Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

El ‘Gran Reseteo’ como inductor del Nuevo Orden Mundial, según la Plataforma de Inteligencia Estratégica del Foro Económico Mundial

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



La definición del “Gran Reseteo” lanzada por el Foro Económico Mundial en junio de 2020, en realidad es la síntesis —inducida a través de su Plataforma de Inteligencia Estratégica— de una serie de temas o áreas de interés que, según el análisis de Steven Guinness, conforman la base para la creación del “Nuevo Orden Mundial” económico, social, anti-nacionalista y totalitario que tanto han soñado los planificadores de la élite globalista occidental.

 

 

Las naciones, cada vez más divididas, se verán constreñidas a pelear hasta la exhaustividad física, moral, espiritual y económica. Y así nosotros podremos crear el último conflicto que pacificaremos instaurando el Nuevo Orden Mundial.” — Albert Pike

 

Por Steven Guinness

El mes pasado publiqué un artículo que consideraba al Foro Económico Mundial (FEM) como la institución detrás de la agenda de “El Gran Reseteo” que fue lanzada en junio. Uno de los temas principales del artículo era la “Plataforma de Inteligencia Estratégica” del FEM, que la organización describe como “un sistema dinámico de inteligencia contextual que permite a los usuarios rastrear las relaciones e interdependencias entre los temas, apoyando una toma de decisiones más informada”.

Como ya he mencionado, la Inteligencia Estratégica es el mecanismo que reúne todos los intereses en los que se centra el FEM. Esto incluye países e industrias específicas, así como temas globales como Covid-19 y la Cuarta Revolución Industrial.

Un aspecto evidente de la Inteligencia Estratégica es cómo cada tema global y cada industria se entrelazan entre sí. Por ejemplo, el Covid-19 es una rama de “El Gran Reseteo” y viceversa. Lo que esto hace es crear la impresión de que sólo un enfoque colectivizado que incorpore a todas las “partes interesadas” tiene la capacidad de hacer frente a las crisis a escala mundial. El FEM se basa en la creencia de que las naciones y las empresas deben ser interdependientes y tratar de remediar los problemas del mundo por medio de instituciones mundiales.

Por lo tanto, no es de extrañar que el FEM haya ideado a través de su plataforma de inteligencia estratégica “El Gran Reseteo”. Lo que esto implica puede ser catagorizado en dos partes. Primero están los siete objetivos principales para lograr el reseteo. En ningún orden en particular, estos son:

1. Dando forma a la recuperación económica

2. Aprovechando la cuarta revolución industrial (4IR)

3. Fortalecimiento del desarrollo regional

4. Revitalizar la cooperación mundial

5. Desarrollo de modelos de negocio sostenibles

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

6. Restaurar la salud del medio ambiente

7. Rediseño de contratos sociales, habilidades y trabajos

Luego viene una mezcla de temas e industrias globales entretejidos en la agenda del “Gran Reseteo”. En el último recuento había más de cincuenta áreas que componen el reseteo. Estas incluyen:

“Cadena de bloques; Identidad digital; Gobernanza de Internet; Financiación del desarrollo; Desarrollo sostenible; Futuro de la salud y la atención sanitaria; Gobernanza mundial; Sistemas financieros y monetarios; Finanzas públicas y protección social; Cambio climático; Vehículos aéreos no tripulados; 5G; El océano; Banca y mercados de capital; Aviación, viajes y turismo; Comercio e inversiones internacionales; Covid-19; Biodiversidad; Ciudades y urbanización; Liderazgo en las 4IR; Geoeconomía; Salud mundial; Seguridad internacional; Geopolítica; Futuro de la alimentación; Contaminación del aire; Impresión en 3D; Baterías; Economía circular; Futuro de la movilidad; Derechos humanos; Paridad de género; Impuestos; Futuro de los medios de comunicación, el entretenimiento y la cultura; Economía digital y creación de nuevos valores; Cuarta revolución industrial; Futuro del progreso económico; Mano de obra y empleo; Gobernanza ágil; Riesgos mundiales; Manufactura y producción avanzadas; Medio ambiente y seguridad de los recursos naturales; Plásticos y medio ambiente; Gobernanza empresarial; Bosques; Justicia y derecho; Participación cívica; Inclusión de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero; Diseño inclusivo; Futuro de la informática; Inteligencia artificial y robótica; Racismo sistémico.”

 

Como se ha mencionado, todos estos temas se entremezclan a través de la Inteligencia Estratégica. La distinción radica en el hecho de que el Foro Económico Mundial ha identificado “El Gran Reseteo” como la única cuestión que puede unir todas estas otras áreas de interés para tratar de lograr un “Nuevo Orden Mundial” económico y social. Tanto es así que al anunciar la iniciativa en junio, el FEM confirmó que el reajuste será el tema de su reunión anual en Davos, Suiza, el 21 de enero de 2021.

En años anteriores, el FME ha publicado los detalles del tema a tratar sólo unas semanas antes de que se celebre la reunión. Esta vez, sin embargo, han dado más de seis meses de aviso, lo que sugiere el nivel de importancia que el FME ha puesto en “El Gran Reseteo”.

[Nota del editor: La reunión de Davos acaba de ser pospuesta hasta el verano de 2021. Según el portal del FEM, “la necesidad de que los líderes mundiales se reúnan para diseñar un camino de recuperación común y dar forma al Gran Reseteo… es urgente. Sin embargo, el consejo de expertos del Foro no puede hacerlo con seguridad en enero… Los detalles relativos a las fechas y el lugar de la reprogramada Reunión Anual 2021 se compartirán tan pronto como el Foro se asegure de que se cumplen todas las condiciones para garantizar la salud y la seguridad de nuestros participantes y de la comunidad anfitriona”. Tomando en cuenta que la pandemia de COVID-19 es una pandemia de falsos positivos con una bajísima tasa de mortalidad real, parece que lo que realmente contempla el FEM es que la elección presidencial de los Estados Unidos no esté resuelta en enero de 2021, y que las consecuencias de la plandemia aún no hayan madurado lo suficiente como para alcanzar el nivel de caos mundial necesario para que los asistentes al evento acaten —desesperados— cualquier medida promovida en el Foro.]

Habiendo determinado los siete objetivos principales y la plétora de industrias y temas relacionados con ellos, ahora analicemos las motivaciones que hay detrás de los promotores del reseteo.

El Fundador y Presidente Ejecutivo de la institución, Klaus Schwab, y la Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, son dos de las voces más prominentes.

Comenzando por Schwab, en su artículos publicados en el sitio web del FEM (“Ahora es el momento de un gran reseteo” y “El legado de COVID-19: Así es como se conseguirá el Gran Reseteo”) y durante varias entrevistas que se pueden encontrar en el canal de Youtube del FEM, Schwab resume por qué considera esencial un reseteo económico, social, geopolítico, medioambiental y tecnológico.

Desde la perspectiva de Schwab, hay numerosas razones por las que se debería buscar un Gran Reseteo, pero el Covid-19 es la más urgente de todas. No sólo ha demostrado que los sistemas existentes ya no son adecuados, sino que también ha “acelerado nuestra transición a la era de la Cuarta Revolución Industrial”. Para aquellos que no están familiarizados con la Cuarta Revolución Industrial, este fue un concepto que el Foro Económico Mundial llevó a cabo en su reunión de Davos en 2016. En 2018 publiqué un breve resumen de la 4IR que puede leerse aquí.

Con sistemas que no se adaptan al siglo XXI, Schwab habló de la urgencia de “restaurar un sistema funcional de cooperación global inteligente estructurado para abordar los desafíos de los próximos 50 años”. Para lograrlo, todos los interesados de la sociedad mundial tendrán que integrarse en una “comunidad de interés, propósito y acción comunes”. Al parecer, no se permite dejar a nadie atrás. Vamos como uno solo, como un colectivo, le guste o no a un individuo. Cada país tendrá que participar. Cada industria debe ser transformada. Esto, de acuerdo con Schwab, significará un Gran Reseteo del capitalismo y una nueva era de prosperidad.

¿Pero qué pasa si todos los interesados no se unen detrás de la iniciativa? En opinión de Schwab, estar desunidos “conducirá a una mayor polarización, nacionalismo, racismo, aumento del malestar social y conflictos”. En resumen, un mayor nivel de caos y degradación de los sistemas, dejando al mundo más frágil y menos sostenible.

 

Schwab ha insistido en que para evitar este escenario, los cambios menores no serán suficientes. En su lugar, deben construirse “cimientos totalmente nuevos para nuestros sistemas económicos y sociales”. Covid-19, por lo tanto, es un “momento histórico para dar forma al sistema para una era post Corona”. Es una oportunidad que Schwab dice que no debe desperdiciarse.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Unas semanas después de que el Gran Reseteo fue anunciado, Schwab fue más allá. Como muchos saben, usar una crisis como oportunidad para lograr un cambio económico y social importante es una estrategia notoria de los planificadores globales. Y de vez en cuando algunos de esos planificadores sugieren lo mismo. Según Schwab, “las crisis agudas favorecen la introspección y fomentan el potencial de transformación”. El Príncipe de Gales, que apoya plenamente el Gran Reseteo, dijo algo similar en el sentido de que “las ondas de choque sin precedentes de las crisis pueden hacer que la gente sea más receptiva a visiones más grandes de cambio”.

 

Los vínculos entre el coronavirus, la Pilgrims Society y el Instituto Pirbright de la corona británica

 

Esto plantea la pregunta de si ¿existiría el mismo nivel de potencial de cambio si no hubiera una crisis como la actual? En pequeña medida, tal vez, pero lo más probable es que cualquier motivación para actuar y pedir una reforma nunca sería tan urgente a no ser que la población se enfrente a una amenaza o peligro que estime como perjudicial en las condiciones actuales. Por lo tanto, es necesario hacer que las mentes se enfoquen en el desastre que se avecina antes de lograr obtener el apoyo requerido para implementar las políticas que buscan los planificadores mundiales.

Y si suficientes mentes pueden lograr ese enfoque, entonces, como señala Schwab, “podría surgir un nuevo mundo, cuyos contornos nos corresponde reimaginar y redibujar”.

Muchas de las políticas que desean las figuras mundiales están dentro del ámbito de la Cuarta Revolución Industrial, que Schwab y los de su calaña han estado promoviendo como algo esencial desde finales de 2015. Ahora, una crisis mundial de suficiente magnitud ha presentado una apertura para promover los objetivos de la élite mundial. ¿Esto ocurrió por coincidencia o por diseño? La verdad es que nadie puede decirlo con certeza. Si bien el Foro Económico Mundial formó parte de un ejercicio de simulación de pandemia unos meses antes de que el mundo entrara en una pandemia viva, esto no es una prueba irrefutable de lo que algunos refieren ahora como una “plandemia”.

Cuando se dio a conocer el programa del Gran Reseteo, uno de los otros principales proponentes fue la Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva. Ella declaró que era “de suma importancia” que el futuro retorno al crecimiento económico abarcara un “mundo más verde, más inteligente y más justo”. No hay necesidad de esperar, dijo Georgieva. El mundo debe actuar ahora.

Una de las principales conclusiones de la intervención de Georgieva fue su admisión de que “la economía digital es la gran ganadora en esta crisis”. Ya hemos visto esto a través del crecimiento exponencial de los bancos centrales que discuten la emisión de sus propias monedas digitales y utilizan el Covid-19 como una razón para reforzar los llamados a una nueva “arquitectura” económica global.

En un discurso en la Consulta Nacional de Italia en junio (Italia, Europa y la Recuperación Global en 2021), Georgieva dijo que el Covid-19 “puede haber acelerado la transformación digital en dos o tres años”. El temor no demostrado de que el dinero en efectivo sea un transmisor del virus, junto con las personas que dependen de los pagos sin contacto y las transacciones en línea, han contribuido sin duda a su perspectiva.

Georgieva se centra en “la economía del mañana”, lo que para ella es motivo suficiente para que la “economía del ayer” pase a la historia. Se necesitan fundamentos completamente nuevos, no una reelaboración de los sistemas fallidos de antaño. Si parece que Georgieva y Schwab están leyendo el mismo guión, yo sugeriría que lo están.

Georgieva cree que el 2021 es un año decisivo para el Gran Reseteo. O el mundo elige más cooperación, o habrá más fragmentación. Según ella, “este es un momento histórico para decidir si nos moveremos hacia un Gran Reseteo, y no hacia una la Gran Reversión”.

Como habrán adivinado, “el ancla más importante de la recuperación” es una vacuna contra el Covid-19, que Georgieva espera que esté disponible a gran escala para 2021. La implicación es que sin una vacuna el mundo será incapaz de volver a cualquier sentido de normalidad, particularmente en términos de interacción abierta con sus semejantes. Sólo con una vacuna y tratamientos suplementarios puede haber una “recuperación completa”.

Para apoyar el impulso del Gran Reseteo, en julio Klaus Schwab co-escribió un libro con Thierry Malleret (quien fundó la Red de Riesgo Global en el Foro Económico Mundial) llamado “Covid-19: El Gran Reseteo”. En un artículo de seguimiento, examinaré algunos aspectos del libro, y también argumentaré por qué la idea de un “Gran Reseteo” beneficia a los planificadores globales.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Daniel Estulin: El coronavirus como arma de pasaje al sexto paradigma tecnológico

 

Fuente:

Steven Guinness — The WEF Clarion Call: A Breakdown of ‘The Great Reset’

World Economic Forum — Annual Meeting 2021 in Davos Rescheduled.

 

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Una nueva vacuna experimental desarrollada conjuntamente con el gobierno de los EE.UU. afirma ser capaz de cambiar el ADN humano y podría ser desplegada...

Ciencia y Tecnología

Finlandia es el primer país de Europa en levantar las restricciones del coronavirus. No hay evidencia de una propagación del virus, dice Mika Salminen,...

Ciencia y Tecnología

A estas alturas, es indudable que la crisis de la Covid-19 no ha beneficiado tanto a nadie como a las élites globalistas con epicentro...

Ciencia y Tecnología

La plataforma globalista de pruebas virtuales y personalizadas de Mastercard permitirá a los bancos centrales evaluar los casos de uso y probar las estrategias...

Publicidad comprar oro
Publicidad Que es LBRY

Archivos

Facebook

Publicidad servicio de VPN

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.