Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

La fusión entre la Reserva Federal y el Tesoro de EEUU que algunos llaman ‘nacionalización’

La fusión del Tesoro y la Fed busca que los bancos se hagan cargo de la política fiscal de los Estados Unidos, advierte LaRouche.

El nuevo rescate al sistema financiero en bancarrota a través del fondo de inversión BlackRock que emerge como parte de la fusión entre la Reserva Federal y el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, no tiene como objetivo primordial la nacionalización de la Reserva Federal, sino lograr que los bancos se hagan cargo de la política fiscal de los Estados Unidos, advierte el Instituto Schiller.

 

En agosto de 2019, en los albores de la cumbre anual de banqueros centrales de Jackson Hole, en Arizona, el fondo de inversión BlackRock publicó un documento en el que ya exponía la propuesta de la oligarquía financiera global para “lidiar” con la recesión económica que se aproxima.

Su plan consiste en instalar un régimen de cambio para abandonar lo que ellos llaman la “independencia” de los bancos centrales —que son controlados por la oligarquía de forma privada. Pero esto no implica el regreso a un sistema de banca nacional, como los impulsores del reseteo económico desearían, sino todo lo contrario. Se trata de una operación de bandera falsa mediante la cual usarán el eco-fascismo y a los bancos centrales en fusión con el Estado para para inundar el sistema mediante “entrega directa de dinero” o “inversión directa” (dinero de helicóptero) para calmar a las masas y proteger $ 1.5 billones de activos sin valor, mientras hacen creer a la humanidad que les están salvando y siguen alimentando la burbuja de todo.

“Se trata de un claro ejemplo de los esfuerzos desesperados por ganar algo de tiempo para defender un sistema que está colapsando”, adviertió la presidenta del Instituto Schiller, Helga Zepp LaRouche. “Esta estrategia viene de la mano británica y sus aliados como Bolton y Pompeo”, y “es el telón de fondo de los intentos de desestabilizar la escalada de China… en un vano esfuerzo por evitar el ascenso de la Iniciativa del Cinturón y Nueva Ruta de la Seda”.

Lyndon LaRouche y el Instituto Schiller advirtieron que sucedería esto desde el colapso posterior a 2008, cuando se tomó la decisión de no pasar por una reorganización para no lidiar con los billones de dólares de la deuda incobrable, sino para inflar esa deuda. Y eso es exactamente lo que sucedió desde 2008 y en los últimos seis meses, desde septiembre del 2019, con la Reserva Federal inyectando trillones en préstamos a corto plazo, nuevos repositorios de alivio cuantitativo a largo plazo, etc.

La semana pasada, el director del Consejo Económico Nacional, Larry Kudlow, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, informaron que están agregando otros cuatro billones para dar liquidez a la economía, es decir, para inflar aún más la burbuja de deuda. Lo que significa que se inyectarán entre cuatrocientos y quinientos mil millones a través del Fondo de Estabilización del intercambio del Tesoro, del Departamento del Tesoro.

Como advierte LaRouche PAC:

“Este es dinero que el Tesoro tomará prestado y le entregará a la Reserva Federal, que a su vez lo asignará más bien a los llamados fondos de estrés, fondos bancarios en la sombra. De estos, los fondos de seguridad respaldados por hipotecas están cayendo. Los bonos corporativos de nivel Triple B ahora representan dos tercios del mercado total de bonos corporativos, y estos están cayendo. Triple B significa bono basura ligeramente superior a la calificación de bono basura, y los bonos basura han perdido un 21% en las últimas semanas. Así que estamos viendo un colapso completo de esta burbuja, la burbuja de bonos corporativos y deuda personal y todo tipo de deuda, y son cientos de billones de dólares.”

 

¿Quién va a administrar el fondo?

Lo recibirá y administrará Blackrock, el fondo de capital privado más grande del mundo que ha sido vinculado con la Familia Rothschild.

“Ya desde 2012 el anterior legislador texano Ron Paul —padre del candidato presidencial Rand, uno de los creadores del apóstata ‘Partido del Te’, venido a menos, pero uno de los mejores fiscalistas de EU— había señalado que ‘los Rothschild poseen acciones de las principales 500 trasnacionales de la revista Fortune’ que son controladas por “los cuatro grandes (The Big Four)”: BlackRock, State Street, FMR (Fidelity) y Vanguard Group.” (Fuente: Alfredo Jalife-Rahme vía Mente Alternativa: BlackRock y Jacob Rothschild anuncian el colapso del modelo liberal banquero financista)

¿Y de dónde viene ese dinero? Viene del Departamento del Tesoro. Y es aquí donde se vuelve relevante hacer un recuento de lo que sucedió en la Cumbre de Jackson Hole, Wyoming, para entender qué es lo que realmente está pasando. El documento que BlackRock presentó de forma paralela a la Cumbre de Jackson Hole, en agosto, fue también presentado en otra conferencia por el gobernador jesuita del Banco de Inglaterra, Mark Carney.

Lo que dijo Carney, y esto era parte del plan Blackrock, es que los bancos comenzarán a limitar el crédito para que solo las empresas que producen cosas con una huella de carbono cero puedan obtener crédito. En otras palabras, si usted es parte de la vieja economía y produce algo que forma parte de la economía real, si usted es una empresa de máquinas con herramienta o está involucrado en el rubro de la energía o la construcción, no obtendrá crédito. Pero si coloca paneles solares, si instala molinos de viento, o se dedica al reequipamiento, si podrá obtener crédito.

En otras palabras, están creando una nueva burbuja verde que será controlada por esta llamada “junta” que decidirá a dónde va el dinero del rescate. Puede agregar a esto otro factor: ¿quién va a obtener este crédito? Las personas que ya han llevado a las empresas al suelo para poder pedir préstamos para cubrir antiguas deudas. ¿Por qué reciben dinero nuevo? Recuerde que con el recorte de impuestos todo este dinero se destinó a corporaciones. ¿Y qué hicieron con eso? Hicieron recompra de acciones corporativas. Compraron su propio stock para aumentar el stock. ¿Con que propósito? Para que los CEOs obtuvieran más ganancias.

 

Los funcionarios electos perderán su capacidad política fiscal, que será entregada al cártel bancario

El otro aspecto de la situación es que Carney y BlackRock dicen que para que esto funcione, los bancos deben hacerse cargo de la política fiscal. Ahora piense en lo que esto significa. Esto significa que no importa a quién elija usted como presidente o miembro del Congreso, porque el cártel bancario se hará cargo de la política fiscal —en otras palabras, tomará la política presupuestaria de manos de los funcionarios electos y la pondrá en manos de los banqueros.

Ese es el cambio de régimen monetario del que están hablando. Se podría llamar a esto una dictadura de los banqueros globales. Eso es lo que están haciendo. Están utilizando la emergencia del coronavirus para crear el mecanismo por el cual los bancos se harán cargo de la política económica, la política financiera y la política fiscal.

Ciencia y Tecnología

Por Malek Dudakov Elon Musk está cortando lazos con la El Estados UYnidos liberal. Ahora Tesla cambia su lugar de constitución de Delaware a...

Contenidos

Por Malek Dudakov A Canadá le asusta la perspectiva de una guerra civil en Estados Unidos después de las elecciones. Los politólogos canadienses piden...

Contenidos

Por Malek Dudakov El equipo de Trump está preparando activamente un plan de reformas importantes para los primeros 100 días de la presidencia. Los...

Contenidos

Por Malek Dudakov Donald Trump visitó San Francisco por primera vez desde 2019. En aquella ocasión fue recibido por una multitud de manifestantes. Ahora...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram