Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Yalta II: Líbano queda en la ‘zona rusa’, Netanyahu fuera de Israel, ¿qué va a pasar con Taiwan?

Por Red Voltaire

Líbano queda en la “zona rusa”

En vísperas de la cumbre Rusia-Estados Unidos en Ginebra, que podría considerarse ‎un Yalta II, los dirigentes libaneses ya habían terminado una serie de encuentros de consulta en Moscú.

Uno tras otro pasaron por Moscú, los representantes del Hezbollah, el movimiento de resistencia y ‎partido político de los musulmanes chiitas libaneses; el presidente de la República, el cristiano ‎maronita Michel Aoun; y el primer ministro designado, el musulmán sunnita Saad Hariri; quedando ‎para el final el general Abbas Ibrahim, jefe de la Seguridad General libanesa desde 2011. ‎

Moscú está interesado en verificar que el general Ibrahim ‎(ver foto) ‎esté dispuesto a cooperar con el ‎gobierno sirio y que participará activamente en el proceso de repatriación de los refugiados sirios ‎que llegaron al Líbano como consecuencia de la guerra desatada contra la República Árabe Siria. ‎

Sobre esa cuestión, el gobierno ruso tiene intenciones de organizar una conferencia internacional ‎‎–posiblemente en Beirut– para poner en negro sobre blanco el principio de ese regreso, al cual ‎siguen oponiéndose las potencias occidentales. ‎

A pesar de todo el tiempo transcurrido, los dirigentes occidentales todavía se mantienen en la ‎línea dictada por la administración estadounidense de Barack Obama, quien pretendía retener ‎como rehenes a los refugiados sirios en Líbano hasta forzar una capitulación de la República ‎Árabe Siria… que en definitiva ha logrado derrotar la agresión extranjera. A pesar de lo anterior, ‎el general Ibrahim ya ha repatriado discretamente unos 200 000 refugiados sirios, sin oposición ‎de Estados Unidos. ‎

En cuanto al Líbano, es muy probable que los presidentes Vladimir Putin y Joe Biden decidan ‎incluirlo en la “zona rusa”, poniéndolo bajo la tutela de Siria, que no deseaba asumir esa tarea. ‎

 

 

¿Qué va a pasar con Taiwán?‎

Muy inquietos en cuanto a la posición del Pentágono sobre Taiwán –catalogada ahora como ‎‎«no esencial» para los intereses de Estados Unidos [1]–, miembros del G7, entre ellos Japón, exigieron que la cumbre de ese grupo de ‎países expresara claramente su apoyo a ese territorio, reclamado por la República Popular China. ‎

Es por eso que el Comunicado Final del G7 precisa: ‎

«Seguimos gravemente preocupados por la situación en los mares de China Oriental y ‎Meridional y nos oponemos firmemente a todo intento unilateral de modificar el ‎‎statu quo y de incrementar las tensiones.»‎

Se trata así de evitar que Pekín interprete los resultados de la Cumbre Rusia-Estados Unidos que ‎va a realizarse en Ginebra –una especie de “Yalta II”– como una luz verde para recuperar la isla.‎

 

 

En Israel, los discípulos de ‎Jabotinsky quedan fuera del poder

Con vista al encuentro entre el presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo estadounidense Joe ‎Biden, Estados Unidos y Rusia llegaron a ciertos acuerdos sobre Israel. ‎

Hace 2 años que Rusia venía presionando al líder político israelí Avigdor Liberman –nacido en la ‎Moldavia soviética– para sacar del poder a Benyamin Netanyahu, pero este último seguía gozando ‎del apoyo de Estados Unidos. ‎

Netanyahu es hijo del secretario particular de Vladimir (Zeev) Jabotinsky, fundador de la Unión de ‎Revisionistas Sionistas –predecesora del actual partido Likud. Según la doctrina de Jabotinsky, ‎Palestina es «una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra» y los pobladores autóctonos de ‎ese territorio serían por consiguiente tan “descartables” como los llamados “pieles rojas” en el ‎‎Far West estadounidense. ‎

Durante los últimos años, Netanyahu supo maniobrar hábilmente entre Washington y Moscú –‎viajando incluso con más frecuencia a Rusia que a Estados Unidos. ‎

Pero Netanyahu acabó haciéndose insoportable para ambos bandos, así que la administración ‎Biden aprovechó las cuartas elecciones generales israelíes realizadas en 2 años para deshacerse ‎de un aliado que se había convertido en un estorbo. Para lograrlo sólo tuvo que estimular el ‎surgimiento de una alianza de fuerzas políticas contrarias a Netanyahu, alianza a cuya formación ‎Washington había venido oponiéndose durante los dos últimos años. ‎

Así se hizo posible la aprobación en el parlamento israelí, el 13 de junio de 2021, de un nuevo ‎gobierno conformado por una coalición opositora reunida alrededor de Naftali Bennett, ‎proveniente de la extrema derecha religiosa (a la derecha en la foto), y del centrista liberal laico ‎Yair Lapid (a la izquierda).

 

Nota

[1] «Polémica en el Pentágono sobre la ‎manera ‎de lidiar con China», Red Voltaire, 11 de ‎junio de 2021.

 

Yalta II: Para sobrevivir, Washington no tiene más ‎opción que aliarse a uno de sus adversarios. ¿Optará por Rusia o por China?

 

Fuentes:

Red Voltaire: Yalta II: Líbano queda en la “zona rusa”‎.

Red Voltaire: Yalta II: ¿Qué va a pasar con Taiwán?‎

Red Voltaire: Yalta II: en Israel, los discípulos de ‎Jabotinsky quedan fuera del poder.

Contenidos

Por Mente Alternativa En las últimas 48-72 horas previas al trágico accidente de helicóptero en el que murió el presidente iraní Ibrahim Raisi, Irán...

Contenidos

Por Mente Alternativa Documento conjunto del 16 de mayo de 2024 de los Gobiernos de China y Rusia, en el que anuncian su política...

Contenidos

Por Mente Alternativa Después de que el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI) solicitó una orden de arresto contra el primer ministro...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa Un equipo de científicos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China ha logrado el primer entrelazamiento memoria-memoria del mundo...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram