Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Tres ataques en una semana contra el sistema de radar de alerta temprana de Rusia: El juego de ‘a ver quién se raja primero’ de la OTAN está en marcha

Por Dennis Small y Paul Gallagher

Tres ataques «ucranianos» con drones y misiles en una semana contra el sistema de radar de alerta temprana de Rusia -el más reciente en la madrugada del 29 de mayo- han llevado al mundo al borde de una ruptura de la seguridad estratégica global y de una guerra nuclear. Los ataques cumplen una de las condiciones políticas declaradas por Rusia para contraatacar con sus fuerzas de misiles nucleares. Tanto si han sido las propias potencias de la OTAN las que han ordenado y suministrado estos ataques de tipo Armagedón desde Ucrania -lo que parece más que probable por razones tanto políticas como técnicas- como si han fracasado a la hora de impedir que los desesperados dirigentes ucranianos los lancen, el resultante «juego de la gallina» con armas nucleares está en marcha.

Durante la noche del 22 al 23 de mayo, un ataque con drones procedente de Ucrania alcanzó uno de los 10 sistemas rusos de radar de alerta temprana sobre el horizonte, cerca de la ciudad de Armavir, en el suroeste de Rusia. El 26 de mayo se produjo un segundo ataque contra otra instalación de radar en Orsk, y el 29 de mayo se produjo un tercer ataque con drones contra Armavir.

Estos ataques, supuestamente lanzados por aviones no tripulados ucranianos, son en realidad ataques de alto riesgo patrocinados por la OTAN contra la sofisticada red de radares de Rusia, que le permite detectar ataques con misiles balísticos intercontinentales con tiempo suficiente para responder. Según los principales expertos en la materia, cegar a Rusia en uno o más emplazamientos de radar rebaja el umbral de la guerra nuclear al reducir drásticamente el tiempo de respuesta disponible de Rusia, de unos 15 minutos desde la detección, a unos 10 minutos más o menos, tiempo insuficiente para determinar con seguridad si un lanzamiento notificado es un falso positivo o se trata de un lanzamiento real. La doctrina de guerra nuclear de Rusia consiste en ignorar lo primero y responder con toda su fuerza nuclear a lo segundo.

Es el colmo de la locura estratégica jugar a este tipo de juego de la gallina nuclear con Rusia, la potencia termonuclear más poderosa del planeta, especialmente en condiciones en las que ya están en guerra con las fuerzas armadas de la OTAN en Ucrania. Y, sin embargo, eso es exactamente lo que Washington y Londres están haciendo, con la mayor parte de la OTAN a remolque, mientras proclaman que «Putin sólo va de farol».

La mayor parte del Sur Global, por otro lado, no quiere tener nada que ver con estas guerras mortíferas, incluida la continua carnicería en Gaza, ni con el colapsado sistema financiero que las está alimentando. China está desempeñando un papel de liderazgo en la presentación de un enfoque alternativo: a través de su papel en los BRICS; su asociación estratégica en profundidad con Rusia; su trabajo con las naciones árabes en un enfoque conjunto para el desarrollo; y más recientemente en el trabajo con su compañero miembro de los BRICS, Brasil, para presentar un plan de paz conjunto viable para Ucrania, basado en la seguridad mutua y el desarrollo de todas las partes -exactamente el tipo de enfoque que también funcionará en Oriente Medio, como mejor ejemplifica el Plan Oasis de LaRouche.

El Instituto Schiller lanzó un comunicado de prensa de «Alerta Roja» en todo el mundo y una movilización inmediatamente después de enterarse del ataque del 22 de mayo en Armavir, tomando la iniciativa de organizarse para detener la rápida escalada de la guerra OTAN-Rusia en Europa. Esa movilización urgente se intensificará aún más contra la escalada del peligro de guerra en la próxima reunión del viernes 31 de mayo de la Coalición Internacional por la Paz (CIP), la 52ª reunión consecutiva de los viernes de esa agrupación.

Te instamos a que formes parte de ese proceso, y a que invites a otros a la reunión de la CIP.

 

ALERTA ROJA: Un ataque ucraniano contra un radar ruso de alerta temprana amenaza con desencadenar una guerra mundial nuclear

Fuente:

Dennis Small y Paul Gallagher, en EIRNS: New Attack on Russia’s Early-Warning Radar at Armavir: NATO’s ‘Chicken Game’ with Nuclear Weapons Is On. 29 de mayo de 2024.

Contenidos

Por Tsargrad Andrei Klintsevich dijo que los representantes del servicio de inteligencia británico MI6 en sus páginas de las redes sociales ya habían pedido...

Contenidos

Por Mente Alternativa El 13 de junio, en el marco de la cumbre anual del G7 en Italia “Biden y Zelenskyy firmaron un acuerdo...

Contenidos

Por Bill Jones A la luz de las últimas sanciones, Rusia cerró el mercado de divisas a cualquier transacción en dólares, euros o dólares...

Contenidos

Por Malek Dudakov Seis patos cojos y Melony. Así es aproximadamente como se puede evaluar la cumbre del G7 en Italia. Todos los allí...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram