Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Reino Unido dice oponerse a Lukashenko, pero lo ha asistido militarmente durante 5 años

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



El ejército británico ha estado estableciendo discretamente vínculos con las fuerzas armadas bielorrusas, incluso proporcionando entrenamiento en guerra urbana, a pesar de las críticas públicas del gobierno británico al último dictador de Europa, según ha descubierto Declassified UK. En este artículo, Phil Miller y Mark Curtis revelan la hipocresía el imperio británico y su vieja táctica de apoyar a los dos bandos en todo conflicto, en este caso con el objetivo de infiltrarse en la inteligencia militar bielorrusa para potenciar su estrategia contra Rusia.

 

Por Phil Miller y Mark Curtis

La revelación se produce en medio de las masivas protestas prodemocráticas en la capital bielorrusa, Minsk, contra Alexander Lukashenko, el autocrático presidente y comandante en jefe del país, tras la última ronda de elecciones amañadas.

El lunes, el Ministro de Asuntos Exteriores británico Dominic Raab se comprometió a imponer nuevas sanciones a Bielorrusia, diciendo que: “El mundo ha observado con horror la violencia utilizada por las autoridades de Bielorrusia para reprimir las protestas pacíficas que siguieron a estas elecciones presidenciales fraudulentas. El Reino Unido no acepta los resultados”.

Aunque Gran Bretaña lleva mucho tiempo criticando públicamente al régimen de Lukashenko por elecciones amañadas y abusos de los derechos humanos, los vínculos militares del Reino Unido con Bielorrusia se han desarrollado de forma constante para incluir entrenamiento en guerra urbana, ejercicios militares conjuntos y una noche en una ópera en Minsk.

El aumento de la cooperación probablemente se ha inspirado en el deseo de Londres de cortejar a Lukashenko y obtener información de inteligencia sobre un ejército vinculado a Rusia, según ha declarado a Declassified un alto miembro asociado del Real Instituto de Servicios Unidos (RUSI).

Recientemente, el 29 de junio, el soldado de alto rango de Gran Bretaña, el General Sir Nick Carter, llamó por teléfono a su homólogo de Bielorrusia, el General de División Alexander Volfovich, para hablar sobre “el estado actual y las perspectivas de desarrollo de la cooperación militar bilateral”.

 

Foto: Entrenamiento de la Infantería de Marina Real con las fuerzas especiales de Belarús en marzo de 2020 (Foto: MOD)

Entrenamiento de la Infantería de Marina Real con las fuerzas especiales de Belarús en marzo de 2020 (Foto: MOD)

En marzo, la élite de la Infantería de Marina Real británica participó en un ejercicio militar sin precedentes de dos semanas de duración en Bielorrusia, cuyas fuerzas armadas están más aliadas con la Rusia de Vladimir Putin que con la OTAN.

En el marco del ejercicio Winter Partisan, 28 infantes de marina británicos “compartieron experiencia y conocimientos técnicos esenciales” con una “Compañía de Mantenimiento de la Paz” de la División Aerotransportada de la 103ª Guardia de Bielorrusia, en lo que fue el “mayor grupo de personal de las Fuerzas Armadas del Reino Unido que se ha entrenado en Bielorrusia”.

Los infantes de marina procedían de la Compañía Lima del 42 Comando, que se especializa en “rescatar tripulaciones aéreas derribadas, militares o civiles de entornos hostiles”, según el Ministerio de Defensa (MOD).

El MOD dijo que “todo ello tenía por objeto fomentar la confianza y el entendimiento mutuo”. Pero el analista político Alexander Klaskovsky le dijo a Reuters que: “los líderes bielorrusos saben cómo Moscú reacciona dolorosamente ante tales cosas. Lukashenko simplemente está mostrando a Moscú una vez más que hay muchos más peces en el mar y que tiene alternativas”.

El 15 de mayo de este año, el agregado de defensa de la embajada británica, el teniente coronel Timothy Wight-Boycott, donó 2.000 artículos de equipo de protección personal a los trabajadores médicos militares de Bielorrusia.

Una semana más tarde, un diplomático británico señaló que el gobierno “está preocupado por el reciente arresto y detención en Bielorrusia de más de 100 personas, entre ellas periodistas independientes, actores de los medios de comunicación social, defensores de los derechos humanos y manifestantes pacíficos por el medio ambiente”.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Juego de larga data

El entrenamiento de los Royal Marines fue la culminación de años de intentos del ejército británico de establecer contactos con sus homólogos bielorrusos en medio de las crecientes tensiones entre el Kremlin y Whitehall.

En noviembre de 2019, altos oficiales militares de Gran Bretaña y Bielorrusia firmaron en Londres un “plan de cooperación bilateral para 2020”. El plan contenía “una mezcla de capacitación recíproca en el idioma inglés y ruso, visitas, técnicas de enseñanza en la esfera de las operaciones de mantenimiento de la paz, entrenamiento para la guerra de invierno y estudios de historia militar”.

El Ministerio de Defensa no le informó a este medio si la cooperación ya se ha suspendido.

Durante su estancia en Londres, la delegación bielorrusa “tuvo una serie de sesiones informativas sobre las fuerzas armadas del Reino Unido y una visita a algunos lugares históricos del Ministerio de Defensa del Reino Unido”.

Dos semanas después de la redacción del plan conjunto, el Ministerio de Relaciones Exteriores condenó públicamente las elecciones parlamentarias en Bielorrusia que, según dijo, “no cumplían con las normas democráticas internacionales” y que “no ofrecían ninguna competencia significativa”.

Las tropas bielorrusas habían ganado antes una medalla de plata en una competición del ejército británico en Gales, conocida como la Patrulla Cámbrica de Ejercicio, que el Ministerio de Defensa llama “el desafío de patrullaje más difícil del mundo”.

En septiembre de 2019, 20 tropas de Bielorrusia y Moldova participaron en el Ejercicio de la Patrulla Urbana en Gales junto con las tropas británicas. La delegación pasó semanas “practicando el tiro en vivo y aprendiendo nuevas tácticas de guerra urbana” en la cordillera de Sennybridge en los Brecon Beacons, donde las tropas pueden atacar una aldea simulada.

El Mayor Glenn Thomas del Regimiento Real Irlandés dijo a ForcesNet que “el valor y los beneficios de proporcionar equipos de entrenamiento a corto plazo [a Bielorrusia] son inmensos. Y construyen nuestra capacidad”.

Añadió: “Aunque estamos entregando el entrenamiento, es muy interesante ver lo que hacen, cómo lo hacen y a veces para estimular tus propias tácticas potencialmente en el futuro”.

En junio de 2019, el gobierno del Reino Unido declaró que “ha aumentado constantemente su compromiso con Bielorrusia desde la liberación de los presos políticos en agosto de 2015”. Añadió que la política británica se basaba en “fomentar la reforma económica, el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales y una participación más responsable en el sistema internacional basado en normas”.

El Reino Unido apoya el embargo de armas de la UE y las sanciones restringidas a Bielorrusia, que se introdujeron inicialmente en 2004 en respuesta a la desaparición de dos políticos de la oposición en 1999 y en 2000. Prohíben la transferencia de equipo militar a Bielorrusia, pero no prohíben la asistencia técnica ni la capacitación.

En noviembre de 2018, el director de política de seguridad internacional del Ministerio de Defensa, Nick Gurr, visitó Bielorrusia para reunirse con su homólogo y discutir “cuestiones de cooperación bilateral en la esfera militar”, antes de firmar un plan de cooperación para 2019.

Ese mismo mes, un instructor militar bielorruso ayudó a los inspectores de armas británicos en un entrenamiento en un sitio del Reino Unido. En octubre de 2018, las tropas bielorrusas volvieron a participar en el ejercicio de la Patrulla Cámbrica, ganando una medalla de oro en su primer intento. La embajada británica en Bielorrusia los felicitó por el resultado.

 

La embajada británica en Minsk felicita a las tropas bielorrusas por su actuación en una competición militar en el Reino Unido (Foto: FCO / Facebook)

La embajada británica en Minsk felicita a las tropas bielorrusas por su actuación en una competición militar en el Reino Unido (Foto: FCO / Facebook)

 

Una noche en la ópera

Desclassified UK también ha obtenido documentos que demuestran que el personal y los estudiantes del prestigioso Colegio Real de Estudios de Defensa (RCDS) del Ministerio de Defensa pasaron cinco noches en Bielorrusia en mayo de 2018, donde asistieron a conferencias oficiales sobre la economía y la política exterior del país.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Los delegados recorrieron las academias militares de Bielorrusia y tenían previsto visitar el Parlamento en Minsk. Durante el viaje, los temas de debate incluyeron “qué puede hacer el mundo para evitar una nueva Guerra Fría” y “cómo hacer de Europa oriental una zona de cooperación en lugar de enfrentamiento”.

El viaje también incluyó elementos culturales, como una noche en una ópera donde los delegados vieron Las bodas de Fígaro de Mozart.

Un mes más tarde, el Ministerio de Relaciones Exteriores comunicó al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas “las continuas violaciones de los derechos humanos en Bielorrusia, en particular las restricciones a la sociedad civil y a la libertad de expresión” y que estaba “muy preocupado por la continuación del uso de la pena de muerte en Bielorrusia”.

La gira del RCDS fue precedida en febrero de 2018 por el Real Regimiento Irlandés del Reino Unido, que impartió entrenamiento de “mantenimiento de la paz” a la 103ª Brigada Aerotransportada de Guardias de Bielorrusia, una unidad de fuerzas especiales.

 

Los documentos del Ministerio de Defensa obtenidos por el Reino Unido desclasificado detallan las visitas del RCDS a Bielorrusia.

 

En abril de 2017, el Ministerio de Relaciones Exteriores anunció que estaba tratando de reclutar a un ex oficial de las Fuerzas Armadas de Bielorrusia para que actuara como oficial de apoyo de la sección de defensa y asesor del programa de cooperación militar en la embajada británica en Minsk.

El candidato seleccionado sería responsable de dar asesoramiento especializado sobre “todas las cuestiones que puedan afectar a las relaciones militares bilaterales entre el Reino Unido y Bielorrusia” y “mantener una red de contactos dentro del BMOD [Ministerio de Defensa de Bielorrusia], las unidades de las Fuerzas Armadas, las organizaciones de veteranos, los comentaristas de defensa y los grupos de reflexión”.

También serían “responsables de la planificación detallada de las visitas a Bielorrusia y al Reino Unido de las delegaciones militares de ambos países”.

El Gobierno del Reino Unido señaló en su momento que “Bielorrusia sigue estando empañada por violaciones sistemáticas” de los derechos humanos y que estaba “preocupado por las restricciones a los derechos a la libertad de expresión y de asociación, en particular la libertad de los medios de comunicación, que sigue estando gravemente limitada”.

Ya en junio de 2015, el RCDS había enviado una delegación a Bielorrusia, según las respuestas sobre libertad de información obtenidas por Declassified. El programa era similar al de 2015, con la adición de una visita a la agencia de información militar bielorrusa VAYAR, que es efectivamente una agencia de propaganda estatal.

El profesor Mark Galeotti, experto en Rusia en el centro de estudios de la RUSI, dijo a Declassified: “No creo que haya ningún temor de que los belarusos aprendan técnicas de orden público de los británicos, sobre todo porque el ejército no ha estado involucrado en las represione —por lo menos hasta ahora”.

Sin embargo, señaló: “La decisión de llevar a cabo una capacitación mínima y una cooperación similar con Bielorrusia formaba parte de un intento malintencionado de reconstruir los puentes al levantarse las sanciones por una crisis anterior.”

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

“La idea era, en efecto, cortejar a Lukashenko, pero también hacerse una idea de cómo un ejército esencialmente entrenaba y equipaba los trenes y combates al estilo ruso. Es bastante normal mantener este tipo de relaciones con regímenes francamente desagradables, y puede ser que se obtuviera alguna inteligencia útil.”

“El problema es el contexto: Occidente calculó claramente mal cuando pensó que suavizar su postura hacia el régimen de Lukashenko —que es, después de todo, más represivo que el de Rusia— haría cualquier otra cosa que no fuera hacerle sentir que no nos tomábamos en serio los derechos humanos en Bielorrusia”.

El Ministerio de Defensa no respondió a las repetidas solicitudes de comentarios.

 

Golpe de Estado en Bielorrusia, un importante país de la Franja y la Ruta

 

Fuente:

Desclassified UK — Belarus military has received assistance from the UK a dozen times in past five years.

Te puede interesar

Contenidos

Por Matthew Ehret El 4 de febrero de 2021 se publicaron en línea, de forma anónima, una increíble serie de documentos originales con la...

Contenidos

La lección que todos los que se dicen críticos del establishment deberían aprender es que el Estado profundo no es “estadounidense” como muchos suponen;...

Geopolítica

In Class #3 on “What is the Modern British Empire”, Bob Ingraham presents how the oligarchy denies human creativity, the Thought Police: Paolo Sarpi,...

Contenidos

Nuevos documentos filtrados muestran la participación de Reuters y la BBC en programas encubiertos del Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido para lograr...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon