Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

Expertos aplauden el manejo del brote de coronavirus COVD19 por China. China le ha dado tiempo al mundo al retrasar la propagación en su lucha contra el nuevo brote de neumonía por coronavirus COVD19, según un virólogo de renombre internacional. Paul Hunter, profesor de protección de la salud en la Universidad de East Anglia en el Reino Unido, dijo que las medidas tomadas por China bien pueden haber evitado un desastre global. Aunque la propaganda de los medios corporativos occidentales sugiera lo contrario, Occidente tiene mucho que aprender de China y de la ética del bien común. No solo la reacción china a la crisis del casino financiero de Occidente, en 2008, con la implementación de la Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda, sino también sus medidas de plena fuerza contra la epidemia de coronavirus COVD19, son modelos que Europa, Estados Unidos y América Latina deben aprender y adoptar justo ahora que la Organización Mundial de la Salud “pide al mundo prepararse para una eventual pandemia por el coronavirus”.

 

por Song Chen

El país juega un papel vital como ‘ciudadano global’

China le ha dado tiempo al mundo en la lucha contra el nuevo brote de neumonía por coronavirus, según un virólogo de renombre internacional.

Paul Hunter, profesor de protección de la salud en la Universidad de East Anglia en el Reino Unido, dijo que las medidas tomadas por China pueden haber evitado un desastre global.

“Lo que está haciendo China es, casi con certeza, retrasar la propagación y, con suerte, se retrasará hasta el punto en que tengamos vacunación masiva disponible. La disponibilidad de una vacuna es lo que va a marcar la diferencia en el número total de muertes”, dijo.

“Aunque todo es incierto, la gente está trabajando en esto más que cualquier otra vacuna en la historia”.

La respuesta de China al brote no ha tenido precedentes, lo que demuestra cuán en serio el país toma sus responsabilidades con sus propios ciudadanos y con las personas de todo el mundo.

No solo aisló a Wuhan, provincia de Hubei, el epicentro del brote, sino que también puso a disposición la secuencia genética del virus lo antes posible y también ha emitido boletines diarios sobre la información más reciente sobre la epidemia.

En una reunión clave el domingo, el presidente Xi Jinping dijo que China continuará manteniendo un estrecho contacto con la Organización Mundial de la Salud, compartirá sus experiencias sobre el control de enfermedades con los países relevantes y mejorará la cooperación internacional en la investigación y el desarrollo de medicamentos y vacunas.

Koh King Kee, presidente del Centro para Nueva Inclusiva Asia, un importante grupo de expertos asiáticos con sede en Kuala Lumpur, Malasia, dijo que China ha demostrado ser un verdadero ciudadano global en su momento de crisis.

“El pueblo chino ha demostrado unidad e hizo grandes sacrificios para contener la propagación del virus por su propio bien y el del mundo. China merece un fuerte aplauso de todo el mundo”, dijo.

Robert Dingwall, un destacado sociólogo médico y profesor de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Nottingham Trent en el Reino Unido, dijo que China ha tomado medidas extraordinarias que no serían posibles en Occidente.

“Ha hecho muchas cosas que solo son posibles en una sociedad con un gobierno central fuerte capaz de tomar iniciativas rápidas una vez que se han tomado las decisiones”, dijo.

Coronavirus: La bioguerra de Londres contra China (análisis de Daniel Estulin y Helga Zepp-LaRouche)

Sin embargo, él cree que los gobiernos locales en China también necesitan aprender lecciones del brote.

“Una vez que termine la crisis, China necesitará considerar cómo los gobiernos locales pueden ser facultados para actuar más por su propia iniciativa, en lugar de esperar la autorización de un nivel apropiado en el gobierno central”, dijo Dingwall.

Los esfuerzos realizados por China para detener la crisis no siempre han sido reconocidos por algunas destacadas figuras políticas internacionales y los medios globales. Los chinos también han sido sometidos a crueles incidentes de xenofobia.

Alistair Michie, presidente de la junta internacional del Centro para China y Globalización, un grupo de expertos independiente con sede en Beijing, considera que esto es muy lamentable.

“A pesar de todos los esfuerzos realizados por China, ha habido mucha cobertura negativa en los medios. Los ojos y los oídos del mundo a menudo están cerrados a casi cualquier comunicación que salga de China”, dijo.

Michie, una figura prominente en la comunidad empresarial del Reino Unido en China, cree que cuando se haya ganado la guerra contra el virus, será necesario “repensar” cómo China transmite su mensaje. Anteriormente ha pedido una “nueva mentalidad en la comunicación”.

“Muchos en Europa y los Estados Unidos son muy ignorantes acerca de China y los cambios asombrosos que he presenciado en los últimos 30 años. Fue un pensamiento fresco y políticas que crearon el éxito que fue la reforma y la apertura. Es necesario que haya un pensamiento similar para hacer un cambio comparable en las comunicaciones”, dijo.

Michie cree que esto es totalmente reconocido por el liderazgo chino —en particular, por el presidente Xi Jinping.

Dijo que en un discurso en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, en enero de 2017, Xi expresó el objetivo de “construir una comunidad de futuro compartido para la humanidad”.

“Este es el concepto de China de ser un ciudadano global y es este poderoso mensaje el que necesita ser comunicado. Ciertamente estamos viendo esto en acción durante este brote”.

Dingwall dijo que lamenta especialmente la xenofobia que enfrentan los chinos.

“Es lamentable que el brote haya coincidido con un aumento del nacionalismo en muchos otros países que ya ha llevado a la xenofobia y al miedo de las personas que tienen ideas, creencias y culturas diferentes”, dijo.

“Si bien las personas siempre tratan de culpar a los forasteros de las nuevas enfermedades, estamos en tiempos particularmente fértiles para que esto tenga graves consecuencias para las personas estigmatizadas”.

Oliver Stelling, un asesor de comunicaciones especializado en mercados emergentes, Oriente Medio y Asia, dijo que creía que los medios de comunicación tenían sus ojos en otro lado y tardaban en ponerse al día con lo que estaba sucediendo en China.

“Pasó hasta finales de enero antes de que hubiera una conciencia global (sobre el brote). Durante la mayor parte de diciembre y enero, el mundo fue absorbido por el juicio de destitución del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el Brexit y las elecciones del Reino Unido, Harry y Meghan, y los incendios forestales de Australia. Tal vez esta es una llamada de atenció”, dijo Stelling, con sede en Dubai, Emiratos Árabes Unidos.

Durante el brote se hizo evidente que la cooperación global es vital para derrotarlo, y el Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, es uno de los que ha subrayado este mensaje.

“El brote de coronavirus representa un desafío de salud global sin precedentes. Ningún país puede superar o defenderse completamente de la amenaza que presenta el coronavirus”, escribió en el periódico británico The Sunday Telegraph el 16 de febrero.

“Ya sea que esté buscando a nuestros ciudadanos de todo el mundo o buscando una vacuna contra el virus, la comunidad internacional debe trabajar en conjunto”, dijo Raab.

Sin embargo, Hunter, de la Universidad de East Anglia, quien se ha convertido en un rostro familiar en los medios de comunicación en las últimas semanas, cree que es más fácil decirlo que hacerlo.

“Hacer que la comunidad global actúe de manera conjunta en estas cosas es muy difícil. Este brote será difícil de contener en China y se extenderá a una pandemia en algún momento de este año, aunque la escala podría reducirse debido a las medidas que China ha tomado”, dijo.

Dingwall dijo que tales problemas solo pueden abordarse mediante un “pensamiento conjunto” entre los gobiernos.

“Las epidemias y las pandemias no son problemas exclusivamente de salud pública y no pueden abordarse como tales. En el Reino Unido, desde principios de la década de 2000, hemos estado pensando en ellas como emergencias civiles que requieren respuestas intergubernamentales, en lugar de ser propiedad exclusiva de el Departamento de Salud”, dijo.

Este es ciertamente el caso ahora en China, donde todo el aparato del Estado se centra en abordar la emergencia.

Stelling, el experto en comunicaciones, dijo que a pesar de que estos son tiempos difíciles para China, la reputación internacional del país podría mejorarse por la forma en que se ha enfrentado a la crisis.

“Si demuestra que ha manejado bien esto, la posición global de China aumentará dramáticamente”, dijo.

Leibniz y la raíz de la 1ª integración euroasiática saboteada por el Vaticano jesuita

Fuentes:

Song Chen / China Daily — Experts applaud handling of outbreak.

El Comercio — OMS pide al mundo prepararse para una eventual pandemia por el coronavirus.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.