Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Biden, el Pentágono y la OTAN señalan su disposición a ir a la guerra contra Rusia por Ucrania

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Biden, el Pentágono y la OTAN señalan su disposición a ir a la guerra contra Rusia con tal de integrar a Ucrania al eje euroatlántico. Rusia advierte que un despliegue de misiles de mediano y corto alcance por EE.UU. y Reino Unido le obligaría a reaccionar en el ámbito técnico-militar[https://actualidad.rt.com/actualidad/388449-rusia-advertir-despliegue-misiles-mediano].

 

Por Rick Rozoff

Los recientes comunicados de prensa de la Casa Blanca, el Departamento de Defensa y la Organización del Tratado del Atlántico Norte transmiten uniformemente el mensaje de que Estados Unidos y la OTAN están dispuestos, y quizás se estén preparando, a entrar en un conflicto armado con Rusia por su régimen de cliente conjunto en Ucrania.

El 1 de abril, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, mantuvo una conversación telefónica con su homólogo ucraniano, el ministro de Defensa Andrii Taran, en la que “reafirmó el inquebrantable apoyo de Estados Unidos a la soberanía, la integridad territorial y las aspiraciones euroatlánticas de Ucrania”. Esta última expresión significa entrar en la OTAN, primero, y en la Unión Europea, después (como ha ocurrido con los trece miembros de la OTAN incorporados desde 1999 que también entraron en la UE). En palabras de la lectura de la conversación por parte del Pentágono, Austin también “condenó las recientes escaladas de las acciones agresivas y provocadoras de Rusia en el este de Ucrania….” El jefe de Defensa también “reiteró el compromiso de EE.UU. con la construcción de la capacidad de las fuerzas de Ucrania para defenderse más eficazmente contra la agresión rusa.”

Austin recordó que Estados Unidos ha proporcionado a Ucrania más de 2.000 millones de dólares en asistencia militar y de seguridad desde la violenta revuelta en la nación, provocada por Estados Unidos hace siete años, que resultó en el derrocamiento del gobierno legalmente elegido y reconocido internacionalmente de Víktor Yanukóvich y en la guerra en la región de Donbás. Austin también confirmó un reciente paquete de 125 millones de dólares del Pentágono para “mejorar la letalidad, el mando y el control, y el conocimiento de la situación de las Fuerzas Armadas de Ucrania.”

Cuando el jefe de la organización militar más poderosa del mundo, que gasta más de diez veces más que Rusia en defensa, habla de un régimen cliente político y militar clave -y uno en una nación, además, que ha enriquecido a la familia del actual presidente de Estados Unidos- como víctima de una agresión militar, los inevitables corolarios de su pronunciamiento no son difíciles de adivinar.

Al día siguiente, el presidente Joe Biden (o eso se informó) habló con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy y “afirmó el apoyo inquebrantable de Estados Unidos a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania frente a la agresión en curso de Rusia en el Donbás y Crimea.” Al parecer, Biden habló de intensificar la asociación estratégica entre ambos Estados y habló de reformas -para repetir, Biden habló de reformas en Ucrania- que son “fundamentales para las aspiraciones euroatlánticas de Ucrania.” Es decir, para convertirse en miembro de pleno derecho de la OTAN.

Ese mismo día, el ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, pidió en una entrevista a un periódico una “participación urgente de Estados Unidos en la desocupación de (Donbás) y Crimea”.

El 1 de abril, la propia OTAN se unió al coro de denuncias occidentales contra Rusia, y un funcionario de la alianza declaró que “las acciones desestabilizadoras de Rusia socavan los esfuerzos por desescalar las tensiones” en el Donbás, y añadió: “Los aliados comparten su preocupación por las recientes actividades militares a gran escala de Rusia en Ucrania y sus alrededores”. La referencia “en Ucrania” se refería sin duda a Crimea, y la de “alrededor de Ucrania” a los movimientos de tropas rusas dentro de la propia Rusia. El hecho de que el gobierno ucraniano lleve siete años librando una guerra en Donetsk y Lugansk, fronterizas con Rusia, y que ciudadanos rusos hayan resultado muertos y heridos por los bombardeos ucranianos a través de la frontera con Rusia, parecería justificar los movimientos de tropas rusas dada la reciente escalada de las hostilidades en la región.

El Mando Europeo de Estados Unidos (EUCOM) ha elevado su estado de alerta al máximo nivel. El EUCOM es uno de los seis comandos de combate unificados geográficamente (Ejército, Cuerpo de Marines, Armada, Fuerza Aérea, Fuerza Espacial y Guardacostas) que el Pentágono emplea para repartir la superficie del mundo. Comparte su máximo comandante con la OTAN.

En una reciente entrevista en la televisión ucraniana, el comandante en jefe del ejército ucraniano, Ruslan Khomchak, afirmó que las fuerzas armadas de la nación están plenamente operativas para una posible guerra, capaces de “proteger la integridad territorial y la independencia de nuestro Estado”.

Eso es cierto para cualquier ejército, por supuesto, pero Khomchak fue más específico: “Para cumplir esta tarea, debemos estar preparados para actuar tanto ofensiva como defensivamente y para realizar maniobras. Por supuesto, nos estamos preparando para la ofensiva…. Tenemos experiencia en la guerra en el este de Ucrania”. De hecho, siete años de ella.

El 8 de febrero, el presidente Zelensky aprobó un plan para admitir la entrada de tropas extranjeras en Ucrania en 2021 para participar en varios ejercicios militares multinacionales dirigidos por Estados Unidos y otras naciones de la OTAN, incluidos los ejercicios liderados por Estados Unidos Rapid Trident 2021 y Sea Breeze 2021, los ejercicios británico-ucranianos Cossack Mace 2021 y Warrior Watcher 2021, el ejercicio rumano-ucraniano Riverine 2021 y los juegos de guerra polaco-ucranianos Three Swords 2021 y Silver Sabre 2021.

También aprobó recientemente la nueva estrategia militar de Ucrania, que no es sorprendente que haga hincapié en el sometimiento de Donetsk y Lugansk e incluso de Crimea. Los ataques totales contra las dos primeras probablemente provocarían una guerra con Rusia; un ataque contra la tercera la haría inevitable.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

La OTAN se menciona 19 veces en el documento, que habla de una guerra inminente con Donetsk y Lugansk, y por inferencia con Rusia, en la que se proporcionaría a Ucrania “la ayuda de la comunidad internacional en términos favorables para Ucrania.”

Más concretamente, menciona la dependencia del “apoyo político, económico y militar de Ucrania por parte de la comunidad internacional en su enfrentamiento geopolítico con la Federación Rusa”. La nueva estrategia militar también habla de que Ucrania se vea involucrada en una guerra entre la OTAN y Rusia en la que Ucrania “se verá arrastrada a un conflicto armado internacional, especialmente entre estados con armas nucleares”.

La integración euroatlántica de Ucrania defendida por Biden y Austin haría inevitable la participación de Ucrania en una guerra entre las dos principales potencias nucleares del mundo. También podría convertir a Ucrania en el principal campo de batalla de dicha guerra.

 

Ucrania, vivero de neonazis de la OTAN

 

Fuente:

Rick Rozoff, Anti-Bellum: Biden, Pentagon, NATO signal readiness to go to war against Russia over Ukraine.

Te puede interesar

Contenidos

Como documenta Caitlin Johnstone en este artículo, hoy en día, la colaboración de la CIA se produce a la vista de todos, y la...

Contenidos

Por Michael Hoffman El 15 de abril se produjo otra masacre por arma de fuego, en este caso en Indianápolis, Indiana. Esto sigue a...

Contenidos

En su diálogo semanal, Helga Zepp LaRouche hizo un apasionado llamamiento a los telespectadores para que se unan a ella en la lucha contra...

Geopolítica

 ‘A la buena, o a fuerzas’ El libro “Covid-19: El Gran Reseteo”, co-escrito por dos dirigentes del Foro Económico Mundial (Klaus Schwab y Thierry...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon