Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

Los críticos que dicen que Trump está siendo “blando con Rusia” deberían prestar atención a esto. La política de los Estados Unidos sigue siendo tan conflictiva como siempre hacia Rusia. Entre otras acciones, el gobierno de Trump ha involucrado a las fuerzas estadounidenses en ejercicios militares de la OTAN (juegos de guerra) en Polonia y otros países de Europa del Este en la frontera de Rusia, así como en maniobras navales en el Mar Negro cerca de la base naval sensible de Rusia en Sebastopol. Washington incluso envió tropas de Estados Unidos como participantes en ejercicios militares conjuntos con fuerzas ucranianas, un acto que Moscú considera especialmente provocativo, dada su tensa relación con Kiev.

 

MH17: Nuevo documental revela manipulación de evidencias por parte de Holanda, Ucrania, EEUU y Australia

 

En ningún caso el curso arriesgado de la administración es más evidente que su política militar hacia Ucrania. Las medidas recientes seguramente provocarán a Moscú aún más, y enredan a los Estados Unidos en una medida imprudente con un régimen ucraniano extremadamente turbio e ideológicamente preocupante.

El secretario de Defensa James Mattis reconoce que los instructores de los Estados Unidos están entrenando unidades militares ucranianas en una base en el oeste de Ucrania. Washington también aprobó dos importantes ventas de armas a las fuerzas terrestres de Kiev en los últimos nueve meses. La primera transacción en diciembre de 2017 se limitó a armas pequeñas que, al menos, se podrían representar como armas puramente defensivas. Ese acuerdo incluyó la exportación de sistemas de francotiradores modelo M107A1, municiones y piezas y accesorios asociados, una venta valorada en $ 41.5 millones.

Una transacción en abril de 2018 fue la más seria. No solo era más grande ($ 47 millones), sino que incluía mucho más armamento letal, particularmente 210 misiles antitanque Javelin, el tipo de armas que la administración de Barack Obama se había negado a darle a Kiev. No hace falta decir que el Kremlin no estuvo contento con ninguna de las ventas. Además, el Congreso pronto aprobó una legislación en mayo que autorizó $ 250 millones en asistencia militar, incluido armamento letal, a Ucrania en 2019. El Congreso votó dos veces por el apoyo militar en una escala similar durante los últimos años de la administración de Obama, pero la Casa Blanca bloqueó la implementación. La administración Trump eliminó ese obstáculo en diciembre de 2017 al mismo tiempo que aprobó la venta inicial de armas pequeñas. La aprobación de la legislación de mayo de 2018 significa que el camino ahora está abierto para una escalada dramática del respaldo militar de los Estados Unidos a Kiev.

Leer el artículo completo (en inglés) en: The American Conservative.

 

Nacionalismo ucraniano: una trama papal milenaria impulsada por el odio contra el cristianismo oriental

 

Fuentes:

The American Conservative — Washington Quietly Increases Lethal Weapons to Ukraine.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.