Connect with us

Hi, what are you looking for?

Colapso Económico

En 2010, la Fundación Rockefeller planteó un escenario de epidemia de virus en China y estado de sitio como el actual

Uno de los escenarios descritos en el documento describe las medidas de una China autoritaria y dura a raíz de la propagación de un virus.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



En 2010, la Fundación Rockefeller planteó un escenario de epidemia de virus en China y estado de sitio como el actual. Se sabe que Moderna, Inc., la empresa estadounidense que desarrollará la vacuna del coronavirus, está financiada por la Coalición para las Innovaciones de Preparación para Epidemias (CEPI), que fue fundada en Davos por la polémica Fundación Bill & Melinda Gates, el Welcome Trust y el Foro Económico Mundial. Pero, además, hay otro dato aún más siniestro. En 2010, la Fundación Rockefeller publicó un documento titulado “Escenarios para el futuro de la tecnología y el desarrollo internacional”, en el que pronostica “un mundo de control gubernamental de arriba hacia abajo, más estricto y con más liderazgo autoritario, con innovación limitada y rechazo ciudadano en crecimiento”. Uno de los escenarios descritos en el documento, bajo el nombre “Lock Step” (encerrona/bloqueo), describe una China tomada por las fuerzas del orden y aplicando unas medidas extremadamente autoritarias y duras, a raíz de la propagación de un virus. Entre las medidas tomadas por el gobierno, aparecen: reconocimiento facial y toma de temperatura a todo ciudadano en lugares y transportes públicos, control de desplazamientos y cuarentenas forzosas… En síntesis, un estado de sitio (1) similar al que vive China ahora mismo, en 2020. ¿Por qué una nación como China, que desafía el orden mundial totalitario de los Rockefeller y el Imperio Británico, querría instaurar un control de sitio como el que describe el documento? La hipótesis sobre el coronavirus como un arma biológica que forma parte de la política de despoblación mundial de la ONU, es cada vez más aceptada por científicos de prestigio internacional y analistas especializados en criptopolítica, quienes afirman que la epidemia de coronavirus es “una operación de los servicios de inteligencia británicos” lanzada contra contra la China industrialista de Xi Jinping. Lo cierto es que despoblando o industrializando el mundo, parece haber una tendencia común en China y Occidente a incrementar el control de la población a través de regímenes totalitarios.  Por otro lado, tampoco olvidemos el papel que tendría una crisis epidémica global manufacturada para distraer a las masas y desgravar responsabilidades de cara al colapso económico planetario provocado por la propia oligarquía bancaria internacional.

 

A continuación, traducimos el capítulo “Encerrona”, descrito en el documento “Escenarios para el futuro de la tecnología y el desarrollo internacional” publicado por la Fundación Rockefeller en 2010.

“Los resultados de nuestro primer ejercicio de planificación de escenarios demuestran una exploración provocativa y atractiva del papel de la tecnología y el futuro de la globalización, como verá en las páginas siguientes. Este informe es una lectura crucial para cualquier persona interesada en considerar creativamente las formas múltiples y divergentes en las que nuestro mundo podría evolucionar” (Introducción a “Escenarios para el futuro de la tecnología y el desarrollo internacional”, Fundación Rockefeller, 2010)

 

‘Encerrona’ (Lock Step) por virus en China

Un mundo de control gubernamental de arriba hacia abajo, más estricto y con más liderazgo autoritario, con innovación limitada y rechazo ciudadano en crecimiento.

En 2012, la pandemia que el mundo había anticipado por años finalmente golpeó. A diferencia del H1N1 de 2009 H1N1, esta nueva cepa de influenza, que se origina de gansos salvajes: era extremadamente virulento y mortal. Incluso los mejor preparados para una pandemia y las naciones se vieron abrumadas rápidamente cuando el virus se esparció por todo el mundo, infectando casi 20 por ciento de la población mundial y matando 8 millones en solo siete meses, la mayoría de ellos adultos jóvenes sanos.

La pandemia también tuvo un efecto mortal en las economías: la movilidad internacional de personas y bienes se detuvo, industrias como el turismo se debilitaron y se rompieron las cadenas de suministro mundiales. Incluso a nivel local, tiendas bulliciosas normalmente repletas de gente, y edificios de oficinas, se vaciaron
vacío durante meses, desprovistos de empleados y de clientes.

La pandemia cubrió el planeta, aunque números desproporcionados murieron en África, el Sudeste de Asia y América Central, donde el virus se propagó como un incendio forestal en ausencia de protocolos oficiales de contención. Pero incluso en los países desarrollados, la contención fue un desafío. La política inicial de los Estados Unidos de “Desalentar” a los ciudadanos a volar resultó mortal en su indulgencia, acelerando la propagación del virus no solo dentro de los EE.UU., sino a través de las fronteras.

Sin embargo, a algunos países les fue mejor, en particular a China. El gobierno chino impuso y ejecutó rápidamente la cuarentena obligatoria para todos los ciudadanos, así como el cierre instantáneo y casi hermético de todas las fronteras, salvando así millones de vidas y deteniendo la propagación del virus mucho antes que en otros países y permitiendo una recuperación pospandémica más rápida.

El gobierno de China no fue el único que tomó medidas extremas para proteger a sus ciudadanos del riesgo y la exposición. Durante la pandemia, los líderes nacionales de todo el mundo flexionaron sus autoridad y reglas herméticas impuestas y restricciones, desde el uso obligatorio de cubre-bocas hasta controles de temperatura corporal en las entradas a espacios comunes como estaciones de tren y supermercados. Incluso después de que la pandemia se desvaneciera, se intensificó este control y supervisión más autoritario de los ciudadanos, así como el estancamiento de sus actividades. Para protegerse de la propagación de problemas cada vez más globales, —desde pandemias y terrorismo transnacional hasta crisis ambientales y aumento de la pobreza— líderes de todo el mundo tomaron un control más firme sobre el poder.

Al principio, la noción de un mundo más controlado ganó amplia aceptación y aprobación. Los ciudadanos renunciaron voluntariamente a parte de su soberanía y su privacidad a cambio de una mayor seguridad y estabilidad proporcionadas por estados más paternalistas. Los ciudadanos estuvieron más tolerantes e incluso ansiosos por ser dirigidos y supervisados de arriba hacia abajo, y los líderes nacionales tuvieron más libertad para imponer el orden en formas en que lo creían conveniente.

En los países desarrollados, este incremento de supervisión tomó muchas formas: con identificaciones biométricas para todos los ciudadanos, por ejemplo, y la regulación más estricta de industrias clave cuya estabilidad fue considerada vital para los intereses nacionales. En muchos países desarrollados, la cooperación forzada bajo un conjunto de nuevas regulaciones y acuerdos, restauró lenta pero constantemente el orden y, lo que es más importante, el crecimiento económico.

Sin embargo, en el mundo en vías de desarrollo, la historia fue diferente, y mucho más variable. La autoridad de arriba hacia abajo tomó diferentes formas en diferentes países, dependiendo en gran medida de la capacidad, el calibre y las intenciones de sus líderes. En países con líderes fuertes e inteligentes, se incrementó el estatus económico general de los ciudadanos y la calidad de vida aumentó. En India, por ejemplo, la calidad del aire mejoró drásticamente después de 2016, cuando el gobierno prohibió los vehículos de alto rendimiento. En Ghana, la introducción de ambiciosos programas gubernamentales para mejorar infraestructura básica y garantizar la disponibilidad de agua limpia para toda su gente llevó a una fuerte disminución de enfermedades transmitidas por el agua. Pero el liderazgo autoritario más fuerte no funcionó tan bien, y en algunos casos provocó tragedias, como en los países administrados por élites irresponsables que usaron su mayor poder para perseguir sus propios intereses a expensas de los ciudadanos.

Hubo otros inconvenientes, ya que el auge del nacionalismo virulento creó nuevos peligros: los espectadores en la Copa Mundial 2018, por ejemplo, usaron chalecos antibalas que lucían un parche de su bandera nacional. Las fuertes regulaciones tecnológicas sofocaron la innovación y mantuvieron los costos altos, limitando su adopción. En el mundo en desarrollo, el acceso a tecnologías “aprobadas” aumentó, pero más allá de eso permaneció limitado: el lugar de la innovación tecnológica se encontraba en gran medida en el mundo desarrollado, dejando a muchos países en desarrollo en el lado receptor de tecnologías que otros consideran “mejores” para ellos. Algunos gobiernos encontraron esto condescendiente y se negaron a distribuir computadoras y otras tecnologías de las que se burlaron como “de segunda mano”. Mientras tanto, los países en desarrollo con más recursos y mejor capacidad comenzaron a innovar internamente para llenar estos vacíos por su cuenta.

Mientras tanto, en el mundo desarrollado, la presencia de tantas reglas y normas de arriba hacia abajo inhibió en gran medida la actividad empresarial. A menudo, los gobiernos les dijeron a los científicos e innovadores qué líneas de investigación seguir y se orientaron principalmente hacia proyectos que generarían dinero (por ejemplo, desarrollo de productos impulsados ​​por el mercado) o que eran “apuestas seguras” (por ejemplo, la investigación fundamental), dejando de un lado los riesgos o innovaciones en áreas de investigación en gran parte sin explotar. Los países acomodados y las compañías monopólicas con grandes presupuestos de investigación y desarrollo aún lograron avances significativos, pero la PI detrás de sus avances
permaneció encerrada detrás de una estricta protección nacional o corporativa. Rusia e India impusieron normas nacionales estrictas para supervisar y certificar los productos relacionados con el cifrado y sus proveedores, una categoría que en realidad significó todas las innovaciones de TI. Los Estados Unidos y la UE respondieron con estándares nacionales de represalia, lo que arrojó una llave en el desarrollo y la difusión de la tecnología a nivel mundial.

Especialmente en el mundo en desarrollo, actuar en función del propio interés nacional a menudo significaba buscar alianzas prácticas que se ajustaran a esos intereses, ya fuera para obtener acceso a los recursos necesarios o unirse para lograr el crecimiento económico. En América del Sur y África, las alianzas regionales y subregionales se hicieron más estructuradas. Kenia duplicó su comercio con África meridional y oriental, a medida que crecieron nuevas asociaciones en el continente. La inversión de China en África se expandió a medida que la negociación de nuevos empleos e infraestructura a cambio de acceso a minerales clave o exportaciones de alimentos resultó agradable para muchos gobiernos. Los lazos transfronterizos proliferaron en forma de ayuda oficial de seguridad. Si bien el despliegue de equipos de seguridad extranjeros fue bienvenido en algunos de los estados más fallidos, las soluciones únicas para todos arrojaron pocos resultados positivos.

Para 2025, la gente parecía cansarse de tanto control de arriba hacia abajo y dejar que los líderes y las autoridades tomaran decisiones por ellos. Dondequiera que los intereses nacionales chocaran con los intereses individuales, había conflicto. El rechazo esporádico se organizó y coordinó cada vez más, a medida que los jóvenes descontentos y las personas que habían visto desaparecer su estatus y sus oportunidades, en gran medida en los países en desarrollo, incitaron disturbios civiles. En 2026, los manifestantes en Nigeria derribaron al gobierno, hartos del amiguismo arraigado y la corrupción. Incluso aquellos a quienes les gustaba la mayor estabilidad y previsibilidad de este mundo comenzaron a sentirse incómodos y limitados por tantas reglas estrictas y por la rigidez de las fronteras nacionales. La sensación persistía de que, tarde o temprano, algo inevitablemente alteraría el orden ordenado que los gobiernos del mundo habían trabajado tan duro para establecer.

 

Notas

(1) “El estado de sitio es un régimen de excepción que debe ser declarado por el poder ejecutivo en particular por el presidente que tiene el permiso de ejecutarlo, el estado es una organización social, económica, política soberana y coercitiva, que forma parte de un grupo de instituciones no voluntarias, donde tiene el poder de regular la vida nacional en un territorio exacto y preciso”. (Fuente: Conceptodefinicion.de, Redacción. ( Última edición:22 de julio del 2019). Definición de Estado de Sitio. Recuperado de: https://conceptodefinicion.de/estado-de-sitio/. Consultado el 13 de febrero del 2020).

Cómo los Rockefeller eliminaron la medicina natural para crear la industria farmacéutica moderna

 

Fuente:

The Rockefeller Foundation / Global Business Network — Scenarios for the Future of Technology and International Development.

Advertisement que es lbry

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Girl in a jacket

Archivos

Facebook

Te puede interesar

Contenidos

Las mentiras de los banqueros neoliberales y los geopolíticos británicos podrían causar una guerra nuclear. Executive Intelligence Review (EIR), la revista fundada en 1974...

Contenidos

LaRouche: ‘Hay que desacoplarse de los británicos, no de China’. La presidenta del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, advierte que si ocurre un grave desacoplamiento...

Contenidos

Thierry Meyssan: La nueva estrategia antichina de Washington. Independientemente de la histeria antichina del grupo que impuso las respuestas ‎políticas, falsamente sanitarias, adoptadas en Occidente...

Ciencia y Tecnología

Mueren dos investigadores de COVID-19 y el embajador de China en Israel en menos de un mes. Hay una pandemia oculta, paralela a la...

Advertisement

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.