Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Geopolítica

Para entender a la verdadera China hay que desechar la propaganda sinofóbica angloamericana

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Harley Schlanger, portavoz del Instituto Schiller, vuelve a desmantelar las mentiras y propaganda anti-China que el imperio angloamericano promueve en Occidente para proyectar a la nación asiática como un enemigo justificando así una agenda geopolítica de conflicto y totalitarismo. Esto se debe a que desde los niveles más altos existe el temor de que China no sólo está superando a los Estados Unidos económicamente, sino que podría romper junto con Rusia y otros países el actual sistema colapsante del dólar. Y mientras los Estados Unidos estén apegados a este sistema del dólar en bancarrota, la posibilidad de que China lo abandone es una profunda amenaza para los banqueros y las élites financieras que inicialmente querían usar a China como fuente de mano de obra barata, lo cual hicieron a través de la subcontratación y los acuerdos de libre comercio. Por otro lado, afirma Harley Schlanger, quienes han estudiado a fondo la historia y la filosofía china, saben que es el confucianismo —y no el comunismo— la filosofía dominante en el gobierno chino actual. Además, el filósofo alemán Leibniz, y Lyndon y Helga Zepp-LaRouche han mostrado que el confucianismo enfatiza el bien común inherentemente opuesto a la idea de libertad individual, pero sin oponerse a esta. ¿Significa esto que China es perfecta y que tiene un sistema completamente libre como el estadounidense? De ningún modo. Pero ellos sí se están liberando de nuestro “sistema libre” impuesto mediante la guerra y que da poder a los depredadores individuales (corporativismo) sobre el bien común (nacionalismo). En el plano económico, por ejemplo, China ha aumentando los salarios de sus ciudadanos logrando sacar a 800 millones de personas de la pobreza en muy poco tiempo, mientras que en Occidente el modelo neoliberal está haciendo cada vez más pobres los ciudadanos.

 

 

Por Harley Schlanger

Sobre el verdadero proyecto chino y la relación de Estados Unidos con China

Esta semana, alguien me escribió preguntando:

“¿Cómo ganar la guerra cultural en esta campaña puede asegurarnos evitar a los peligrosos halcones de guerra anti-China y anti-Rusia que hay tanto en el partido demócrata como en el republicano?”

Otra persona, desde una posición contraria, me escribió lo siguiente:

“LaRouche PAC parece positivo hacia China, pero hay mucha opresión religiosa allí, campos de concentración, recolección de órganos. ¿Cuál es la postura política de LaRouche PAC sobre eso en relación con la cooperación en la Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda china? ¿Cómo puede LaRouche PAC ser tan entusiasta con respecto a China?, y ¿acaso China no está estableciendo una trampa de deuda?

Es aquí donde la primera pregunta se torna importante.

¿Por qué hay tanta oposición a China por parte de los Estados Unidos?

Hay dos razones, y provienen de los niveles más altos y no de ciudadanos promedio, porque la persona promedio en la calle recibe la línea de información que viene desde los niveles más altos.

Desde los niveles más altos existe el temor de que China no sólo está superando a los Estados Unidos económicamente, sino que China posiblemente podría romper junto con Rusia y otros países el actual sistema colapsante del dólar. Y mientras los Estados Unidos estén apegados a este sistema del dólar en bancarrota, la posibilidad de que China lo abandone es una profunda amenaza para los banqueros y las élites financieras que inicialmente querían usar a China como fuente de mano de obra barata, lo cual hicieron a través de la subcontratación y los acuerdos de libre comercio.

Pero cuando China comenzó con el compromiso de mejorar su política económica para mejorar el nivel de vida de su pueblo, sacar a la gente de la pobreza, pagar más a los salarios de los trabajadores, hacer más control de calidad e invertir más en investigación y desarrollo para que no se limitara a utilizar los conocimientos tecnológicos de los Estados Unidos, en ese momento quedó claro que China podía convertirse en una amenaza para el sistema de subcontratación que estaba proporcionando esos superbeneficios a las empresas supranacionales.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Así que cambiaron su narrativa sobre China. De repente empezamos a oír hablar de los campos de concentración uigures. ¿Qué hacen los chinos con la población uigur? La población uigur incluye a un pequeño porcentaje de desempleados, desesperados y reclutados por redes terroristas fundamentalistas islámicas, muchas de las cuales lucharon en Afganistán, Irak y Siria.

¿Qué hizo EE.UU. con esas fuerzas terroristas islámicas? Nos unimos a los rusos para bombardearlos, para luchar contra ellos, para matarlos. ¿Qué están haciendo los chinos en su lugar? Los están enviando a centros de educación. Y la gente que fue invitada por el gobierno chino a recorrer estos centros dijo que no son campos de concentración. Son centros de formación profesional.

¿Por qué un centro de formación profesional se traduce a un campo de concentración? Porque la mafia de los derechos humanos está tratando de demonizar a los chinos.

Ocurre algo similar con las historias de la recolección de órganos. Puede que haya habido algo de eso en años pasados. Pero las organizaciones de médicos han tomado acción y afirman que ya no hay nada de eso en la actualidad.

Entonces, ¿por qué la historia continúa? Bueno, esto tiene que ver con la demonización de China. Pero si uno hablaron algún funcionario del gobierno africano o alguien que vive en un país africano donde los chinos están construyendo plantas de energía, trenes de alta velocidad y hospitales, ellos no creen que setrate de una trampa de deuda.

La trampa de la deuda es la política del Fondo Monetario Internacional, los banqueros occidentales y la tradición imperial occidental centrada particularmente en la City de Londres —pero también llevada a cabo en el último siglo por Bélgica, Portugal, Francia, España y otros.

En la descolonización, cuando se abandonaron las colonias, técnicamente la política colonial continuó a través del control financiero. Los chinos están prestando dinero. ¿Pero para qué están prestando dinero? Para construir cosas que aumenten la riqueza de estos países africanos. Los chinos no están allí para cobrar la deuda o robar las materias primas. Están ahí para aumentar el potencial de comercio usando la iniciativa del Cinturón y la Franja.

Si usted ha estado fuera de los Estados Unidos y no está sujeto a los medios de comunicación de los Estados Unidos que están dirigidos por un grupo de ladrones depredadores y mentirosos, usted debe saber esto. Pero si usted vive en países occidentales donde los medios están completamente controlados por el partido de la guerra, por el partido globalista que no quiere ninguna competencia, bueno, entonces todo lo que usted ve y escucha son las mentiras contra China.

¿Estoy diciendo que China es perfecta? No, obviamente no. ¿Tienen un sistema completamente libre como el nuestro? No, no lo tienen. Pero están libres de nuestro “sistema libre” que da poder a los depredadores individuales sobre el bien común. Internamente están aumentando los salarios sacando a 800 millones de personas de la pobreza.

 

El confucianismo no se opone a la libertad individual

Aquí es donde entra la cuestión cultural. En los últimos días, Helga Zepp LaRouche participó en un panel en una conferencia centrada en España que trató la cuestión de las relaciones europeas con China. Y una de las preguntas que surgió es si el confucianismo se opone o no a la idea de la libertad individual. El confucianismo es la filosofía dominante que subyace al gobierno chino más que el comunismo. El confucianismo enfatiza el bien común inherentemente opuesto a la idea de libertad individual.

La única forma en que el bien común se opone a la idea de la libertad individual es si los individuos se comprometen a obtener ganancias privadas a expensas del público —como lo estamos haciendo en occidente con aquellos que se beneficiarían a través de la corrupción, a través de estafas, a través de la utilización de dinero gratis de los bancos centrales para construir una cartera de papel sin valor y luego ser rescatados por el gobierno. Eso es lo que estamos haciendo en Occidente.

Lo que hicieron los chinos cuando estalló la burbuja de 2008 es poner en la cárcel a los banqueros que hicieron eso. Y su política crediticia tiene mucho más en común con el sistema tradicional estadounidense de proveer crédito de las agencias gubernamentales a los empresarios que están construyendo, que están produciendo riqueza.

En cambio, ¿qué hacemos en el Oeste? Damos dinero gratis a los especuladores para que los respalden en sus estafas y cuando sus estafas explotan, cuando las burbujas estallan, son rescatados a expensas de la mano de obra productiva.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Así que la próxima vez que lea estas historias sobre China, mire de dónde vienen. ¿Son de The Epoch Times, que es una boquilla de Falun Gong? Falun Gong es una operación de inteligencia que usa el argumento de la libertad religiosa para intentar llevar a cabo un cambio de régimen en China

¿Quiénes son las personas que apoyan un cambio de régimen en China? Las corporaciones globales que inicialmente hicieron la subcontratación en China y ahora están molestas porque porque los chinos pagan salarios más altos que ya no se pueden subcontratar allí, los banqueros que quieren agarrar el dinero que está en China y que los chinos ganaron a través de la venta de bienes a los EE.UU. y Europa, y gente como George Soros, la gente que la mayoría de ustedes saben que estuvieron involucrados en los intentos de golpe de cambio de régimen contra Trump. Ellos son los que producen esta información sobre China, que es una falsa propaganda diseñada para permitir un continuo crecimiento militar de los EE.UU.

¿Y quién se beneficia de eso? El complejo militar-industrial. Así que usen sus neuronas. No caigan en la narrativa para tontos de que “los chinos están oprimiendo a los cristianos y los chinos están oprimiendo las libertades individuales”. Mucho de eso es de la política de los viejos años de Mao, no de la actual.

¿Ha estado usted en China? ¿Ha hablado con gente en China? Hay informes de que el pueblo chino en su mayoría está muy contento con su gobierno, excepto por aquellos que son los estafadores y especuladores —especialmente en Hong Kong— vinculados a los británicos que quieren usar el gobierno para ayudarles a robar. Y el gobierno no hará eso con China. Así que antes de condenar, verifiquen el origen de sus fuentes.

Y por último permítanme añadir a esto: las mismas personas que presionan por un cambio de régimen contra Donald Trump son las que presionan por un cambio de régimen en Rusia y están tratando de conseguir un cambio de régimen en China. ¿Por qué están apuntando a estos tres países? Porque si tienes gobiernos nacionales soberanos que están comprometidos con una política de crédito que es para el bien común, entonces eso amenaza el poder de la élite globalista.

El bien común es la concepción del confucianismo de que el bien común es más importante que los beneficios del individuo porque si se tiene el bien común entonces el individuo puede florecer. En el sistema chino de hoy en día tienes la cultura clásica, tienes la ciencia, tienes avances que benefician a toda la sociedad.

En los Estados Unidos, si uno mira dónde se genera mucho dinero hoy en día es en el sector de la tecnología donde ahora tenemos a Facebook, Twitter y todas estas compañías censurando la verdad supuestamente “en nombre del bien común”, que en realidad es en nombre del complejo militar-industrial que está llevando a cabo un golpe contra Trump.

Así que piensen en esto, y no se limiten a reaccionar. Piensen en ello. Y sé que voy a recibir algunas cartas de algunos de ustedes diciendo: “Bueno, ¿y qué no es China comunista?, ¿no es el partido comunista?

Hablan de socialismo con características chinas. ¿Saben lo que eso significa? ¿Lo han estudiado? ¿Saben algo sobre el confucianismo? ¿Saben sobre las raíces filosóficas universales comunes del pensamiento confuciano con el cristianismo occidental?

Si estudiaran al filósofo alemán Leibniz y si estudiaran los escritos de Lyndon y Helga Zepp-LaRouche sabrían algo sobre eso.

Así que no se basen en lo que leen en los medios de comunicación occidentales [o a través de las operaciones psicológicas de la oposición controlada]. Los medios de comunicación occidentales no están interesados en el bien común de los chinos. Están interesados en la protección de estos estafadores especulativos que están colapsando nuestro sistema y poniendo a la gran mayoría de los estadounidenses en condiciones de pobreza y viviendo mano a mano.

 

El regreso de Steve Bannon

Eso lleva a otra pregunta. Alguien preguntó sobre el regreso de Steve Bannon y dijo:

“Lo veo más como un caballo de troya que como cualquier otra cosa. Algunas personas piensan que Bannon es lo mismo que Trump. Entonces, ¿como responde usted a esto?”

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Bannon es una de las personas que apoya el cambio de régimen en China, en parte por razones financieras personales y en parte porque piensa que esta es la manera de volver con Donald Trump.

¿Por qué Bannon fue desterrado por Trump? Porque él estaba tomando el crédito por la victoria de Trump. Pero recuerden esto: Bannon no fue traído al equipo de Trump hasta que Trump ganó la nominación republicana. Bannon estaba trabajando para Ted Cruz. Estaba tratando de enriquecerse a través de Cambridge Analytics. Bannon es un producto de Steve Bannon. Es por eso que lo llamo “Steve el Sombrío” (Shady Steve). Él está tratando de auto-promoverse. Fue a Europa en el momento en que los principales partidos de Europa se derrumbaban y trató de imponer su visión pervertida de la soberanía y de los derechos del individuo a los partidos políticos europeos. Los que le escucharon se derrumbaron en las siguientes elecciones. Los que no le escucharon crecieron.

Así que Bannon no le hace ningún favor a Trump. Él sólo se está haciendo favores a sí mismo al reinsertarse. Y téngalo en cuenta en el contexto de esta cuestión de la relación entre China y los Estados Unidos: ¿Vamos a ir a la guerra con China en apoyo de los multimillonarios porque Bannon trabaja con los multimillonarios chinos o vamos a buscar la cooperación con China que es mutuamente beneficiosa como el presidente Trump estaba haciendo cuando inició los acuerdos comerciales?

 

China es ese ‘otro mundo’ que necesitamos conocer y entender y con el que estamos obligados a dialogar y negociar

 

Fuente:

Harley Schlanger / LaRouche PAC — How Do We Get Our Fellow Citizens to Think Better??
[https://youtu.be/3o759TmTWQs]

Te puede interesar

Contenidos

[Se espera que el probable futuro presidente de los Estados Unidos adopte la agresiva posición de Trump sobre la tecnología china, que sigue el...

Contenidos

El nuevo Plan Quinquenal y los Objetivos de Largo Alcance de China están alineando un conjunto de objetivos de una manera muy interesante, indicando...

Contenidos

En una aparición ayer en Fox News, el abogado Sidney Powell proporcionó algunas pistas de inteligencia reales descubiertas por la investigación del equipo Trump...

Contenidos

En una declaración ministerial, emitida tras su 44.ª cumbre anual celebrada por videoconferencia, los cancilleres de los 134 países miembros del G-77 y el...

Publicidad comprar oro
Publicidad Que es LBRY

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad servicio de VPN

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.