Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Para derrotar el golpe de Estado en EEUU, primero debes identificar al enemigo

Lyndon LaRouche identificó al Imperio Británico como el enemigo histórico y continuo de los Estados Unidos, y de nuestro singular Sistema Americano de economía, que permitió a los EE.UU. convertirse en la nación más productiva del mundo. Pero los británicos nunca se rindieron y crearon una operación de subversión interna que es responsable de las “guerras interminables” y del desmantelamiento neoliberal de la economía; que dio el golpe de estado “Russiagate” contra el presidente Trump; y que ahora está llevando a cabo el fraude electoral para instalar a Joe Biden. Esta misma red, que tiene como objetivo a Trump, también está llevando a cabo operaciones de cambio de régimen contra Rusia y China. Y para ganar esta pelea, reitera Harley Schlanger, historiador y portavoz de LaRouche PAC: antes que nada, ¡se debe comprender quién es el enemigo!

 

 

Fragmentos/resumen del vídeo de Harley Schlanger:

Ha habido una increíble serie de acontecimientos en torno a la lucha contra el fraude electoral. Quiero darles una visión desde el principio. Pues para ganar esta lucha es fundamental conocer al enemigo. Y esto es importante porque hay mucha guerra psicológica, operaciones psicológicas y desinformación fluyendo por ahí.

Pero permítanme comenzar con lo que creo que es un artículo muy significativo publicado en el portal de LaRouche PAC por Barbara Boyd, quien ha hecho una extensa investigación sobre esto. Se titula “Un punto de inflexión: La evidencia de fraude se derrama en los estados de batalla”.

Y quiero leer el primer párrafo para ustedes. Ella dijo:

“No es una tarea fácil intentar averiguar lo que está sucediendo en los diversos juicios en los estados disputados y en las legislaturas estatales disputadas en relación con el golpe de fraude electoral del 3 de noviembre de 2020, que continúa. Las investigaciones sólidas llevan tiempo y reflexión. Los testigos deben ser persuadidos por el miedo y presentarse cuando sepan que serán engañados, acosados y amenazados. El contragolpe del Presidente ha tenido lugar en medio del golpe sostenido de cuatro años contra él, que ahora implica la censura completa y total de cualquier noticia positiva sobre él y el acoso y la amenaza de violencia contra quienes lo apoyan o simplemente declaran lo que han visto.

El Departamento de Justicia (DOJ) está sentado en sus manos con el Fiscal General Bill Barr emitiendo una declaración el martes, a partes iguales de abogado y cobarde, diciendo que hasta la fecha no ha sido encontrado indicio de un fraude suficientemente significativo como para anular las elecciones. Cuando los abogados del Presidente respondieron que ninguno de sus testigos había sido entrevistado, Barr se apresuró a responder, diciendo que el Departamento de Justicia está y estará investigando.”

 

Más adelante, Boyd dice en su artículo:

“Además de la censura, la difamación y las amenazas, un aspecto de la guerra psicológica contra el Presidente y sus partidarios implica que los activos de la inteligencia británica y estadounidense planten pistas probatorias falsas y lleven a ciudadanos honrados por los agujeros de conejo del Internet con especulaciones interminables, infructuosas e impotentes.”

 

Abordemos esto directamente, pues sé que muchos de ustedes están cayendo en la trampa narrativa de que China llevó a cabo el fraude, y que China es responsable de poner a Biden en la Casa Blanca.

En primer lugar, si ustedes entienden algo sobre China, deben saber que los chinos no estaban contentos con Obama y Biden. Estaban mucho más contentos de hablar con Donald Trump. Y creo que después de que la cobardía termine, en un segundo término de Trump habría posibilidad de extender el acuerdo comercial que estaba en la Fase 1 antes de que esto estallara.

Del mismo modo en que el Estado Profundo pasó cuatro años culpando a Rusia de hackear las elecciones de 2016 para favorecer a Trump —hasta que se confirmó que no hay evidencia alguna para dar soporte a esa acusación—, ahora el Estado Profundo busca culpar a otro enemigo imaginario, en este caso China, para lavarse las manos.

Tengan en cuenta lo que dijo Lyndon LaRouche: Conoce a tu enemigo. El enemigo es el imperio británico. Y déjenme tirar un par de pistas:

Lord Malloch Brown, un alto funcionario de Smartmatic, una de las máquinas de software de conteo de votos, tiene una participación histórica en operaciones de cambio de régimen que se remonta a 1986 en Filipinas de lo que él mismo se ha jactado. Malloch Brown ha participado en numerosos golpes de estado y operaciones de cambio de régimen. Es el jefe de George Soros, que muchos de ustedes saben que es una de las figuras más importantes en la operación de cambio de régimen global, incluso contra el triunfo del presidente. Lord Mallock Brown es miembro del Consejo Privado de la Reina de Inglaterra.

Entonces, ¿creen ustedes que Malloch Brown trabajaría para el Partido Comunista Chino? Vamos, piénsenlo.

Por otro lado, ¿para quién trabaja George Soros? George Soros ha estado involucrado en la operación anti-golpe de estado desde el principio. Pero también está llevando a cabo operaciones de cambio de régimen contra Rusia y China, apuntando a las tres naciones soberanas más importantes del planeta en términos de poder económico y poder militar: Rusia, China y los Estados Unidos.

 

Daniel Estulin: George Soros es un testaferro de la aristocracia europea con epicentro en Londres

 

Entonces, si piensan en ello, ahora díganme: ¿quién se beneficia del cambio de régimen? ¿Quién lo impulsa? El complejo industrial militar, que algunos de ustedes llaman el Estado Profundo. Nosotros lo llamamos el imperio británico extendido, porque eso es lo que es. Este imperio incluye a los Cinco Ojos (los servicios de inteligencia de Canadá, Australia, Nueva Zelanda, el Reino Unido y los Estados Unidos), al GCHQ (el equivalente a la NSA en Gran Bretaña), l MI6, a la CIA, la NSA y el FBI, a los cárteles globales, los cárteles financieros, los cárteles corporativos que escribieron los terribles acuerdos comerciales que terminaron desindustrializando a los Estados Unidos, y a la Gran Tecnología o Bigh Tech.

Estas son las fuerzas anti-Rusia, anti-China y anti-Trump que se están combinando para llevar a cabo el fraude electoral. Así que no caigan en las operaciones psicológicas y la propaganda.

Miren las compañías de máquinas de votación. Hay toda esta fanfarronería sobre Hugo Chávez y China. En realidad, Dominion Voting, la ES&S y Hart InterCivic Inc., son propiedad de fondos de cobertura que están ligados a la oligarquía financiera de la Ciudad de Londres. Los fondos de cobertura no son fondos chinos, sino que los propietarios mayoritarios de estas compañías son fondos de cobertura estadounidenses y británicos.

¿Qué se puede hacer para luchar contra esto? Bueno, hay algunas cosas que el Presidente Trump puede hacer.

1. Desclasificar y liberar públicamente todos los documentos que exponen quiénes estuvieron involucrados en el golpe contra él y cómo están involucrados en la operación de fraude electoral.

2. Traer un fiscal especial, un abogado especial para investigar los cargos de fraude. No podemos investir a alguien aunque haya una mínima posibilidad de que haya sido elegido por fraude. En este caso es una certeza virtual.

3. Perdonar a Julian Assange y Edward Snowden y traerlos de vuelta para que puedan exponer a los criminales de guerra y ciber criminales que establecieron un sistema de compra masiva, asesinato masivo a través de guerras, y manipulacion y control de la población estadounidense.

 

¿Por qué harían un fraude así? Bueno, miren rápidamente lo que el presidente Trump está haciendo para reorganizar el departamento de defensa y la comunidad de inteligencia. Estaba planeando hacer esto desde el primer día de su administración, pero el Russiagate lo detuvo. Michael Flynn —quien iba a estar a cargo de reorganizar la inteligencia— fue incriminado por el FBI, por Comey, por Peter Strzok.

¿Por qué no ha salido nada de esto a la luz? Los halcones de guerra que se remontan al proyecto para un nuevo siglo americano, los halcones de guerra en nómina de Bush y Cheney, los responsables de la guerra de Irak, de la guerra de Libia bajo Obama, de la guerra de Siria bajo Obama y su equipo.

¿Cuál fue el objetivo de todo esto? El orden post-guerra fría, que George Herbert Walker Bush llamó el Nuevo Orden Económico Mundial. Fue para defender el sistema financiero en colapso usando guerras en las que el ejército de los EE.UU. proporcionó el músculo para esta dictadura de banqueros globales.

La dictadura de los banqueros globales es el Gran Reseteo. El Gran Reseteo es el establecimiento de un régimen global en el que ningún estado nación soberano tiene control sobre sus políticas de crédito o de gasto, pero eso es por defecto a los bancos centrales que operan en nombre de los bancos privados, los fondos privados de cobertura, el sistema bancario en la sombra. Estos son los que dirigen el golpe, no los chinos.

Y una forma de ver esto es con lo que está sucediendo con Siria. Tony Blinken, el aspirante a Secretario de Estado, es un defensor de la reanudación de los bombardeos en Siria. Dijo que el gran error que cometió Obama fue no eliminar al gobierno de Assad. Están trayendo gente del monte, de la administración de Obama, y algunos de los halcones de la guerra quieren expandir la guerra en Siria y lanzar más guerras en el Medio Oriente.

¿A quién le sirven estas políticas de cambio de régimen? De nuevo, a los halcones de guerra, al complejo militar-industrial, a los especuladores financieros de George Soros que trabajan para la Ciudad de Londres, que es el enemigo. Y están motivados porque Trump iba a derrocar su sistema trabajando con Rusia, trabajando con China, cerrando el complejo militar-industrial y reorganizando la comunidad de inteligencia.

El Estados Profundo tiene la capacidad de amañar una elección a través de su control sobre las máquinas de votación y el control sobre los medios de comunicación.

Recuerden que el fin de semana del 12 y 13 de diciembre es el último antes de que el colegio electoral se reúna en cada uno de los 50 estados para emitir sus votos.

Así que tendremos un panel sobre el proceso electoral. Pero también hablaremos sobre: ¿cuáles son las soluciones a la crisis económica, a los problemas de salud, a la hambruna que acecha al mundo? Tenemos soluciones. Son soluciones que podrían implementarse bajo un segundo mandato de Trump, pero que no podrían implementarse bajo un régimen de Biden, lo que intensificará las crisis existentes y nos pondrá al borde de la Tercera Guerra Mundial.

Así que únanse a nosotros, ganemos esta lucha y hagámoslo con inteligencia. Identifiquen a los verdaderos enemigos de este país, los enemigos históricos de este país, la oligarquía británica, el sistema británico que nunca nos ha perdonado nuestra revolución de 1776 y que pretende aplastar a los Estados Unidos hoy en día en nombre de los intereses financieros de la ciudad de Londres y de los banqueros centrales mundiales. No permitan que resalgan con la suya.

 

Lord Malloch Brown al descubierto — La mano británica detrás del golpe muestra sus escamas una vez más

 

Fuente:

Harley Schlanger / LaRouche PAC — To Defeat the Coup, You Must Know Your Enemy!

Contenidos

Por Mente Alternativa Documento conjunto del 16 de mayo de 2024 de los Gobiernos de China y Rusia, en el que anuncian su política...

Contenidos

Por Mente Alternativa El 20 de mayo, el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, solicitó órdenes de detención contra el...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa Un equipo de científicos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China ha logrado el primer entrelazamiento memoria-memoria del mundo...

Contenidos

El historiador revisionista Michael Hoffman analiza la ley de negación del genocidio aplicada sólo a un pueblo, el engaño de la «Ley Noájida» y...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram