Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Occidente finalmente admite su ‘guerra contra Rusia’

Después de negarlo durante meses, finalmente, la alianza de la OTAN está avanzando lentamente hacia un conflicto a gran escala con Rusia en Ucrania. La reciente declaración del Ministro de Asuntos Exteriores alemán demuestra claramente cómo Europa, bajo la tutela de Estados Unidos, se está entregando a la guerra imperial estadounidense contra Rusia. Los acontecimientos geopolíticos que tuvieron lugar desde las revueltas de Maidan en Ucrania condujeron al actual conflicto entre Rusia y Ucrania. Maidan fue lo que Rusia denomina la “revolución de colores” que ha venido configurando el panorama político del espacio postsoviético desde el final de la Guerra Fría. Durante décadas, Rusia ha acusado a Estados Unidos y a sus aliados europeos de subvertir los regímenes amigos de Rusia en el espacio postsoviético mediante operaciones encubiertas.

 

Por Rahim Volkov

El levantamiento de Maidán es un acontecimiento inolvidable en la historia moderna de las relaciones entre Rusia y Europa. Maidan fue lo que Rusia denomina la “revolución de colores” que ha venido configurando el panorama político del espacio postsoviético desde el final de la Guerra Fría. Durante décadas, Rusia ha acusado a Estados Unidos y a sus aliados europeos de subvertir los regímenes amigos de Rusia en el espacio postsoviético mediante operaciones encubiertas. En diversas reuniones y cumbres internacionales, el presidente ruso Vladimir Putin reiteró la promesa incumplida refiriéndose a las garantías occidentales a la Rusia postsoviética en relación con la OTAN de que “no cruzará la línea roja de Rusia”.

En su polémico pero famoso discurso de la Conferencia de Múnich de 2007, el presidente ruso advirtió a Estados Unidos y a sus aliados en Europa de que prestaran atención a las preocupaciones de seguridad de Rusia en el espacio postsoviético y respetaran las líneas rojas de Rusia. Por desgracia, los campeones de la democracia no parecen tomarse en serio la seguridad internacional y la paz con Rusia. Durante su intervención en la conferencia de Munich, el presidente Putin recordó a los líderes occidentales citando el discurso de Manfred Wörner para apoyar su afirmación de que la OTAN prometió no expandirse a nuevos países de Europa del Este. Putin citó;

“El hecho de que estemos dispuestos a no situar un ejército de la OTAN fuera del territorio alemán ofrece a la Unión Soviética una firme garantía de seguridad”. ¿Dónde están esas garantías? “

Un día antes, Estados Unidos y Alemania anunciaron que enviarían tanques a Ucrania con ayuda militar adicional. La noticia no fue bien recibida por la población occidental con el pretexto de la creciente inseguridad de que la llegada de tanques modernos como el Leopard II y el M1 Abram podría exacerbar el conflicto ya agravado y prolongar la guerra. La decisión de Estados Unidos y Alemania de enviar tanques modernos a Ucrania suscitó enormes críticas en los medios de comunicación, e incluso la opinión política occidental permaneció dividida. Por ejemplo, un diputado alemán de Alternativa para Alemania (AFD), Petr Bystron, fustigó la decisión del gobierno alemán: Petr Bystron, diputado alemán, dijo en su furibundo discurso:

“Es un enfoque interesante el que están adoptando aquí. Tanques alemanes contra Rusia en Ucrania. Sus abuelos ya lo intentaron, por cierto, en su día con los Melnyks y los Banderas, ¿y cuál es el resultado?”.

En las páginas de la historia, Rusia ha sido una tierra no conquistada y nadie lo sabe mejor que los europeos. El diputado alemán, refiriéndose a la decisión de Hitler de atacar Rusia con Panzers y sus consecuencias, intentó recordar a los alemanes el error de sus antepasados. Un día antes, en una sorprendente declaración, el ministro de Asuntos Exteriores alemán admite que Alemania está en guerra con Rusia. Scholz, el canciller alemán, acaba de dar un giro de 180 grados y ha cedido a la presión occidental enviando tanques Leopard a Ucrania. El presidente Biden ha enviado un batallón de tanques Abrams a Ucrania.

Después de negarlo durante meses, finalmente, la alianza de la OTAN está avanzando lentamente hacia un conflicto a gran escala con Rusia en Ucrania. La reciente declaración del Ministro de Asuntos Exteriores alemán demuestra claramente cómo Europa, bajo la tutela de Estados Unidos, se está entregando a la guerra imperial estadounidense contra Rusia.

También es importante señalar que el uso de la fuerza militar no es una solución viable al actual conflicto de Ucrania. La guerra causa un enorme sufrimiento humano y destrucción, y no es un medio viable para resolver las disputas entre las partes implicadas.

Parece que la Historia se repite en Ucrania en todas las esferas geopolíticas y geoestratégicas. Estados Unidos y Europa parecen imprudentes porque no comprenden la gravedad de la situación actual en Ucrania. Meses después de la guerra en Ucrania, el presidente ruso Vladimir Putin recordó a Occidente con una dura advertencia que Rusia no puede ser derrotada en el campo de batalla. El 7 de julio, durante una reunión con los líderes parlamentarios, Putin acusó a los aliados occidentales de alimentar el conflicto, afirmando que “Occidente quiere luchar contra nosotros hasta el último ucraniano”. Putin dijo a los líderes parlamentarios rusos: “Parece que va en esa dirección”, y advirtió de que todo el mundo debería entender que Rusia “en general no ha empezado nada serio todavía”.

Si la guerra en Ucrania se prolonga que podría terminar en un desastre no sólo para Ucrania, sino para el resto del mundo. Desde un punto de vista histórico, el conflicto en curso en Ucrania es una réplica de la guerra de Vietnam y el atolladero de los misiles cubanos durante el apogeo de la Guerra Fría y el resultado de esta guerra podría ser una catástrofe para el mundo entero. Ha llegado el momento de que Estados Unidos abandone su actitud de policía global y se tome en serio la posibilidad de llegar a un acuerdo de paz con Rusia. La actual escalada en Ucrania es sólo una calma antes de la tormenta, si no se toma la situación en serio entonces el mundo podría terminar en una catástrofe nuclear.

De hecho, es fundamental que todas las partes implicadas en el conflicto de Ucrania entablen un diálogo y negociaciones para alcanzar una solución pacífica. Esto debería incluir la participación de organizaciones internacionales como las Naciones Unidas, así como de terceros mediadores neutrales.

 

La alianza entre el MI6, la CIA y los banderistas: El ‎resurgimiento del racialismo nazi en Ucrania

 

Fuente:

Rahim Volkov, en Tsargrad Institute: Finally, the west admitted its “war with Russia”. 27.01.2023

Contenidos

Por Mente Alternativa El 16 de mayo, Putin se reunió con líderes de la industria de defensa y comandantes militares, según informó Carl Osgood...

Contenidos

Por Chris Lewis y Jason Ross Como parte del 14º paquete de sanciones contra Rusia, la Unión Europea va a prohibir otros cuatro medios...

Contenidos

Por Mente Alternativa El exdiputado ucraniano Andrey Derkach ha revelado detalles sobre el escándalo de corrupción de Burisma relacionado con Hunter Biden. En una...

Contenidos

Por Mente Alternativa El intento de asesinato contra el Primer Ministro eslovaco, Robert Fico, tiene implicaciones internacionales, advierte Gretchen Small en una nota publicada...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram