Como reporta Business Insider, cuando Mark Zuckerberg no está inventando excusas para evadir acusaciones por recolección de información privada de usuarios de su red social, Facebook, también invierte su tiempo en la agenda transhumanista de control mental, junto con su esposa Priscilla Chan. Financiado por Iniciativa Chan Zuckerberg (CZI), su compañía de investigación biomédica con fines de lucro, la poderosa pareja de Silicon Valley está ayudando a financiar investigaciones que podrían mejorar enormemente la vida de las personas que sufren trastornos neuromotores, o a crear un ejército de ciborgs compatibles capacitados para obedecerle. Las aplicaciones de las interfaces cerebro-máquina son de gran alcance: mientras algunos investigadores se enfocan en usarlas para ayudar a las personas con lesiones de la médula espinal u otras enfermedades que afectan el movimiento, otros buscan ver cómo se transforma la forma en que todos interactúan con las computadoras portátiles y los teléfonos inteligentes. Tanto una antigua división de Facebook conocida llamada Building 8 como una compañía fundada por Elon Musk llamada Neuralink han dicho que están trabajando en esta última opción, si bien Building 8 ha dicho que las investigaciones en su laboratorio biológico no tienen nada que ver con los proyectos para interfaces cerebro-computadora que se realizan en Facebook. ¿Tú les crees?

 

Cumbre de Gobierno Mundial: Élite global quiere fusionar al ser humano con la inteligencia artificial

“Mark Zuckerberg y su esposa pediatra Priscilla Chan han vendido cerca de 30 millones de acciones de Facebook para financiar un ambicioso proyecto de investigación biomédica, llamado Chan Zuckerberg Initiative (CZI), con el objetivo de curar todas las enfermedades dentro de una generación. Un componente menos publicitado de ese programa de $5 mil millones incluye trabajo en interfaces cerebro-máquina, dispositivos que esencialmente traducen los pensamientos en comandos. Un proyecto reciente es un implante cerebral inalámbrico que puede registrar, estimular e interrumpir el movimiento de un mono en tiempo real.” (Fuente: Business Insider)

En un nuevo artículo publicado el lunes en Nature, los investigadores financiados por ZCI describen un dispositivo cerebral inalámbrico implantado en primates que puede registrar, estimular y modificar la actividad cerebral en tiempo real, al menos en primates. El dispositivo puede sentir un movimiento normal y detenerlo de inmediato, según investigadores del Chan Zuckerberg BIohub, un grupo de investigación médica sin fines de lucro dentro del CZI.

Si la tecnología se traduce en humanos, podría usarse terapéuticamente para quienes padecen enfermedades como la enfermedad de Parkinson o la epilepsia al detener los movimientos musculares involuntarios justo cuando comienzan.

“Nuestro dispositivo es capaz de monitorear el cerebro del primate mientras proporciona la terapia para que sepa exactamente lo que está sucediendo”, dijo el coautor del estudio Rikky Muller, profesor de ciencias de la computación e ingeniería en la Universidad de California en Berkeley, e investigador de Biohub. Las aplicaciones de las interfaces cerebro-máquina son de gran alcance: mientras algunos investigadores se enfocan en usarlas para ayudar a las personas con lesiones de la médula espinal u otras enfermedades que afectan el movimiento, otros buscan ver cómo se transforma la forma en que todos interactúan con las computadoras portátiles y los teléfonos inteligentes. Tanto una división en Facebook anteriormente llamada Building 8 como una compañía fundada por Elon Musk llamada Neuralink han dicho que están trabajando en esta última opción, si bien Muller dijo que su investigación en el Biohub está separada del otro trabajo sobre las interfaces cerebro-computadora que se realizan en Facebook.” (Fuente: Business Insider)

Desarrollado dentro del notoriamente secreto programa “Building 8” de CZI (ahora renombrado), Mueller describe en su artículo cómo ella y un equipo de investigadores de Berkeley colaboraron con Cortera, el dispositivo médico, para usar un dispositivo cerebral implantable inalámbrico llamado “Wand” para evitar que los monos realicen un comportamiento entrenado.

Colocada sobre la cabeza del mono, la varita inalámbrica del tamaño de la palma de la mano pudo aprovechar el cerebro del primate y “registrar, estimular y modificar el comportamiento del mono en tiempo real.” El dispositivo lo hizo “detectando” cuando el mono estaba a punto de mover un joystick, momento en el que inmediatamente disparaba una “señal eléctrica dirigida” a la parte derecha de su cerebro. Dado que la máquina era inalámbrica, el mono no tuvo que ser restringido durante el proceso.

Para hacerlo, utiliza 128 electrodos, o conductores, colocados directamente en el cerebro del primate, aproximadamente 31 veces más electrodos que los actuales dispositivos de computadora cerebral de grado humano, que están limitados a 4-8 electrodos.

“Esa es una gran desviación de los dispositivos actuales, que normalmente requieren múltiples piezas de equipos voluminosos y solo pueden detectar movimientos o interrumpirlos al mismo tiempo. El dispositivo de Muller hace las dos cosas a la vez. Para hacerlo, utiliza 128 electrodos, o conductores, colocados directamente en el cerebro del primate, aproximadamente 31 veces más electrodos que los actuales dispositivos de computadora cerebral de grado humano, que están limitados a 4-8 electrodos.” (Fuente: Business Insider)

“Creo que este dispositivo abre posibilidades para nuevos tipos de tratamientos”, dijo Muller, cuyo trabajo en la interfaz cerebro-máquina es solo una parte de un conjunto más amplio de proyectos en el marco del programa CZ Biohub.

El copresidente de Biohub, Joe DeRisi, dijo que el objetivo de la iniciativa es ayudar a reforzar la investigación llevada a cabo por científicos locales y “empujar los límites” cuando se trata de construir dispositivos médicos importantes que de otra forma no existirían.

“Queremos que la gente haga locuras que otras personas jamás intentarían”, dijo DeRisi.

¿Habrán intentado también provocar erecciones instantáneas a los monos, vía control remoto?

 

Matrix artificial siónica: Tecnología electromagnética oculta para la programación y control mental de la humanidad

 

 

Fuentes:

Zero Hedge — Zuckerberg Funds Wireless Mind Control Using “Game-Changing” Brain Implant.

Business Insider — A group of Mark Zuckerberg-funded researchers is testing implantable brain devices as part of a $5 billion quest to end disease.

Necesitamos tu ayuda...
La demanda de contenido de Mente Alternativa está creciendo, aunque las agencias y redes sociales siguen recortando nuestros ingresos y limitando el alcance de nuestras publicaciones a través de sus algoritmos de censura. Esto hace difícil que podamos continuar haciendo nuestro trabajo. Para mantenernos verdaderamente independientes, necesitamos tu ayuda. No vamos a colocar áreas de membresía en este sitio web, pues queremos que la información llegue a todas partes. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

banner bitcoin