Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Está naciendo un nuevo paradigma. ¿Viviremos para verlo?

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Está surgiendo un nuevo paradigma y las amenazas económicas de Occidente no pueden detenerlo. Sólo una guerra nuclear podría garantizar el descarrilamiento del gran potencial del futuro. Y esa es precisamente la dirección en la que el establishment angloamericano/OTAN está conduciendo al mundo. ¿Es demasiado tarde para que el Reino Unido/Estados Unidos/OTAN quiten el dedo del gatillo? ¿Actuará usted para determinar la respuesta a esta pregunta?

 

Por Executive Intelligence Review

¿Cuál es el futuro que prevén las naciones de la OTAN? ¿Tiene el concepto de futuro siquiera una existencia significativa en la Casa Blanca, el Palacio de Buckingham o la Ciudad de Londres? ¿Dónde está la fuente de crecimiento económico? ¿Dónde está el impulso apasionado de unir a las naciones del mundo para garantizar un suministro adecuado de alimentos, el fin de la pobreza mediante la creación de infraestructuras sanitarias y de otro tipo, o un programa de choque al estilo del Proyecto Manhattan para la fusión nuclear? ¿Acaso las élites reunidas en Davos quieren alcanzar esos objetivos?

Nikolay Patrushev, secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, (en ruso) dice que el afán de guerra y dominación que exhiben hoy las élites angloamericanas no es nada nuevo: “El estilo de los anglosajones no ha cambiado en siglos. También hoy en día siguen dictando sus condiciones al mundo, ignorando arrogantemente los derechos soberanos de los países.” Mientras las élites de la City de Londres y de Wall Street “ocultan sus acciones tras la retórica de los derechos humanos, la libertad y la democracia”, el efecto es provocar crisis económicas y condenar a millones de personas a la inanición limitando el acceso a los cereales, los fertilizantes y los recursos energéticos. Estas élites “siguen adelante con la doctrina de los ‘mil millones de oro’, que implica que sólo unos pocos elegidos tienen derecho a la prosperidad en este mundo”, explicó. “La situación de todos los demás es la de esforzarse por su bienestar”.

Y para aquellos en el mundo con la soberanía y la capacidad de rechazar ese trabajo, de trazar un camino diferente, hay palabras fuertes y un palo nuclear.

El ex embajador de Estados Unidos y gran experto en China, Chas Freeman, ha arremetido contra Biden por su declaración de que Estados Unidos defendería a Taiwán por la fuerza, en caso de que Pekín decidiera actuar militarmente contra la isla. “Los chinos no pueden ignorar esta declaración, que es peor que una metedura de pata, porque proporciona a China un casus belli”, declaró.

“Es la cuarta vez este año que la Casa Blanca trata de retractarse de las declaraciones del Presidente en las que compromete a Estados Unidos a entrar en guerra con China por Taiwán. Tales retractaciones tienen cero credibilidad en Pekín, entre otras cosas porque se hacen eco de un aparente consenso en el establishment de Washington que se refleja en los presupuestos de defensa y en las decisiones sobre la estructura de las fuerzas.”

En su intervención en el Foro Económico Mundial, Henry Kissinger, que alcanzará la edad de 99 años el viernes 27 de mayo, advirtió que el conflicto de Ucrania podría “remodelar el mundo tal y como lo conocemos … podemos entrar en un espacio en el que … Rusia esté totalmente aislada”. Rusia forma parte de Europa desde hace 400 años, recordó, y expresó su preocupación por la posibilidad de que Rusia se vea abocada a una alianza con China. Quizás alguien debería decirle a Sir Henry que ese barco ya ha zarpado.

En la manifestación más reciente de los crecientes lazos entre Rusia y China, que ambos países conmemoraron en su acuerdo del 4 de febrero, el Ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergey Lavrov, declaró el 23 de mayo: “Ahora que Occidente está adoptando la posición de un dictador, nuestros lazos económicos con China crecerán aún más rápido”. De hecho, la embestida de las sanciones contra Rusia proporcionará “la oportunidad de poner en práctica los planes de desarrollo del Lejano Oriente y Siberia Oriental”. La mayoría de los proyectos con China se concentran allí. Se trata de una oportunidad para hacer realidad nuestro potencial en el campo de la alta tecnología, incluida la energía nuclear, pero también en una serie de otros ámbitos”.

El 24 de mayo, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Wang Wenbin, respondió que “China aprecia las observaciones del ministro de Asuntos Exteriores Lavrov…. Las relaciones entre China y Rusia han resistido la nueva prueba del cambiante panorama internacional y siguen avanzando en la dirección correcta”. La cooperación de los países “no está dirigida a ningún tercero y no se verá afectada por otros”. Los dos “seguirán comprometidos con la promoción de un mundo multipolar y una mayor democracia en las relaciones internacionales, defendiendo el verdadero multilateralismo y oponiéndose a los comportamientos hegemónicos y a la confrontación de bloques en las relaciones internacionales.”

Está surgiendo un nuevo paradigma.

Las amenazas económicas de Occidente no pueden detenerlo. Los intentos de hacer que el mundo se suicide con el pretexto de combatir el cambio climático no tendrán éxito. La creciente crisis alimentaria servirá de poderoso (aunque potencialmente doloroso) golpe contra esa perversa ideología verde. Tasas explosivas de inflación, interrupciones a gran escala de las cadenas de suministro y abastecimiento, son manifestaciones de una decisión tomada por primera vez hace décadas, y repetidamente ratificada, de apartar a las principales instituciones del mundo de la perspectiva de desarrollo anticolonialista imaginada por Franklin Roosevelt al final de la Segunda Guerra Mundial. Pero el poder de ese mundo unipolar está destrozado.

Sólo una guerra nuclear podría garantizar el descarrilamiento del gran potencial del futuro. Y esa es precisamente la dirección en la que el establishment angloamericano/OTAN está conduciendo al mundo, a través de interminables ataques a Rusia y China, incluyendo el anuncio la semana pasada de Suecia y Finlandia de que ellos también buscarían unirse a la OTAN.

¿Es demasiado tarde para que el Reino Unido/Estados Unidos/OTAN quiten el dedo del gatillo, saquen la cabeza del culo y cooperen con sensatez con Rusia, China, India y otras grandes naciones, para desterrar la pobreza del mundo, dar paso a un renacimiento de las infraestructuras y el desarrollo científico, y cerrar la puerta para siempre a la geopolítica?

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

¿Actuará usted para determinar la respuesta a esta pregunta?

Hoy, 25 de mayo, el Instituto Schiller de Dinamarca y Suecia organizan conjuntamente un acto a partir de las 07:30 EDT, 13:30 CET, titulado “Por qué Finlandia y Suecia no deben entrar en la OTAN: Necesitamos una nueva arquitectura de seguridad y desarrollo para todas las naciones, no un fortalecimiento de los bloques geopolíticos”.

Y el jueves 26 de mayo, un poderoso panel de líderes militares y de inteligencia cuerdos participan en un evento del Instituto Schiller titulado “Los expertos militares y de seguridad de Estados Unidos y Europa advierten: La locura de los políticos amenaza con la guerra nuclear”. Ese evento comienza a las 11:00 EDT, 17:00 CET.

Las invitaciones y la inscripción están disponibles en el sitio web del Instituto Schiller.

 

Colapso hiperinflacionario, hambruna y riesgo de guerra nuclear: ¿dónde está el liderazgo?

 

Fuente:

Executive Intelligence Review: A New Paradigm Is Coming Into Being. Will We Live To See It? EIR LEAD EDITORIAL FOR WEDNESDAY, MAY 25, 2022.

Te puede interesar

Contenidos

Por Red Voltaire Mientras que los jefes de Estado y/o de gobierno de los países de la OTAN se reúnen en Madrid y ‎se...

Contenidos

Por Kontra Info La OTAN aprobó este miércoles su “nueva estrategia”, en la que afirma que China “desafía sus intereses, seguridad y valores”, y...

Contenidos

Por Red Voltaire El presidente Joe Biden proclamó públicamente que “no habrá botas estadounidenses ‎en Ucrania” y sus repetidores de la OTAN nos remachan...

Contenidos

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, admitió recientemente algo que ya sabíamos: “La OTAN se ha venido preparando para una confrontación con...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY