Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Taiwán es la última espoleta; ¿quién desactivará la bomba?

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Por EIRNS

La situación es mucho peor, y la amenaza militar mucho mayor de lo que casi todo el mundo piensa. Se requiere una acción inmediata para evitar un trágico colapso hacia la guerra nuclear.

A partir del 2 de agosto, martes por la noche, hora de Estados Unidos, se puede decir que aunque China no derribó el avión de Nancy Pelosi mientras ella y otros legisladores estadounidenses volaban estúpidamente hacia Taipei, cualquier idea de que esta insensata provocación demostró a China quién es el jefe está tremendamente equivocada. Pelosi afirma estar llevando una celebración de la democracia a un “Indo-Pacífico libre y abierto”, pero sus acciones sólo sirven para poner en peligro a la gente, la paz y la economía de Taiwán y del mundo entero.

Pekín ya ha anunciado medidas económicas contra Taiwán, y varios días de ejercicios militares y simulacros con munición real, que tendrán lugar en seis zonas que rodean a Taiwán. Estas zonas incluyen principalmente áreas que estarían dentro de las aguas territoriales de Taiwán, si fuera una nación independiente.

Mientras tanto, en una maniobra para coincidir con las reuniones de Pelosi en Taipei el 3 de agosto, el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU. tiene previsto discutir la Ley de Política de Taiwán de 2022, una pieza de legislación desastrosa que destinaría miles de millones de dólares para el envío de armas a Taiwán, terminaría con el requisito de que esas armas sean de naturaleza “defensiva”, establecería condiciones para las sanciones contra China, y promovería la independencia de facto de Taiwán, ordenando al gobierno de EE.UU. para que, según su resumen, “se comprometa con el gobierno democrático de Taiwán como representante legítimo del pueblo de Taiwán”. Esto es un reconocimiento de facto de la independencia de Taiwán, la más roja de las líneas rojas de China, y una renuncia a la base del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y China en 1979. Esta asombrosa provocación no sirve a ningún propósito significativo, no promueve ningún interés legítimo de Estados Unidos (ni del pueblo de Taiwán).

“Creo que la reacción general a nivel internacional y ciertamente en mi propio país, Estados Unidos, es de desaliento y de un sentimiento de impotencia y frustración a medida que se desarrolla el equivalente a una tragedia en el verdadero sentido griego”, dijo el ex embajador de Estados Unidos Chas Freeman, cuando EIR le pidió su evaluación de la respuesta de los ciudadanos del mundo a la crisis actual. “Todo el mundo puede ver hacia dónde va a ir esto. Sin embargo, los protagonistas siguen su curso. Y el coro no es escuchado. Así que este es un momento en el que, de hecho, la gente debería dar voz a sus objeciones a un curso de acción que arriesga innecesariamente una guerra, posiblemente una guerra nuclear”.

Las tragedias no son el resultado del fracaso de un líder. Reflejan el fracaso de una civilización en su conjunto, la incapacidad de superar los axiomas que llevan a esa sociedad a su desaparición.

Pero hay mucha gente empeñada en evitar esta tragedia. Existe, de hecho, una lista de personas que “dan voz a sus objeciones” a las políticas que hacen que la guerra nuclear sea el resultado final, y esa lista ha sido publicada por el Centro para Contrarrestar la Desinformación de Ucrania, como una recopilación de lo que su jefe Andriy Shapovalov llamó, en un evento patrocinado en parte por el Departamento de Estado de Estados Unidos, “terroristas de la información” que “deberían saber que tendrán que responder ante la ley como criminales de guerra”. Encabezando esta lista de enemigos está el Instituto Schiller, cuya fundadora Helga Zepp-LaRouche desempeña un papel único en la organización de los medios para escapar de la actual tragedia de guerra, colapso económico y muerte maltusiana “verde”.

Contraataca a esta lista negra -publicada por las mismas fuerzas que están siendo utilizadas para sacrificar a Ucrania para la mayor gloria de destruir a Rusia- compartiendo la respuesta conjunta de docenas de miembros de la “lista de honor”: “Veinticinco personas prominentes denuncian haber sido señaladas como agentes de Putin por Ucrania, Estados Unidos y la OTAN”.

 

Veinticinco prominentes personalidades denuncian ser señalados como agentes de Putin por Ucrania, Estados Unidos y la OTAN

 

 

Fuente:

EIRNS: Taiwan Is the Latest Spark; Who Will Defuse the Bomb? 2 de agosto de 2022.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Los ambiciosos proyectos de conectividad de Eurasia, liderados por China y Rusia, se adentran en el corazón de Asia, superando los obstáculos de Occidente....

Ciencia y Tecnología

Mucha gente sigue confundida sobre la naturaleza de la alianza multipolar liderada por Rusia y China. ¿Se trata de una oposición controlada que da...

Contenidos

Por EIRNS 10 de agosto de 2022 (EIRNS) – No culpen al pueblo británico por las políticas malignas que emanan de la City de...

Ciencia y Tecnología

Las pérdidas ocasionadas por la campaña de tráfico superan los 100.000 millones de dólares, según el Ministerio de Petróleo sirio.   Por News Desk...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY