Reseteo Económico: ¿Por qué AMLO atacó al FMI?

Esta semana, en su rueda de prensa diaria, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, cuestionó la autoridad moral del Fondo Monetario Internacional como institución y dijo que “el FMI no decidirá más sobre la gente de México.” Al igual que el Banco Mundial y la Organización Mundial de Comercio, el FMI es una institución del modelo Bretton Woods, hoy día en quiebra a nivel planetario. Según la interpretación del exagente de contrainteligencia ruso, Daniel Estulin, la crítica de AMLO al FMI encaja perfectamente en su teoría de la Política del Cielo y el desmontaje del sistema económico actual. Por ello, y más allá de la trampa dialéctica que busca dividir a la sociedad en base a antagonismos ideológicos (como el de izquierda vs. derecha), desde la óptica conceptual las declaraciones de AMLO apuntan a favor de los INTERESES NACIONALES DE UN MUNDO MULTIPOLAR, donde el consenso de Washington al igual que el decadente modelo económico liberal financista de Bretton Woods —basado en un concepto equivocado de crecimiento ilimitado en un planeta con recursos limitados— han fracasado y se encuentran en entredicho.

 

 

Desde la óptica conceptual, el modelo financiero del mundo occidental —como he explicado muchas veces— se estableció en la conferencia de Bretton Woods en el año 1944, y ese modelo estaba pensado para reemplazar al sistema soviético que murió en 1991.

El dólar era el núcleo del sistema de Bretton Woods, y tenía que convertirse en la moneda base de un nuevo sistema mundial, incluso en Rusia a partir de su caída en 1991.

El dólar, las inversiones en dólares y los préstamos denominados en dólares pretendían ser un medio para gobernar territorios económicamente ocupados en algún momento en el futuro.

Así, el consenso de Washington no era más que un reglamento para quienes construían el nuevo modelo económico en Rusia y también en otros países del bloque socialista derrotado.

Se quería garantizar la transición total e incondicional de esos países hacia el sistema económico financiero occidental que por entonces había adquirido una posición dominante en el mundo.

Así pues había una serie de principios básicos vinculantes y no se permitía ninguna opción alternativa.

¿Cuáles fueron estas bases?

 

1. Hegemonía del dólar

Ante todo sólo el dólar podría impulsar el crecimiento. Los países que orbitaban en torno al sistema de Bretton Woods no podían disponer de ninguna fuente interna de crecimiento que no estuviera vinculada al dólar.

Así, cualquier inversión o crédito debía denominarse en dólares que el país tenía que obtener como fuera. De este modo surgió el infame sistema de caja de conversión que permitía a un país tener sólo la cantidad de moneda nacional que pudiera cambiarse por una moneda real, principalmente el dólar estadounidense.

 

2. Máxima prioridad a la inversión extranjera

En segundo lugar, se daba máxima prioridad a la inversión extranjera, que se suponía que era la fuente exclusiva de crecimiento y a su vez garantizaba que el valor añadido que se creara en el país pudiera trasladarse fácilmente al extranjero.

No debía haber flujos financieros confinados en el interior de Rusia y lo mismo en el caso de cualquier otro país que adoptará el sistema basado en el dólar a finales de los años 80 y también a principios de los años 90.

Atraer la misión extranjera pasó a ser el principal objetivo de cualquier gobierno nacional, ya fuera en Rusia, México, España o cualquier otro país.

Cabe señalar que los sistemas bancarios nacionales, en principio privados, también podían generar dinero a través de la concesión de préstamos.

Dado que estos (¿acaban?) prácticamente el monopolio del dólar, el reglamento del consenso de Washington establece que sólo puede permitirse la inversión extranjera si la tasa de inflación es baja. Y para ello hay que limitar la masa monetaria.

En la práctica esto lleva a una grave restricción en la construcción de préstamos al sector de la economía así como un descenso del multiplicador de crédito, es decir, el coeficiente de eficiencia del sistema bancario.

 

3. Los estatutos del Fondo Monetario Internacional

Y el tercer punto, como es lógico, se deriva de los primeros dos. Se estipula explícitamente en los estatutos del Fondo Monetario Internacional, y queda reflejado en todos los principios de Bretton Woods.

Se prohibirá cualquier posible restricción a la circulación del dólar y el comercio transfronterizo, que consta que el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) y la Organización Mundial de Comercio se crearon a raíz de las decisiones tomadas en la conferencia de Bretton Woods de 1944.

Así pues no debe sorprendernos que los bancos centrales utilizan todas las monedas nacionales disponibles para realizar especulaciones monetarias.

La rentabilidad de esas operaciones supera con creces la de las inversiones y por ello prácticamente bloquean el resto de las opciones para invertir en casa.

Es totalmente imposible competir con los fabricantes extranjeros, que pueden obtener préstamos mucho más baratos, ya que los países occidentales no limitan la operativa de sus propios sistemas bancarios, sino al contrario, la estimulan activamente.

Y por último otro elemento clave del consenso de Washington es la eliminación de los centros del poder de la economía nacional que podrían valerse de su capacidad para hacer presión y anular la prohibición de conceder préstamos en moneda nacional impuesta por los abanderados del consenso de Washington. Y esto es justo lo que de forma implícita comenta Andrés Manuel López Obrador.

En síntesis, el de AMLO es un mensaje a favor de los intereses nacionales de un mundo multipolar, donde el consenso de Washington al igual que el modelo económico liberal financista de Bretton Woods —basado en un concepto equivocado de crecimiento ilimitado en un planeta con recursos limitados— queda en entredicho.

 

 

“Miren, no les tengo mucha confianza a esos organismos. Con todo respeto. Esos organismos fueron los que impusieron la política económica neoliberal que causó muchas desgracias en México” — AMLO.

 

Dossier: Fases del Neoliberalismo en países objetivo:

1. Endeudamiento.
2. Crisis.
3. Quiebra.
4. “Rescate” externo.
4.1. Elimina aranceles a transnacionales.
4.2. Elimina la economía local.
4.3. Más importaciones.
5. Bancarrota.
6. Más deuda.
7. Menos agricultura, educación y salud pública.
8. Conquistado.

 

Daniel Estulin: Política del cielo y los seis proyectos globales que controlan el mundo

 

Fuentes:

Ángel Metropolitano — El Rincón de Estulin 25.07.19.

Mente Alternativa — Daniel Estulin: Política del cielo y los seis proyectos globales que controlan el mundo.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion