Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Encarcelan a un soplón por demostrar que el 90% de las personas asesinadas por drones estadounidenses son transeúntes

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Daniel Hale, ex analista de inteligencia estadounidense, fue detenido y condenado a 45 meses de prisión por violar la Ley de Espionaje. Hale filtró documentos sobre el programa secreto de aviones no tripulados de Estados Unidos, que mostraban que el 90% de las personas asesinadas en Afganistán eran transeúntes inocentes.

 

 

Por Arjun Walia

Daniel Hale, un antiguo miembro de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, filtró información clasificada sobre la guerra de drones a un periodista tras dejar el ejército. Reveló que el 90 por ciento de los muertos por los drones estadounidenses en Afganistán son transeúntes inocentes, no el objetivo previsto. Según el denunciante de la NSA, Edward Snowden, debería haber recibido una medalla. En lugar de ello, se le ha impuesto una pena de prisión.

“Daniel Hale, uno de los grandes denunciantes estadounidenses, acaba de ser condenado a cuatro años de prisión. Su crimen fue decir esta verdad: el 90% de los muertos por los aviones no tripulados de Estados Unidos son transeúntes, no los objetivos previstos. Deberían haberle dado una medalla”. — Edward Snowden

Hale filtró los documentos después de haber dejado las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos y haber aceptado un trabajo civil con un contratista asignado a la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial. Trabajó allí durante una breve temporada en 2014 como toponímico, utilizando sus conocimientos de chino para ayudar a etiquetar mapas.

La semana pasada, durante su juicio, Hale dijo a un juez federal de Alexandria, Virginia, que filtró la información clasificada porque cree,

“que está mal matar, pero está especialmente mal matar a los indefensos”. [Dijo que compartía lo que] “era necesario para disipar la mentira de que la guerra con drones nos mantiene seguros, que nuestras vidas valen más que las suyas”. — Daniel Hale, antiguo miembro de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos.

En la vista de su sentencia, Hale se dirigió al tribunal con palabras contundentes sobre lo que había hecho al filtrar los documentos que tenía,

“Estoy aquí porque robé algo que nunca fue mío: una preciosa vida humana.” — Daniel Hale, ex miembro de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos.

El periodista de investigación de The Intercept Jeremy Scahill escribe lo siguiente en relación con el programa de aviones no tripulados de Estados Unidos,

“Desde sus primeros días como comandante en jefe, el avión no tripulado ha sido el arma elegida por el presidente Barack Obama, utilizado por el ejército y la CIA para perseguir y matar a las personas que su administración ha considerado -a través de procesos secretos, sin acusación ni juicio- dignas de ejecución. Se ha prestado una gran atención a la tecnología de los asesinatos a distancia, pero esto a menudo sirve como sustituto de lo que debería ser un examen más amplio del poder del Estado sobre la vida y la muerte.”

Fue la administración de Trump la que comenzó el ataque a Hale, pero la administración de Biden ha continuado el asalto. Estados Unidos tiene tolerancia cero con los denunciantes, y quienes filtren información clasificada que, según los fiscales, amenace en gran medida la seguridad nacional, pagarán el precio.

Según Scahill,

“La amenaza inicial de décadas de prisión contra Hale fue un garrote desplegado por los fiscales en un esfuerzo por romper el espíritu de Hale y asustar a otros posibles denunciantes. El hecho de que el Departamento de Justicia del presidente Joe Biden continuara con esta persecución en lugar de abandonar el caso de la administración Trump sirve como recordatorio ominoso de que la guerra contra los denunciantes es un elemento permanente del sistema estadounidense. El uso de la Ley de Espionaje por parte de las sucesivas administraciones para perseguir a los denunciantes es una afrenta a las libertades básicas y a los derechos constitucionales de los acusados, ya que impide a las personas de conciencia presentar una defensa real ante un juez o un jurado. Su uso para perseguir la disidencia, el periodismo independiente y la denuncia de irregularidades es un arma autoritaria que se disfraza de ley, y debería ser abolida.”

Sin embargo, debemos hacernos la pregunta. ¿Este tipo de filtraciones amenazan realmente la seguridad nacional? ¿O simplemente están exponiendo acciones extremadamente inmorales, ilegales y poco éticas del gobierno de Estados Unidos?

En esa misma línea, ¿está Julian Assange entre rejas por la misma razón que Hale? No olvidemos que el 5 de abril de 2020 se cumplió el décimo aniversario de la publicación por parte de WikiLeaks del vídeo Collateral Murder, que muestra a dos helicópteros Apache estadounidenses matando a 11 iraquíes, entre ellos dos periodistas de Reuters.

Tras la publicación del vídeo, uno de los soldados implicados en el incidente, Ethan McCord, declaró lo siguiente:

“Si te sientes amenazado de alguna manera, eres capaz de enfrentarte a esa persona. Muchos soldados se sentían amenazados por el mero hecho de que les estuvieran mirando, así que disparaban sus armas contra cualquiera que les estuviera mirando porque se sentían amenazados. Nos dijeron que si disparábamos contra alguien, y si se investigaba, que ‘los oficiales se encargarían de vosotros’. ”

“El comandante de nuestro batallón nos dijo que matáramos a todos los m***** f****** de la calle. Muchos soldados no lo harían, decidimos que íbamos a disparar a los tejados de los edificios porque, si no disparabas, los suboficiales de tu pelotón te harían la vida imposible.”

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

“Esto ocurre a diario, destruir furgonetas llenas de niños, la destrucción del pueblo iraquí ocurre a diario”.

Otra gran cita que me viene a la mente es la de Nils Melzer, Presidente de Derechos Humanos de la Academia de Derecho Internacional Humanitario y Derechos Humanos de Ginebra, y Relator de la ONU sobre la Tortura y Otros Tratos o Penas Inhumanos o Degradantes,

“¿Hasta dónde hemos llegado si decir la verdad se convierte en un delito? ¿Hasta dónde hemos llegado si perseguimos a las personas que denuncian los crímenes de guerra por denunciarlos? ¿Hasta dónde nos hemos hundido cuando ya no perseguimos a nuestros propios criminales de guerra? Porque nos identificamos más con ellos, que con las personas que realmente exponen estos crímenes. ¿Qué dice eso de nosotros y de nuestros gobiernos? En una democracia, el poder no pertenece al gobierno, sino al pueblo. Pero el pueblo tiene que reclamarlo. El secreto desautoriza al pueblo porque le impide ejercer el control democrático, que es precisamente la razón por la que los gobiernos quieren el secreto.”

Hale no es el único soldado conflictuado por lo que ha visto, la única diferencia es que en este caso ha aportado documentos. El ex piloto de la Fuerza Aérea, Brandon Bryan, es uno de los primeros operadores de aviones no tripulados de Estados Unidos en denunciar lo que está ocurriendo en el extranjero desde hace varios años, que es el asesinato de innumerables vidas inocentes.

Bryan sirvió como operador de sensores para lo que se conoce como el “Programa Predator” desde 2007 hasta 2011. Era responsable de manejar la cámara de los vehículos aéreos no tripulados que llevaban a cabo ataques en el extranjero antes de que decidiera dejar el servicio activo en la Fuerza Aérea.

Como informa Democracy Now, se le entregó un certificado que acreditaba a su escuadrón por más de 1.500 muertes.

A fin de cuentas, sería prudente reconocer que dentro del complejo industrial militar existe, como describió JFK en su discurso ante la Asociación de Editores de Periódicos de Estados Unidos en abril de 1961,

“Un sistema que ha reclutado vastos recursos humanos y materiales para la construcción de una máquina estrechamente unida y altamente eficiente que combina operaciones militares, diplomáticas, de inteligencia, económicas, científicas y políticas. Sus preparativos se ocultan, no se publican. Sus errores son enterrados, no titulados. Sus disidentes son silenciados, no alabados. Ningún gasto se cuestiona, ningún rumor se publica, ningún secreto se revela”. — JFK

 

Fuente:

Arjun Walia, en The Pulse: Whistleblower Jailed For Showing 90% of People Killed By U.S. Drones Are Bystanders.

Te puede interesar

Contenidos

Por Dennis Small El 16 de septiembre comienza en Dushanbe (Tayikistán) una cumbre de dos días de los Jefes de Estado y de Gobierno...

Contenidos

Los gobernadores republicanos de todo el país atacaron las agresivas medidas del presidente Biden para exigir vacunas como un ataque inconstitucional a las libertades...

Contenidos

Según el Daily Mail, el documento recién publicado detalla una entrevista del FBI en 2015 con un empleado que trabajó en el consulado saudí...

Contenidos

Por Tom Pappert National File ha obtenido una grabación de una videoconferencia de Zoom entre médicos y una directora de marketing del Novant Heath...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon