Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Construir dos ‘bloques’ opuestos sólo conducirá a la guerra

El mundo se divide en dos enfoques opuestos para la próxima era: el sistema colonial intenta mantener el “mundo unipolar” liderado por Estados Unidos y el Reino Unido a través de guerras, mientras que los países BRICS y el Sur Global buscan acabar con el colonialismo y fomentar la cooperación en el desarrollo científico e industrial. A medida que las economías occidentales declinan, los BRICS crecen y comparten su éxito. A pesar de esto, las antiguas potencias coloniales se resisten al cambio y algunos líderes prefieren riesgos nucleares antes que aceptar la nueva realidad. Se necesita un medio para evitar esta tragedia y construir una nueva arquitectura de seguridad y desarrollo global.

 

 

Por EIRNS

El mundo está observando dos enfoques diametralmente opuestos para preparar la próxima era de la humanidad. El fracasado sistema colonial y neocolonial está tratando frenéticamente de preservar el “mundo unipolar” bajo el liderazgo de Estados Unidos y el Reino Unido, provocando guerras dondequiera que sea posible, mientras que los países BRICS y la inmensa mayoría de las naciones del “Sur Global” se están preparando para poner fin al colonialismo de una vez por todas, al tiempo que construyen una nueva era de cooperación en el desarrollo científico e industrial de todas las naciones.

Ahora que se reconoce ampliamente que la mentada “contraofensiva” ucraniana ha sido un fracaso colosal y sangriento, la respuesta de Biden es preparar $21.000 millones de dólares más en material militar y apoyo financiero a Ucrania, para mantener la matanza a toda costa. Zelenski acaba de despedir a todos sus oficiales de reclutamiento por llevar a cabo un plan masivo para vender falsas excepciones médicas, a clientes que pagaban, por supuesto, para evitar ser reclutados. Pero la sangría continúa.

Rusia ha vuelto a la ofensiva, acercándose a una ciudad clave de la región de Járkov. Mientras tanto, Aleksandr Lukashenko, Presidente de Bielorrusia, ha planteado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Polonia, destacando que son “vecinos” y “compañeros eslavos”, a pesar de la amenaza polaca de desplazar 10.000 soldados a la frontera bielorrusa.

En África se está produciendo un fracaso similar de la campaña bélica imperial. El golpe de Níger, que en Occidente califican como un sucio ataque militar contra la “democracia”, en la mayor parte de África se le ve como lo que realmente es: una expresión más del creciente rechazo a las potencias coloniales y al propio colonialismo. Níger es el cuarto país francófono (Mali, Guinea, Burkina Faso y Níger) que derroca regímenes títeres bajo el control de las potencias de la OTAN y ordena la retirada de las tropas coloniales francesas de sus países. Ni siquiera el despliegue de los capos de la diplomacia hamponil estadounidense Tony Blinken y Victoria Nuland en Níger, con amenazas de acción militar para restaurar el gobierno depuesto, logró debilitar la determinación anticolonial. El intento de coaccionar a la CEDEAO (Comunidad Económica de los Estados de África Occidental) para que emprendiera una acción militar ha fracasado (hasta ahora), ya que tanto las fuerzas políticas como las sociales rechazan la guerra.

No se trata de una cuestión ideológica, ni de “democracia frente a autocracia”, como le gusta decir a Joe Biden, sino de desarrollo y soberanía frente a dominación colonialista. Como parte de la Cumbre Rusia-África en San Petersburgo el mes pasado, con la representación de 49 naciones africanas, una sesión titulada “Tecnologías nucleares para el desarrollo del continente africano” acordó unánimemente que el continente tiene una mejor opción en la energía nuclear para iluminar África, y que el continente necesita cooperación regional para llevar a cabo una reforma agresiva de sus diferentes sectores energéticos con energía nuclear.

Los líderes africanos recuerdan que en una reunión de los BRICS en 2018, el Presidente de Rusia Vladimir Putin prometió que Rusia “iluminaría África” suministrando electricidad, no a partir del petróleo y el gas, sino ayudando a las naciones africanas a construir centrales nucleares.

El caso de Níger es ejemplar: Aunque el país es uno de los principales proveedores mundiales de uranio para centrales nucleares de todo el mundo, más del 80% de la población de Níger carece de electricidad y, por supuesto, de centrales nucleares propias.

Asia también está experimentando los dos enfoques opuestos para la creación de un paradigma de futuro. Japón y Australia, ambos respaldados por Washington, lanzaron ayer un nuevo Acuerdo de Acceso Recíproco, que originalmente se firmó en enero de 2022, con el fin de fortalecer la “disuasión” contra China, según un documento publicado por el Ministerio de Defensa de Japón.

Estados Unidos también está haciendo todo lo que está en su poder para perturbar la unidad de las 10 naciones de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) luego de que indujo con todo éxito al Presidente de Filipinas, Marcos Jr., a entablar una pelea con China por las islas en disputa en el Mar de China Meridional, mientras que Marcos permite a Estados Unidos que construya cuatro nuevas bases marinas estadounidenses en la costa norte, frente a China.

Pero China no está contrarrestando este militarismo estadounidense con su propio militarismo (a pesar de la afirmación mediatizada en Occidente de que la “agresión” de China en la región es la causa de la histeria contra China de Estados Unidos), sino mediante el desarrollo, a través de la Iniciativa de la Franja y la Ruta. El ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, completó hoy una visita de cuatro días a tres países de la ASEAN, Singapur, Tailandia y Camboya, donde las inversiones chinas en ferrocarriles, carreteras, puertos y desarrollo industrial fueron los principales temas de interés, junto con los esfuerzos diplomáticos para alcanzar un “Código de Conducta” que establezca la paz y la cooperación en el Mar de China Meridional.

Las otrora poderosas fuerzas colonialistas están ahora a la defensiva, ya que las economías occidentales están cayendo en la desindustrialización acelerada, mientras que las naciones BRICS están creciendo y llevando su historia de éxito a las naciones del Sur Global. La Cumbre de los BRICS, que se celebrará en Sudáfrica del 22 al 24 de agosto, examinará tres temas decisivos: cómo tratar con las 23 naciones que han solicitado su adhesión a la agrupación; el establecimiento de un sistema financiero sin dólares para el comercio mundial; y la industrialización de África. Para su futuro, la inmensa mayoría de los países y poblaciones del mundo miran a los BRICS, y no a la City de Londres o a Wall Street.

Sin embargo, a pesar de este brillante potencial, el dinosaurio moribundo de las antiguas potencias coloniales aún no está dispuesto a afrontar la verdad de que los 500 años de “era colonial” ya no existen. Algunos de los envejecidos y trastornados dirigentes de estos Estados fallidos prefieren arriesgarse a una guerra nuclear, y a la probable aniquilación de la raza humana, antes que reconocer esta nueva realidad.

El medio necesario para evitar semejante tragedia y crear una nueva arquitectura para la seguridad y el desarrollo de todas las naciones, es juntar a la emergente Coalición Internacional por la Paz, lanzada por Helga Zepp-LaRouche y el Instituto Schiller, con el fermento revolucionario del Sur Global.

 

La nueva estrategia de inteligencia estadounidense para los próximos cuatro años

 

Fuente:

EIRNS: Construir dos “bloques” opuestos sólo conducirá a la guerra. 14 de agosto de 2023.

Contenidos

Por Mente Alternativa El 20 de mayo, el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, solicitó órdenes de detención contra el...

Contenidos

Por Mente Alternativa En un artículo publicado por Strategic Culture Foundation, Steven Sahiounie advierte la conexión entre el arresto del Dr. Waleed al-Tabtabai y...

Contenidos

En un artículo publicado con motivo del 80 aniversario de la Gran Victoria contra el nazismo, el Vicepresidente del Consejo de Seguridad de la...

Contenidos

El historiador revisionista Michael Hoffman analiza la ley de negación del genocidio aplicada sólo a un pueblo, el engaño de la «Ley Noájida» y...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram