Connect with us

Hi, what are you looking for?

Ciencia y Tecnología

Coronavirus: Agenda de manipulación genética y guerra psico-biológica contra China

[eckosc_tab_container]El whistleblower y ex agente de inteligencia de la CIA, Robert David Steele, concluye que la CIA, el MI-6 y el ejército de EE.UU. y los CDC están involucrados en la propagación y guerra psico-biológica contra China a través del arma biológica conocida como coronavirus, como parte de una estrategia para introducir un giro genético en la manipulación y el control del ADN a través de las vacunas. Por eso, cuando la industria farmacéutica ofrezca el “remedio”, no será necesario vacunarse —advierte Steele— pues la infección se propaga a través de secreciones corporales, y usar una máscara (cubre bocas) es una precaución suficiente en la mayoría de los casos, así como guardar medidas básicas de higiene.

Mientras China implementaba medidas ejemplares contra el brote de coronavirus, posiblemente propagado por los Estados Unidos en Wuhan, dice Steele, los medios corporativos controlados por la CIA y el MI6 emprendieron una guerra psicológica paralela para culpar a China de operar un programa encubierto de armas biológicas (¿dónde más hemos escuchado este viejo cuento?).

El temor escaló cuando fueron publicados los resultados de un ejercicio de simulación de pandemia de coronavirus realizado por The Johns Hopkins Center for Health Security, el Foro Económico Mundial y la fundación Bill Gates hace tres meses, el cual predijo 65 millones de muertes. Se supo también que al menos 19 patentes de coronavirus que se remontan a los años 80 fueron archivadas antes del brote de Wuhan.

Por otro lado, hay que recordar que se viene una quiebra planetaria de los mercados, que el Cártel Bancario de la nobleza negra ha provocado deliberadamente y que está intentado maquillar. Los atentados del 11 de septiembre de 2001 sirvieron para aplazar el colapso económico. Pero el Coronavirus será la excusa para desgrabar las consecuencias de un inminente colapso económico planetario, afirma Daniel Estulin.

Por todo esto, no es difícil identificar la impronta jesuita que hay en esta operación de guerra híbrida prediseñada para: Crear miedo en torno a un problema de salud para que la gente salga y compre el remedio que le venderán para evitar la enfermedad, culpando y justificando una guerra psicológica contra un enemigo estratégico (China), y aprovechando la distracción y el miedo de la gente para desarrollar vacunas que permitan la manipulación y el control genéticos, así como perpetrar una agenda de siglos de sabotaje contra los intercambios científicos y culturales y la integración entre China y Occidente, mientras aprovechan también el caos generado pot la epidemia para justificar el colapso económico global del que ellos mismos son culpables.

“Esta situación de guerra psico-biológica entre China y Occidente”, advierte Helga Zepp-LaRouche, “es tan nefasta como las intrigas contra Leibniz y sus comunicaciones con los jesuitas en China que llevaron a un corte de los intercambios científicos y culturales hace siglos” y que por lo tanto sabotearon la integración euroasiática, que ahora los jesuitas quieren volver a sabotear en pleno siglo XXI.[/eckosc_tab_container]

 

Robert David Steele: CIA, MI-6, ejército de EE.UU. y CDC están involucrados

1. China ha implementado medidas ejemplares contra el brote de coronavirus.

2. El virus saltó de los animales, se trata de una mutación evolutiva normal. La infección se propaga con saliva, y usar una máscara es una precaución suficiente.

3. China reconoce el factor de condiciones insalubres. Especialistas en transmisión de enfermedades de animales a humanos dicen que poner varias especies diferentes de animales en proximidad, como en los mercados de Wuhan, es una forma segura de contraer brotes de enfermedades.

4. Los medios internacionales, controlados por el MI-6 y la CIA, están promocionando la historia para atacar a los chinos con noticias falsas.

5. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) (1) mienten como un ejercicio de creación de presupuesto.

6. Los CDC están apresurando la creación de una vacuna experimental no probada, utilizando la falsa alarma de virus como una estrategia para introducir un giro genético en la manipulación y el control genético (vacunas activas de ADN). Inovio eligió ejecutar la estafa.

7. Los chinos robaron el virus del laboratorio de armas biológicas de Canadá, y escapó de allí. (Es decir que fue desarrollado en Canadá, un estado-corporativo dependiente de la corona británica).

8. La CIA o el ejército de los EE.UU. propagaron el virus para provocar estragos en China.

https://youtu.be/2lOy-FUs3II

 

Evento 201 hizo una simulación de pandemia de coronavirus hace tres meses

Hace menos de tres meses, Eric Toner, científico del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud, había realizado una simulación de una pandemia mundial que involucraba exactamente el mismo tipo de virus. Su simulación predijo que 65 millones de personas podrían morir “dentro de los 18 meses”.

“El Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud en asociación con el Foro Económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates organizaron el Evento 201, un ejercicio pandémico de alto nivel el 18 de octubre de 2019, en Nueva York, NY. El ejercicio ilustra las áreas en las que serán necesarias alianzas público / privadas durante la respuesta a una pandemia severa para disminuir las consecuencias económicas y sociales a gran escala”.

 

Advertisement. Scroll to continue reading.

19 patentes de coronavirus que se remontan a los años 80 fueron archivadas antes del brote de Wuhan

Según una recopilación publicada por Stillness in the Storm, existen hasta 19 patentes diferentes de coronavirus que fueron archivadas mucho antes de que comenzara el brote la semana pasada, y algunas de ellas se remontan al año 1984.

Por lo que la operación de bandera falsa o brote manufacturado bien podría estar concebido con el doble objetivo de golpear a China y enriquecer a la industria farmacéutica.

 

¿Existe algún precedente de que las compañías farmacéuticas ganen mucho dinero con problemas de salud como este?

Históricamente, el Estado Profundo y las grandes farmacéuticas suelen crear un nuevo virus —o dos— cada año para crear un océano de miedo, paranoia y ansiedad (recordemos el SARS, el ZIKA y la gripe aviar).

En su libro de 1994, Disease Mongers, Lynn Prayers afirma que en el negocio de la salud con fines de lucro, médicos, aseguradoras, compañías farmacéuticas y de alimentos trabajan todos de la mano para garantizar grandes ganancias.¿De qué manera? Creando miedo en torno a un problema de salud para que la gente salga y compre el remedio que le venderán para evitar la enfermedad.

 

La simulación del coronavirus, guerra psicológica contra China

Con Trump bajo influencia de los halcones de guerra neoconservadores, Dany Shoham, un experto en inteligencia militar israelí que ha promovido acusaciones falsas similares contra Siria relacionadas con el supuesto uso de armas químicas, ahora usa la misma táctica contra China al especular que el brote del coronavirus “puede haberse originado en un laboratorio en la ciudad de Wuhan vinculado al programa encubierto de armas biológicas de China”.

Por el contrario, Robert David Steele sugiere que el coronavirus fue robado por China de un laboratorio de armas biológicas canadiense.

Esta hipótesis está respaldad por casos como el de la Dra. Xiangguo Qiu, la voróloga china que fue expulsada el año pasado del Laboratorio Nacional de Microbiología (NML) en Winnipeg en medio de una investigación RCMP sobre lo que se describe como una posible “violación de la política”.

Esta situación de guerra psico-biológica entre China y Occidente es casi tan nefasta como las intrigas sembradas contra el filósofo Leibniz y sus comunicaciones con los jesuitas en China que llevaron a un corte de los intercambios científicos y culturales que impidieron la integración eurasiática siglos atrás. Por eso, para quien conoce la historia, no es difícil comprender que los jesuitas, que todavía se empeñan en desindustrializar el mundo para devolverlo a la Edad Media así como en sabotear la integración euroasiática en pleno siglo XXI, son quienes operan la agenda del coronavirus.

Leibniz y la raíz de la 1ª integración euroasiática saboteada por el Vaticano jesuita

 

La actitud de guerra psicológica contra China durante la crisis del coronavirus debe cesar

El brote del coronavirus en Wuhan sorprendió a todos. Al comienzo de los viajes de vacaciones del Festival de Primavera, el peligro de una rápida propagación era particularmente peligroso. En el momento en que se descubrió, la reacción del gobierno fue rápida e integral, tanto en lo que respecta a la prevención como a la detección, y descubrir la naturaleza de la enfermedad es de suma importancia para encontrar un antídoto.

Luego estaba la movilización para contener la enfermedad. Wuhan estaba efectivamente bajo encierro. ¡Y dado el creciente número de pacientes, el gobierno decidió construir dos nuevos hospitales completos en Wuhan en seis días! La construcción se lleva a cabo las 24 horas del día.

El gobierno chino está siguiendo de cerca el desarrollo de la enfermedad desde el primer momento y ha tomado medidas extraordinarias a nivel nacional para hacer frente a la crisis. Todas las celebraciones del Festival de Primavera fueron canceladas por el bien de la salud de las personas.

Uno pensaría que, dadas las implicaciones de esta terrible epidemia, que ya se estaba extendiendo a otras partes del mundo, los medios de comunicación en Occidente asumirían su responsabilidad ética para divulgar una imagen sobre el desarrollo y la propagación de la enfermedad en China. Si embargo, prefirieron usar en gran medida esta crisis como una herramienta en su esfuerzo concertado para atacar a China.

De hecho, hay ciertos problemas reportados por ciertos medios, tales como dudar de la reacción del gobierno chino o si los funcionarios chinos fueron demasiado negligentes al alertar a las personas de que la enfermedad podría transmitirse por contacto humano. Periodistas como Anna Fifield, del Washington Post, estaban más ansiosos por navegar en las salas de chat por los comentarios de personas descontentas que se quejaban de las restricciones o la lenta reacción de los funcionarios locales o del gobierno ante la propagación de la enfermedad.

Hubo la simpatía fingida expresada por el personal con exceso de trabajo en Wuhan que estaban haciendo esfuerzos heroicos para hacer frente a la abrumadora situación, como si esto fuera el resultado de una “mala gestión” por parte del gobierno. Y cuando el gobierno tomó medidas tan drásticas como para poner en cuarentena la ciudad, esto se convirtió en la política equivocada de un gobierno demasiado “autoritario”.

Lea este extracto de la columna de Fifield el 25 de enero, con respecto a la decisión del gobierno de Hubei de declarar una emergencia de Nivel Uno el 24 de enero. “Significa que el gobierno local puede movilizar personal y equipo; establecer un perímetro para la epidemia y hacer cumplir una región bloqueo; poner en cuarentena a la fuerza a personas infectadas y casos sospechosos; instituir controles de precios y castigar a los ‘rumores’.” Pero al enfrentar una enfermedad como esta, es necesario movilizarse como si fuera una movilización de guerra, porque es una guerra. Y si no haces eso, pierdes la guerra, y muchas personas perecen.

En su afán por ennegrecer la respuesta apropiada y contundente del gobierno chino a este nuevo virus terrible, algunos medios de comunicación occidentales han perdido todo sentido de moralidad y cordura. Debido a que, como muchos de estos problemas que enfrenta la humanidad hoy en día, lo que golpea a una población del otro lado del mundo podría ser sorprendente en casa mañana, y ya estamos recibiendo un número creciente de casos en los Estados Unidos.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Lo que la mentalidad de la guerra psíquica de los medios estadounidenses no comprende es lo que los científicos chinos hacen hoy para encontrar un antídoto contra esta enfermedad y lo que el personal médico chino logra hacer, con sus heroicos esfuerzos y sacrificios para evitar la propagación de la enfermedad también salvará la vida de las personas aquí en casa.

La apertura y la cooperación entre chinos y científicos en el extranjero en este caso también subraya la importancia de la cooperación en los campos de la ciencia en general, que se ha reducido significativamente debido al creciente sesgo anti-China impulsado por los medios de comunicación. La humanidad avanza más rápido, más pueden cooperar nuestros científicos.

Pero para hacer eso, la actitud de guerra psicológica de los medios estadounidenses hacia China tiene que cesar. Las enormes capacidades científicas y tecnológicas que se están desarrollando en China, con casi 1.400 millones de personas como «acervo genético», pueden ser solo la capacidad que el mundo necesita para superar esta amenaza y otras amenazas que pueden levantar sus cabezas feas.

Notas

(1) Los CDC son una organización criminal e Inovio no tiene idea de cómo crear una vacuna contra el coronavirus, esto será una tapadera para lanzar al público una nueva vacuna genérica de ingeniería, en parte como una estafa de creación de presupuesto para los CDC, en parte como un preámbulo para obligar a vacunas de ingeniería genética para toda la población (menos las élites que usan médicos de casa para “eximirse” y sobornaron a las fuerzas del orden público para evitar que se les haga responsables. Las vacunas no son necesarias ni constitucionales; deben oponerse a todos los ciudadanos. Robert F. Kennedy Jr. parece ser una de las pocas personas en las que el presidente Donald Trump puede confiar, en algún momento del segundo mandato, los CDC deben ser investigados, las personas enviadas a la cárcel y todo el esfuerzo reiniciado (junto con el desmantelamiento del “tribunal inconstitucional de vacunas que cubre la industria farmacéutica y niega a ciudadanos agraviados, padres e hijos sus derechos bajo la Constitución a un camino justo con un jurado”.

Fuentes:

John Hopkins University / World Economic Forum / Bill & Melinda Gates Foundation — Event 201, a Global Pandemic Exercise.

Public Intelligence Blog / Robert Steele: China Coronavirus — My Appraisal UPDATE: VIDEO.

Zero Hedge — Coronavirus Pandemic Simulation Run 3 Months Ago Predicts 65 Million People Could Die.

Justin Deschamps / Stillness in the Storm — 19 Coronavirus Patents, Going back to the 80s, Filed BEFORE the Wuhan Outbreak.

JUSTIA Patents — US Patent for Coronavirus Patent (Patent # 10,130,701).

CBC — Chinese researcher escorted from infectious disease lab amid RCMP investigation.

CGTN — The psy-war attitude towards China during the coronavirus crisis must cease.

Advertisement que es lbry

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Girl in a jacket

Archivos

Facebook

Te puede interesar

Contenidos

Las mentiras de los banqueros neoliberales y los geopolíticos británicos podrían causar una guerra nuclear. Executive Intelligence Review (EIR), la revista fundada en 1974...

Ciencia y Tecnología

CDC confirma tasa de mortalidad notablemente baja (.2%) por coronavirus en EEUU. Es más probable que la mayoría de las personas en los Estados...

Contenidos

LaRouche: ‘Hay que desacoplarse de los británicos, no de China’. La presidenta del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, advierte que si ocurre un grave desacoplamiento...

Contenidos

Thierry Meyssan: La nueva estrategia antichina de Washington. Independientemente de la histeria antichina del grupo que impuso las respuestas ‎políticas, falsamente sanitarias, adoptadas en Occidente...

Advertisement