Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

Trump elige gigante británico del Big Pharma vinculado a Bill Gates para crear vacuna para el COVID-19. Un general de cuatro estrellas y el ex director de una gigante y criminal corporación británica del Big Pharma —que está vinculada a Bill Gates y que en 2011 pagó $3 mil millones de dólares para anular las investigaciones civiles y penales en su contra por parte del Departamento de Justicia— acaban de ser nombrados por el presidente Donald Trump para dirigir el esfuerzo para un “proyecto al estilo Manhattan para desarrollar una vacuna para el nuevo coronavirus”. El esfuerzo, llamado Operación Warp Speed, ha establecido el objetivo de crear 300 millones de dosis de una vacuna, supuestamente inexistente, para enero.

 

MPN: Trump revela plan que daría grandes ganancias al Big Pharma con la vacuna COVID-19

Moncef Slaoui estuvo a cargo de la investigación y desarrollo para la compañía de vacunas más grande del mundo, GlaxoSmithKline (GSK), y supervisó el desarrollo de una vacuna contra el Ébola junto con los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH) y una firma de biotecnología que la compañía había adquirido dos años antes. La vacuna se distribuyó en la nación de Liberia en África Occidental en 2015. Slaoui se unió a la junta directiva del Proyecto de Vacunas Humanas en 2018; una asociación público-privada que tiene la intención de “acelerar el desarrollo de vacunas e inmunoterapias contra las principales enfermedades mundiales” y cuenta con la participación de las compañías farmacéuticas más grandes del mundo, incluidas Sanofi Pasteur, Johnson & Johnson, Pfizer y, por supuesto, GSK .

Se unirá a él el general del ejército de EE.UU. Gustave F. Perna, comandante general del Comando de materiales del ejército de los EE.UU. (AMC), el principal proveedor de material para el ejército de los Estados Unidos, desde 2016. Como tal, Perna ha estado a cargo de la gestión logística de los acuerdos de coproducción del Departamento de Defensa (DoD) de sistemas de armas estadounidenses con países extranjeros, además de las aproximadamente 149 ubicaciones en todo el mundo y más de 70,000 empleados militares y civiles que cuyo lema de comando es: “Si un soldado le dispara, lo conduce, lo vuela, lo usa, se comunica con él o se lo come, el AMC lo proporciona”.

El anuncio se produce dos días después de que un comunicado de prensa del Departamento de Defensa revelara que se adjudicó un contrato de $ 138 millones a ApiJect Systems America para la producción de millones de jeringas precargadas como parte de los proyectos “Jumpstart” y “RAPID” (Empaquetado Rápido y Ascéptico de Drogas Inyectables). El Departamento de Defensa afirma que el contrato “ampliará drásticamente la capacidad de producción de Estados Unidos” de vacunas inyectables para octubre de este año. El Proyecto Jumpstart, de acuerdo con el comunicado de prensa, fue coordinado con su Grupo de Trabajo de Adquisición Conjunta y la Oficina del Subsecretario de Preparación y Respuesta (ASPR) del HHS, dirigido por el Dr. Robert Kadlec, quien recientemente ha sido objeto de un intenso escrutinio sobre sus muy cuestionables vínculos con el Big Pharma y curiosos pasados.

 

NYT: El escandaloso soborno de $3 mil millones de dólares de Glaxo al gobierno de EEUU

Moncef Slaoui, la persona nombrada para el puesto, es un ex ejecutivo de GlaxoSmithKline, una corporación británica criminal que en 2011 admitió un esquema de soborno por delito mayor a gran escala cuya investigación fue anulada por el el Departamento de Justicia tras recibir $ 3 mil millones de dólares del gigante británico. El esquema de soborno de GSK involucró a 44,000 médicos y violó las leyes de todos los estados de la nación.

The New York Times describió así la forma en que GlaxoSmithKline sobornó al gobierno de los Estados Unidos:

La compañía farmacéutica británica GlaxoSmithKline dijo el jueves que había acordado pagar $ 3 mil millones para arreglar las investigaciones civiles y penales del gobierno de los Estados Unidos sobre sus prácticas de venta de numerosas drogas.

Los casos contra GlaxoSmithKline incluyen la comercialización ilegal de Avandia, un medicamento para la diabetes que fue severamente restringido el año pasado después de que se vinculó a riesgos cardíacos. Los fiscales federales dijeron que la compañía había pagado a los médicos y manipulado la investigación médica para promover el medicamento.

Frances H. Miller, profesora de derecho de la Universidad de Boston y experta en políticas de salud, dijo: ‘Aunque $ 3 mil millones es un número muy grande en términos de asentamientos de la industria farmacéutica, no es un número muy grande en relación con casi $ 50 mil millones en ingresos anuales por la cuarta compañía farmacéutica más grande del mundo’.

‘Esta es una ruta muy utiliza por las grandes farmacéuticas’, dijo Les Funtleyder, estratega de atención médica de la firma de corretaje de Nueva York, Miller Tabak.
‘Sé que $ 3 mil millones suena como un número astronómico’, agregó, ‘pero cuando vives en el mundo de los peores escenarios, como lo hacen los inversores, $ 3 mil millones es un alivio bienvenido’.

Natural News reportó el escándalo de una forma más explícita y directa:

El nuevo show de perros y ponis involucra al gobierno de los Estados Unidos lidiando con la actividad ilegal de GSK a lo largo de los años para vender sus cócteles químicos mortales. Después de estar expuesto a la comercialización ilegal de drogas, pagar a los médicos para promocionar drogas peligrosas y manipular datos científicos para obtener la aprobación de drogas peligrosas, GSK ha sido esencialmente indultado por el gobierno de EE.UU. a cambio de $ 3 mil millones de dólares.

Hay literalmente decenas de miles de demandas actualmente pendientes contra GSK por su producto Avandia, sin mencionar innumerables casos conocidos de la flagrante actividad criminal de la compañía en su comercialización. Pero, ¿alguna vez la FDA decidió retirar a Avandia del mercado para proteger a los consumidores? Por supuesto no. Y tampoco hay indicios de que ninguno de los ejecutivos de GSK sea considerado personalmente responsable de tales crímenes.

 

Los vínculos de Moncef Slaoui y la Fundación Bill & Melinda Gates

Un examen de la carrera y las conexiones del Dr. Moncef Slaoui revela que el nombramiento de Donald Trump de un ejecutivo del Big Pharma no es motivo de celebración, sino más bien, otra pieza de la red incestuosa que conecta a Bill y Melinda Gates y la mafia médica.

La biografía oficial del Dr. Moncef Slaoui dice:

“El Dr. Slaoui fue profesor de inmunología en la Universidad de Mons, Bélgica. Es autor de más de 100 artículos y presentaciones científicas. El Dr. Slaoui obtuvo un doctorado en Biología Molecular e Inmunología por la Universidad Libre de Bruxelles, Bélgica y completó estudios posdoctorales en la Facultad de Medicina de Harvard y la Facultad de Medicina de la Universidad de Tufts, en Boston.”

Después de terminar sus estudios, Slaoui se unió a la industria farmacéutica, sirviendo en la junta directiva de GlaxoSmithKline entre 2006 y 2015. Slaoui desempeñó varios cargos de investigación y desarrollo (I + D) con GlaxoSmithKline durante su tiempo en la compañía, incluido el de Presidente de Global Vaccines. GSK tiene un historial de colaboración con la Fundación Bill y Melinda Gates en proyectos como el desarrollo de una vacuna contra la malaria y compuestos contra el VIH utilizados como microbicidas. De hecho, el Dr. Slaoui trabajó durante 27 años en la vacuna contra la malaria, y finalmente se asoció con la Fundación Bill y Melinda Gates para desarrollar una vacuna contra la malaria de $ 600 millones. Cuando Slaoui se hizo cargo de GSK, su predecesor, Tachi Yamada, se unió a la Fundación Bill y Melinda Gates.

Más recientemente, Slaoui formó parte de los consejos de administración de compañías farmacéuticas y organizaciones de biotecnología. También es socio de la firma de inversión MediciX, directivo de la junta de Galvani Bioelectronics, presidente de la junta de SutroVax y es miembro de las juntas de Artisan Biosciences, Human Vaccines Project y Moderna Therapeutics (o Moderna, Inc.). Cada una de estas empresas está involucrada en el desarrollo de vacunas y el campo emergente de la bioelectrónica.

Galvani Bioelectronics, a cuya junta directiva también pertenece el Dr. Moncef Slaoui, se formó a partir de un acuerdo con Verily Life Sciences LLC (anteriormente Google Life Sciences), una compañía de Alphabet, y GSK. Su objetivo es “permitir la investigación, el desarrollo y la comercialización de medicamentos bioelectrónicos”.

La medicina bioelectrónica es un campo de investigación relativamente nuevo centrado en combatir las enfermedades crónicas mediante el uso de “dispositivos implantables en miniatura que pueden modificar las señales eléctricas que transmiten los nervios del cuerpo, incluidos los impulsos irregulares o alterados que se producen en muchas enfermedades”. GSK ha estado activo en este campo desde 2012 y ha declarado que las condiciones crónicas como la artritis, la diabetes y el asma podrían tratarse potencialmente con estos dispositivos. GSK calificó la asociación como un paso importante en su investigación de bioelectrónica. GSK declaró que si tienen éxito al usar “avances en biología y tecnología” para “corregir los patrones irregulares encontrados en estados de enfermedad, usando dispositivos miniaturizados unidos a nervios individuales”, este método sería una “nueva modalidad terapéutica junto con las medicinas y vacunas tradicionales.”

El plan de Galvani para usar dispositivos implantables en miniatura dentro del cuerpo fue descrito por MIT Technology Review como “hackear el sistema nervioso”. En 2016, Slaoui dijo: “Esperamos tener aprobación y estar en el mercado en los próximos siete a 10 años. No es ciencia ficción. Y está progresando bastante bien”.

En 2016, Slaoui fue nombrado miembro de la Junta Directiva de Moderna Therapeutics, una compañía de biotecnología que lidera el camino para las terapias y vacunas de ARN mensajero (ARNm). La periodista de investigación de TLAV y MPN, Whitney Webb, informó recientemente que Moderna Therapeutics se unió a la lucha contra COVID-19:

“La Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI) anunció que financiaría tres programas separados para promover el desarrollo de una vacuna para el nuevo coronavirus responsable del brote actual.

CEPI, que se describe a sí misma como ‘una asociación de organizaciones públicas, privadas, filantrópicas y civiles que financiarán y coordinarán el desarrollo de vacunas contra amenazas de salud pública de alta prioridad’, fue fundada en 2017 por los gobiernos de Noruega e India junto con el Foro Económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates. Su financiación masiva y sus estrechas conexiones con organizaciones públicas, privadas y sin fines de lucro lo han posicionado para poder financiar la rápida creación de vacunas y distribuirlas ampliamente.

El reciente anuncio de CEPI reveló que financiaría a dos compañías farmacéuticas, Inovio Pharmaceuticals y Moderna Inc., así como a la Universidad Australiana de Queensland, que se convirtió en socio de CEPI a principios del año pasado. En particular, las dos compañías farmacéuticas elegidas tienen vínculos estrechos y / o asociaciones estratégicas con DARPA y están desarrollando vacunas que controvertidamente involucran material genético y / o edición de genes. La Universidad de Queensland también tiene vínculos con DARPA, pero esos vínculos no están relacionados con la investigación de biotecnología de la universidad, sino con la ingeniería y el desarrollo de misiles”.

Webb también explica cómo Moderna trabaja con los NIH de EE.UU. para desarrollar una vacuna contra el nuevo coronavirus y cómo el proyecto será financiado en su totalidad por CEPI, que a su vez fue fundado y financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates. La vacuna de Moderna es una controvertida vacuna de ARN mensajero (ARNm) que se desarrolló con una subvención de $ 25 millones de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA).

“Los esfuerzos de investigación pasados y en curso de Moderna han incluido el desarrollo de vacunas de ARNm adaptadas al ADN único de un individuo, así como un esfuerzo fallido para crear una vacuna de ARNm para el virus del Zika, que fue financiado por el gobierno de los Estados Unidos”, informó Whitney Webb.

En un podcast de febrero de 2020, el autor y ex agente de contrainteligencia ruso, Daniel Estulin, dijo lo siguiente sobre la vacuna de coronavirus y Moderna, Inc., que coincide con lo reportado por Whitney Webb:

El Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos está lanzando un programa urgente para desarrollar una vacuna contra el coronavirus en China. El objetivo es tener una vacuna lista para pruebas en humanos en noventa días. Esto es algo sin precedentes y un proyecto conjunto entre el Instituto Nacional de la Salud y una compañía de vacunas estadounidense que se llama Moderna, Inc.

La vacuna es un nuevo tipo llamado ARN. Según informó Reuters del 34 de enero, con el código genético del virus de Wuhan en mano, los científicos comienzan a trabajar en una vacuna:

‘Estas vacunas están basadas en ácido ribonucleico, ARN, un mensajero clínico que contiene instrucciones para producir proteínas’.

La Fundación PHG de la Universidad de Cambridge explica en una nota de prensa que, a diferencia de una vacuna normal, las vacunas de ARN funcionan al introducir una secuencia de ARNm, donde “m” es la molécula que le dice a las células qué construir, y está codificada para un antígeno, es decir virus, específico de la enfermedad. Una vez producido dentro del cuerpo, el sistema inmune reconoce al antígeno (virus) preparándose para combatirlo.

Moderna, Inc., la empresa estadounidense que desarrollará la vacuna, está financiada por CEPI. CEPI fue fundado en Davos, por los gobiernos de Noruega e India, por la Fundación Bill & Melinda Gates, por el Welcome Trust y el Foro Económico Mundial. Bill Gates… ¿tengo que decir más?

Pero esto no es todo, en la página web de Moderna, Inc., en la parte inferior del comunicado de prensa, encontramos una declaración muy interesante, en una sección titulada Nota Especial sobre Declaraciones Prospectivas. La nota dice esta tecnología carece de licencia para uso público:

‘Nunca ha habido un producto comercial utilizando la tecnología ARNm aprobada para su uso en humanos’.

¿Alguien en su sano juicio permitiría que se le inyectara esto?

La Fundación PHG de la Universidad de Cambridge nos da una pista sustancial en sus estudios clínicos. Dice:

‘Se necesita una mejor comprensión de los efectos adversos de la vacuna. Estos pueden incluir: inflamación o reacciones autoinmunes. Es decir que el sistema inmunitario humano ataca elementos y procesos saludables del cuerpo. El cuerpo reacciona contra esta invasión y se defiende contra sí mismo’.

¿Alguien estaría dispuestos a exponer a sus hijos al gran experimento de la élite planetaria?”

Recapitulando, Donald Trump acaba de designar al Dr. Moncef Slaoui para dirigir la Operación Warp Speed, su esfuerzo por acelerar el desarrollo de las vacunas COVID-19 y otras terapias. Slaoui ha trabajado en la industria farmacéutica en el desarrollo de vacunas durante décadas. Varias compañías con las que ha trabajado o de las que forma parte como miembro de la Junta Directiva, están financiadas en parte por la Fundación Bill y Melinda Gates. Una de estas empresas, Moderna, Inc., está realizando investigaciones sobre vacunas de ARN en asociación con la organización más espeluznante del gobierno de los EE.UU.: DARPA.

Esto debería ser una claro indicio de que, por el motivo que sea, Donald Trump sigue impulsando la agenda del Big Pharma.

CDC: ‘Vacuna contra la polio transmitió cancerígeno a 98 millones de estadounidenses’

 

Fuentes:

Derrick Broze / Activist Post— Trump Appoints Big Pharma Exec Connected to Bill Gates to Head Vaccine Developments.

Mike Adams / Vaccines News — Trump to name vaccine czar; a former executive of a Big Pharma drug giant that admitted to FELONY crimes under $3 billion settlement with DOJ.

Raul Diego / MPN — Trump Unveils Plan That Would See Big Pharma Reap Massive Profits from COVID-19 Vaccine.

Pharma Times Online — Yamada exits GSK to join Gates Foundation.

The News York Times — Glaxo Settles Cases With U.S. for $3 Billion.

Natural News — GSK pays US government record $3 billion for illegally marketing drugs (but CEO and executives not held criminally responsible).

Mente Alternativa — Coronavirus: La bioguerra de Londres contra China (análisis de Daniel Estulin y Helga Zepp-LaRouche).

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.