Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

Coronavirus: La bioguerra de Londres contra China (análisis de Daniel Estulin y Helga Zepp-LaRouche). ¿Qué hay detrás del supuestamente temible coronavirus? Cuál es el papel de la élite en su promoción? ¿A qué juega la Organización mundial de la Salud? ¿La élite está usando el coronavirus como preparación de la Ley Marcial después de la quiebra de los mercados de cara al colapso global manufacturado?

 

Helga Zepp-LaRouche: ‘China merece un reconocimiento por su lucha contra el coronavirus’

Mientras medios occidentales de propaganda, como Der Spiegel, se dedican a machacar a China hablando de de 900 muertes por coronavirus, no se divulga que, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, las estimaciones preliminares señalan que durante la temporada de gripe 2019-2020 ha habido entre 12,000 y 30,000 muertes por influenza en los Estados Unidos, y que anualmente se registran entre 12,000 y 60,000 muertes en asociadas con la gripe.

Como advierte la presidente del Instituto Schiller Internacional, Helga Zepp-LaRouche, “China merece un reconocimiento por su lucha contra el coronavirus”. Y en en cuanto a la propaganda divulgada por de Der Spiegel y otros medios occidentales, dice:

“Esta basura de periodismo amarillista fue tan terrible que la embajada de China en Alemania publicó una queja formal en su sitio electrónico. El notorio diario Jyllands-Posten de Dinamarca, publicó también una caricatura repugnante que coloca un coronavirus sobre la bandera china. Varios medios de comunicación dominantes estadounidenses utilizan el abominable término racista de ‘el peligro amarillo’. Lo que demuestran todas estas representaciones es la horrenda realidad de un racismo que está obviamente profundamente arraigado bajo un barniz muy delgado de ‘valores occidentales’. La realidad de las cosas es que, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha elogiado a China en varias ocasiones por el modo excelente en que han manejado la epidemia, ya ha señalado que China estableció un nuevo estándar respecto a cómo hacer frente a tales problemas. Que el gobierno chino haya publicado un mapa completo del genoma de las nuevas variantes en pocos días de su inicio, facilitó que los científicos de otros países comenzaran a trabajar para conseguir posibles vacunas, pero además eso se debe a que China ha logrado grandes avances en las ciencias biológicas en los últimos 15 a 20 años. Otros funcionarios de salud declararon que la respuesta del gobierno regional de Wuhan y la diseminación de la información fue ‘de lo más avanzado’, y que se ha publicado una cantidad extremadamente impresionante de información nueva en sus actualizaciones diarias desde el 31 de diciembre y el 1ro de enero… Con toda seguridad debemos reflexionar sobre la actualidad del razonamiento de Gottfried Leibniz quien decía: ‘En cualquier caso, parece que la situación de nuestra condición actual, a la luz de la cada vez mayor decadencia moral, es tal que casi parece necesario que nos envíen misioneros chinos, que pudieran enseñarnos la aplicación y la práctica de la teología natural… Yo considero por lo tanto que, si fuese electo un hombre sabio, no para juzgar sobre la belleza de una diosa, sino sobre la excelencia de los pueblos, él le daría la manzana de oro a los chinos’. Yo creo que Leibniz era mucho más sabio que, digamos, Der Spiegel, el Jyllands-Posten y el New York Times.”

En cualquier caso, si Europa y Estados Unidos quieren que les crean cuando hablan de “derechos humanos” y de “valores occidentales”, deberían unir esfuerzos con China y cooperar en la batalla para derrotar al coronavirus, ya que la actitud de sus medios de propaganda sólo respalda la bien sustentada hipótesis de que el coronavirus es un virus de laboratorio diseñado y lanzado por el imperio británico como arma biológica en su guerra híbrida contra China y la integración euroasiática, como deduce el doctor en inteligencia conceptual, Daniel Estulin, en un podcast reciente.

 

Daniel Estulin: ‘Estamos frente a una operación de los servicios de inteligencia británicos’

Es más que probable que resulte que toda (la) historia (del coronavirus) no valga un centavo, ya que el nuevo virus es muy inferior a la gripe común que, por cierto, es un peligro bastante grave que sin la publicidad del coronavirus mata 650,000 personas al año en el mundo, 60,000 de las cuales ocurren en los Estados Unidos.

Las implicaciones del coronavirus parecen ser más bien políticas, económicas y sociales. Por lo tanto, las opciones son que haya algo que se nos oculta acerca del coronavirus y que China, a través de sus acciones, esté tratando de resolver otros objetivos.

 

Implicaciones geopolíticas y económicas del coronavirus

Tanto China como los Estados Unidos son dos imperios económicos que están al borde del colapso. He explicado muchas veces lo que le espera a los Estados Unidos.

¿Es esta situación el principio del colapso total?

Personalmente me inclino a creer que aún nos queda algo de tiempo antes del colapso total. Tampoco descarto que en China ya hayan iniciado las maniobras de defensa, pues es algo absolutamente necesario si entendemos que conceptualmente el colapso económico planetario está a la vuelta de la esquina. Pero mientras no haya pánico entre los principales financieros del planeta, y no se hayan convocado conferencias urgentes ni reuniones extraordinarias, yo no entraría en pánico. A Bloomberg, por ejemplo, parece importarle más el tema de la elección presidencial de 2020. Por lo tanto, creo que tenemos tiempo hasta noviembre de 2020.

Con la parálisis del coronavirus, China ha reducido su economía sobrecalentada y los mercados especulativos se ajustarán a los Estados Unidos como consecuencia.

El coronavirus también les permitió a los chinos afinar la defensa civil.

Pero en un mes y medio o dos todo volverá a su cauce y nos olvidaremos del coronavirus a nivel planetario.

A nivel geopolítico, Wuhan es el epicentro del coronavirus. Lo que eligieron a Wuhan como punto de partida de este virus han hecho un trabajo de inteligencia excepcional. Hay varias razones a tener en cuenta:

1. Wuhan es el punto neurálgico del sistema de comunicación del país (vías ferroviarias, carreteras, etc.).

2. El primer levantamiento, que llevó a la quiebra del imperio en 1911, ocurrió en Wuhan. La Revolución de Xinhai de 1911 derrocó a la última dinastía imperial de China, la dinastía Qing, estableciendo la República de China. Ahora mismo nadie puede salir de su cada en Wuhan. Pero no debe caber duda que dentro de la ciudad hay provocadores preparados para actuar con operaciones de bandera falsa en nombre de las revoluciones de color.

Estamos frente a una operación de los servicios de inteligencia británicos contra Xi Jinping. El gobierno actual en China es liberal financista, igual que los banqueros financistas clintonoides de Wall Street en los Estados Unidos. En Rusia, Putin logró tumbar al gobierno liberal financista hace unos días. Xi lo quería hacer después de las celebraciones del año chino.

Científicos rusos: EEUU creó el coronavirus de Wuhan para sabotear a China y hacer negocio con la cura

Os recuerdo que estamos en una guerra de supervivencia entre varios proyectos globales.

Londres, que es el proyecto Nueva Jerusalén, se encuentra fuera del juego y necesita alianzas pero sus vías están tapadas, por lo que su mejor opción es una guerra mundial.

Pero buscan una guerra “no caliente”, que comenzó en octubre del año 2019 inmediatamente después del Año Nuevo según el calendario judío, a través del colapso de los mercados bursátiles del viejo mundo económico. La causa de fuerza mayor del colapso es su función de desgravar deudas y responsabilidades. Os recuerdo que la deuda planetaria entre los bonos, bonos basura, etc., actualmente asciende a cuatro cuatrillones de dólares ($4’000’000’000’000’000).

La opción principal es desatar una guerra de armas entre teocracias irreconciliables, como Irán e Israel. La fase activa comenzó en enero de 2020 cuando tuvo lugar in intercambio de ataques ocultos con la operación en el frente financiero económico. Es decir, éxito el 15 de enero de la primera fase del Acuerdo de Cooperación Constructiva entre China y los Estados Unidos, el cual tuvo un contra ataque psicosocial contra China a través del nuevo coronavirus.

El ataque comenzó a mediados de diciembre de 2019, cuando aparecieron los primeros casos en clínicas de Wuhan. Sin embargo, se empezó a hablar del virus a principios de enero.

Cadena de eventos:

3 de eneroAsesinato del general Soleimani, el coorinador de operaciones financieras secretas de Irán.

Fines de enero — Autoridades chinas ya habían tomado medidas severas de protección en situaciones de emergencia.

Opción auxiliar — Epidemia de virus en China.

Opción de emergencia — Una provocación a través de un “Acuerdo del Siglo” entre el pueblo palestino e Israel, tal y como lo presentó Donald Trump. Un acuerdo que puso al pie de guerra a todo el mundo islámico amenazando con un ataque contra Israel.

Coronavirus: Agenda de manipulación genética y guerra psico-biológica contra China

 

Implicaciones sociales del coronavirus

Actualmente hay dos operaciones principales en curso:

1. La “encerrona” (lockdown) de la población.

2. La introducción de la vacunación obligatoria.

No debería de sorprender a muchos que ya existe una vacuna experimental anti-coronavirus que se podría producir a nivel masivo en 90 días. La vacuna tiene enormes peligros potenciales. Y podría ser obligatoria para todos en ciertas zonas geográficas.

El verdadero problema que hay detrás del coronavirus son las consecuencias psicológicas dentro de la guerra no declarada contra la población, no sólo en China, sino a nivel planetario.

Nunca antes en la historia humana ha habido una encerrona de este tamaño (con 50 millones de personas como prisioneros virtuales) ejecutada tan rápidamente como lo han hecho en China.

Psicológicamente, esta operación manufacturada obliga a la gente a aceptar algo que es necesario (pues es mejor prevenir que curar).

El Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos está lanzando un programa urgente para desarrollar una vacuna contra el coronavirus en China. El objetivo es tener una vacuna lista para pruebas en humanos en noventa días. Esto es algo sin precedentes y un proyecto conjunto entre el Instituto Nacional de la Salud y una compañía de vacunas estadounidense que se llama Moderna, Inc.

La vacuna es un nuevo tipo llamado ARN. Según informó Reuters del 34 de enero, con el código genético del virus de Wuhan en mano, los científicos comienzan a trabajar en una vacuna:

“Estas vacunas están basadas en ácido ribonucleico, ARN, un mensajero clínico que contiene instrucciones para producir proteínas”.

La Fundación PHG de la Universidad de Cambridge explica en una nota de prensa que, a diferencia de una vacuna normal, las vacunas de ARN funcionan al introducir una secuencia de ARNm, donde “m” es la molécula que le dice a las células qué construir, y está codificada para un antígeno, es decir virus, específico de la enfermedad. Una vez producido dentro del cuerpo, el sistema inmune reconoce al antígeno (virus) preparándose para combatirlo.

Moderna, Inc., la empresa estadounidense que desarrollará la vacuna, está financiada por CEPI. CEPI fue fundado en Davos, por los gobiernos de Noruega e India, por la Fundación Bill & Melinda Gates, por el Welcome Trust y el Foro Económico Mundial. Bill Gates, ¿tengo que decir más?

Pero esto no es todo, en la página web de Moderna, Inc., en la parte inferior del comunicado de prensa, encontramos una declaración muy interesante, en una sección titulada Nota Especial sobre Declaraciones Prospectivas. La nota dice esta tecnología carece de licencia para uso público:

“Nunca ha habido un producto comercial utilizando la tecnología ARNm aprobada para su uso en humanos”.

¿Alguien en su sano juicio permitiría que se le inyectara esto?

La Fundación PHG de la Universidad de Cambridge nos da una pista sustancial en sus estudios clínicos. Dice:

“Se necesita una mejor comprensión de los efectos adversos de la vacuna. Estos pueden incluir: inflamación o reacciones autoinmunes. Es decir que el sistema inmunitario humano ataca elementos y procesos saludables del cuerpo. El cuerpo reacciona contra esta invasión y se defiende contra sí mismo”.

¿Alguien estaría dispuestos a exponer a sus hijos al gran experimento de la élite planetaria?

Con la quiebra sistémica económica planetaria a la vuelta de la esquina pregunto: Si tú fueras la élite, ¿no querrías tener al mundo entero como tu conejillo de indias?

Ahora que la agencia de relaciones públicas promotora de vacunas llamada Organización Mundial de la Salud ha declarado una emergencia mundial de coronavirus.

Si trabajas para una importante agencia de salud pública, inventar casos y promover histeria y miedo entre la masa aborregada, senil e incapaz de pensar de manera independiente y coherente, es parte de tu arsenal diario. De lo contrario, quedarías en evidencia.

¿Recuerdan el virus del Nilo Occidental, la gripe aviar, el Zica y la gripe porcina de 1976? Todos fueron promocionados igual que Greta Thunberg. Todos estaban predichos para barrer la humanidad de la faz de la Tierra. Todos estaban conectados por “expertos” a virus de ingeniería en laboratorios de bioguerra “contra los cuales no tenemos ninguna posibilidad de sobrevivir”. Y resultó que todos eran una farsa, y el número de casos minúsculo.

Médicos admiten que las vacunas son perjudiciales y ponen en peligro nuestro sistema inmunológico

Fuentes:

Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Immunization and Respiratory Diseases (NCIRD) — 2019-2020 U.S. Flu Season: Preliminary Burden Estimates.

LaRouche PAC — Declaración de la presidente del Instituto Schiller Internacional: China merece un reconocimiento por su lucha contra el coronavirus.

Daniel Estulin / Ángel Metropolitano — Coronavirus.

Citizen Times — A North Carolina teen was healthy and athletic. The flu killed her in days.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.