Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Ucrania cae en manos de Blackrock

En mayo de 2023, el Gobierno de Ucrania y el vicepresidente Philipp Hildebrand, de la empresa estadounidense BlackRock Financial Market Advisory, firmaron un acuerdo, sobre la creación del Ukrainian Development. Junto con Vanguard, Black-Rock es la primera empresa del mundo. Ambos fondos de inversión gestionan un total de 17 billones (en el sentido europeo del término, es decir, 17 billones de dólares), una suma equivalente a todo el PIB de la Unión Europea.

 

Por Juan López Páez

En mayo de 2023, el Gobierno de Ucrania y el Vicepresidente Philipp Hildebrand, de la empresa estadounidense BlackRock Financial Market Advisory, firmaron un acuerdo sobre la creación del Fondo Ucraniano de Desarrollo (FUD), una institución financiera para la reconstrucción del país.

Junto con Vanguard, Black-Rock es la primera empresa del mundo. Ambos fondos de inversión gestionan un total de 17 billones (en el sentido europeo del término, es decir, 17 billones de dólares), una suma equivalente a todo el PIB de la Unión Europea.

La colaboración del gobierno de Zelensky con BlackRock comenzó en septiembre de 2022, cuando The New York Times informó de las negociaciones del presidente ucraniano con el jefe de la empresa, Larry Fink, sobre la creación de un determinado fondo de reconstrucción.

Las partes firmantes siguieron las disposiciones del Memorando de Entendimiento (MoU) firmado en noviembre de 2022 por el Ministerio de Economía de Ucrania y BlackRock. En concreto, el fondo movilizará capital para llevar a cabo la reconstrucción del país centrándose en sectores como la energía, las infraestructuras, la agricultura, la industria y las tecnologías de la información (TI).

Algunos expertos creen que Kiev pretende pagar así sus deudas, convirtiendo a Ucrania en propiedad del capital transnacional. En realidad, acabará con la venta total de los principales activos del Estado ucraniano: desde sus tierras negras hasta sus redes eléctricas, pasando por los fondos de ayuda internacional. La lista de activos ucranianos incluye títulos de las siguientes empresas Metinvest, DTEK (energía), MJP (agricultura), Naftogaz, Ferrocarriles Ucranianos, Ukravtodor y Ukrenergo.

También gestionará la deuda pública ucraniana que, según el Ministerio de Finanzas del país, a finales de marzo alcanzaba los 119.900 millones de dólares, es decir, el 78% de su PIB a finales de 2022.

Como señala Vladimir Vasilyev, la implicación de BlackRock parece lógica:

En caso de quiebra de Ucrania, surgirá el problema del servicio de la deuda y la gestión de los activos restantes, y entonces las funciones de BlackRock pasarán a primer plano. En la actualidad, el recurso al apalancamiento financiero es probablemente el método más eficaz de gestión externa. Esta práctica sirvió incluso de base para el Plan Marshall en lo que respecta a las obligaciones de deuda de Alemania.

 

Quién está detrás de Blackrock y Vanguard, los gigabancos que según Bloomberg serán dueños de todo en 2028

 

BlackRock, Inc. es la primera empresa del mundo que lidera un nuevo capitalismo más monopolista y a largo plazo. Su valor a 1 de enero de 2023 alcanzaba los 8,594 billones de dólares, lo que equivale aproximadamente a la suma de los PIB de Alemania y Francia.

BlackRock es un efecto de las tendencias del capitalismo: tendencia a la acumulación de capital, financiarización y monopolio. Fue seleccionado por la Reserva Federal de EE.UU. (banco central) para el programa de estímulo financiero y para gestionar el sistema de rescates, lo que significa QE4 (flexibilización cuantitativa) y para “ayudar” a la Fed a comprar miles de millones de dólares en bonos y valores para sostener a las empresas que dominan la economía capitalista mundial, así como para “estabilizar el mercado de bonos”, uno de los instrumentos más importantes de la política monetaria.

“Flexibilización cuantitativa” es la etiqueta que se utiliza cuando la Reserva Federal compra deuda emitida directamente por el Tesoro estadounidense o deuda respaldada por hipotecas que está garantizada de alguna manera contra el impago del gobierno federal.

Pero ésta no es la única peculiaridad, ya que BlackRock ejerce una inmensa influencia política en todo el mundo. Es el principal acreedor de la deuda del Sur Global -por ejemplo, su papel en la crisis de la deuda argentina y su mano dura en la renegociación de la misma.

No sólo es accionista de importantes empresas financieras y farmacéuticas, gigantes de la industria militar y empresas de medios de comunicación, sino que ex altos cargos de BlackRock ocupan a menudo puestos en la Casa Blanca. En la administración de Joe Biden, ya son tres: El vicesecretario del Tesoro, Wally Adeyemo; el asesor principal del Tesoro en asuntos económicos relacionados con Rusia y Ucrania, Eric van Nostrand; y Mike Pyle, asesor económico principal de la vicepresidenta Kamala Harris.

Brian Deese fue director del Consejo Económico Nacional de Estados Unidos hasta febrero de 2023. Thomas Donilon, presidente de la rama de investigación de BlackRock, fue durante mucho tiempo asesor de seguridad nacional de Barack Obama, mientras que su hermano Mike fue estratega jefe en la campaña presidencial de Joe Biden y más tarde fue nombrado asesor principal en su administración. Entre los altos ejecutivos de BlackRock figuran varios oficiales retirados de la CIA; y la propia empresa financia el fondo de capital riesgo In-Q-Tel, creado por la Agencia Central de Inteligencia.

 

Cuestiones de corrupción en Ucrania

Según informan desde Kiev, en la ejecución del acuerdo están implicados funcionarios acusados de corrupción en varias ocasiones: la ex directora del Banco Nacional de Ucrania, Valeria Gontareva, la ex titular del Ministerio de Finanzas de Ucrania (ciudadana estadounidense), Natalia Yaresko y, por supuesto, el promotor de los intereses de George Soros en Ucrania, Viktor Pinchuk, un multimillonario que ha logrado evitar la “desoligarquización”, yerno del segundo presidente ucraniano, Leonid Kuchma.

La pieza que completa el rompecabezas es el origen del dinero con el que el gobierno ucraniano pagará a BlackRock por el servicio de asesoramiento, cuya agenda globalista no es la de las Misioneras de la Caridad. La respuesta: de los impuestos de las democracias occidentales: de los contribuyentes estadounidenses, que ya en 2022 sufragaron el esfuerzo militar ucraniano con 13.000 millones de dólares, y del aumento del gasto militar al 2% del PIB en los presupuestos generales de los países de la UE.

 

Reclutador de BlackRock afirma en cámara oculta que el fondo de inversión ‘dirige el mundo’, ‘controla políticos’ y ‘hace negocios con la guerra’

 

Fuente:

Juan López Páez, en The Postil Magazine: 1º de junio de 2023.

Contenidos

Por Eva Panina Las crecientes posibilidades de Donald Trump de ganar las elecciones presidenciales de Estados Unidos han intensificado los rumores de negociaciones encubiertas...

Contenidos

Por Mente Alternativa La subsecretaria de Estado de EE.UU. para Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos, Uzra Zeya, afirmó que la transición de Armenia...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa Según informes citados por el rotativo indio Hindu Post, las agencias de inteligencia de Estados Unidos están planeando ataques biológicos contra...

Contenidos

Por Richard Freeman El artículo de TASS del 16 de julio, «Fuente dice que Trump podrá entablar un diálogo con Putin sobre Ucrania sin...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram