Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

2022: El año de la ruptura

En otras palabras, nuestra economía y sociedad han sido optimizadas para el fracaso.

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes nos afecta mucho. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Por Charles Hugh Smith

Si observamos la fragilidad e inestabilidad de los sistemas esenciales, está claro que 2022 será el año de la ruptura. Empecemos por repasar cómo se rompen los sistemas, un proceso que he simplificado en el siguiente gráfico.

 

colapso sistémico

 

1. Independientemente de que se haya planificado o no, todos los sistemas están optimizados para procesar entradas específicas para generar salidas específicas. Cada sistema se reduce para maximizar la eficiencia como medio para maximizar los beneficios. Esta eficiencia al servicio de la maximización de los beneficios requiere compensaciones que sólo se hacen visibles cuando falla alguna parte clave del sistema.

El sistema de transporte de contenedores por todo el mundo es un buen ejemplo. Los contenedores revolucionaron el transporte marítimo y redujeron los costes gracias a la comoditización de los contenedores (todos los tamaños estándar), los buques portacontenedores (diseñados específicamente para transportar miles de contenedores y los puertos de contenedores con grúas, muelles y carriles/colas de camiones específicamente diseñados.

Es posible cargar un contenedor en alguna otra embarcación con una grúa improvisada, pero su eficacia es esencialmente una fracción del sistema optimizado: la grúa improvisada sólo podrá cargar un puñado de contenedores, el barco sólo podrá transportar unos pocos contenedores y la probabilidad de que los contenedores se desplacen aumenta.

Tanto la infraestructura como la mano de obra son altamente especializadas. Llamar a la Guardia Nacional para acelerar la descarga de contenedores es un gesto inútil a menos que la Guardia pueda aportar más grúas y operadores experimentados.

Cuanto mayor es la optimización, mayor es la fragilidad, ya que la rotura de un solo eslabón paraliza todo el sistema. Introducir equipos y mano de obra para los que el sistema no está diseñado fracasará.

Prácticamente todos los sistemas esenciales han sido despojados de la redundancia, la resistencia, las reservas y la adaptabilidad como medio para optimizar plenamente las entradas, los procesos y las salidas. El sistema funciona bien si cada eslabón de la cadena de dependencia funciona perfectamente. Si un eslabón se cae, todo el sistema se cae.

 

2. La reducción de costes ha despojado a los sistemas de personal de refuerzo y de experiencia. Los trabajadores a tiempo completo han sido sustituidos por trabajadores temporales, contratados, personal de guardia a tiempo parcial, etc. El personal con experiencia cuesta demasiado, por lo que también ha sido despedido, por lo que no hay profundidad en los números ni en los conocimientos.

 

3. La dirección está repleta de MBA y contables con poca experiencia pragmática o conocimiento de los sistemas que gestionan. La gestión está optimizada para promover a los que pueden generar grandes beneficios, no a los que tienen la experiencia necesaria para hacer frente a las crisis en las cadenas de dependencia del mundo real, la producción, las averías, etc. Así que cuando el sistema se desmorona, los directivos simplemente no tienen los conocimientos ni las habilidades para resolver los problemas del mundo real.

Las habilidades que son más deseables cuando todo funciona bien son inútiles en las crisis. ¿Con quién quieres entrar en combate, con el oficial continuamente ascendido que obtuvo altas calificaciones por presentar los informes a tiempo o con el oficial con experiencia real en combate que fue rechazado para el ascenso porque no dedicó la atención adecuada al papeleo, las reuniones, la señalización de la virtud y los besos en el trasero?

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Desgraciadamente, la gran mayoría de nuestros sistemas están gestionados por personas que carecen de la larga experiencia y las habilidades prácticas necesarias para hacer frente a las crisis en cascada.

 

4. Los sistemas son ahora tan complejos y opacos que, en efecto, están optimizados para fracasar de manera que son impermeables a las soluciones rápidas. El desvío de la misión burocrática, la señalización de virtudes, la erosión de la responsabilidad, la multiplicación de plataformas y software y la interminable expansión de las cargas de cumplimiento y regulación han cargado cada sistema con numerosos puntos de fallo y fricción de procedimiento que contribuyen poco o nada a la misión principal de la organización. Como los recursos se dedican a los agujeros negros de los procedimientos, la misión decae y se derrumba a la primera crisis.

Deténgame si ha oído esto antes: ponerse en contacto con servicios esenciales (pago de impuestos, etc.) rara vez genera una respuesta oportuna, y mucho menos una solución; un nuevo puente o línea de metro tarda décadas en construirse y supera en miles de millones el presupuesto; los proyectos de software destinados a agilizar los complejos procesos normativos (permisos de construcción, etc.) nunca funcionan bien y acaban ralentizando todo el sistema, el fraude es rampante, la seguridad del software es ridículamente pobre….la lista es casi interminable.

 

5. Una vez que el sistema ha sido despojado de recursos, personal experimentado, equipos y suministros de apoyo y cargado de fricciones improductivas, incluso una pequeña crisis hará caer todo el sistema. En el gráfico siguiente, todos estos recursos son el amortiguador que permite a los sistemas responder a las apremiantes demandas de las crisis. Una vez que se agotan, el único resultado posible es el colapso del sistema.

 

6. Hemos perdido colectivamente la capacidad y la voluntad de hacer frente a las crisis que no tienen un final feliz. Sólo queremos oír la historia optimista, los destellos de esperanza, las curas milagrosas, la solución tecnológica indolora, etc., y si, en cambio, recibimos una dosis de realidad, nos apresuramos a descartar al portador de noticias inconvenientes como un alarmista, un agorero, etc.

En otras palabras, nuestra economía y sociedad han sido optimizadas para el fracaso. A la deriva, en un aturdimiento de complacencia desconectada de la realidad, no estamos preparados para enfrentarnos a realidades que no responden al pensamiento mágico, al optimismo, a la esperanza y a las fantasías tecnológicas.

 

La agenda verde y el plan de colapso de la economía mundial industrial

 

Fuente:

Charles Hugh Smith: 2022: The Year of Breakdown.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

El hecho de que el Instituto Australiano de Política Estratégica (ASPI), una entidad ligada a la red de inteligencia británica de los Cinco Ojos,...

Ciencia y Tecnología

Según tres denunciantes del Departamento de Defensa (DOD) de EE.UU., se han producido preocupantes picos de incidencia de cáncer, miocarditis y abortos tras la...

Ciencia y Tecnología

¿Hacia dónde podría llevarnos la creciente escasez de fertilizantes y de chips informáticos?   Por Michael Snyder Se suponía que este era el año...

Ciencia y Tecnología

La periodista de investigación búlgara especializada en armas biológicas, Dilyana Gaytandzhieva, ha hecho públicos los documentos que exponen los experimentos biológicos de Estados Unidos...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon