar parte de una nueva y extraña estrategia de divulgación militar, que escandaliza tanto a académicos como a expertos militares. “Mi principal reacción es de disgusto y decepción. La gente como Luján es la razón por la que acabé declarándome objetora de conciencia durante la guerra de Irak”, Rosa del Duca, profesora adjunta de periodismo en el Diablo Valley College y autora de “Breaking Cadence: One Woman’s War Against the War” a MintPress, añadiendo:

No puedo creer que se salga con la suya publicando algunas de estas cosas. Todo el mundo aprende en el campamento militar que, cuando se lleva uniforme, no se puede actuar de forma poco profesional, o te metes en un buen lío. Tal vez [los mandos del Ejército] vieron lo populares que son las publicaciones de Luján, y cómo básicamente está reclutando para ellos, y la dejaron en paz”.

Matthew Alford, especialista en medios de comunicación y propaganda de la Universidad de Bath (Reino Unido), se mostró igualmente sorprendido por su contenido. “El contenido y los mensajes de Luján son salvajes. Si realmente está siendo utilizada por los militares para el reclutamiento, entonces hemos entrado en un mundo nuevo, valiente y extraño de las estrategias de reclutamiento del Ejército”, dijo a MintPress.

 

 

VAN EHT NIOJ

No hay duda de que Luján es consciente de que funciona como una nueva y vanguardista herramienta de reclutamiento del Ejército. En un cortometraje realizado con un colega militar influyente, ella es el bonito cebo militar que atrae a los jóvenes al servicio. El cortometraje muestra a un joven frente a un centro de reclutamiento del Ejército, decidido a no alistarse, sólo para ver a la soñadora Luján entrar en el edificio, tras lo cual se alista en medio de una bruma de calentura.

 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by The Big Green Weenie (@duty.logbook)

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Así pues, está claro que Luján es una herramienta de reclutamiento militar. La única cuestión es si el Ejército, famoso por su preocupación por la imagen, aprueba tácitamente su contenido o si está íntimamente implicado en su producción. MintPress pidió aclaraciones al Departamento de Defensa, pero no ha recibido respuesta.

No obstante, Edward Bernays, el padre de la propaganda moderna, podría concluir que poco importa si Lujan es o no una operación psicológica del Ejército; la consecuencia sigue siendo conseguir que jóvenes impresionables asocien la lujuria con el ejército, relacionando el deseo sexual con las fuerzas armadas -en efecto, excitándoles para la guerra.

El hecho de que Lujan sea una especialista en operaciones psicológicas del Ejército hace que toda la situación sea aún más sospechosa, dado que su trabajo consiste en convencer, persuadir y hacer propaganda de formas nuevas y creativas. La descripción de la función en el sitio web de reclutamiento del Ejército suena inquietantemente similar a su propio contenido. “Como Especialista en Operaciones Psicológicas, serás un experto en persuasión”, se lee, añadiendo:

Evaluarás y desarrollarás la información necesaria para influir y atraer a públicos específicos. Transmitirás información importante a través de diversos medios y ayudarás a gobiernos, ejércitos y poblaciones civiles estadounidenses y extranjeras.”

Varios vídeos sugieren que Lujan está vinculada a la 101ª División Aerotransportada. Los datos de localización muestran que tiene su base en Fort Campbell, una gran instalación militar en la frontera entre Tennessee y Kentucky que alberga a la histórica división. El año pasado, participó en Saber Junction 22, un enorme ejercicio militar en Alemania, en el que participaron miles de tropas de Estados Unidos, Italia, Rumanía, Turquía, Reino Unido y una serie de Estados aliados de la OTAN.

 

 

EJÉRCITOS DE SIMPS

Sin embargo, Luján no es ni mucho menos el único militar que promociona su vida en TikTok (#MilTok). Juliana Keding -una policía militar con más de 900.000 seguidores- combina regularmente trampas para la sed con vídeos sobre la vida en el Ejército. Por su parte, Rylee (@RyeRoast, 468.000 seguidores en TikTok), médico de las Fuerzas Aéreas de EE.UU., se ha inclinado incluso por la idea de que su personaje en línea es también una operación psicológica. Sin embargo, su contenido es menos evidente y no se trata de un reclutamiento duro. De hecho, rara vez hablan de ello.

 

@bigdaddyjujuonthatbeat To clarify (and so i dont get in trouble) id gaf about other’s opinions of me or about excuses 😂 HAPPY MONDAY!!! #MADEBEFOREWORKINGHOURS #trending #viral #fyp #foryoupage #foryou #miltoks #miltok #miltokcommunity #femalemarines #usmc #marines #navy #army #airforce #military #marinecorps #hair #hairtutorial #buntutorial ♬ MuffinTops – Jimmy Baggz

 

Sin embargo, está claro que los poderes fácticos aprecian que sus contenidos promuevan sutilmente la vida militar. La guía oficial de medios de comunicación del Ejército del Aire afirma que “se le anima a utilizar los medios sociales para compartir sus experiencias como aviador”, ya que “sus historias pueden inspirar a alguien a alistarse en el Ejército del Aire, apoyar al Ejército del Aire, consolar a un padre o cónyuge, mejorar la moral o corregir información inexacta”. Eso sí, más vale que esas experiencias sean positivas, ya que también se advierte de que compartir el tipo de información equivocada (es decir, contenidos que muestren a las Fuerzas Armadas bajo una mala luz) “podría poner en peligro su carrera y la de su aviador”.

“Mis jefes son plenamente conscientes de mis redes sociales y, de hecho, me apoyan mucho”, afirma Rylee en un vídeo. “Me encantaría que me pagaran [sic] por esto, lmao”, comenta en otro, sugiriendo que trabaja por su cuenta.

 

@ryeroast Replying to @aidanjeffes you think i get payed for this ? 🤡 #miltok #military #womeninmilitary #womeninuniform #medic #afmedic #airforce #army #navy #marinecorps #coastguard #spaceforce #fyp #foryou #foryoupage #fypシ #pysop ♬ im not a bad guy – reira

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Quizá la estrella más parecida a Luján en tono y contenido sea la policía militar de las Fuerzas de Defensa israelíes Natalia Fadeev, alias @GunWaifu. Con 2,7 millones de seguidores en TikTok, Fadeev es la reina del paso de simpática a soldado, publicando contenidos muy sugerentes junto a apasionadas defensas de Israel. Sus vídeos (muchos de los cuales han recibido más de un millón de visitas cada uno) sugieren que los palestinos son un pueblo inventado, que Israel es un refugio seguro para los grupos LGBT y que las FDI son el ejército más moral del mundo. Además de la propaganda, Fadeev también ha coqueteado con la idea de que su cuenta es una operación psicológica israelí.

 

 

LOS YOUTUBERS SE ALISTAN EN EL EJÉRCITO

Sin embargo, TikTok no es el único campo de batalla por las mentes de los jóvenes. El año pasado, una parte significativa del presupuesto de defensa de la administración Biden, que batió el récord de 857.000 millones de dólares, se destinó a publicidad. El Ejército, en particular, ha gastado grandes sumas de dinero colaborando con algunas de las mayores estrellas de YouTube para producir vídeos de reclutamiento apenas disimulados.

La estrella de YouTube Michelle Khare (3,71 millones de suscriptores) “se unió al Ejército” para su vídeo, viajando a Fort Benning, GA, donde se enfrentó a carreras de obstáculos, practicó puntería y se entrenó para saltar desde un avión. Pasando por alto la infame reputación del fuerte por entrenar a muchos de los dictadores militares más brutales del mundo, el vídeo termina con el mensaje: “A los soldados y veteranos del Ejército, gracias por vuestro servicio”. En el recuadro de descripción aparecen múltiples hashtags a favor del Ejército, además de un enlace de afiliación para apuntarse al servicio. El vídeo ya ha recibido 2,8 millones de visitas.

En abril, el mega influencer de YouTube Ben Azelart publicó un vídeo asociado sorprendentemente similar al de Khare, titulado “YouTubers vs. U.S. Army” en el que también daba glamour a la vida militar, entrevistando a un oficial que le dijo que el Ejército es, en esencia, sobre:

La transformación absoluta del individuo en una versión mejor y más realizada de sí mismo. Como miembro valioso de un equipo, salir de tu zona de confort, hacer algo nuevo, desafiarte a ti mismo, pero recibiendo ánimos durante todo el camino”.

Y al igual que Khare, Azelart se cuidó de dirigir a sus 20,8 millones de suscriptores hacia un enlace de reclutamiento del Ejército, declarando: “Los retos que tuvimos que soportar fueron tanto física como mentalmente desafiantes, ¡pero tan gratificantes! El Ejército es una oportunidad, un puente hacia el autodesarrollo y un lugar donde puedes ser un miembro valioso de un equipo independientemente de tu ciudad natal, etnia o sexo”.

 

 

Mientras tanto, la estrella profesional de los videojuegos Doug “Censor” Martin voló a Fort Carson, CO, para rodar un extenso anuncio adulador del ejército, presentando la vida en el ejército como si fuera jugar al videojuego de disparos militar “Call of Duty”.

“Sin vosotros, ¿qué tenemos?” dice Martin a los soldados con los que se encuentra, añadiendo;

Os queremos; os apreciamos a todos, chicos. Si estáis interesados en alistaros en el Ejército, hay muchas carreras diferentes, más de 200 carreras. Si queréis más información, haced clic en los enlaces de abajo. Me lo he pasado muy bien viniendo aquí, es una experiencia única en la vida”.

Este tipo de contenido es mucho más potente que los simples anuncios entre programas de televisión de antaño. En primer lugar, porque es el espectáculo y permite al Ejército exhibirse ante millones de espectadores impresionables, la mayoría de los cuales no sabe diferenciar entre contenidos pagados y no pagados. Además, viene de la mano de estrellas a las que los espectadores quieren, respetan y en las que confían.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

 

MÁQUINA DE GUERRA

La diferencia, sin embargo, entre estos y otros anuncios que hacen las estrellas de YouTube es que no están vendiendo a su sugestionable público joven refrescos o zapatos, sino que intentan convencerles de que se unan a la máquina de matar más sofisticada y despiadada del mundo. Un nuevo estudio del proyecto Costs of War de la Universidad Brown calcula que 4,5 millones de personas han muerto como consecuencia de las guerras de Estados Unidos posteriores al 11-S, principalmente en Irak, Afganistán, Siria, Yemen y Pakistán. Además, el informe calcula que al menos 38 millones de personas más se han visto obligadas a huir de sus hogares. Sin embargo, este tipo de devastación brutal ni siquiera se insinúa en estos vídeos promocionales.

Estados Unidos es una nación adicta a la guerra, que ha pasado 229 de sus 247 años de existencia en algún tipo de conflicto. Controla una red de más de 800 bases militares repartidas por todo el planeta y, según un informe del Congreso, ha llevado a cabo la asombrosa cifra de 251 intervenciones militares en el extranjero desde el final de la Guerra Fría en 1991. Un nuevo informe elaborado por el Instituto de Estudios Políticos muestra que Estados Unidos gasta más en su ejército que 144 naciones juntas.

Este impulso constante hacia la guerra se cobra un alto precio entre los reclutas que se alistan. La tasa de deserción laboral es extremadamente alta; sólo el 17% de los militares en servicio activo permanecen el tiempo suficiente para obtener algún tipo de pensión. Los veteranos se quejan de las promesas incumplidas de los reclutadores, mientras que cada año se suicidan entre 6.000 y 7.000 veteranos.

Del Luca también señaló que las mujeres lo pasan especialmente mal. “El ejército es extremadamente sexista;

Incluso la VA está de acuerdo en que 1 de cada 3 mujeres de uniforme sufre agresiones sexuales mientras ‘sirve’. Pongo ‘sirviendo’ entre comillas porque no veo que se haga un servicio útil. A los jóvenes que se alistan en el ejército se les enseña a matar y a usar armas y a seguir órdenes y a callarse”.

Estos anuncios cuidadosamente coreografiados no dicen nada sobre estas duras realidades, sino que pintan una imagen de color de rosa de la vida en uniforme como una de oportunidades sin fin y servicio digno.

 

 

BOMBARDEO PROPAGANDÍSTICO

Enfrentado a un déficit de reclutamiento, el ejército se ha estado promocionando agresivamente hacia generaciones cada vez más jóvenes. El Ejército ha patrocinado torneos de videojuegos, incluso ha creado su propio equipo de deportes electrónicos y ha intentado reclutar directamente a adolescentes en sitios de streaming como Twitch. La plataforma, propiedad de Amazon, tuvo que tomar medidas drásticas contra esta práctica después de que los militares utilizaran falsos sorteos de premios que atraían a jóvenes espectadores impresionables a sitios web de reclutamiento.

Como se detalló en una investigación anterior de MintPress, las Fuerzas Armadas también colaboran estrechamente con empresas de videojuegos en títulos como “Call of Duty”, enviando a ejecutivos para asegurarse de que se convierten, en sus propias palabras, en “defensores más creíbles” del poder estadounidense.

Mientras tanto, la investigación del Dr. Alford ha expuesto cuán profunda se ha vuelto la conexión entre Hollywood y el Pentágono, con el Departamento de Defensa esencialmente coproduciendo miles de películas y programas de televisión. “En nuestro libro de 2017 ‘National Security Cinema’ enumeramos alrededor de 2000 títulos trabajados por el Estado. Para cuando nuestra película, ‘Theaters of War’ se estrenó en 2022, teníamos pruebas de 10.000. Esto sugiere un increíble nivel de manipulación pública y encubrimiento”, declaró a MintPress.

Estos títulos incluyen una amplia gama de éxitos de taquilla, como “Iron Man”, “Los Vengadores” y “Top Gun: Maverick”, hasta entretenimiento ligero como “Teen Idol”, “The Price is Right” y “The Ellen DeGeneres Show”.

La propaganda militarista está por todas partes en la cultura pop. El vídeo musical de Katy Perry para “Part of Me” está rodado en Camp Pendleton, California, y muestra a la estrella alistándose en los Marines para superarse. Mientras tanto, las Grandes Ligas de Béisbol celebraron el mes pasado lo que denominaron una “semana de agradecimiento militar”, en la que los jugadores, entrenadores y todo el personal de campo recibieron instrucciones de llevar gorras de camuflaje “inspiradas en el servicio” y se les animó a llevar calcetines, cascos y otras prendas de camuflaje. Algunos equipos van más allá: los Washington Nationals organizan este verano seis partidos del “Día de las Ramas”, dedicados a las seis ramas del ejército estadounidense. Los actos están patrocinados por el fabricante de armamento Raytheon Technologies. Las Grandes Ligas de Béisbol no respondieron a las preguntas de MintPress, pero las anteriores exhibiciones ultranacionalistas no fueron arrebatos independientes de patriotismo, sino actos cuidadosamente planificados y pagados por el ejército, lo que significa que el contribuyente pagó la factura por exponerse a semejante propaganda.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Ahora está bien establecido (si no es bien conocido) que el Departamento de Defensa también dispone de un gigantesco ejército clandestino de al menos 60.000 personas cuyo trabajo es influir en la opinión pública, la mayoría haciéndolo desde sus teclados. Un reportaje de Newsweek de 2021 describía la operación como “La mayor fuerza encubierta que el mundo haya conocido jamás”, advertía de que este ejército de trolls probablemente estaba infringiendo la legislación nacional e internacional, y explicaba que,

Se trata de cibercombatientes y recolectores de inteligencia de vanguardia que asumen falsos personajes en línea, empleando técnicas de ‘no atribución’ y ‘atribución errónea’ para ocultar el quién y el dónde de su presencia en línea mientras buscan objetivos de alto valor y recopilan lo que se denomina ‘información de acceso público’, o incluso participan en campañas para influir y manipular los medios sociales”.

Los Archivos de Twitter expusieron además la oscura propaganda del Departamento de Defensa, mostrando cómo trabajaba con Twitter para llevar a cabo un proyecto de influencia dirigido por Washington en todo Oriente Medio, incluso cuando Twitter afirmaba que estaba trabajando para acabar con las operaciones de desinformación respaldadas por el extranjero.

 

 

NO ES NUESTRA GUERRA

A pesar de todos los intentos creativamente distópicos de presentarse como una fuerza positiva para los jóvenes, no está nada claro que el ejército esté consiguiendo su objetivo. En 2022 se registraron las cifras de reclutamiento más bajas desde la abolición del servicio militar obligatorio en 1973. Sólo el Ejército incumplió su objetivo de alistamiento en un 25%, es decir, 15.000 soldados en servicio activo. Se espera que las cifras para 2023 sean aún más desalentadoras. Un gran número de miembros de la Generación Z no reúnen los requisitos para el servicio por razones médicas, y aún son menos los que desean alistarse. Según una encuesta reciente, los jóvenes estadounidenses están decididamente en contra de convertirse en una pieza de la maquinaria bélica; sólo el 9% de los Zoomers expresa algún interés en alistarse en las Fuerzas Armadas.

Según la Secretaria del Ejército estadounidense, Christine Wormuth, esto se debe en gran parte a las muchas “ideas equivocadas” que la gente tiene sobre los soldados que sufren acoso sexual, desarrollan un trastorno de estrés postraumático o se suicidan por lo que han visto. Otros, como Del Luca, consideran que se trata de preocupaciones justificadas. Los militares, dice, se aprovechan de adolescentes idealistas desesperados que intentan encontrar una salida a sus circunstancias vitales o ir a la universidad.

Todos y cada uno de los veteranos que conozcas te dirán que las expectativas que tenían antes de alistarse eran muy distintas de cómo acabó su servicio”, afirma; “espero que los adolescentes se den cuenta de que están siendo cazados y atraídos por reclutadores que tienen un cupo que cubrir… Si el ejército fuera una profesión magnífica y honorable, no necesitarían gastarse 6.000 millones de dólares al año en sobornar a la gente para que se alistara”.

Aunque todavía no se sabe con certeza si realmente están dirigiendo y pagando por ello, lo que está claro es que el ejército estadounidense espera que las E-girls formen parte de su solución de reclutamiento, convirtiendo ejércitos de adolescentes estadounidenses cachondas de simps en soldados.

 

Cómo las élites anglo-estadounidenses promueven la alienación disfrazada de progresismo para acondicionar a las masas a su agenda de transhumanismo y orden a través del caos

 

 

Fuente:

Alan MacLeod, en MPN: From Simp To Soldier: How The Military Is Using E-Girls To Recruit Gen Z Into Service.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Contenidos

La mayoría de las personas no creen que realmente poseen algo a menos que conserven el título a su propio nombre. Los Rockefeller saben...

Contenidos

La “Conferencia con motivo del 15º aniversario de la quiebra de Lehman”, patrocinada por la organización sin ánimo de lucro Better Markets el pasado...

Contenidos

No hay casualidades en el mundo de la política, afirma Thierry Meyssan. Los franceses no entienden por qué los africanos están expresando rechazo a...

Contenidos

Por Red Voltaire En Níger, el gobierno de Francia se ha metido en una trampa. París se empeña en considerar ilegítimo el gobierno de...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY