Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Entre la vida y la catástrofe: El mundo está entrando en el periodo más peligroso de la historia moderna

Por Stewart Battle

El mundo está entrando en el periodo más peligroso de la historia moderna, y se está haciendo todo lo posible para evitar que se produzca un cambio. Hay una cuenta atrás para la guerra mundial, y hay que despertar a más gente ante el peligro y darles una idea de cómo resolverlo.

El conflicto ucraniano es la prueba de que, a pesar de la evidente realidad de que la guerra no se puede ganar militarmente, los ideólogos de Washington y Londres se niegan a dejar que eso les detenga, y en su lugar siguen insistiendo en la “derrota” total de Rusia. Un artículo publicado el 25 de febrero en el New York Times ilustra cómo, de hecho, ha habido una “guerra en la sombra a toda marcha” durante una década entre Estados Unidos y Rusia, en la que la CIA ha establecido profundas redes en Ucrania que han ayudado en todo, desde asesinatos hasta la formación del actual jefe de inteligencia del país.

Un diputado ucraniano ha reiterado ahora su llamamiento a devolver las armas nucleares a Ucrania, una declaración que no debe considerarse sólo como procedente de un loco solitario, sino más bien que se está fomentando este tipo de retórica enloquecida. Del mismo modo, la votación del 22 de febrero de Alemania en el Bundestag para enviar “sistemas de armas de largo alcance” a Ucrania está preocupando con razón a muchos por el peligro de llevar a Alemania, un país de la OTAN, directamente a la guerra si se entregan. Aunque sus misiles “Taurus” aún no han sido aprobados, nos está acercando más al cable trampa sobre el que Rusia se verá obligada a responder.

Las recientes admisiones del próximo fracaso de la guerra de Ucrania, como el ex portavoz del Centcom, el coronel Joe Buccino, y el miembro senior del Council on Foreign Relations, Charles Kupchan, son útiles y pueden ayudar a limpiar a la gente de algunos de sus delirios. Otra acusación que se está esfumando es la formulada contra Putin por la muerte, el 16 de febrero, del favorito de Occidente, Alexey Navalny. No sólo se devolvió su cuerpo a su familia en el momento oportuno, sino que el jefe de la inteligencia militar ucraniana declaró que “puedo decepcionarles, pero sabemos que murió de un coágulo de sangre”.

En conversación mantenida hoy con asociados, Helga Zepp-LaRouche subrayó que, si se hace inventario de los principales acontecimientos en el mundo, este año se perfila como un año muy volátil. El presidente brasileño Lula da Silva dirige el G20, el presidente húngaro Viktor Orbán dirige la UE, Rusia dirige los BRICS y es probable que Trump gane las elecciones estadounidenses. Así pues, el panorama mundial está garantizado. Añádase a esto la fragilidad del sistema financiero, que podría derrumbarse en cualquier momento, el plan para introducir una nueva moneda de reserva, y que las naciones BRICS siguen convirtiéndose en la dinámica dominante en el mundo. En conjunto, está claro que el mundo entero podría cambiar en la dirección de un nuevo sistema económico, a menos, por supuesto, que se inicie una guerra nuclear para evitarlo.

Ante esta situación, Zepp-LaRouche dijo lo siguiente:

“Lo único racional que podría hacer la gente de Estados Unidos y Europa es renunciar a esta enfermedad geopolítica olvidada por Dios según la cual hay que derrotar a un enemigo para ganar, tener un juego de suma cero. O ganas tú o pierdo yo’. Se trata de una concepción completamente errónea y el universo no funciona así, porque el universo está organizado de forma antientrópica, de tal manera que si impulsas la innovación y empujas los órdenes superiores de las cosas, estás en cohesión con las leyes del universo. Por lo tanto, la existencia de una cooperación en la que todos ganan en el planeta estaría en cohesión con las leyes del universo, mientras que la insistencia en un juego entrópico de perder-perder o de suma cero simplemente no está en realidad con las leyes del universo. Tenemos que conseguir que el orden político y económico del planeta esté en cohesión con las leyes del universo para llegar a una paz duradera y a una existencia duradera de la civilización humana.”

Esta responsabilidad recae sobre los hombros de los estadounidenses en particular, una nación que actualmente está dando su visto bueno a un genocidio en Gaza. Como en el caso de la autoinmolación del aviador Aaron Bushnell el 25 de febrero, incluso los mejores y más patrióticos jóvenes estadounidenses no ven ninguna opción para detener el horror que se está llevando a cabo en su propio nombre, aunque muchos desean y anhelan desesperadamente una. Por lo tanto, es tarea del movimiento LaRouche, a través del Plan Oasis para el Suroeste de Asia, restaurar la humanidad y la misión de Estados Unidos, una nación cuyas verdaderas tradiciones deben restaurarse urgentemente ahora.

 

El debate de la OTAN sobre si intervenir directamente en Ucrania muestra su desesperación

Fuente:

Stewart Battle, en EIRNS: Between Life and Catastrophe: Restoring the True Mission of the United States. 26 de febrero de 2024.

Contenidos

En un artículo publicado por el diario El Común, el patriota argentino Rubén Darío Guzzetti advierte cómo el sistema imperial occidental, aunque esté en...

Contenidos

Por Mente Alternativa El 9 de abril el ministro de exteriores británico, barón Lord David Cameron, anunció que el Reino Unido seguirá armando a...

Contenidos

Empresas militares privadas de Estados Unidos (bajo la dirección la Administración Federal Antidrogas y FBI) están reclutando en las cárceles a representantes de los...

Contenidos

Los conflictos en Ucrania y Gaza representan derrotas de Occidente y el fin de la hegemonía occidental sobre un mundo que ahora se contiene...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram