Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

Apenas unas horas después de haber llevado a los Estados Unidos al borde de la guerra al aprobar un ataque militar contra Irán, el presidente Donald Trump suspendió abruptamente el ataque antes de que se dispararan misiles, según informó The New York Times la mañana del viernes 21 de junio.

 

Ahora, los medios convencionales se están dando a la tarea de proliferar una versión engañosamente heroica de la suspensión de los ataques, según la cual “Trump desistió de bombardear Irán para evitar la muerte de 150 personas. Lo cierto es que a Donald Trump no le importó bombardear Siria, en 2018, sin permiso del congreso y sin pruebas del supuesto uso de armas químicas —que finalmente fue desmentido por la OPAQ—; ni tampoco le han importado las miles de muertes de yemeníes en manos de Arabia Saudita con armas vendidas por los Estados Unidos tras una operación comercial refrendada por el propio Trump junto con su amigo Mohammad Bin Salman Al Saud, el príncipe saudí descuartizador de periodistas. De hecho, el respaldo del sionista Donald Trump a semejante genocidio ha sido tan irresponsable que hasta el Senado de Estados Unidos, controlado por los republicanos, votó este jueves a favor de bloquear la controvertida venta de armas por parte de la administración Trump a Arabia Saudita.

 

EEUU y Francia, corresponsables de la hambruna en Yemen tras 4 años de estrangulamiento saudí

 

Por todo esto, suena ridículo que Trump haya cancelado el ataque contra Irán porque “se preocupó por la vida de 150 personas.” Especialmente si tenemos en cuenta, como escribió The New York Times, que “ni siquiera quedó claro si el Sr. Trump simplemente cambió de opinión sobre el ataque o si la administración modificó el rumbo debido a la logística o la estrategia. Tampoco quedó claro si los ataques siguen en pie y sólo fueron postergados.” Lo que sí quedó claro es que la Administración está dividida entre los que apoyan el ataque —Mike Pompeo, John R. Bolton y Gina Haspel— y altos funcionarios del Pentágono que advirtieron que tal acción podría resultar en una escalada en espiral con riesgos para las fuerzas estadounidenses en la región.

“Al preguntarle sobre los planes para un ataque y la decisión de contenerse, la Casa Blanca declinó hacer comentarios, al igual que los funcionarios del Pentágono. Ningún funcionario del gobierno le pidió a The New York Times que retuviera el artículo.”

Rspecto al súbito cambio de planes, The New York Times dijo que:

“Los asesores de seguridad nacional del Sr. Trump estuvieron divididos sobre si responder o no militarmente. Los altos funcionarios de la administración dijeron que el secretario de Estado Mike Pompeo; John R. Bolton, el asesor de seguridad nacional; y Gina Haspel, la Directora de la C.I.A., se manifestaron en favor de una respuesta militar. Pero altos funcionarios del Pentágono advirtieron que tal acción podría resultar en una escalada en espiral con riesgos para las fuerzas estadounidenses en la región. Los líderes del Congreso fueron informados por funcionarios de la administración en la Sala de Situación.”

 

Desafío a Trump: El Senado de EE.UU. bloquea la venta de armas a Arabia Saudita

 

Fuente:

The New York Times — Trump Approves Strikes on Iran, but Then Abruptly Pulls Back.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.