Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

Rusia dará a África la bienvenida a la era de la energía nuclear. Uno de los principales temas de debate en la Cumbre Rusia-África se convirtió en el desarrollo de la energía nuclear en el continente africano. África necesita urgentemente energía barata. Según los datos disponibles, el 48% de los habitantes del continente (es decir, aproximadamente 600 millones de personas) no tienen acceso a la electricidad. Por lo tanto, muchas naciones africanas ya han decidido desarrollar sus industrias de energía nuclear o están considerando esta opción. Rusia, con su amplia experiencia en esta esfera, puede ofrecer a estos países una asistencia invaluable en este esfuerzo. Además, la Federación de Rusia puede ayudarlos a desarrollar sus capacidades en el campo de la aplicación pacífica de tecnologías nucleares, utilizadas en diversas industrias, medicina, etc. Durante bastante tiempo Rusia ha estado colaborando con muchos países africanos en el desarrollo del “átomo pacífico”. Pero los esfuerzos terroristas occidentales han retrasado efectivamente la marcha africana hacia el desarrollo y el progreso del siglo XXI. Con un poderoso aliado, los africanos ahora tienen asegurado el lugar que les corresponde bajo el sol.

 

El enorme continente de África, lleno de diversos recursos, ha atraído durante siglos el interés de las principales naciones del mundo. A sus ojos, su valor creció aún más después de la construcción del Canal de Suez en el istmo, que conecta los continentes de África y Asia, para unir el Océano Índico con el Mar Mediterráneo (a través del Mar Rojo), acortando significativamente el viaje marítimo desde Europa al Indo-Pacífico. La posibilidad de hacerse cargo de esta vía fluvial estratégicamente importante, utilizada para transportar la mayor parte de la carga del mundo enviada por mar, no es menos gratificante que poseer riquezas africanas.

Hoy en día, las naciones que desean establecerse en África ya no recurren a conflictos armados ni a la colonización. El nivel de desarrollo socioeconómico en la mayoría de las naciones africanas es muy bajo. Muchos grupos extremistas y otros grupos militantes operan en el continente, y periódicamente surgen conflictos armados y diversas crisis humanitarias. África necesita ayuda extranjera económica, tecnológica, médica, militar y de otro tipo. Por lo tanto, las potencias mundiales están consolidando su influencia en los países africanos invirtiendo en ellas y proporcionándoles préstamos, y tecnologías y expertos en esferas estratégicamente importantes.

En la actualidad, el socio económico clave de África es China, que tiene muchos proyectos de infraestructura en curso en el continente y está invirtiendo miles de millones de dólares en economías de naciones africanas. Los líderes de los países africanos y de China se reúnen periódicamente en el Foro de Cooperación China-África (FOCAC) para discutir áreas clave de colaboración. En la reunión más reciente, que tuvo lugar en 2018, el presidente de China, Xi Jinping, declaró que China invertirá $ 60 mil millones en la economía de África en forma de asistencia, inversión y préstamos, y también contribuirá con $ 146 millones para el desarrollo del sector agrícola de África. China es, en la actualidad, una nación muy rica, y proporcionar apoyo financiero se ha convertido en su principal herramienta para impulsar su posición entre las naciones en desarrollo.

El día que Putin desafió a los maltusianos declarando la energía de fusión como prioridad nacional de Rusia

Además de China, Estados Unidos, países europeos, India, Japón y Rusia están buscando fortalecer su influencia en África. En octubre de 2019, se celebró la Cumbre Rusia-África en Sochi (en la Federación de Rusia). Asistieron los 54 líderes de las naciones africanas. La escala del evento y su nombre (similar al del Foro China-África) indican que la Federación de Rusia planea convertirse en un socio no menos importante para África que la RPC. Pero por ahora, Rusia no tiene intenciones de invertir tanto dinero como lo hace China en la economía de África. Sin embargo, aparte del apoyo financiero, Rusia puede ofrecer a sus socios extranjeros otras cosas de valor, como las tecnologías.

Uno de los principales temas de debate en la Cumbre Rusia-África se convirtió en el desarrollo de la energía nuclear en el continente africano. A China le resultará difícil competir con la Federación Rusa en este ámbito. Aprovechar la energía nuclear no es una tarea fácil para ningún país, e incluso podría representar un riesgo significativo debido a una posible negligencia o simplemente falta de conocimiento. Pero si todo se hace bien, la generación de energía por medios nucleares podría ayudar a las naciones en desarrollo a reducir su déficit de electricidad y ayudarlos a alcanzar la independencia y seguridad energética. El aprovechamiento de la energía nuclear es una opción económicamente viable, ya que los altos costos de la construcción de una planta de energía nuclear se compensan con dinero que los gobiernos ahorrarán en la compra de combustible durante muchos años. Después de todo, tales gastos serán mucho más bajos que los de un país que genera electricidad al quemar combustibles fósiles.

África necesita urgentemente energía barata. Según los datos disponibles, el 48% de los habitantes del continente (es decir, aproximadamente 600 millones de personas) no tienen acceso a la electricidad. Por lo tanto, muchas naciones africanas ya han decidido desarrollar sus industrias de energía nuclear o están considerando esta opción. Rusia, con su amplia experiencia en esta esfera, puede ofrecer a estos países una asistencia invaluable en este esfuerzo. Además, la Federación de Rusia puede ayudarlos a desarrollar sus capacidades en el campo de la aplicación pacífica de tecnologías nucleares, utilizadas en diversas industrias, medicina, etc.

Rusia cancela más de $ 20 mil millones de deuda africana

Rusia ha estado colaborando con muchos países africanos en el “átomo pacífico” durante bastante tiempo. Se han firmado acuerdos en este ámbito con Argelia, Angola, Ghana, Kenia, Libia, Marruecos, Namibia, Ruanda, Tanzania y Uganda. Y varias iniciativas rusas sobre energía nuclear ya están en curso en la República del Congo, Egipto, Etiopía, Nigeria, Sudáfrica, Sudán y Zambia. De todos los países mencionados anteriormente, Egipto ha progresado más en esta esfera. En la segunda mitad de 2020, se espera que los expertos rusos comiencen a construir la central nuclear de El Dabaa.

Aun así, todos estos acuerdos e iniciativas son el resultado de negociaciones bilaterales entre los países antes mencionados y la Federación de Rusia, pero durante la Cumbre Rusia-África, todas las naciones africanas y las organizaciones internacionales participaron en la discusión sobre la aplicación pacífica de las tecnologías nucleares.

El evento incluyó la sesión plenaria “Contribución de las tecnologías nucleares en el desarrollo de África”, donde el Director General de ROSATOM, Alexey Likhachev, pronunció un discurso. Afirmó que la Federación de Rusia estaba lista para promover sus tecnologías nucleares en toda África y ayudar a las naciones que no tenían experiencia en el sector nuclear a crearla desde cero. Alexey Likhachev también dijo que Rusia ya había creado un marco legal para la cooperación en el campo nuclear con un tercio de todos los países africanos.

La alta dirección de la Corporación Estatal de Energía Atómica ROSATOM participó activamente en otros eventos durante la Cumbre Rusia-África, incluidas las conversaciones bilaterales entre el presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin, y los líderes de las naciones africanas.

Rusia y sus socios africanos firmaron una serie de documentos sobre el aprovechamiento de la energía nuclear en la Cumbre. Por ejemplo, Moscú firmó un acuerdo con Ruanda sobre la construcción de un Centro de Ciencia y Tecnología Nuclear en la nación africana. Allí se producirán radioisótopos, utilizados para diagnosticar y tratar el cáncer; comenzará la capacitación de los físicos nucleares de Ruanda y, en general, el país recibirá un impulso para desarrollar sus esferas científicas y de alta tecnología.

Quizás el acuerdo con Etiopía sobre cooperación en energía nuclear, que permite, entre otras cosas, la construcción de una planta de energía nuclear, pueda considerarse como el documento más importante firmado en la Cumbre. En enero de 2020, el embajador de Etiopía en la Federación de Rusia, Alemayehu Tegenu, anunció que su país ya había comenzado los preparativos para los próximos trabajos de construcción.

Por lo tanto, África necesita tecnología nuclear y Rusia es uno de sus mejores proveedores. Es muy probable que lleguen nuevos acuerdos entre la Federación de Rusia y los países africanos, incluidos los relacionados con la construcción de centrales nucleares. Rusia está dispuesta a otorgar préstamos a cualquier nación que no pueda pagar los trabajos de construcción, y pueden pagarlos una vez que una planta de energía nuclear sea rentable. África podría estar preparada para un salto “nuclear” hacia adelante, que será un desarrollo que cambiará la vida de sus países en las décadas más cercanas. Y una vez que Rusia haya construido instalaciones nucleares para todo el continente, podrá convertirse en uno de los jugadores más influyentes en esta región.

Las raíz genocida del ‘Gran Tratado Verde’, y la Nueva Ruta de la Seda como alternativa

 

Fuente:

New Eastern Outlook — Russia is Set to Welcome Africa to Nuclear Age.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.