Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Se gesta una reacción contra la locura del partido de la guerra: Primeras fisuras en el bando atlantista

Red Voltaire: Primeras fisuras en el bando atlantista

2 de febrero de 2022.- En declaraciones emitidas el 18 de enero de 2022, el presidente de Polonia, Andrzej Duda, deploró ‎las incitaciones de Estados Unidos a criticar la República Popular China. ‎

Por su parte, el presidente de Croacia, Zoran Milanovic (ver foto), anunció el 25 de enero, en la televisión nacional, que se opondrá a la participación de tropas croatas en cualquier conflicto de la OTAN ‎contra la Federación Rusa. ‎

 

 

EIR: Se gesta una reacción contra la locura del partido de la guerra

30 de enero de 2022 (EIRNS) — Mientras que el gabinete de Biden sigue despotricando contra una imaginaria intención rusa de invadir Ucrania, y mientras que los gurús políticos y mediáticos europeos y estadounidenses siguen pintando a Rusia, China e Irán como los villanos malvados que quieren destruir la libertad y la prosperidad del mundo occidental, está surgiendo una creciente reacción contra la locura, tanto de personalidades prominentes como de ciudadanos del común.

Empecemos con la noticia principal en todos los medios informativos, cada día y a toda hora, durante los últimos dos meses: “Rusia ha concentrado más de 100.000 soldados, tanques y demás equipo militar en la frontera de Ucrania, en preparación para una invasión, para robarle la libertad y la democracia al heroico pueblo ucraniano”. Pero escuchemos lo que tiene que decir el Ministro de Defensa ucraniano sobre este supuesto peligro existencial.

El ministro de Defensa de Ucrania, Oleksiy Reznikov: “La situación en la frontera entre Ucrania y Rusia en ese momento no es diferente d la que había en la primavera del año pasado. Ahora no hay actividad ni fenómenos significativos”. Hasta el Presidente de Ucrania, Volodómir Zelenski le dijo a Estados Unidos que dejen de gritar que la guerra es inminente y que es un “error”.

Pero no caigan en el error de sacar la conclusión de que esto significa que no hay posibilidad de una guerra entre dos potencias nucleares que amenaza a la misma civilización. Como lo demuestra el director de economía de EIR, Paul Gallagher, en el número actual del semanario EIR, lo que impulsa la guerra es el derrumbe inminente del sistema financiero occidental “The U.S.-NATO Hidden War Threat: The Green New Deal” (La amenaza de guerra oculta de EU y la OTAN: EL Nuevo Trato Verde), y no la imaginaria “agresión” de Rusia, China o Irán.

La ex ministra de Asuntos Exteriores de Austria, Karin Kneissl, ridiculizó de manera muy polémica la histeria belicista que se basa en la nada: La amenaza de guerra en Ucrania, dijo ella, “es un cuadro que surge pero que no se corresponde con la realidad; es una realidad que han inventado los medios informativos… Los británicos en particular están saltando a la palestra”, mientras que se envían a Ucrania “cada vez más armas e incluso tropas de los países de la OTAN”, a pesar de la destrucción masiva que afectaría a toda Europa si en verdad estalla una guerra.

Ahora veamos a Irán, donde el gobierno de Biden se ha negado a dar marcha atrás a la peligrosa e imbécil decisión de Donald Trump en 2018 de desbaratar el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés) de 2015. El teniente general Gadi Elzenkot, quien fue jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa israelíes de 2015 a 2019, le dijo al periódico Al-Monitor que el entonces Primer ministro de Israel, Benjamin Nenyahu, había conspirado con su jefe de la Mossad para presionar al gobierno de Trump para que desechara el acuerdo con Irán, sin ni siquiera consultar a los militares israelíes sobre las consecuencias. Eizenkot no solo afirmó que el resultado fue la ampliación del enriquecimiento de uranio por parte de Irán, lo que les acercó a la capacidad de fabricar armas nucleares, sino que Irán lo había hecho “con toda legitimidad”, ya que el JCPOA les permitía hacerlo cuando Estados Unidos rompió su parte del acuerdo.

La locura de las amenazas y preparativos de guerra británicos y estadounidenses, dijo la presidente del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche ayer, “no difieren de la mentalidad troglodita, que matan a sus vecinos con piedras, excepto que ahora tienen armas nucleares”. El partido belicista angloamericano no pretende “competir” en el nuevo mundo multipolar, en el que China y Rusia son ahora potencias “casi pares” a las naciones transatlánticas en declive. Más bien, se imaginan que pueden detener el ascenso de China y Rusia mediante el sabotaje, la guerra financiera y las horrorosas “sanciones”. Un “alto funcionario del gobierno” que informó a la prensa a condición de mantener el anonimato el 25 de enero, sobre las sanciones que se pretenden imponer a Rusia, no ocultó este hecho ilegal e inmoral: la intención, dijo, es “golpear bastante fuerte las ambiciones estratégicas de Putin de industrializar su economía”. Esta es claramente también la política hacia China, en la que el gobierno de Biden se ha negado a retirar las destructivas sanciones impuestas por el gobierno de Trump contra Huawei y muchas otras empresas chinas (de hecho, el equipo de Biden ha aumentado dichas sanciones), utilizando medios políticos para sabotear el desarrollo económico de China. Como señaló Zepp-LaRouche, esto es exactamente lo contrario de la Paz de Westfalia, de donde surgió la noción del Estado nacional moderno, en el que las naciones soberanas respetan la soberanía e intereses de los demás.

Pero la reacción está creciendo. Los estadounidenses, que se han visto arrastrados a debates inventados sobre cosas como las vacunas, el clima y la política partidista, mientras que la economía está explotando y el mundo “camina sonámbulo hacia la Tercera Guerra Mundial termonuclear”, reconocen cada vez más que el mundo está descendiendo hacia el caos, y están buscando respuestas. Esas respuestas siempre han estado ahí, en la forma de las Cuatro Leyes de Lyndon LaRouche, pero se las han ocultado a la población con la persecución y procesamiento ilegal a LaRouche y la eliminación de sus ideas, a manos de las mismas personas e instituciones que nos llevaron a este lamentable estado de cosas. Esta reacción demuestra que nos encontramos en un momento de gran potencial, de optimismo en vez de miedo y ansiedad, ya que los sonámbulos están despertando ante el peligro y solo necesitan que se les den las herramientas adecuadas para unir al mundo para construir el nuevo paradigma para la humanidad.

 

 

Fuentes:

Red Voltaire: Primeras fisuras en el bando atlantista.

Editorial EIR 01 feb. 2022: Se gesta una reacción contra la locura del partido de la guerra.

Criptopolítica

Por Mente Alternativa El 16 de noviembre de 2023, la Cour de Cassation confirmó la culpabilidad de la firma global de servicios financieros y...

Contenidos

Por Tsargrad Andrei Klintsevich dijo que los representantes del servicio de inteligencia británico MI6 en sus páginas de las redes sociales ya habían pedido...

Contenidos

Por Mente Alternativa El 13 de junio, en el marco de la cumbre anual del G7 en Italia “Biden y Zelenskyy firmaron un acuerdo...

Contenidos

Por Bill Jones A la luz de las últimas sanciones, Rusia cerró el mercado de divisas a cualquier transacción en dólares, euros o dólares...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram