Antes de morir, el historiador William Blum publicó una lista de derrocamientos o intentos de cambio de régimen por parte de los Estados Unidos en naciones extranjeras desde la Segunda Guerra Mundial. William Blum fue un escritor, historiador y crítico de la política exterior de los Estados Unidos. Publicó libros como “Matar la esperanza: los militares estadounidenses y las intervenciones de la CIA desde la Segunda Guerra Mundial”, y “El Estado delincuente: Una guía para la única superpotencia mundial.” En un momento u otro, en los últimos 200 años, los Estados Unidos han invadido casi todos los países de América Latina y el Caribe; algunos de ellos varias veces. Las invasiones estadounidenses no han sido con fines democráticos sino por razones comerciales, y para convertir a los invadidos en un fuente de riqueza para las familias de nuevos ricos de la élite estadounidense, que fueron o son testaferros y/o descendientes de las familias de la aristocracia europea ancestral. Estados Unidos tiene 79 bases militares en América Latina, y al igual que con toda la política exterior de EE.UU., la verdadera razón de sus bases militares es la promoción de sus intereses de las corporaciones y del neoliberalismo global. El Grupo de Lima se formó en 2017 con el propósito específico de derrocar a Maduro y al socialismo. Las huellas dactilares de Washington están por todo el Grupo de Lima. Los miembros del Grupo de Lima son secuaces de Washington, es decir gobiernos de derecha y dictaduras disfrazadas de democracias. Difícilmente alguno de esos países se saldrá del esquema estadounidense, pues de lo contrario se arriesgaría a ser sancionado económicamente y a ser desestabilizado tal y como sucedió a Venezuela.

 

Los asteriscos indican el derrocamiento exitoso de un gobierno.

  • China 1949 a principios de los 1960s
  • Albania 1949-53
  • Alemania del Este 1950s
  • Irán 1953 *
  • Guatemala 1954 *
  • Costa Rica a mediados de los 1950s
  • Siria 1956-7
  • Egipto 1957
  • Indonesia 1957-8
  • Guyana Británica 1953-64 *
  • Irak 1963 *
  • Norte de Vietnam 1945-73
  • Cambodia 1955-70 *
  • Laos 1958 *, 1959 *, 1960 *
  • Ecuador 1960-63 *
  • Congo 1960 *
  • Francia 1965
  • Brasil 1962-64 *
  • República Dominicana 1963 *
  • Cuba 1959 hasta el presente
  • Bolivia 1964 *
  • Indonesia 1965 *
  • Ghana 1966 *
  • Chile 1964-73 *
  • Grecia 1967 *
  • Costa Rica 1970-71
  • Bolivia 1971 *
  • Australia 1973-75 *
  • Angola 1975, 1980s
  • Zaire 1975
  • Portugal 1974-76 *
  • Jamaica 1976-80 *
  • Seychelles 1979-81
  • Chad 1981-82 *
  • Granada 1983 *
  • Yemen del Sur 1982-84
  • Surinam 1982-84
  • Fiji 1987 *
  • Libia 1980s
  • Nicaragua 1981-90 *
  • Panamá 1989 *
  • Bulgaria 1990 *
  • Albania 1991 *
  • Irak 1991
  • Afghanistán 1980s *
  • Somalia 1993
  • Yugoslavia 1999-2000 *
  • Ecuador 2000 *
  • Afghanistán 2001 *
  • Venezuela 2002 *
  • Irak 2003 *
  • Haití 2004 *
  • Somalia 2007 to present
  • Honduras 2009 *
  • Libia 2011 *
  • Siria 2012
  • Ucrania 2014 *

P: ¿Por qué nunca habrá un golpe de estado en Washington?
R: Porque allí no hay embajada de los Estados Unidos.

 

Estados Unidos ha invadido casi todos los países de América Latina y el Caribe en los últimos 200 años

En un momento u otro, en los últimos 200 años, los Estados Unidos han invadido casi todos los países de América Latina y el Caribe; algunos de ellos varias veces. Las invasiones estadounidenses no han sido con fines democráticos sino por razones comerciales, y para convertir a los invadidos en un fuente de riqueza para las familias de nuevos ricos de la élite estadounidense.

Los Estados Unidos utilizan a la masonería, a los jesuitas, y la guerra psicológica y la propaganda para acondicionar los países extranjeros a su conveniencia. Estados Unidos utiliza amenazas, sobornos, aislamiento político, sanciones económicas y el recordatorio constante de que “todas las opciones están sobre la mesa.” Los medios de comunicación convencionales son cómplices al mantener un ritmo constante de propaganda.

Los Estados Unidos siempre presentan su agresión como una preocupación por la democracia, los derechos humanos o porque Estados Unidos se siente “amenazado” por algún país pequeño, como Cuba, Bolivia o Venezuela. El absurdo y la flagrante cobardía no existen en la mente de los responsables de la formulación de políticas de los EE.UU. o de sus escenógrafos de los medios de comunicación. El ataque multifacético de los EE.UU. en la pequeña Granada (con una población más pequeña que un solo vecindario en Brooklyn y sin fuerzas armadas reales) fue aclamado como una victoria para las armas estadounidenses, y convertido en una película “heroica” de Clint Eastwood. Y como es típico, Pompeo dio un discurso de mentira en El Cairo que dice que Estados Unidos es una fuerza para el bien, y elogió a los sangrientos militares y al dictador golpista Sisi. Eso sí, mencionar los intereses comerciales, los bancos codiciosos y el complejo industrial-militar se considera grosero y censurable, aunque esa es la verdad detrás de la política exterior de los Estados Unidos y el Imperio Británico-romano 2.0.

 

EEUU y su vinculación con golpes de Estado en América Latina

A lo largo de los años, Estados Unidos ha intervenido en los asuntos de América Latina, bajo diversas excusas, y con diferentes tipos de métodos, que han ido desde el apoyo a la desestabilización hasta las invasiones militares directas, todo para conseguir beneficios.

Los golpes de Estado han sido una táctica sistemática de las autoridades estadounidenses para intervenir en los asuntos de los países latinoamericanos, pero no todos fueron exitosos: en Venezuela, el entonces presidente Hugo Chávez recuperó el control del país días después de una intentona golpista, auspiciada por EE.UU.

Sin embargo, en numerosos casos el intervencionismo de Estados Unidos resultó desastroso como cuando apoyó el golpe de Estado militar en Argentina, que resultó en una dictadura en la que 30.0000 personas desaparecieron.

De todos modos, las intervenciones de Estados Unidos en América Latina provocaron desequilibrio en la región. En la siguiente infografía, HispanTV revisa algunas ocasiones en las que Washington ayudó a orquestar golpes de Estado en esta zona desde 1950 hasta el día de hoy.

invasiones de estados unidos en américa latina

 

Las 79 bases militares de los EE.UU. en América Latina

Estados Unidos tiene 79 bases militares en América Latina. El supuesto propósito de estas bases estadounidenses en América Latina es contrarrestar las amenazas de:

“Cuba, Venezuela y Bolivia; la lucha contra el narcotráfico; redes criminales regionales y transnacionales; la mayor presencia de China, Rusia e Irán en América Latina y el Caribe; respuesta a desastres (recuerde la “ayuda” que recibió Haití después del terremoto); así como el papel asignado a las fuerzas de seguridad en cada país en términos de orden interno, regional e internacional.”

¡Qué montón de mentiras! ¿La minúscula Cuba, con 10 millones de personas, es una amenaza? ¿Venezuela, con un presupuesto militar de $6 mil millones es una amenaza? Bolivia, con 11 millones de personas, un presupuesto militar de $659 millones y su moderado presidente Evo Morales, el primer presidente indígena nativo, ¿es una amenaza? ¿Qué hay de la supuesta ayuda a Haití que ingresó a la Fundación Clinton y nunca llegó a la gente? ¡Ridículo!

Al igual que con toda la política exterior de EE.UU., la verdadera razón de sus bases militares es la promoción de sus intereses de las corporaciones y del neoliberalismo global. Como dijo el general Smedley Butler en su pequeño clásico, “La guerra es una raqueta”:

“Pasé 33 años y cuatro meses en el servicio militar activo y durante ese período viví la mayor parte de mi tiempo como un hombre musculoso de clase alta para Big Bussiness, para Wall Street y los banqueros. En resumen, yo era un chantajista, un gángster para el capitalismo. Ayudé a que México y especialmente Tampico fueran seguros para los intereses petroleros estadounidenses en 1914. Ayudé a hacer de Haití y Cuba un lugar decente para que los muchachos del National City Bank recaudaran ingresos. Colaboré en la violación de media docena de repúblicas centroamericanas en beneficio de Wall Street. Ayudé a purificar Nicaragua para la Casa Bancaria Internacional de Brown Brothers en 1902-1912. Traje la luz a la República Dominicana para los intereses azucareros de Estados Unidos en 1916. Ayudé a que Honduras fuera correcta para las compañías de frutas estadounidenses en 1903… Mirando en retrospectiva, podría haberle dado a Al Capone algunos consejos.”

En los 100 años transcurridos desde que se escribió el libro de Butler, nada ha cambiado con respecto a la política exterior y las intervenciones de los Estados Unidos. Sigue siendo una raqueta de hacer dinero para los ricos, corporaciones, bancos, oligarcas y sus sirvientes. Nada ha cambiado (si es que ha empeorado, ha empeorado) porque su verdadera fuente, la dinámica y la cultura del capitalismo, siguen al frente de la nación estadounidense.

El Grupo de Lima, Tom Phillips y The Guardian son los sirvientes de los belicistas que describió Butler. Luchan por las migajas de los que se aprovechan de la guerra. Comen lo suficientemente bien, y pueden soportar el sabor de la sangre.

 

La terrible destrucción que se planea ‎para la Cuenca del Caribe

En momentos en que el presidente Trump ha anunciado la retirada de las tropas ‎estadounidenses desplegadas en el «Medio Oriente ampliado», el Pentágono sigue adelante con la ‎aplicación del plan Rumsfeld-Cebrowski. Ahora se trata de destruir los Estados en los ‎países de la «Cuenca del Caribe».

Pero el objetivo ya no es el mismo que en los ‎años 1970, cuando Washington se esforzaba por derrocar los gobiernos que ‎se acercaban a la Unión Soviética. Ahora se trata de destruir los Estados en los países ‎de la Cuenca del Caribe, sin importar que sean amigos o adversarios políticos de Estados Unidos. ‎Thierry Meyssan ha analizado los preparativos que apuntan a iniciar esta nueva serie de ‎guerras.

 

Thierry Meyssan: La terrible destrucción que se planea para la Cuenca del Caribe

 

El Grupo de Lima fue creado para derrocar a Nicolás Maduro en Venezuela

El Grupo de Lima se formó en 2017 con el propósito específico de derrocar a Maduro y al socialismo. Las huellas dactilares de Washington están por todo el Grupo de Lima. Como escribió Tom Phillips:

“El Grupo de Lima votó el 4 de enero para imponer sanciones regionales aplastantes en Venezuela… más niños morirán… y declararon ilegítima la elección democrática de Maduro.”

Antes de que votara el Grupo de Lima, del cual Estados Unidos no es miembro, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, dio una presentación en video al grupo. El mensaje de Pompeo de “zanahorias” para los que votaron correctamente y “palos” para los que votaron incorrectamente fue claro. Qué vergüenza ver a los estadounidenses intimidar y humillar de ese modo a sus vecinos del sur.

Los miembros del Grupo de Lima son Argentina, Brasil, Canadá (que ni siquiera debería ser un miembro), Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y México. Con la excepción de Carlos Alvarado Quesada de Costa Rica, y Andrés Manuel López Obrador de México, los miembros del Grupo de Lima son secuaces de Washington, es decir gobiernos de derecha y dictaduras.

La mayoría de los miembros del Grupo de Lima están descalificados para juzgar a otra persona, debido a sus propios registros miserables sobre democracia y derechos humanos. El Grupo de Lima está compuesto, en su mayor parte, de estados mafiosos que trabajan para su padrino de los Estados Unidos.

 

masón juan guaidó

 

‘Libertadores’ de América fueron presa de la masonería y de los jesuitas para luchar por unos ideales en cuyo trasfondo hubo intereses distintos a los suyos

 

La masonería: Estructura luciferina de mentirosos

 

 

Fuentes:

William Blum — Overthrowing other people’s governments: The Master List.

Mente Alternativa — Thierry Meyssan: La terrible destrucción que se planea ‎para la Cuenca del Caribe.

Mente Alternativa — Desestabilizar e intervenir: la ‘democracia’ al estilo estadounidense llega a Venezuela.

HispanTV — EEUU y su vinculación con golpes de Estado en América Latina.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion