Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

La implicación de un agente de la inteligencia británica en la crisis de Ucrania indica que se avecinan ataques de falsa bandera

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Hamish de Bretton-Gordon, una oscura figura de la inteligencia británica, estuvo al frente de los engaños sobre las armas químicas en Siria. Ahora, en Ucrania, vuelve a hacer de las suyas.

La versión original de este artículo en inglés y con enlaces puede consultarse en el portal de The Grayzone.

 

Por Kit Klarenberg

Mientras Washington y sus aliados de la OTAN se ven obligados a observar de reojo los avances militares de Rusia en el este de Ucrania y el cerco a Kiev, funcionarios estadounidenses y británicos han recurrido a una táctica preocupante que podría desencadenar una escalada masiva. Tras afirmaciones similares de su Secretario de Estado y embajador en las Naciones Unidas, el presidente estadounidense Joseph Biden ha declarado que Rusia pagará un “precio muy alto” si utiliza armas químicas en Ucrania.

Las advertencias que emanan de la administración de Biden contienen ecos escalofriantes de las emitidas por la administración del presidente Barack Obama a lo largo de la guerra sucia dirigida por Estados Unidos contra Siria.

Casi tan pronto como Obama puso en práctica su malograda política de “línea roja”, prometiendo una respuesta militar estadounidense si el ejército sirio atacaba con armas químicas a la oposición respaldada por Occidente, las facciones de la oposición alineadas con Al Qaeda se manifestaron con afirmaciones de bombardeos con sarín y cloro con víctimas masivas entre los civiles. El resultado fue una serie de ataques con misiles de Estados Unidos y el Reino Unido sobre Damasco y una crisis prolongada que estuvo a punto de desencadenar el tipo de guerra desastrosa de cambio de régimen que había desestabilizado a Irak y Libia.

En cada uno de los principales acontecimientos relacionados con las armas químicas, hubo indicios de montaje y engaño por parte de la oposición armada siria. Como dijo un antiguo embajador de Estados Unidos en Oriente Medio al periodista Charles Glass, “la ‘línea roja’ era una invitación abierta a una operación de falsa bandera”.

 

Cómo agentes de la inteligencia británica ayudaron a divulgar la farsa de los ‘ataques con armas químicas sirias’ para impulsar la guerra sucia contra Siria

 

Los elementos de engaño fueron especialmente claros en el incidente del 7 de abril de 2018 en la ciudad de Douma, cuando una milicia antigubernamental al borde de la derrota afirmó que los civiles habían sido masacrados en un ataque con cloro por el ejército sirio.

Sin embargo, los veteranos inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) no encontraron pruebas de que el ejército sirio hubiera llevado a cabo ningún ataque de este tipo, sugiriendo que todo el incidente había sido montado para desencadenar la intervención occidental. Su informe fue posteriormente censurado por la dirección de la organización, y los inspectores fueron objeto de una campaña de difamación e intimidación.

A lo largo del conflicto sirio, un autoproclamado “guerrero químico” llamado Hamish de Bretton-Gordon estuvo íntimamente involucrado en numerosos engaños sobre armas químicas que sostuvieron la guerra y aumentaron la presión para una intervención militar occidental.

Este 24 de febrero, momentos después de que los militares rusos entraran en Ucrania, de Bretton-Gordon volvió a aparecer en los medios de comunicación británicos para afirmar que Rusia estaba preparando un ataque químico contra los civiles ucranianos. Desde entonces ha exigido que se proporcione a los ucranianos una guía que él mismo escribió titulada “Cómo sobrevivir a un ataque químico”.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Entonces, ¿quién es de Bretton-Gordon, y su repentina reaparición como voz experta en la guerra entre Rusia y Ucrania es una señal de retorno a la peligrosa política de línea roja de Estados Unidos y el Reino Unido?

 

Horas después del estallido de la guerra, un “guerrero químico” exige una escalada occidental

Tras meses de febriles especulaciones sobre una inminente invasión rusa de Ucrania, cuando finalmente se produjo en la madrugada del 24 de febrero, a la mayoría le pilló totalmente por sorpresa. Los medios de comunicación y los expertos se apresuraron a dar cuenta de sus historias, mientras que los líderes occidentales se apresuraron a construir una “respuesta” cohesiva.

En cambio, Hamish de Bretton-Gordon, un veterano del ejército británico identificado por los medios de comunicación del Reino Unido como “antiguo espía”, no se vio envuelto en semejante lío. En sólo tres horas, tenía preparado un ardiente artículo de opinión para The Guardian, en el que exigía a Estados Unidos y a Europa que “mostraran su acero ante la agresión de Putin”. Advirtiendo que Vladimir Putin estaba “mucho más dispuesto a enfrentarse a la OTAN” que antes, de Bretton-Gordon denunció que Occidente “se quedó mirando en Siria” y “no debe hacer lo mismo en Ucrania”.

“Siria muestra lo que sucede cuando se hace la vista gorda y se está demasiado influenciado por los pacifistas”, fulminó de Bretton-Gordon. “Los que hemos participado en las intervenciones en Irak y Afganistán durante los últimos 30 años… miramos a Siria y sabemos que deberíamos haberlo hecho mejor. Ese conocimiento debería informar nuestra respuesta a la agresión de Putin ahora”.

En realidad, Washington y sus aliados no se quedaron de brazos cruzados en Siria, sino que emprendieron una guerra por poderes de una década de duración en la que emplearon paramilitares yihadistas y ataques aéreos contra Damasco, luego ocuparon partes del país productor de petróleo y sometieron a sus ciudadanos a sanciones paralizantes, que hasta el día de hoy los privan de alimentos, electricidad y suministros médicos vitales.

De todas las personas, de Bretton-Gordon -cuyo perfil de Twitter lo identificó una vez como miembro de la 77ª Brigada, la división oficial de guerra psicológica del ejército británico- está en una posición única para conocer estos horrores. Después de todo, desempeñó un papel fundamental en la promoción y ampliación de la guerra sucia mediante la gestión de la información relativa a los incidentes con armas químicas.

 

ucrania

 

Manipulación, absurdos y fraudes evidentes

Como ha revelado The Grayzone, la implicación de de Bretton-Gordon en el conflicto sirio se remonta al menos a 2013, cuando, según ha admitido, participó en un esfuerzo encubierto para contrabandear muestras de suelo fuera de las zonas ocupadas por la oposición. Este trabajo le habría colocado inevitablemente en una posición muy cercana a los elementos yihadistas que se benefician de la financiación occidental y de la formación y las armas de la OTAN.

Los informes de los medios de comunicación contemporáneos revelan que el MI6 del Reino Unido estaba participando en un esfuerzo de recolección de muestras en el país en el mismo momento en que de Bretton-Gordon estaba dentro de Siria, lo que sugiere fuertemente su vinculación con la agencia de inteligencia extranjera. Un artículo deja bien claro que el objetivo del ejercicio de recogida de muestras del suelo era empujar a Estados Unidos a intervenir demostrando la culpabilidad del gobierno en los supuestos ataques con armas químicas.

De Bretton-Gordon también recogió otras pruebas sobre el terreno y las proporcionó a varias investigaciones oficiales sobre ataques químicos. En al menos un caso -una investigación del Mecanismo Conjunto de Investigación (MCI) de la OPAQ y la ONU sobre un supuesto ataque químico en Talmenes, en abril de 2014- se descubrió que los vídeos presentados por CBRN Taskforce, una organización oscura que él fundó en Alepo, mostraban claros signos de falsificación.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

De Bretton-Gordon puso aún más en duda sus conocimientos sobre armas químicas cuando declaró a los medios de comunicación británicos que cualquier frigorífico común podía transformarse en un arma química, afirmando falsamente que los cilindros de refrigerante R22 contenían material para bombas de cloro improvisadas. “Alguien podría ir a un vertedero donde la gente tira los frigoríficos [en el Reino Unido] y coger un montón de esas cosas y hacerlas explotar”, afirmó el supuesto especialista en armas.

 

 

De Bretton Gordon ha llegado a afirmar a un tabloide británico que Rusia podría desplegar misiles y granadas de mano que contengan el altamente mortífero agente químico de la era soviética Novichok “en cualquier guerra futura con Occidente”.

Sin embargo, estos absurdos comentarios y subterfugios no han hecho mella en la credibilidad de de Bretton-Gordon. Su perfil no ha hecho más que crecer con el tiempo, y los medios de comunicación lo presentan invariablemente como un valiente defensor de los derechos humanos que arriesga su vida para formar a los médicos y socorristas locales.

Sin embargo, en más de una ocasión, de Bretton-Gordon ha involucrado directamente a periodistas occidentales en los esfuerzos de recolección de suelo del MI6. Por ejemplo, durante una entrevista en un podcast de 2014 con Wilton Park, una ONG financiada por el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, de Bretton-Gordon se jactó de ser el responsable de una noticia publicada en el Times de Londres en la que se denunciaba un ataque químico sirio en la localidad de Sheikh al-Maqsood.

“En marzo del año pasado se informó de un ataque con sarín en Sheikh al-Maqsood y yo ayudé al Times -un tipo llamado Anthony Lloyd que, lamentablemente, recibió un disparo hace dos semanas- a cubrir esta historia y traté de llevar muestras al Reino Unido para su análisis… No voy a entrar en los detalles de eso”, recordó.

El entonces primer ministro David Cameron invocó el incidente del jeque al-Maqsood para aumentar la presión sobre Damasco, citando “la imagen que me describió el Comité Conjunto de Inteligencia” como base para su afirmación de un ataque químico contra la ciudad por parte del ejército sirio.

A lo largo de la guerra sucia contra Siria, de Bretton-Gordon apareció habitualmente en los medios de comunicación atribuyendo los ataques con gas y los crímenes de guerra a las fuerzas sirias y rusas, y temiendo sus implicaciones en futuros conflictos con Occidente.

Este último papel es el que de Bretton-Gordon ha retomado con entusiasmo a lo largo de la guerra en Ucrania, exagerando agresivamente la amenaza para los países occidentales. Su mensaje ha coincidido perfectamente con el del gobierno estadounidense, que inició un programa meses antes de la operación militar rusa para preparar al sector de la seguridad de Ucrania para un inminente ataque con armas de destrucción masiva.

 

grayzone

 

Meses antes de la guerra, EEUU entrena a los ucranianos en la amenaza de “ataques con armas de destrucción masiva”

En mayo de 2021, el Departamento de Estado anunció que Washington había llevado a cabo un “ejercicio de entrenamiento virtual” con “socios” en Kiev, incluidos los servicios de seguridad nacionales, las fuerzas del orden y los primeros intervinientes, para “identificar, responder e investigar los asesinatos con armas de destrucción masiva”, debido a los “recientes acontecimientos en Europa” que ponen de relieve “la amenaza real de los ataques con armas de destrucción masiva dirigidos y sancionados por el gobierno”.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Durante el curso, los ucranianos fueron instruidos en “[la identificación] de los síntomas médicos que indican el uso de material de ADM, el ciclo de ataque implicado en los intentos de asesinato con ADM, y las medidas específicas que permiten una detección y respuesta seguras a los incidentes con ADM”.

No está claro por qué se dio esta instrucción en este momento concreto, al igual que los “recientes acontecimientos en Europa” a los que se refería el comunicado de prensa. Quizás el Departamento de Estado aludía al supuesto envenenamiento con novichok del opositor ruso Alexei Navalny en agosto de 2020. Nadie sabe por qué razón ese asesinato fallido requería un gran ejercicio de entrenamiento de múltiples agencias para hacer frente a “ataques selectivos con armas de destrucción masiva”.

Sea cual sea el propósito del programa de formación de Estados Unidos, el personal de seguridad ucraniano puede afirmar ahora que tiene la formación necesaria para identificar los “síntomas médicos precisos que indican material de ADM”.

Esto es significativo, porque desde que comenzó el conflicto, Kiev ha mostrado un entusiasmo infinito por mentir, habiendo distorsionado o incluso inventado completamente los acontecimientos y los hechos para promover sus objetivos en innumerables ocasiones.

Las afirmaciones más peligrosas avanzadas por los propagandistas ucranianos han sido reforzadas por la supuesta autoridad de de Bretton-Gordon, quien ha sostenido que los ataques químicos rusos eran absolutamente inevitables, basando su predicción en su opinión de que Moscú “no tiene moral ni escrúpulos”.

El autodenominado experto en armas químicas ha llegado a advertir que Putin podría desplegar armas nucleares o crear una pandemia “más mortal que el Covid” con un arma de ébola. Además, ha especulado que las fuerzas rusas podrían liberar un virus mortal incautado en uno de los varios biolaboratorios financiados por el Pentágono en Ucrania, y luego culpar a Estados Unidos.

 

De un perfil de Hamish de Bretton-Gordon del Times of London del 5 de septiembre de 2020

De un perfil de Hamish de Bretton-Gordon del Times of London del 5 de septiembre de 2020.

 

De Siria a Ucrania, está ocurriendo de nuevo

En una típica comparecencia ante los medios, el 10 de marzo, de Bretton Gordon dijo en el programa de radio LBC de Londres que “nada está fuera de la mesa en este momento”. Entre los horrores que pronosticó estaba el uso de fósforo blanco “para incendiar pueblos y ciudades”.

Justificando su certeza, de Bretton-Gordon afirmó con contundencia que “la única manera de tomar una gran ciudad o pueblo en última instancia es usar armas químicas”. Señaló a Siria para probar su punto, pero sin referirse a su propio papel fundamental en la escalada de ese conflicto a través de la manipulación de las pruebas y el alarmismo científicamente carente en los medios de comunicación.

Ahora, de Bretton-Gordon ha reaparecido en el centro de la agresiva presión para la escalada con una Rusia armada nuclearmente. Si su papel en Siria sirve de guía, una serie de engaños cínicos podrían estar en camino.

 

Rusia advierte de ataques químicos en Ucrania

 

Fuente:

Kit Klarenberg, en The Grayzone: British intelligence operative’s involvement in Ukraine crisis signals false flag attacks ahead.
[https://thegrayzone.com/2022/03/24/british-intelligence-ukraine-false-flag/]

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Contenidos

Las operaciones de bandera falsa perpetradas por el imperio anglosajón, siempre traen consigo terror y alguna ‘tremenda oportunidad’ estratégica.   Por Mente Alternativa Salvo...

Contenidos

Mientras la prensa internacional aborda el sabotaje contra los gasoductos ‎‎Nord Stream y Nord Stream 2 como una especie de “crónica roja”, aquí ‎lo...

Contenidos

Por EIRNS El 26 de septiembre del 2022, día en que los dos gasoductos de Nord Stream fueron saboteados en un acto de terrorismo...

Contenidos

Según el geopolítico ruso Alexander Dugin, desde la victoria de Occidente en la Guerra Fría, los estadounidenses han pensado en términos de dos modelos...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY