Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

Las cosas se han puesto tan mal en París que los bomberos franceses no sólo se han unido a las protestas masivas contra el presidente Emmanuel Macron, sino que hoy pelearon contra la policía. Hemos visto a diversos sectores de la ciudadanía enfrentar al Estado en diversos países, pero nunca habíamos sido testigos de una batalla campal entre diferentes ramas del Estado enfrentadas entre sí en tiempos recientes. Al ver cosas como esta, habría que preguntarse en qué se basa la estabilidad del Estado francés hoy en día.

Si estas protestas ocurrieran en Rusia, Venezuela o Irán, en lugar de París, Francia, seguramente serían la nota principal en los medios corporativos de todo el mundo, y aparecerían en l primera plana de todos los periódicos occidentales.

Esto es lo que ocurre ahora mismo en París, Francia. ¿Y dónde están CNN y la BBC?

Los franceses han tomado conciencia del hecho que la mediana burguesía se ha visto desclasada, ‎obligada a abandonar las ciudades y relegada a la «periferia urbana». Pero siguen sin asimilar la ‎rápida desaparición de la clase media en Occidente y su repentina aparición en Asia. ‎Por consiguiente, no han entendido todavía que los males que los afectan son resultado del ‎éxito de los actores capitalistas que han logrado deshacerse de las reglas políticas, así que siguen ‎considerando responsables a los súper ricos y no a los políticos que han venido eliminando las reglas que ‎los súper ricos tenían que respetar en el pasado. ‎

Las reformas resultan siempre menos dolorosas que las revoluciones. Y en definitiva, son cambios a ‎largo plazo los que tendrán que realizarse de una u otra manera. La clase dirigente los rechaza ‎actualmente, pero no podrá impedirlos y sólo puede esperar prolongar su propio confort a ‎expensas del sufrimiento de los demás sectores de la sociedad. Pero ese confort llegará a su fin ‎cuando el Sistema, que actualmente favorece a esa clase, comience a destruir también su modo ‎de vida.

Medios de comunicación convencionales ocultan la revolución que se vive en Francia

 

Fuentes:

Bryan MacDonald / Sarah Abdallah vía Twitter.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.