Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

¿Y ahora qué? LaRouche explica la visión estratégica y el paradigma a seguir en la era Biden

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes nos afecta mucho. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



En las últimas semanas, “se promovió gran cantidad de desinformación y la locura que Trump tenía todo bajo control y que él iba a movilizar a la Guardia Nacional para arrestar a Pelosi y a Biden. Todo esto se promovió para hacer enloquecer a la gente. Pero nada de esto va a suceder” —afirmó la presidenta del Instituto Schiller Helga Zepp-LaRouche hace unas semanas en una entrevista con Harley Schlanger. Y tuvo razón. En esa entrevista, LaRouche también explicó cuál es la visión estratégica y el paradigma a seguir en la era post-Trump, que implica entre otras cosas detener la campaña anti-china sostenida por el imperio anglo-estadounidense y, en vez de ello, buscar la colaboración con otras naciones a través del enfoque de la “coincidencia de los opuestos” desarrollado por el filósofo Nicolás de Cusa.

 

Fragmentos de la entrevista

Harley Schlanger: Los chinos continúan avanzando en una dirección muy interesante en África, trabajando con países africanos. También Xi Jinping presentó una perspectiva muy positiva sobre la economía nacional de China —lo que no se informa en EE.UU.— donde en cambio estamos siendo bombardeados con la campaña anti-China operada por los mismos que inventaron la falsa trama del Russiagate. ¿Cuál será la política de Biden con respecto a China, Helga?

Helga Zepp-LaRouche: Bueno. No sabemos cuál va a ser la política de Biden sobre China. Pero si leen un artículo que él escribió en Foreign Affairs, en la primavera, esto no presagia nada bueno porque él dijo que había llegado el momento de ser más severos con China. Lo que hemos visto en los últimos años fue el deterioro total en la relación entre EE.UU. y China. Y si él piensa que eso no es suficientemente malo, las cosas no suenan nada bien. En su artículo él repite la misma afirmación falsa de que China está tratando de apoderarse del mundo y las mentiras típicas que ya conocemos.

Esto no es lo que está sucediendo. El ministro del exterior chino Wang Yi acaba de visitar cinco países en África. Y básicamente en muchos discursos pero también a través de sus acciones dijo que China está comprometida a ayudar a que África dé un salto a las tecnologías modernas y al desarrollo industrial moderno.

Yo no conozco a nadie en occidente —ni en Europa ni en EE.UU.— que hable de las cosas positivas que está haciendo China. Sin embargo, todos los africanos con los que he hablado están extremadamente agradecidos y felices. Y me dijeron que ya no quieren los sermones dominicales sobre derechos humanos y democracia [se refiere a la doble moral y la hipocrecía de occidente], sino verdadera ayuda industrial para resolver sus problemas. Así que creo que esto es muy diferente a lo que la gente suele pensar sobre los chinos en occidente.

El 10 de enero los chinos también publicaron un informe oficial sobre su relación con el sector el desarrollo, donde reiteraron su compromiso para ayudar a esos países a superar el subdesarrollo. Y yo creo que esto es extremadamente importante. No tiene nada que ver con apoderarse del mundo, tiene todo que ver con el hecho de que estos países están en una horrible crisis. Se enfrentan a una pandemia con una hambruna de dimensiones bíblicas. Y la única manera para superar eso es si la gente colabora con la iniciativa china, en lugar de fomentar ideas horribles sobre el país asiático.

El discurso que Xi Jinping dio ante la escuela del partido también fue muy interesante. Él dijo que todo eso obviamente era parte de la campaña anti-China. Él dijo que China se va a concentrar en desarrollar su economía nacional, en aumentar el consumo, en aumentar los niveles de vida del pueblo chino, en aumentar su enfoque en la innovación en la ciencia y la tecnología como el motor para mejorar la productividad de la economía.

Así que tomando en cuenta estos diferentes aspectos de la política china, sería de interés fundamental que se detuviera la campaña anti-China en EE.UU. y que se cooperara con los problemas del mundo. Pues son tantos que los países más grandes de este planeta deben cooperar para resolverlos. Es una prueba de moralidad, para demostrar la identidad humana como una especie creativa, y no como cerdos que luchan para tener el mejor lugar en el abrevadero. Debemos mostrar que somos una especie dotada de razón creativa, y que si promovemos la creatividad de otros seres humanos y otras naciones tendremos una recompensa un millón de veces mayor. Y esto hace que nuestra vida y nuestra perspectiva sea mejor. Así que debemos cambiar nuestra manera de pensar de una forma fundamental.

Harley Schlanger: Una de las grandes ironías es que las personas que acusan a China de querer apoderarse del mundo son las mismas personas que intentan imponer la dictadura global de los banqueros llamada el “Gran Reseteo”; los mismos que acusan a China de endeudar al África, son precisamente quienes han hecho eso en los últimos 50 a 60 años.

Helga, tu hablas de un “nuevo método”, y has creado un “comité de la coincidencia de los opuestos” que está orientado a eso. ¿Cómo va este proceso organizativo?

Helga Zepp-LaRouche: Hasta ahora va muy bien. Estamos en el proceso de aplicar ese método para tratar de que los jóvenes participen en ser productivos en el sector de la salud en EE.UU. Hay muchas asociaciones médicas que están interesadas en este enfoque. Estamos tratando de que haya cargamentos de alimentos a África, cargamentos de medicinas. Estamos hablando con países en África que tienen una gran necesidad de tal enfoque. Pero quiero decir algo sobre esto más desde el punto de vista del método. Está muy claro que EE.UU. está en una profunda polarización. Algunas personas incluso hablan de un peligro de que haya una guerra civil. No voy a predecir una cosa u otra, pero es muy claro que si no se encuentra una manera de superar la extrema polarización actual no se puede ir a esto y decir “vamos a pelear por esto hasta la muerte”. Esto sólo puede llevar a una gran tragedia o llevar a una situación como la Alemania de Weimar donde en la fase final entre la nacional socialista y los bolcheviques había tal pelea de un lado a otro que sabemos cómo eso terminó.

Lo que creo que se necesita hacer es tener un enfoque completamente diferente. Es el enfoque de la “coincidencia de los opuestos”, una idea que fue desarrollada por Nicolás de Cusa. La idea de que la mente humana puede definir un nivel de solución que es en un nivel superior que en el que surgió el conflicto.

Lo que eso significa de manera concreta en una situación como ésta que las personas de todos los sectores de una gama política deberían de trabajar juntas para abordar los verdaderos problemas, como la hambruna, como la pandemia, como darle una perspectiva a los jóvenes.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Y eso es en cierto sentido un método que usó Mahatma Gandhi. Y él logró derrotar al imperio británico. Otro hecho establecido que nadie puede negar, es que el trabajo y la obra de la vida de Mahatma Gandhi inspiró a Martin Luther King. Él incluso viajó durante cinco semanas a India para reunirse con la familia de Gandhi. Y todo el movimiento de derechos civiles en EE.UU. se basó exactamente en este enfoque…

Necesitamos introducir ese tipo de elementos y trabajar juntos en resolver los problemas para reconstruir a los EE.UU. Debemos darle una perspectiva real a la gente ordinaria que ha perdido el sueño americano —si es que alguna vez lo tuvo. Y creo que eso sólo se puede hacerse a través de llevar las relaciones entre las naciones a un paradigma completamente diferente.

La gente debe decidir si quiere tener una guerra con Rusia y China —y desatar una guerra nuclear que llevaría a la aniquilación total de la especie humana— o si quiere adoptar el enfoque de un nuevo paradigma para resolver los problemas juntos…

El mundo necesita urgentemente un nuevo paradigma, un nuevo sistema de Bretton Woods —como el que mi finado esposo desarrolló durante muchas décadas. La manera de pensar de Mahatma Gandhi, de Martin Luther King y de Lyndon Larouche son necesarias ahora más que nunca…

Este es un momento muy serio en la historia de EE.UU. Es un momento muy grave para todo el mundo. Pero yo creo que hay suficientes fuerzas de buena voluntad alrededor del mundo, y esperamos poder crear una alianza y una asociación para salvar a la civilización. Porque esto es lo que está en juego.

 

Fuentes:

Executive Intelligence Review — Estamos en un polvorín; no se trata solo del fraude electoral.

Schiller Institute — A More Perfect Union through the Coincidence of Opposites: MLK and the American Presidency.

 

Te puede interesar

Contenidos

Por Harley Schlanger Vladimir Putin ha hablado abiertamente sobre la idiotez inherente a las políticas de “cambio climático” que se están impulsando para la...

Contenidos

Por Mente Alternativa Vladimir Putin ha rechazado la invitación para unirse a los líderes mundiales en la Cumbre del Clima de la ONU de...

Ciencia y Tecnología

Por LaRouche Perú 15 de octubre de 2021 — En su intervención en la sesión plenaria de la Semana de la Energía en Moscú...

Criptopolítica

Las medidas enérgicas de Xi Jinping contra la adicción a los juegos en línea, la feminización de los hombres y el endiosamiento de las...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon