Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Abuso Infantil

¿Será el juicio de Ghislaine Maxwell un montaje de justicia controlada?

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Philip Giraldi esboza una serie de indicios que le hacen sospechar que la detención de Ghislaine Maxwell fue previamente acordada, pues el timing de su detención no sólo parece estar relacionado con otros sucesos, sino que la forma en que se prepara el juicio indica que este podría terminar con relativa rapidez y con una admisión de culpabilidad por parte de Maxwell, quien recibiría una sentencia mínima de prisión negociada antes de su detención. Si la hipótesis de Giraldi resulta ser cierta, lo que veremos será un “juicio-show” controlado que a lo mucho implicará a uno que otro chivo expiatorio, y después del cual el caso Epstein recibiría carpetazo para perderse en las profundidades del sistema legal estadounidense.

 

por Philip Giraldi

El hecho de que Ghislaine Maxwell esté finalmente bajo custodia es ciertamente satisfactorio para todos los que la consideramos cómplice de los horribles crímenes cometidos por su asociado, el pedófilo Jeffrey Epstein. Internet ya arde con especulaciones sobre cuánto tiempo durará Maxwell viva en prisión dada la supuesta muerte por suicidio que eliminó a Epstein en una prisión de máxima seguridad de Manhattan en agosto de 2019. Sin embargo, antes de llegar a demasiadas conclusiones, hay una serie de aspectos en el caso Maxwell-Epstein que deben ser tomados a consideración.

En primer lugar, el arresto de Maxwell no fue fortuito. Ella claramente hizo algunos esfuerzos para ocultar la mayor parte de su fortuna multimillonaria, pero el flujo del dinero ha sido visible para aquellos que saben dónde y cómo buscar. Maxwell se movía libremente, aunque mantenía un perfil bajo, e hizo “esfuerzos intencionales para evitar la detección, incluyendo el cambio de ubicación al menos dos veces, el cambio de su número de teléfono principal (que registró con el nombre ‘G Max’) y de su dirección de correo electrónico, y solicitando paquetes para entrega a nombre de una persona diferente a la que figura en la etiqueta de envío”.

La acusación procesal de 18 páginas declaró que “el Gobierno ha identificado más de 15 cuentas bancarias diferentes mantenidas por el acusado o asociadas con él desde 2016 hasta el presente, y durante ese mismo período, los saldos totales de esas cuentas han oscilado entre un total de cientos de miles de dólares a más de $ 20 millones”. Maxwell fue acusada de reclutar y “preparar” a mujeres jóvenes para que Epstein las maltratara, lo que podría acarrearle hasta 35 años de prisión.

Maxwell, de 58 años, tiene ciudadanías británica, estadounidense, francesa y e israelí. Por lo que no se le permitió la libertad bajo fianza después de su arresto por riesgo considerable de fuga.

Durante el tiempo en que Maxwell se movía libremente, el FBI aparentemente ni siquiera intentó entrevistarla. Pasó mucho tiempo con sus abogados y, según los informes, la vieron tomando café en Los Ángeles, comprando cerca de su apartamento en París, visitando Gran Bretaña y también bajo protección en Israel.

Maxwell nació en Francia y se presume que su padre, el espía israelí Robert Maxwell, tenía ciudadanía en el estado judío, que le habría sido transferida. Tanto Francia como Israel son extremadamente difíciles de tratar cuando se trata de extradición, por lo que presumiblemente podría haberse quedado en cualquiera de los países para evitar el enjuiciamiento en los Estados Unidos.

Epstein tenía un pasaporte austriaco genuino con un nombre falso, un indicador probable de sus lazos con la agencia de inteligencia. Es muy posible que Ghislaine también tenga alguna forma de identificación falsa.

Cuando fue arrestada, Ghislaine vivía en una lujosa casa de campo en 156 acres en una zona rural de New Hampshire. Ella compró la propiedad en diciembre por $ 1.07 millones a través de una compañía de responsabilidad limitada que no lleva su nombre, creada por uno de sus abogados.

Es evidente que la policía sabía exactamente dónde podía encontrarla. La casa está a dos horas en coche de la frontera canadiense, lo que podría haber sido un refugio previsto si ella sospechaba que las fuerzas de la ley y el orden cambiaban de idea.

La pregunta importante es ¿por qué querría Maxwell regresar a los EE.UU?. Sospecho que ella y sus abogados se habían puesto en contacto con las autoridades y que estaban considerando algún tipo de acuerdo.

¿Y porqué ahora mismo? El timing parece estar relacionado con el desarrollo de otros eventos. La semana pasada, la jueza federal Loretta Preska dictaminó que los documentos relacionados con Epstein y Maxwell en posesión de la víctima del litigio Virginia Giuffre tenían que ser destruidos.

La información sobre Epstein y Maxwell, extraída de una demanda civil de 2015 presentada contra Epstein por Giuffre, parece haber contenido los nombres de las personas con quienes Epstein había hecho negocios, tanto los que registró en flagrante como sus otros clientes e incluso sus víctimas.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Preska dictaminó que los abogados de Giuffre habían obtenido los documentos incorrectamente y ordenó que todos los materiales en los archivos fueran “destruidos”. También exigió pruebas de que el material había sido destruido. El paradero de las grabaciones secretas de Epstein no se conoce definitivamente, pero el FBI confiscó todos los documentos y otros datos en la mansión de Manhattan después de que fue arrestado. Sin embargo, algunos creen que Ghislaine tiene algunas de las cintas, presumiblemente ocultas o bajo la custodia de sus abogados.

La pérdida de los archivos de Giuffre dañará gravemente el caso penal que está haciendo el gobierno contra Maxwell, así como la demanda que las víctimas persiguen contra el patrimonio de Epstein. Ghislaine ha sido acusada de conseguir jóvenes y de “prepararlas” para tener relaciones sexuales con Epstein y sus prominentes clientes, lo cual ella ha negado.

Es posible que el próximo juicio termine relativamente rápido con una admisión de culpabilidad por parte de Maxwell y una sentencia mínima de prisión negociada. Todos los documentos relacionados con el caso, incluidas las grabaciones, se sellarían, lo que protegería, entre otras cosas, otras acciones gubernamentales percibidas, a saber, contra las personas prominentes y las agencias de espionaje que podrían haber estado involucradas como víctimas o perpetradores.

Hay indicios de que el Departamento de Justicia ayudado y apoyado por los medios de comunicación está tratando de enterrar ciertos aspectos del caso Epstein. Un documental reciente de Netflix titulado “Jeffrey Epstein: Filthy Rich” omite cuidadosamente cualquier mención de la relación entre las actividades de Epstein y el espionaje israelí. El padre de Ghislaine, quien presentó a su hija con Esptein, era un espía prominente del Mossad que recibió un funeral de estado en Israel después de su misteriosa muerte en 1991, a la que asistieron el primer ministro y todos los jefes de servicio de inteligencia de ese país.

La confirmación adicional de la conexión israelí proviene de un libro reciente del ex oficial de inteligencia israelí Ari Ben-Menashe, quien afirma que Epstein y la socia del crimen Ghislaine Maxwell chantajeaban a políticos prominentes en nombre del Mossad —elservicio de inteligencia exterior de Israel.

Según Ben-Menashe, los dos habían estado trabajando directamente para el gobierno israelí desde la década de 1980 y su operación, que fue financiada por el Mossad y también por prominentes judíos estadounidenses, era una clásica “trampa de miel” que usaba a las niñas menores de edad como cebo para atraer políticos conocidos de todo el mundo.

Los políticos eran fotografiados y grabados en video cuando estaban en la cama con las chicas. El príncipe Andrew, Bill Clinton y Donald Trump visitaron la mansión Epstein en la ciudad de Nueva York, donde se realizaban las grabaciones. Además, Clinton viajaba regularmente en el avión “Lolita Express” en el que Epstein solía transportar a sus “amigos” a su propiedad en Florida y a su isla caribeña privada, conocida por los lugareños como la “Isla de los pedófilos”.

Con respecto a Maxwell y Epstein, nadie en el Departamento de Justicia parece querer hacer una pregunta simple que si se respondiera con honestidad proporcionaría claridad significativa. La evidencia concluyente de que Jeffrey Epstein era un agente de inteligencia israelí o incluso estadounidense bien podría derivarse de los comentarios del ex fiscal de los EE.UU. en Miami, Alexander Acosta.

Se le preguntó a Acosta si “¿el caso de Epstein va a causar un problema [para las audiencias de confirmación]?” … “Acosta testificó que solo había tenido una reunión sobre el caso Epstein. Había cerrado el acuerdo de no enjuiciamiento con uno de los abogados de Epstein porque le habían ‘dicho’ que retrocediera, pues Epstein estaba por encima de su nivel salarial. ‘Me dijeron que Epstein pertenecía a la inteligencia y que lo dejara en paz’.”

¿Por qué nadie en las diversas agencias de investigación del gobierno o en los principales medios de comunicación está interesado en lo que Acosta quiso decir, aunque sería bastante fácil preguntárselo? ¿Quién le dijo que retrocediera? ¿Y cómo lo explicaron? La respuesta simple podría ser que Epstein era, de hecho, un espía israelí que se aprovechaba de figuras prominentes y que cualquier cosa que tuviera que ver con el estado judío, por maloliente que fuera, está fuera del alcance de demócratas y republicanos por igual. Si todo eso es cierto, nosotros, el público del pie, no veremos más que un “juicio de show” de Ghislaine Maxwell que desaparecerá silenciosamente en el sistema legal y ella será liberada en poco tiempo y volverá a llevarse sus secretos.

 

Mega Group, los Maxwell y el Mossad: La historia de espionaje al centro del escándalo de Jeffrey Epstein

 

Fuente:

Philip Giraldi / Strategic Culture Foundation — Judgement Day for Ghislaine Maxwell Finally Arrives. Or Maybe Not.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Abuso Infantil

Según el New York Post, la policía británica bloqueó un intento legal para rastrear los movimientos de los guardaespaldas del príncipe Andrew la noche...

Ciencia y Tecnología

En un debate acalorado con el profesor de derecho Alan Dershowitz, Robert F. Kennedy Jr. advirtió los peligros de la vacunación obligatoria contra el...

Abuso Infantil

Según reportó RT, antes de quitarse la vida, el hombre que presuntamente mató al hijo de la juez federal que investigaba los vínculos de...

Abuso Infantil

  El esposo y el hijo de la juez federal Esther Salas, quien recientemente fue designada para investigar los vínculos de Jeffrey Epstein con...

Publicidad comprar oro
Publicidad Que es LBRY

Archivos

Facebook

Publicidad servicio de VPN

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.