Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

EEUU bombardea Siria y argumenta la ridiculez de que fue ‘por defensa propia’

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Estados Unidos acaba de lanzar un ataque aéreo contra Siria, una nación que invadió y ocupa ilegalmente, y argumenta que el ataque es una represalia a otro ataque contra “sitios ocupados por Estados Unidos” en Irak, otra nación que Estados Unidos invadió y ocupa ilegalmente. Estados Unidos dice que los combatientes iraquíes que atacaron a EE.UU. en Irak estaban “vinculados a Irán”, una afirmación que carece de pruebas y que es irrelevante para la justificación de la fuerza militar mortal. El colmo de la ridiculez es que los principales medios de noticias hablan de esta operación como una “operación defensiva”. Esto es como como si entraras en la casa de tu vecino para robarle, lo mataras cuando intentara detenerte y luego alegases ‘defensa propia’ porque consideras que su casa es de tu propiedad. Sólo en el universo alternativo excepcionalista estadounidense se considera esto como normal y aceptable. Este tipo de tonterías es la razón por la que es tan importante dar prioridad a la oposición al imperialismo occidental anglo-estadounidense, cuya megalomanía genocida es gestionada desde Londres y Wall Street.

 

 

Por Caitlin Johnstone

Por orden del presidente Biden, Estados Unidos lanzó un ataque aéreo contra una instalación en Siria. En el momento de escribir este artículo se desconoce el número exacto de muertos y heridos, aunque los primeros informes afirman que han muerto “un puñado” de personas.

En lugar de hacer algo remotamente parecido al periodismo, los medios de comunicación occidentales han optado por repetir acríticamente lo que les han dicho los funcionarios estadounidenses sobre el ataque aéreo, que es lo mismo que publicar simplemente los comunicados de prensa del Pentágono.

Esto es lo que dijo The Washington Post:

“El gobierno de Biden llevó a cabo un ataque aéreo contra presuntos combatientes vinculados a Irán en Siria el jueves, señalando su intención de hacer frente a la violencia que se cree que está patrocinada por Teherán.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo que el ataque, la primera acción ordenada por el gobierno de Biden para hacer frente a la supuesta violencia vinculada a Irán en Irak y Siria, en un punto de control fronterizo en el este de Siria fue “autorizado en respuesta a los recientes ataques contra el personal estadounidense y de la coalición en Irak, y a las amenazas en curso”.
Dijo que las instalaciones eran utilizadas por milicias vinculadas a Irán, entre ellas Kaitib Hezbollah y Kaitib Sayyid al-Shuhada.

La operación se produce tras el último ataque grave contra instalaciones estadounidenses en Irak que los funcionarios estadounidenses han atribuido a grupos vinculados a Irán que operan en Irak y Siria. A principios de este mes, un ataque con cohetes en el norte de Irak mató a un contratista que trabajaba con el ejército estadounidense e hirió a un miembro del servicio estadounidense en ese país.”

Así que se nos dice que Estados Unidos lanzó un ataque aéreo contra Siria, una nación que invadió y está ocupando ilegalmente, debido a los ataques contra “sitios de Estados Unidos” en Irak, otra nación que Estados Unidos invadió y está ocupando ilegalmente. Este ataque se justifica sobre la base de que los combatientes iraquíes estaban “vinculados a Irán”, una afirmación que carece totalmente de pruebas y es irrelevante para la justificación de la fuerza militar mortal. Y, de alguna manera, esto se está enmarcando en los principales medios de noticias como una “operación defensiva”.

 

Esto es taquigrafía del Departamento de Defensa. El ejército estadounidense es una fuerza invasora tanto en Siria como en Irak; es imposible que sus acciones en cualquiera de esos países sean defensivas. Siempre es necesariamente el agresor. Son los que intentan expulsarlos los que actúan a la defensiva. Las muertes de las tropas y contratistas estadounidenses en esos países sólo pueden achacarse a los poderosos que los enviaron allí.

EE.UU. simplemente da por sentado que tiene jurisdicción de facto sobre las naciones de Siria, Irak e Irán, y que cualquier intento de interferir en su autoridad en la región es un ataque no provocado del que hay que defenderse. Esto es completamente retrógrado e ilegítimo. Sólo a través de los más perversos túneles de la realidad supremacista estadounidense puede parecer válido dictar los asuntos de naciones soberanas en el otro lado del planeta y responder con violencia si alguien en esas naciones trata de expulsarlos.

Es ilegítimo que Estados Unidos esté en Oriente Medio. Es ilegítimo que Estados Unidos pretenda actuar de forma defensiva en las naciones que invadió. Es ilegítimo que Estados Unidos actúe como si los combatientes respaldados por Irán no pudieran estar en Siria, donde están luchando junto al gobierno sirio contra el ISIS y otras milicias extremistas con el permiso de Damasco. Es ilegítimo que Estados Unidos afirme que los combatientes que atacan al personal estadounidense en Irak están controlados por Irán cuando los iraquíes tienen todas las razones para querer que Estados Unidos se vaya de su país.

Incluso la narrativa oficial se revela como ilegítima desde su propia visión del mundo. La CNN informa que el lugar del ataque aéreo “no estaba específicamente vinculado a los ataques con cohetes” en Irak, y un informe de Reuters/AP dice que “los funcionarios de la administración Biden condenaron el ataque con cohetes del 15 de febrero cerca de la ciudad de Irbil en la región semiautónoma de Irak gobernada por los kurdos, pero tan recientemente como esta semana los funcionarios indicaron que no habían determinado con certeza quién lo llevó a cabo”.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Todo esto es muy típico de la visión supremacista del mundo estadounidense que se nos está haciendo tragar agresivamente por todos los medios de comunicación occidentales. Estados Unidos puede bombardear a quien quiera, cuando quiera, y cuando lo hace sólo lo hace en defensa propia, porque todo el planeta es propiedad de Washington, DC. Puede tomar el control de grupos enteros de naciones, y si alguna de esas naciones se resiste de alguna manera está invadiendo la soberanía de Estados Unidos.

Es como si entraras en la casa de tu vecino para robarle, lo mataras cuando intentara detenerte y luego alegases defensa propia porque consideras que su casa es de tu propiedad. Sólo en el universo alternativo excepcionalista estadounidense se considera esto normal y aceptable.

Este tipo de tonterías es la razón por la que es tan importante dar prioridad a la oposición al imperialismo occidental. El belicismo y la dominación mundial es el frente en el que se producen todos los males más atroces infligidos por los poderosos, y desempeña un papel tan crucial en el mantenimiento de las estructuras de poder a las que nos enfrentamos. Sin una guerra interminable, el imperio oligárquico que es la causa de tanto sufrimiento no puede funcionar, y debe dar paso a otra cosa. Si quieres echar arena en los engranajes de la máquina, el antiimperialismo es el camino más eficaz hacia ese fin, y por tanto debe ser tu prioridad.

En Estados Unidos, especialmente, es importante oponerse a la guerra y al imperialismo, porque todo un imperio depende de mantener a los lugareños demasiado pobres y propagandizados para forzar que los recursos de su nación se destinen a su propio bienestar. Mientras Estados Unidos funcione como el centro de una estructura de poder que se extiende por todo el mundo, todas las agendas progresistas que busca lo que pasa por la izquierda estadounidense en estos días les serán negadas. La oposición al belicismo debe ser lo primero.

Oponerse al imperialismo y al supremacismo estadounidense afecta directamente al corazón de nuestras dificultades en este mundo, por lo que tanta energía se dedica a mantenernos centrados en la política de identidad y en insulsas chupadas de energía que no incomodan en absoluto a los poderosos. Si quieres vencer a un cocodrilo, debes cerrarle la boca. Si quieres derribar un imperio que se extiende por todo el mundo, debes quitarle las armas. Oponerse al belicismo y acabar con la confianza del público en la propaganda que lo justifica es la mejor manera de hacerlo.

 

Fuente:

Caitlin Johnstone — US Bombs Syria And Ridiculously Claims Self Defense.

Te puede interesar

Contenidos

Por Red Voltaire Una asociación que se hace llamar Comisión por la Justicia Internacional y la Responsabilidad ‎‎(CIJA, siglas en inglés correspondientes a Commission...

Contenidos

El golpe de Estado abortado en Jordania no tiene nada que ver con una rivalidad ‎interna en el seno de la familia real, aunque...

Contenidos

MEMORANDO PARA: El Presidente DE: Veteran Intelligence Professionals for Sanity (VIPS) ASUNTO: Evitar la guerra en Ucrania Estimado Presidente Biden, La última vez que...

Contenidos

Por Al Mayadeenen Un accidente en la red de distribución de electricidad en la instalación nuclear de Natanz, en Irán, ocurrió este domingo dijo...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon