Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

El Sur global dio la vuelta a la tortilla en la cumbre de la COP27

Las naciones en vías de desarrollo, y en particular los BRICS, parecen haber dado la vuelta a la tortilla al “Green Deal” del Foro Económico Mundial. Ese giro fue probablemente obligado por la marea del Sur Global hacia los BRICS, después de décadas de completa hipocresía en materia de combustibles fósiles por parte de los países transatlánticos que culminaron en la destructiva desgracia de sus actuales sanciones de guerra. Y muy posiblemente, Londres y Washington pretenden utilizar la financiación de Pérdidas y Daños que hay, en sus intentos de contrarrestar el Cinturón y la Ruta de China.

 

Por EIRNS

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) de este año fue otro fiasco igual al de la “FLOP27”, pero de una manera diferente. Las naciones en vías de desarrollo, y en particular los BRICS, parecen haber dado la vuelta a la tortilla al “Green Deal” del Foro Económico Mundial. La amarga decepción expresada este año por el presidente de la COP26, el diputado conservador británico Alok Sharma, que lloró al clausurar la COP26 del año pasado en Glasgow, que él mismo presidió, fue la de un agente oligárquico al que le han dado una paliza.

El 15 de noviembre, en la COP27, los ministros responsables del “clima” de los cinco países BRICS emitieron una declaración, citada entonces en el sitio de la industria sudafricana, Engineering News, que comenzaba así

“[Los] ministros se comprometieron a apoyar plenamente a la presidencia egipcia de la COP27 para que la conferencia sea un éxito, que debería ofrecer un resultado ambicioso, equitativo y equilibrado, incluyendo un progreso sustancial hacia el establecimiento de un mecanismo financiero para las pérdidas y los daños, el nuevo objetivo financiero cuantificado colectivo y la puesta en marcha del objetivo global sobre la adaptación, así como la finalización del programa de trabajo sobre la mitigación. La introducción de un punto de la agenda dedicado a un acuerdo de financiación para Pérdidas y Daños, a iniciativa de los países en desarrollo, es un avance bienvenido”.

Ese “avance bienvenido” es, aparentemente, la esencia de lo que salió de la COP27. Como dijo Sharma, “¿llegar a un pico de emisiones antes de 2025, como nos dice la ciencia, es necesario? No en este texto. ¿Un seguimiento claro de la reducción progresiva del carbón? No está en este texto. ¿Un compromiso claro de eliminar todos los combustibles fósiles? No en este texto. ¿El texto sobre la energía? Debilitado en los últimos minutos”.

El Fondo de Pérdidas y Daños, sea cual sea su aplicación, dada la actuación de los países “avanzados” en el pasado, se acordó gracias a un giro de la delegación de la Administración Biden durante la COP27 en Egipto, abandonando su anterior oposición a una supuesta responsabilidad ilimitada de los países industriales por los costes de adaptación y “mitigación” de los países en desarrollo. Ese giro fue probablemente obligado por la marea del Sur Global hacia los BRICS, después de décadas de completa hipocresía en materia de combustibles fósiles por parte de los países transatlánticos que culminaron en la destructiva desgracia de sus actuales sanciones de guerra. Y muy posiblemente, Londres y Washington pretenden utilizar la financiación de Pérdidas y Daños que hay, en sus intentos de contrarrestar el Cinturón y la Ruta de China.

El presidente ugandés Yoweri Museveni había tuiteado: “Es una bancarrota moral que los europeos esperen tomar los combustibles fósiles de África para su propia producción de energía pero se nieguen a consentir el uso africano de esos mismos combustibles para la suya”. La UE aceptó en la cumbre el gas natural como “combustible de transición” para África. El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, fue citado por Bloomberg News el 16 de noviembre en una rueda de prensa: “Las energías renovables deben desempeñar un papel fundamental, pero también creo que el gas puede desempeñar un papel de transición. [Las naciones africanas] ven las reservas que tienen en hidrocarburos como parte de esa ecuación. No se trata de que Europa intente utilizar a África como una gasolinera”.

Global Times, en un artículo del 20 de noviembre, “COP27 Yields Historical Deal on Climate Loss and Damage”, publicó un subtítulo en el que dudaba de que las naciones occidentales respetaran el nuevo “mecanismo”, pero informaba de que “China, firme partidaria de establecer un mecanismo de pérdidas y daños, ha estado ayudando activamente a los países en desarrollo a abordar las cuestiones climáticas a través de la cooperación Sur-Sur”.

Al Consejo Atlántico definitivamente no le gustó el resultado. “El Sur global ganó, pero ¿el clima?”, fue el titular de su debate de “expertos”. “Fracaso absoluto”, dice uno de ellos, “devastando los planes para mantener el calentamiento global a no más de 1,5 ° Celsius”. Los grandes emisores -China, India, Brasil e Indonesia- se libraron, dice otro. Fue culpa de Putin, por supuesto; y la “comunidad de actores no estatales” tiene que dominar el próximo año.

 

Los países africanos afirman en la COP27 que los combustibles fósiles combatirán la pobreza

 

Fuente:

EIRNS: Global South Turned the Tables in COP27 Summit. 21 de noviembre de 2022.

Contenidos

Por Mente Alternativa En un artículo publicado por Sputnik, Pepe Escobar cita un correo electrónico del miembro de la Academia Rusa de Ciencias y...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa Durante una reunión especial del Foro Económico Mundial sobre “colaboración mundial, crecimiento y energía para el desarrollo”, celebrada en Arabia Saudí...

Contenidos

Por Dennis Small Aunque Arabia Saudí fue invitada a unirse a los BRICS durante la cumbre de los BRICS del 22 al 24 de...

Contenidos

En un artículo publicado por Welcome to Absurdistan, Elizabeth Nickson, una periodista británica que ha escrito en medios de masas como The Guardian, Observer,...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram