Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

“Hacia 2030 comenzarán a conectar la inteligencia artificial con el cerebro humano, y sus conejillos de indias serán los humanos más jóvenes”, afirma David Icke en una entrevista para Video Advice. Pero antes que lograr una conexión física masiva con la Inteligencia Artificial, se debe haber logrado crear una conexión psicológica. Y eso involucra un proceso psicológico de programación mental que se conoce como programación predictiva. Es por eso que los medios proyectan tantas películas que exponen mundos controlados por robots, por tecnología o por humanos sintéticos. El objetivo es retratar a la sociedad distópica una y otra vez hasta lograr que el subconsciente se familiarice hasta cierto punto con la mente consciente del mundo que se quiere introducir. Básicamente, a medida que pase el tiempo, la inteligencia artificial estará cada vez más asociada al pensamiento humano, o a la percepción humana, hasta que básicamente sea convierta en la totalidad del pensamiento y la percepción humana. En ese momento ya no seremos humanos en términos de los procesos de conciencia que utilizamos hoy, sino meros ciborgs o transhumanos. Seremos inteligencia artificial. Y esta asimilación que implica conectar la mente humana a una red tecnológica global podrá ser controlada centralmente. Y muy pocas personas tendrán el poder central para ejecutarla y para decidir cómo se ejecuta.

“Suelo decirle esto a los niños y a cualquier otra persona”, dice David Icke:

“¿Cuánto tiempo podrías vivir sin tu teléfono inteligente? ¿Qué es un alcohólico? Un alcohólico es alguien adicto al alcohol, sí. ¿Y por qué es adicto al alcohol? Porque no puede dejar de beberlo. Tú tampoco puedes dejar de usar el teléfono, y si lo haces unos pocos minutos, lo descuelgas nuevamente porque eres adicto a él.”

Entonces, ¿estás controlando esa parte de la tecnología que está en tus manos, o ella te está controlando a ti? ¿Quiéres ser controlado el resto de tu vida por la tecnología? ¿O quiéres salir de este sistema de control? Si la tecnología va a ser una herramienta al servicio de lo seres humanos más que una forma de gobernarlos, tiene que servir al interés de la humanidad y no al contrario. Pero nos encontramos en una situación en la que la humanidad está sirviendo a la tecnología y en la que paulatinamente servirá cada vez más a la inteligencia artificial en su expresión algorítmica.

 

 

Actualmente, atravesamos un proceso de preparación para conseguir que la gente:

1. Se vuelva adicta a la tecnología que porta

Buscan hacer a las personas adictos a tecnología portátil, desde smartphones hasta relojes y tablets (países como Suecia incluso ya están implantando chips).
Por lo que esta fase básicamente ya la concluyeron. Basta con caminar por una ciudad para ver el grado de adicción a estos dispositivos.

 

2. El objetivo son específicamente los jóvenes

¿Por qué? Porque los jóvenes de hoy y los niños de hoy serán los adultos cuando quieran poner en práctica esta conexión con la Inteligencia Artificial.

Para que eso suceda, tienen que hacer que las personas se vuelvan adictas a la tecnología hasta el punto en que la acepten y sea la cosa más natural del mundo. Y está suceidendo delante de nuestros ojos.

La primera etapa es hacer que las personas se vuelvan adictas a la tecnología hasta el punto en que, en el peor de los extremos, se levanten en plena noche y hagan cola afuera de la tienda Tienda de Apple para obtener el nuevo producto de última tecnología.

Y lo que quieren en el futuro no muy lejano es que las personas se alinean del mismo modo para conectarse a la Inteligencia Artificial, de la misma manera que las personas en Suecia ahora mismo están brindando fiestas para celebrar cuando alguien recibe un implante de microchip.

¿Por qué? Porque los jóvenes de hoy y los niños de hoy serán los adultos cuando quieran poner en práctica esta conexión con la Inteligencia Artificial.

Para que eso suceda, tienen que hacer que las personas sean adictas a la tecnología hasta el punto en que la acepten y sea la cosa más natural del mundo. Y eso está ocurriendo delante de nuestros ojos.

 

3. Conectar el cuerpo a la Inteligencia Artificial

Todo esto está conjugado para que la siguiente etapa sea entrar en el cuerpo. Así pasaremos de solo tecnología portátil a tecnología usable. Del Bluetooth pasamos al Google Glass, al Apple Watch, y a todos estos otros dispositivos que ahora se acoplan al cuerpo humano; incluso lo que llaman tatuajes electrónicos, que son básicamente microchips en la piel.

Y la siguiente fase es penetrar el cuerpo humano, algo que ya está comenzando a suceder en países como Suecia. Gente como Ray Kurzweil, que es un ejecutivo de Google, están realmente a la vanguardia en este tema.

La gente piensa que Facebook es una operadora de redes sociales y Google un motor de búsqueda. Eso está muy lejos de la realidad. Ahora, Google Group, bajo el nombre de Alphabet, al igual que Amazon, está a la vanguardia en este proyecto tecnológico de inteligencia artificial.

Amazon obtuvo contratos por valor de cientos de millones de dólares con la CIA y el Pentágono para servicios en la nube.

“Sí, tienen servicios de datos masivos, para los consumidores, y no lo dicen.”

Ray Kurzweil afirma tener una tasa de éxito del 80% en sus predicciones sobre la tecnología entrante y sobre cuándo entrará en funcionamiento. Pero es evidente que ese rango de predictibilidad en realidad no se basa tanto en predicciones.

Es como si pretendieras saber cuándo caerán los mercados de valores en base a predicciones, cuando la realidad es que estás asociado con las personas que harán caer los mercados de valores.

Lo que quiero decir es que no hace falta jugar a ser Nostradamus si conoces el guión. Este es el guión de ventas y por eso te lo están imponiendo.

El argumento de venta es: cuando nos conectemos a la inteligencia artificial, seremos sobrehumanos. Eso es lo que reza el argumento de venta.

Lo que nos están vendiendo es la idea de que si nos conectamos a la Inteligencia Artificial nos convertiremos en un superhumanos inteligentes. Pero no nos convertiremos eso, sino en un vehículo para la inteligencia artificial. Y quien controle la inteligencia artificial controlará la percepción de cada mente con la que está conectada.

Pero antes que lograr una conexión física masiva con la Inteligencia Artificial, se debe haber logrado crear una conexión psicológica. Y eso involcura un proceso psicológico que se conoce como programación predictiva.

 

El plan de Elon Musk para fusionar las computadoras con el cerebro humano a partir de 2020

 

Programación predictiva

La programación preventiva funciona así: Cuando vas a imponer un mundo que es muy diferente al actual, dramáticamente diferente a lo que estamos acostumbrados, tendrás una resistencia obvia; simplemente por el abismo de la diferencia entre el mundo al que la gente está acostumbrada y el mundo al que los estás conduciendo.

Entonces los preparas para ello a través de la programación preventiva. Proyectas una serie de películas a través de la industria de Hollywood —controlada por la élite.

Produces programas de televisión, publicas libros, y exhibes todas estas cosas que básicamente representan el mundo al que quieres llevar a la gente.

Es por eso que los medios proyectan tantas películas que exponen mundos controlados por robots, por tecnología o por humanos sintéticos. El objetivo es retratar a la sociedad distópica una y otra vez hasta lograr que el subconsciente se familiarice hasta cierto punto con la mente consciente del mundo que quieres introducir.

Entonces, cuando literalmente comiences a introducirlo, ya no habrá ese abismo que existía antes, sino una familiaridad lograda a través de retratar a la gente una y otra vez en películas.

Alexa es otro aspecto de esta conexión psicológica con la inteligencia artificial de la que he hablado, así como todos esos asistentes de oficina o asistentes personales, pues en un momento dado empezaremos a interactuar con ellos como si fueran humanos.

Ahora también están introduciendo juguetes conectados a Internet para niños, incluso niños pequeños, y muñecas Barbie para que puedan tener conversaciones con la inteligencia artificial. Y también están siendo introducidos robots sintéticos que se parecen cada vez más a los humanos. Muchos de ellos vienen del Este.

Y este es todo un proceso psicológico de familiarizarnos con la inteligencia artificial para lograr que las personas interactúen con ella hasta que se convierta en la cosa más natural del mundo.

 

El futuro del amor: Las relaciones con robots sexuales podrían convertirse en tendencia para 2050

 

Las conexiones comenzarán a hacerse hacia 2030

Hacia 2030, se comenzarán a establecer conexiones entre la inteligencia artificial y el cerebro humano, y este quedará conectado a lo que llaman la Nube —la red inteligente, la red del todo, o la internet del todo.

Básicamente, a medida que pase el tiempo, la inteligencia artificial estará cada vez más asociada al pensamiento humano, o la percepción humana, hasta que básicamente sea convierta en la totalidad del pensamiento y a percepción humana. En ese momento ya no seremos humanos en términos de los procesos de conciencia que utilizamos hoy, sino meros ciborgs o transhumanos.

Seremos inteligencia artificial. Y esta es la asimilación de la que estoy hablando. Si se está conectando la mente humana a una red tecnológica global, esa red se podrá controlar centralmente. Y muy pocas personas tendrán el poder central para ejecutarla y para decidir cómo se ejecuta.

Suelo decirle esto a los niños y a cualquier otra persona:

“¿Cuánto tiempo podrías vivir sin tu teléfono inteligente? ¿Qué es un alcohólico? Un alcohólico es alguien adicto al alcohol, sí. ¿Y por qué es adicto al alcohol? Porque no puede dejar de beberlo. Tú tampoco puedes dejar de usar el teléfono, y si lo haces unos pocos minutos, lo descuelgas nuevamente porque eres adicto a él.”

Entonces, ¿estás controlando esa parte de la tecnología que está en tus manos, o ella te está controlando a ti? ¿Quiéres ser controlado el resto de tu vida por la tecnología? ¿O quiéres salir de este sistema de control?

Si la tecnología va a ser una herramienta al servicio de lo seres humanos más que una forma de gobernarlos, tiene que servir al interés de la humanidad y no al contrario.

Nos encontramos en una situación en la que la humanidad está sirviendo a la tecnología y en la que paulatinamente servirá cada vez más a la inteligencia artificial en su expresión algorítmica.

 

Es urgente re-unirnos para liberar el planeta e impedir la segunda gran intervención

 

Fuente:

Video Advice — It Will Be Done By 2030.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.