Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

Actualización del 18 de septiembre: 

El Sindicato de Noticias Judías (JNS) reportó que «la comunidad judía y pro israelí reaccionó de inmediato al nombramiento de Robert O’Brien como cuarto asesor de seguridad nacional del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en reemplazo de John Bolton, quien fue expulsado el 10 de septiembre.»

«El señor O’Brien es un gran amigo de Israel y ahora es el mormón de más alto rango en la administración Trump pro-israelí», dijo el presidente nacional de la Organización Sionista de América, Mort Klein, a JNS. «También es el mejor amigo del ardiente embajador sionista de Estados Unidos en Alemania [Richard] Grenell … Y no puedes ser un gran amigo del cristiano evangélico Grenell a menos que apoyes a Israel».

robert obrien

O’Brien sirvió bajo el presidente George W. Bush como delegado suplente de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas en 2005, en el que enfatizó el compromiso de Estados Unidos para resolver el conflicto israelí-palestino. Bolton era entonces el embajador de los Estados Unidos ante el organismo mundial.

Veterans Today define a o’Brien como «un nombre menos conocido en los círculos de política exterior que actualmente se desempeña como enviado especial para asuntos de rehenes en el Departamento de Estado. Aunque más acostumbrado a supervisar la liberación de rehenes de las zonas de conflicto, O’Brien fue enviado por Trump a Suecia en julio, para tratar de asegurar la liberación del rapero A$AP Rocky, quien fue encarcelado por un presunto asalto en Estocolmo. Las negociaciones fracasaron y Rocky fue retenido en la cárcel antes de ser liberado en espera de un veredicto.»

O’Brien expuso sus creencias de política exterior en su libro de 2016 «Mientras Estados Unidos dormía». En él, pidió un fortalecimiento de las alianzas militares de Estados Unidos —cuya relevancia ha sido cuestionada por Trump en el pasado— y una postura agresiva contra China.

El diplomático también comparó la firma de la administración de Obama del acuerdo nuclear de 2015 con Irán para apaciguar a la Alemania nazi. Dada la promesa de Trump el miércoles de «aumentar sustancialmente» las sanciones a Teherán, la contratación de O’Brien probablemente no indique descongelamiento en las relaciones con la República Islámica.

 

Magos cabalistas israelíes conspiran con iglesia evangélica para que Trump construya 3er Templo en Jerusalén

 

Trump reemplaza a John Bolton con un judío neoconservador como asesor interino de seguridad nacional

“Era demasiado bueno para ser verdad”, escribe Kurt Nimmo en un artículo publicado el 12 de septiembre en Global Research. “Por un momento, de verdad pensé que Trump había vuelto en sí y que había decidido purgar a los neoconservadores de su administración. Pero fui demasiado optimista y debí ser más suspicaz.” Para llegar a esta conclusión, Kurt Nimmo desmenuza el perfil de Charles Kupperman, un judío neoconservador nombrado por Trump para servir como asesor interino de seguridad nacional en sustitución del beligerante John Bolton. Llama la atención que Kupperman está ligado a Lockheed Martin, a Boeing y al complejo militar industrial de los Estados Unidos, así como al Centro islamofóbico para la política de seguridad (CSP). Para Kurt Nimmo, lo que llevó a Trump a sustituir a Bolton con Kupperman “fue un asunto personal”. Pero más allá de las diferencias personales de Trump con Bolton, y más allá del hecho que Trump trabaja para la corona británica, los jesuitas y todo lo que tiene que ver con Israel, la sustitución de Bolton tiene otra lectura que encaja perfectamente con lo que Thierry Meyssan ha denominado la transición “del belicismo conquistador a la hegemonía ‘pacifista’.”

 

Bolton hizo junto a Trump el papel del «policía malo» que permitía al presidente parecer mucho más conciliador. —Thierry Meyssan.

Tras la cesión de John Bolton la semana pasada, la Casa Blanca nombró al judío Charles Kupperman para servir como asesor interino de seguridad nacional. Kupperman fue compañero de John Bolton. Está asociado al Centro islamofóbico para la política de seguridad (CSP) a y su agenda islamofóbica pro-Israel, anti-Irán.

Kupperman está involucrado hasta el cuello en el complejo militar-industrial. Ocupó altos cargos en Lockheed Martin y Boeing. Estoy seguro de que Trump lo aprueba, habiendo actuado como vendedor de los mercaderes de la muerte. Utilizó el ineficaz e ilegal ataque con misiles en Siria como un evento de relaciones públicas.

 

Las 20 corporaciones que más se benefician del negocio de la guerra sin fin en la Tierra

 

Por ahora, Kupperman es asesor interino de seguridad nacional. Trump está mirando a belicistas igualmente calificados para eventualmente llenar el espacio. Por ejemplo, Brian Hook, Representante Especial de Trump para Irán y Asesor Principal de Políticas del Secretario de Estado Mike Pompeo.

Charles Kupperman Ronald Reagan

Charles Kupperman con Ronald Reagan.

Hook cofundó la Iniciativa John Hay, llamada así por el diplomático jefe del presidente Theodore Roosevelt —un esfuerzo concertado para lavar el cerebro a los políticos y su personal muy al estilo neoconservador. Los asesores incluyen al neoconervador de alto nivel Robert Kagan; al ex asesor de Dick Cheney, Eric Edelman; “el neocon más influyente en la academia”, Eliot Cohen; al ex secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Michael Chertoff y al ex director de la NSA, Michael Hayden.

La lista de información privilegiada y neoconservadores considerados para reemplazar a Bolton es larga. La lista de potenciales incluye a Frederick Fleitz, ex analista de la CIA y presidente y CEO de CSP, quien sirvió como jefe de gabinete de los subsecretarios de Estado para el Control de Armas John Bolton durante el régimen de Bush.

Trump no tiene idea. A primera vista, parecía que el presidente podría haber tratado de amortiguar la influencia de los neoconservadores en su desastrosa política exterior, pero esta evaluación es demasiado optimista. Despidió a Bolton, quien dijo que renunció, porque el neoconservador bigotudo no estuvo de acuerdo y discutió con Trump por ser el anfitrión de los talibanes en Camp David. Bolton y los neoconservadores no están interesados en la paz, son maestros de la guerra eterna.

Trump afirma que Bolton estaba “deteniéndolo” en Venezuela.

Como siempre, todo fue un asunto personal para Trump. Y más allá del Los neoconservadores continuarán aprovechando su influencia dentro de la administración y Trump continuará despidiendo a quienes argumentan con demasiada vociferación.

 

Trump: Del belicismo conquistador a la hegemonía ‘pacifista’ en Oriente Medio y América Latina

Hegemonía económica pacifista versus belicismo conquistador. Poniendo como ejemplos la situación en el ‎Medio Oriente ampliado y la Cuenca del Caribe, Thierry Meyssan analiza cómo la pugna entre dos estrategias de dos grupos de poder antagónicos e incompatibles en los Estados Unidos —que algunos reduccionistas de oposición controlada se empeñan en retratar como una lucha entre “buenos y malos”— es más precisamente una competencia que implica la transición de “una lógica belicista de conquista a una lógica pacífica pero de hegemonía ‎económica (que) todavía no se ha decidido formalmente en Washington.” De cualquier forma, estudiosos de criptopolítica han logrado trazar vínculos entre quienes apoyan ambas estrategias como tesis antagónicas a resolver a través de una síntesis dialéctica que además permita desmontar el sistema de civilización actual, por lo que como es evidente, para ellos el fin justifica los medios.

Al cabo de 2 años y medio en el poder, escribe Meyssan: “Donald Trump está a punto de imponer sus ‎puntos de vista al Pentágono. Luego de haber puesto fin al proyectado «Sunnistán» ‎del Emirato Islámico, el presidente Trump quiere acabar con la doctrina ‎Rumsfeld/Cebrowski de destrucción de las estructuras de los Estados en los países del ‎Medio Oriente ampliado. En caso de lograrlo, volvería la paz en esa parte del mundo, ‎así como en la Cuenca del Caribe. Pero los pueblos que han sobrevivido al imperialismo militar tendrán que luchar aún por su soberanía económica.”

 

Trump: Del belicismo conquistador a la hegemonía ‘pacifista’ en Oriente Medio y América Latina

 

Fuentes:

Kurt Nimmo / Global Research — Trump Replaces Bolton with Fringe Neocon.

Thierry Meyssan / Red Voltaire — Trump: Del belicismo conquistador a la hegemonía ‘pacifista’ en Oriente Medio y América Latina.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.