Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

El mundo en ALERTA ROJA a solo un paso de la Tercera Guerra Mundial termonuclear. ¿Cuándo será demasiado tarde?

¿Por qué los “diplomáticos” occidentales no están dispuestos a intentar la diplomacia? La respuesta es simple, como advirtió recientemente el historiador Harley Schlanger: “sus jefes en el Complejo Militar-Industrial-Financiero de Estados Unidos-Ciudad de Londres ven el chantaje económico y la fuerza militar como la única manera de salvar su moribundo Orden Unipolar; y las naciones soberanas, como Rusia, China y el emergente Sur Global se niegan a renunciar a su soberanía e inclinarse ante ellos.” Muchos ciudadanos son renuentes a creer que los gobiernos de los países de la OTAN puedan estar tan locos como para desencadenar una nueva guerra mundial directa, pero la realidad es que sí lo están, advierte el geoestratega Dennis Small. Además, están desesperados y dispuestos a todo debido al colapso de su sistema. Por ello, “si una vez más esperamos a ‘ver si eso ocurre’, probablemente será demasiado tarde para hacer algo al respecto.”

 

 

Por Dennis Small

En la noche del 17 de marzo, el presidente ruso Vladimir Putin advirtió que un conflicto militar directo entre Rusia y las tropas de la OTAN lideradas por Estados Unidos en Ucrania significaría que el planeta estaría a solo un paso de la Tercera Guerra Mundial termonuclear. Putin respondía así a la pregunta de un periodista sobre los comentarios del 26 de febrero del presidente francés, Emmanuel Macron, de que no se podía descartar el despliegue de tropas terrestres de la OTAN en Ucrania. Putin, cuya victoria electoral acababa de confirmarse, fue sucinto en cuanto a lo que esto significaría:

“Está claro para todos que esto estará a un paso de una Tercera Guerra Mundial a gran escala. Creo que a casi nadie le interesa esto”. Y se reafirmó: “Lo he dicho una y otra vez y lo diré de nuevo. Estamos a favor de las conversaciones de paz, pero no sólo porque el enemigo se esté quedando sin balas”.

Dos días después, el 19 de marzo, el director del Servicio de Inteligencia Exterior ruso, Serguéi Naryshkin, informó de que Francia ya estaba preparando ese despliegue de tropas: “Según la información que llega al SVR ruso (Servicio de Inteligencia Exterior), ya se está preparando un contingente que se enviará a Ucrania. Inicialmente, contará con unos 2.000 efectivos…. Se convertirá así en un objetivo legítimo y prioritario de los ataques de las fuerzas armadas rusas. Esto significa que sufrirá el destino de todos los franceses que han llegado al mundo ruso con una espada”, subrayó Naryshkin.

Naryshkin se hacía eco de lo dicho por Putin en su discurso anual ante la Asamblea Federal el 29 de febrero: “En última instancia, deben comprender que también tenemos armas… que pueden alcanzar objetivos en su territorio. Y deben comprender que lo que están haciendo ahora para asustar al mundo entero, supone el riesgo de un conflicto con armas nucleares que signifique la destrucción de la civilización. ¿Entienden esto o qué?”.

La respuesta de Francia, Estados Unidos y la OTAN en su conjunto a las repetidas peticiones de cordura de Rusia ha sido aterradora por las implicaciones estratégicas de su pura locura suicida. Las naciones occidentales hablan ahora abiertamente de desplegar tropas de la OTAN en combate directo contra Rusia.

El jefe del Estado Mayor del Ejército francés, el general Pierre Schill, escribió un artículo de opinión en Le Monde el 19 de marzo en el que afirmaba que “El ejército francés está listo….”. El ejército francés se prepara para los conflictos más duros”. Decía que París podría reunir una división de 20.000 soldados en 30 días y un ejército de 60.000 uniéndose a divisiones de otros aliados de la OTAN, recordando que Francia confía para su defensa en su arsenal nuclear.

Esa misma noche, el teniente coronel francés Vincent Arbarétier (retirado) ofreció un mapa informativo en la televisión francesa “Direct LCI” sobre la propuesta de concentrar tropas francesas a lo largo del río Dniéper, en Ucrania, para unirse a las batallas militares contra Rusia. A la pregunta del entrevistador, “¿no se consideraría eso una provocación por parte de Rusia?”. Arbarétier espetó: “En absoluto, porque es obligar a Rusia a entrar en discusiones, estando en una posición de igualdad. Es decir, tenemos soldados, somos una potencia nuclear”.

También el 19 de marzo, el Secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, asistió en la base aérea de Ramstein (Alemania) a una reunión del Grupo de Contacto de Defensa de Ucrania, donde reiteró la política estadounidense de que, si Ucrania perdía contra Rusia, la propia OTAN pronto estaría en guerra con Rusia. Un día antes, los ministros de Defensa de Alemania y Polonia, Boris Pistorius y Władysław Kosiniak-Kamysz, respectivamente, se habían reunido a las afueras de Varsovia, donde anunciaron que Alemania y Polonia crearán conjuntamente una fuerza de reacción rápida en la frontera oriental de la Unión Europea, empezando con 2.500 soldados cada una.

No piensen ni por un momento que los gobiernos de los países de la OTAN no están tan locos: lo están. Y están así de desesperados, debido al colapso de su sistema. Hace más de dos años, esos mismos gobiernos dijeron que no se enviarían armas a Ucrania, y luego las enviaron. Después juraron que no se enviarían misiles de alcance intermedio, y los enviaron. Después prometieron que no enviarían tanques Leopard y Abrams, y ahora también están allí. Hoy están discutiendo activamente el envío de misiles Taurus de largo alcance a Ucrania, que pueden atacar profundamente en territorio ruso, y el despliegue de tropas reales de la OTAN en la batalla contra los soldados rusos. ¿Cuánto falta para que esto también se haga realidad?

Si una vez más esperamos a “ver si eso ocurre”, probablemente será demasiado tarde para hacer algo al respecto. Ha llegado el momento de protestar en todo el mundo. Ha llegado el momento de unificar el movimiento pacifista en todos los países. Ha llegado el momento de darse cuenta de que estamos “a un paso de la Tercera Guerra Mundial”.

La Coalición Internacional por la Paz está en alerta roja de movilización, de todas las formas no violentas imaginables, para asegurarse de que el clamor internacional organizado llegue ahora, antes de que sea demasiado tarde. Participa en la 42ª reunión semanal de la CIP este viernes, 22 de marzo, a mediodía EDT, y organiza a todos tus familiares, amigos y contactos para que hagan lo mismo.

 

¿Qué significa la reelección de Putin para los halcones de guerra de la OTAN?

 

Fuente:

Dennis Small, en EIRNS: Where’s the Outcry? Will It Come When It Is Too Late? 21 de marzo de 2023.

Contenidos

Por José Luis Preciado La noche del 14 de abril Irán lanzó numerosos misiles y drones sobre Israel, justificando el ataque como legítima defensa...

Contenidos

En medio de esta incertidumbre, el mundo observa con cautela los movimientos de las potencias mundiales, a la espera de que se desvele el...

Contenidos

En un artículo publicado por el diario El Común, el patriota argentino Rubén Darío Guzzetti advierte cómo el sistema imperial occidental, aunque esté en...

Contenidos

Por Mente Alternativa El 9 de abril el ministro de exteriores británico, barón Lord David Cameron, anunció que el Reino Unido seguirá armando a...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram