Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

La marca de la bestia: Suecia implanta chips para reemplazar el dinero en efectivo

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



En abril de 2017 reportamos cómo algunas compañías suecas habían empezado a implantar microchips a empleados, que los aceptaron porque pensaban que son “modernos y convenientes” sin detenerse a pensar en sus consecuencias. Hoy, dos años después, miles de personas en Suecia ya tienen microchips futuristas del tamaño de un grano de arroz implantados bajo su piel para llevar a cabo actividades cotidianas y reemplazar tarjetas de crédito y efectivo. Los implantadores de la tecnología predicen que millones de personas pronto se unirán a los pioneros y esperan poder hacer de los microchips un fenómeno global.

 

“Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.” — Apocalipsis 13: 16-18

 

Al igual que los relojes inteligentes, los chips ayudan a los suecos a controlar su salud e incluso a reemplazar las tarjetas de acceso para permitirles ingresar a oficinas y edificios.

Sin embargo, se han puesto particularmente de moda al permitir que los propietarios paguen en las tiendas con un simple movimiento de mano, algo congruente en un país que busca eliminar el dinero en efectivo.

Los microchips empezaron a ser implantados por el ex-perforador Jowan Österlund, quien califica a la tecnología de “fenomenal”, y afirma que ha sido contactado por inversionistas “de todos los continentes.”

“La tecnología llegará hasta el cuerpo humano”, dijo el fundador de Biohax International a New York Post. “Estoy seguro de ello”, agregó.

Österlund insiste en que la tecnología es segura, pero eso no ha impedido que se enciendan las alarmas y que algunos teman que repercuta en la duplicación de la ciberdelincuencia que ha sido un problema en el país en la última década.

Ben Libberton, un científico británico residente en Suecia teme que los suecos no estén pensando lo suficiente en los peligros potenciales de esta tecnología.

“El problema es, ¿quién posee esta información?”, se cuestiona Libberton. “¿Qué tal si recibo una carta de mi compañía de seguros que dice que las primas aumentarán antes de saber que estoy enfermo? Si uso el chip para comprar el almuerzo, voy al gimnasio y voy a trabajar, ¿alguien tendrá toda esta información sobre mí? ¿Estará almacenada y eso será seguro?

 

Libberton agregó:

“No se trata solo del chip, sino de la integración con otros sistemas y el intercambio de datos.”

“Las personas han demostrado que están felices de abandonar la privacidad por conveniencia”, dijo. Y como “el chip es muy conveniente, podríamos aceptar que nuestros datos sean compartidos antes de conocer los riesgos.”

La tendencia a implantarse chips coincide con la carrera de Suecia por deshacerse del efectivo. Actualmente los billetes y monedas representan solo el 1 por ciento de la economía de Suecia. Al mismo tiempo, el país ha visto una disminución dramática en algunos delitos, con solo dos robos a bancos el año pasado en comparación con 110 en 2008.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Edwin Black, periodista de investigación y autor de “Guerra contra los débiles: Eugenesia y la campaña de los Estados Unidos para crear una raza maestra”, dijo que esta nueva tecnología podría significar el fin de la libertad personal para poblaciones enteras:

“Durante muchos años, la comunidad de privacidad ha temido este momento en el que el chip implantable se volvería lo suficientemente pequeño para ser inyectado en la mano.”

Black también agregó: “Esto significa que el inyector puede rastrear y controlar el comportamiento humano, y si ese inyector es un gobierno o una corporación bajo el control del gobierno, nos dirigimos hacia un escenario en el que el gobierno podrá eliminar a toda una clase de personas basadas en su origen o posición política.”

Sobre el gobierno sueco, el insider y masón de la Logia Propaganda Due, Leo Zagami, ha escrito lo siguiente:

“La comunidad Illuminati escandinava y su Rito Sueco de Francmasonería, que está lleno de hipocresía cristiana, son considerados un ejemplo a seguir por muchos en la comunidad masónica de los Estados Unidos que, desafortunadamente, ignoran los hechos. La élite Illuminati es muy aficionada a los ideales ‘socialistas’ escandinavos… En otras palabras, los EE.UU. y el resto de Europa están a solo un paso de un modelo nazi-comunista que ha existido en Escandinavia durante años. La única diferencia es que la población escandinava participa voluntariamente en este juego enfermo, en países como Noruega, Suecia y el resto de Escandinavia, incluida Islandia (aunque en mucho menor grado que los otros debido a su lejanía). Estos países están bajo el control completo de un estado policial nazi-fascista gobernado por líderes socialistas / comunistas… Y desde mi punto de vista, a la mayoría de los escandinavos no parece importarles y han regalado su silencio a cambio de la satisfacción material del Estado.”

 

 

De este modo, para Zagami no es de extrañar que miles de suecos estén ahora consintiendo que se les coloquen microchips debajo de la piel para ayudarlos en sus transacciones financieras, viajes en tren y para abrir puertas, pues:

“Como he escrito en el vol. 6.66., estamos en un momento crítico para la humanidad que decidirá el destino del futuro de nuestra especie, por lo que debemos ser conscientes, a diferencia de la mayoría de las ovejas que están listas para ser microchipadas y lavadas del cerebro por la Realidad Virtual.”

 

Cíborgs de oficina: Suecia empieza a implantar microchips a empleados

 

Fuentes:

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

New York Post — Swedes are getting implants in their hands to replace cash, credit cards.

Leo Lyon Zagami — Reasons why the Mark of the Beast is now implemented in Sweden.

Te puede interesar

Contenidos

En este vídeo, el geoestratega Matthew Ehret desvela la horrible historia que hay detrás del pasado nazi de Finlandia (y Suecia), el extraño logotipo...

Contenidos

“Quisiera poder decirle a la gente algo que los haga sentir cómodos, pero la situación actual es la más peligrosa a la que nos...

Geopolítica

Por Harley Schlanger En su demanda de garantías de seguridad para Rusia, el presidente Putin insistió en que no se ampliara la OTAN. La...

Ciencia y Tecnología

Es la primera vez que los investigadores demuestran in vitro o dentro de una placa de Petri cómo una vacuna de ARNm se convierte...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY