Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Teniente Coronel (ret.) de la OTAN: ‘No es Ucrania la que dirige la guerra contra Rusia, sino EE.UU.’

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



El ex piloto de aviones caza, planificador de la OTAN y profesor de guerra aérea, Teniente Coronel retirado Ulrich Scholz, argumenta por qué no es Ucrania la que hace la guerra contra Rusia, sino Estados Unidos. No se trata de una guerra por delegación, como siguen afirmando los expertos, en la que se permite a los ucranianos derrotar a los invasores rusos mediante ayuda militar, sino de un enfrentamiento militar directo entre Estados Unidos y Rusia. Scholz, además, advierte que si los europeos no entienden esto y siguen apoyando la guerra estadounidense, están fomentando una escalada, al final de la cual se usarán armas nucleares.

 

Por Ulrich Scholz

“Todo el mundo piensa que es una mierda, pero todos le siguen la corriente” — De la canción de cocina “Testament”, de Sarah Lesch.

Que todo el mundo piense que la guerra en Ucrania es una “mierda” es algo que se puede cuestionar. Lo cierto es que la política y los medios de comunicación hacen todo lo posible para hacer creer que es necesario porque se trata de defender la democracia y el derecho internacional. Las consecuencias económicas de la guerra han revelado desde hace tiempo que para Estados Unidos, y por consiguiente también para nosotros, se trata sobre todo de intereses económicos y que la guerra se considera un medio probado para imponerlos.

Este artículo no pretende señalar en detalle cuáles son los intereses económicos y qué dependencias de Estados Unidos han llevado a los europeos a armar al bando ucraniano. Tampoco se trata de comentar y evaluar los éxitos militares de los ucranianos y los errores militares de los rusos.

 

La incesante guerra de desgaste del Imperio contra Rusia, con Ucrania como peón, es una guerra contra las Nuevas Rutas de la Seda

 

El argumento es que no es Ucrania la que hace la guerra contra Rusia, sino Estados Unidos. No se trata de una guerra por delegación, como siguen afirmando los expertos, en la que se permite a los ucranianos derrotar a los invasores rusos mediante ayuda militar, sino de un enfrentamiento militar directo entre Estados Unidos y Rusia. Si los europeos no entienden esto y siguen apoyando la guerra estadounidense, están fomentando una escalada, al final de la cual se usarán armas nucleares. El Sr. Putin sabe que el enemigo en Ucrania no son los ucranianos, sino los Estados Unidos. En este contexto, no amenazó con el uso de armas nucleares, pero advirtió del peligro de una escalada. Pero ahora a mis argumentos.

Empecemos con la entrega de armas pesadas a los ucranianos. Es comparable a equipar una escuela con ordenadores Apple y i-Pads. Sin formación y experiencia en el uso de los dispositivos y sin una red orientada a las tareas de los dispositivos y los procesos, esta adquisición es inútil. Al mismo tiempo, la enseñanza existente debe continuar. Este cambio, que es un cambio cultural, requiere tiempo, pero sobre todo necesita liderazgo.

Equipar al ejército ucraniano con armas pesadas modernas es inútil. Su cultura militar, que todavía sigue los viejos patrones de estilo soviético, no ha tenido ni el tiempo ni el liderazgo para prepararse para una guerra moderna según los estándares estadounidenses. Los programas de formación estadounidenses en este sentido, que se han llevado a cabo en los últimos 10 años, no son suficientes para hacer frente a las fuerzas armadas rusas. Hacía tiempo que se habían adaptado técnica y mentalmente a las características básicas de la guerra moderna. El hecho de que no hayan logrado sus objetivos como se esperaba en el menor tiempo posible no se debe a la lucha heroica de los ucranianos, ni a los errores que se cometieron. El exitoso “regreso” de los ucranianos a la guerra sólo puede significar, en mi opinión, una cosa. Los Estados Unidos la dirigen de forma proactiva en las áreas cruciales. No son los ucranianos los que están librando una guerra por delegación contra Rusia, sino los propios Estados Unidos. A continuación, me gustaría presentar algunas características esenciales de la guerra moderna que apoyan mi conclusión.

Coordinación del espacio aéreo

Las operaciones de combate tienen lugar simultáneamente en el aire, en tierra y en el mar. Los aviones de combate están en el aire para proteger a las tropas e infraestructuras propias de los ataques de la aviación rusa. Los aviones de combate ucranianos realizan misiones de bombardeo para apoyar el combate terrestre. Los drones están en el aire para reconocer. La artillería de largo alcance dispara proyectiles de gran calibre contra las posiciones rusas. Los paracaidistas son lanzados desde aviones de transporte. Los helicópteros llevan a las fuerzas especiales a su misión. Todas estas actividades tienen lugar en el mismo espacio aéreo. Si no se coordinan y dirigen de forma centralizada en función del tiempo y la altura, se produciría un peligroso caos. Esto no sólo impediría una guerra efectiva a largo plazo, sino que provocaría bajas sin la intervención del enemigo.

Defensa aérea

Todos los días, la fuerza aérea rusa realiza ataques masivos contra objetivos ucranianos. La tarea de la defensa aérea ucraniana es repeler estos ataques. Para ello se dispone de aviones de combate y misiles antiaéreos. Las tropas terrestres ucranianas tienen su propia defensa aérea móvil. Consta de sistemas como los tanques antiaéreos Gepard suministrados por Alemania, misiles unipersonales (Stingers), así como cañones y ametralladoras antiaéreas. Los buques de guerra se protegen de los ataques con cañones antiaéreos. Al mismo tiempo que los ataques aéreos rusos, aviones de combate, de transporte, helicópteros y drones ucranianos se desplazan sobre la zona de guerra. Deben estar a salvo de sus propias defensas aéreas y no deben ser derribados. Esto requiere una coordinación y un mando centralizados.

Operaciones de guerra terrestre

El comandante supremo de la coalición aliada en la 2ª Guerra del Golfo (“Tormenta del Desierto”), el general estadounidense Norman Schwarzkopf, dijo en su momento que en el combate sus soldados debían mirar hacia adelante, no hacia arriba. La tarea principal de la coordinación del espacio aéreo y la defensa aérea es apoyar a las fuerzas terrestres. En la guerra, éstos son los únicos capaces de tomar posesión o reconquistar tierras y obligar así al adversario a abandonar sus intenciones agresivas o incluso a derrotarlo. El ejército ucraniano sólo podría hacerlo si todas las operaciones bélicas se llevaran a cabo desde una única fuente.En este punto, baste con los ejemplos.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Para planificar profesionalmente en estos ámbitos (y algunos más) y llevarlos a cabo meticulosamente, es necesario un reconocimiento sin fisuras en tiempo real, una comunicación sin retrasos y estandarizada desde el Estado Mayor hasta las unidades de combate de la fuerza aérea, el ejército y la marina y viceversa, así como una red digital. Nada de esto sería posible sin los satélites. En todas estas capacidades de la guerra moderna, los estadounidenses no sólo no tienen rival, sino que son un ejemplo para las fuerzas armadas de otros países como Gran Bretaña, Francia, China, Rusia y también la Bundeswehr. Los Estados Mayores de la OTAN, dotados de oficiales de planificación de sus países miembros, funcionan según el modelo estadounidense. Son capaces, al menos durante los ejercicios, de planificar y librar guerras modernas. Pero cuando la cosa se pone seria, nada funciona sin el liderazgo estadounidense.

Quizás ahora entiendas mi observación de que la guerra de Ucrania es una guerra estadounidense. Los ucranianos no tendrían ninguna posibilidad de ganar esta guerra contra Rusia a pesar de la masiva ayuda militar de Occidente. Son simplemente la espada para hacer el trabajo sangriento. Los cerebros son estadounidenses que no están sentados en Kiev, sino en un cuartel general en algún lugar de Estados Unidos, en Europa, en Alemania, desde donde planifican y dirigen la guerra; y de ser necesario podrían hacerlo a 300 000 km/s desde Marte.

 

Coronel estadounidense (ret.) Richard Black: Ucrania ha perdido la guerra, pero la guerra termonuclear sigue siendo una amenaza

 

Fuente:

Ulrich Scholz, en Ulrich’s Newsletter: Amerikas Krieg.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Los ambiciosos proyectos de conectividad de Eurasia, liderados por China y Rusia, se adentran en el corazón de Asia, superando los obstáculos de Occidente....

Ciencia y Tecnología

Mucha gente sigue confundida sobre la naturaleza de la alianza multipolar liderada por Rusia y China. ¿Se trata de una oposición controlada que da...

Ciencia y Tecnología

La Operación Especial Militar de Rusia en Ucrania es una batalla por el significado del fin de la historia. Una gran batalla filosófica. Es...

Contenidos

El presidente ruso revivió una política de la era soviética que premia a las mujeres que tengan 10 ó más hijos, en un intento...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY