El 12 de diciembre de 2018 el portavoz del Vaticano, Greg Burke, emitió un súbito anuncio de emergencia después de que un tribunal de Melbourne condenara al ahora ex jefe de finanzas del Vaticano, el cardenal George Pell, por abusar sexualmente de dos niños del coro en la década de 1990 cuando era arzobispo de Melbourne. Después de más de tres días de deliberaciones, el martes el tribunal emitió un veredicto de culpabilidad por unanimidad del jurado. Si se confirma el veredicto, la de Pell será la condena de más alto rango contra un funcionario de la Iglesia por delito de abuso sexual. Pell niega enérgicamente las acusaciones hechas en su contra. La mayoría de los detalles de las acusaciones aún se desconocen, ya que el juicio se mantuvo en estricto secreto después de que un juez colocó convenientemente una orden de supresión de cobertura de la prensa. Según los informes, la orden, que aún sigue vigente, se otorgó para “prevenir un riesgo real y sustancial de perjudicar la adecuada administración de justicia.” Ahora, sin embargo, varios medios de comunicación australianos han informado que Pell ha sido declarado culpable de todos los cargos y, según el insider Leo Zagami, el lobby pedófilo del Vaticano se está moviendo rápido para evitar ser expuesto.

 

vaticano

 

El Papa Francisco tuvo que reorganizar frenéticamente el grupo de cardenales que le aconsejaron sobre cómo reformar la burocracia del Vaticano, eliminando convenientemente al Cardenal George Pell y a otro prelado bajo escrutinio por abuso sexual y encubrimiento, y un tercero que se ha retirado. El portavoz del Vaticano, Greg Burke, anunció los movimientos en una sesión informativa especial, diciendo que Francis escribió a los tres prelados individualmente en octubre, “agradeciéndoles por el trabajo que han realizado durante estos últimos cinco años.” Los tres retiros dejan el Consejo de Cardenales con seis miembros. Burke agregó que el nombramiento de miembros de reemplazo “no está previsto en este momento.”

Pell se despidió de su cargo como jefe de la Secretaría de Economía del Vaticano en junio de 2017, luego de que la policía australiana anunció que presentaría cargos contra él por abuso sexual histórico de menores. Al ser consultado sobre el estado del trabajo de Pell en el Vaticano en la sesión informativa, Burke respondió:

 “La Santa Sede tiene el mayor respeto por las autoridades judiciales australianas. Somos conscientes de que hay una orden de supresión establecida por el tribunal y respetamos esa orden.”

Pell niega enérgicamente las acusaciones hechas en su contra. La mayoría de los detalles de las acusaciones aún se desconocen, ya que el juicio se mantuvo en estricto secreto después de que un juez colocó convenientemente una orden de supresión de cobertura de la prensa. Según los informes, la orden, que aún sigue vigente, se otorgó para “prevenir un riesgo real y sustancial de perjudicar la adecuada administración de justicia.” Ahora, sin embargo, varios medios de comunicación australianos han informado que Pell ha sido declarado culpable de todos los cargos y, según el insider Leo Zagami, el lobby pedófilo del Vaticano se está moviendo rápido para evitar ser expuesto.

 

Fuente:

Leo Zagami — The Vatican in panic after the condemnation of Cardinal Pell.

 

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion