Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Más que preocuparse por los depósitos bancarios asegurados por la FDIC, los estadounidenses deben preocuparse por los estafadores dentro de esos bancos y por los vendedores en corto

El 19 de septiembre de 2008, durante el colapso de las instituciones financieras en Wall Street, la Comisión de Bolsa y Valores​​ de Estados Unidos (SEC) detuvo la venta en corto en 799 instituciones financieras. Este año, en el lapso de siete semanas, desde el 10 de marzo hasta el pasado lunes 1 de mayo, se han producido la segunda, tercera y cuarta mayores quiebras bancarias de la historia de Estados Unidos. Estas cuatro quiebras ya equivalen a casi la totalidad de los activos que las instituciones financieras tenían durante la crisis bancaria de 2008-09. Pero ¿cuándo vendrá esta vez la acción decisiva de la SEC sobre la venta en corto de acciones bancarias?

 

Por Pam Martens y Russ Martens

El seguro federal de depósitos se creó en virtud de la Ley Bancaria de 1933 y entró en vigor el 1 de enero de 1934. Desde entonces, ningún depositante en una cuenta bancaria asegurada por el gobierno federal ha perdido nunca un céntimo de sus depósitos si se mantenía dentro del límite del seguro de depósitos y se aseguraba de que el depósito estaba realmente en un instrumento asegurado por el gobierno federal.

Por ejemplo, no se pueden comprar los bonos corporativos de un banco asegurado federalmente y obtener un seguro de depósito federal sobre los bonos. No se puede entrar en un banco con seguro federal y sentarse con un vendedor de seguros de hablar rápido y comprar un producto de seguros, como una renta vitalicia, y obtener un seguro de depósito federal sobre la renta vitalicia. No puede entrar en un banco con seguro federal y sentarse con un astuto vendedor de valores (también conocido como “asesor de patrimonio”) y obtener un seguro de depósito federal sobre un fondo de inversión en acciones que decida venderle porque le paga cinco veces la comisión de un Certificado de Depósito asegurado por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC).

El seguro federal de depósitos, también conocido como seguro de la FDIC, establece un límite de 250.000 dólares por depositante y banco para las cuentas corrientes y de ahorro, los certificados de depósito y las cuentas de depósito del mercado monetario. (Los fondos de inversión del mercado monetario no están asegurados por la FDIC). Para obtener información más detallada sobre este tema directamente de la FDIC, consulte “¿Están mis cuentas aseguradas por la FDIC?” y “Productos financieros que no están asegurados por la FDIC”.

Ayer, la organización demoscópica Gallup publicó una encuesta en la que se planteaba la pregunta: “¿Hasta qué punto le preocupa la seguridad del dinero que tiene depositado en bancos y otras instituciones financieras?”. Un 48 por ciento de los encuestados dijeron estar “muy preocupados” o “moderadamente preocupados”. Sólo el 20% de los encuestados dijo estar “nada preocupado”. Claramente, la confianza se está agotando en el sistema bancario estadounidense y las repeticiones ad nauseum del presidente de la Fed, Jerome Powell, de que el sistema bancario “es sólido” no están reconstruyendo esa confianza.

Es probable que buena parte de la preocupación provenga de las recientes quiebras bancarias y del temor a que la FDIC se quede sin dinero. Los depositantes bancarios deben saber que, además de los 128.200 millones de dólares que el Fondo de Seguro de Depósitos de la FDIC tenía el 31 de diciembre de 2022, también cuenta con una línea de crédito del Tesoro de Estados Unidos, puede imponer tasas al sector bancario para reponer el Fondo de Seguro de Depósitos y todos los depósitos asegurados por la FDIC están incondicionalmente “respaldados por la plena fe y el crédito del gobierno de Estados Unidos.”

El gran problema en estos momentos es que los vendedores en corto son los bárbaros que asaltan las puertas del sistema bancario estadounidense y tienen enormes incentivos financieros para derribarlo. Dos de los bancos que se hundieron este año, Silvergate Bank y First Republic Bank, eran el objetivo de los vendedores en corto, que habían tomado posiciones cortas masivas.

El último objetivo de los vendedores en corto, PacWest Bancorp (ticker PACW), se desplomó a la mitad en las operaciones posteriores al cierre de ayer por la noche, llegando a cotizar a 3,05 dólares en un momento dado. Esto supone una caída desde los 29 dólares a los que cotizaba a principios de febrero.

Otro objetivo de los vendedores en corto, Western Alliance Bancorporation (WAL), se ha desplomado un 50% en lo que va de año y ha caído otro 17% en las operaciones previas a la comercialización de esta mañana. (Para ver la lista de bancos objetivo de los vendedores en corto y dónde están aumentando sus posiciones cortas, consulte los gráficos proporcionados por S&P Global Market Intelligence en este enlace).

PacWest y Western Alliance no son bancos pequeños ni insignificantes. Según la declaración de PacWest a la Securities and Exchange Commission correspondiente al trimestre que finalizó el 31 de marzo de este año, PacWest tenía 44.300 millones de dólares en activos y 28.200 millones en depósitos.

La presentación ante la SEC de Western Alliance correspondiente al trimestre que finalizó el 31 de marzo de este año muestra que tenía 71.000 millones de dólares en activos y 47.600 millones en depósitos.

Comerica, un banco aún mayor, también es objetivo de los vendedores en corto. Su declaración ante la SEC muestra que a 31 de marzo de este año tenía activos por valor de 91.000 millones de dólares y depósitos por valor de 64.700 millones. Comerica incluyó esta declaración en su presentación ante la SEC para el periodo que finalizó el 31 de marzo:

“La Corporación se centra en los clientes comerciales y, en consecuencia, tiene un mayor porcentaje de depósitos no asegurados en relación con las instituciones financieras que se centran más en el consumidor. Estos depósitos están bien diversificados entre zonas geográficas, sectores y clientes…”.

“El total de depósitos no asegurados, calculado según las directrices reguladoras, ascendía a 35.000 millones de dólares, es decir, el 54% del total de depósitos a 31 de marzo de 2023….”

 

Economía Física: La solución a la crisis* (Introducción al método económico de LaRouche)

 

Un alto porcentaje de depósitos no asegurados, que están sujetos a una rápida huida del banco hacia letras del Tesoro o fondos del mercado monetario del gobierno, ha hecho que algunos bancos sean vulnerables a los ataques de los vendedores en corto, al igual que las pérdidas significativas en valores disponibles para la venta (AFS).

La venta en corto consiste en que un especulador toma prestadas acciones de su empresa de corretaje y luego las vende con la esperanza de que las acciones puedan recomprarse más tarde a un precio más bajo, con lo que el especulador obtiene un beneficio. El Financial Times informó el 5 de abril de que “los fondos de cobertura obtuvieron más de 7.000 millones de dólares en beneficios apostando contra las acciones bancarias durante la reciente crisis que sacudió al sector, su mayor botín de este tipo desde la crisis financiera de 2008”. Dadas las enormes pérdidas sufridas esta semana por las acciones de los bancos regionales, es probable que esa cifra de 7.000 millones de dólares supere ahora los 10.000 millones o más.

El 19 de septiembre de 2008, durante el colapso de las instituciones financieras en Wall Street, la SEC detuvo la venta en corto en 799 instituciones financieras. El organismo homólogo de la SEC en el Reino Unido, la Autoridad de Servicios Financieros, adoptó medidas similares. El comunicado emitido por la SEC para anunciar su decisión decía en parte:

“Esta acción decisiva de la SEC pone fin a la venta agresiva en corto de acciones de instituciones financieras, debido al vínculo esencial entre el precio de sus acciones y la confianza en la institución. La Comisión seguirá estudiando medidas para abordar los problemas de las ventas en corto en otras empresas que cotizan en bolsa.

“En condiciones normales de mercado, las ventas en corto contribuyen a la eficiencia de los precios y añaden liquidez a los mercados. En la actualidad, parece que las ventas en corto desenfrenadas están contribuyendo a las recientes y repentinas caídas de los precios de los valores de las instituciones financieras, que no guardan relación con la verdadera valoración de los precios. Las instituciones financieras son especialmente vulnerables a esta crisis de confianza y a las ventas de pánico porque dependen de la confianza de sus contrapartes comerciales para el desarrollo de su actividad principal.”

Este año, en el lapso de siete semanas, desde el 10 de marzo hasta el pasado lunes 1 de mayo, se han producido la segunda, tercera y cuarta mayores quiebras bancarias de la historia de Estados Unidos. En orden respectivo, se trata de First Republic Bank, Silicon Valley Bank y Signature Bank. (La mayor quiebra bancaria de la historia de Estados Unidos, Washington Mutual, se produjo en 2008 durante la crisis financiera).

¿Dónde está esta vez la acción decisiva de la SEC sobre la venta en corto de acciones bancarias?

 

Los vendedores en corto que destrozaron Silvergate Bank y First Republic; ahora tienen en el punto de mira a PacWest y otros muchos bancos regionales

 

Fuente:

Pam Martens, Russ Martens, en Wall Street On Parade: Americans Are Wrong to Worry About FDIC-Insured Bank Deposits; They Need to Worry About Sales Hustlers Inside those Banks and Short-Selling Barbarians. 4 de mayo de 2023.

Contenidos

Los bancos centrales extranjeros y los fondos soberanos deben informar sus posiciones en acciones estadounidenses si estas alcanzan los $100 millones o más, utilizando...

Contenidos

La asombrosa revuelta de los universitarios de EEUU del Atlántico al Pacífico es sometida a una brutal represión policiaca, al unísono de la feroz...

Contenidos

Por Mente Alternativa Por primera vez en la historia, la Reserva Federal (Fed) está declarando pérdidas de miles de millones semanalmente, y sigue pagando...

Contenidos

El multimillonario Larry Fink, de BlackRock, quien acaparó los rescates de la Reserva Federal de los Estados Unidos durante la crisis sanitaria del Covid-19...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram