Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Reino Unido despliega buques de guerra en el mar Negro; Putin advierte: ‘no crucen la línea roja’

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Por Finian Cunningham

A los británicos se les dice que no pueden simplemente navegar con sus buques de guerra en el Mar Negro y hacer sonar sus sables en la cara de Rusia. Putin les dice a los británicos y a todos los demás que ni siquiera piensen en acercarse tanto.

El presidente ruso Vladimir Putin lanzó una severa advertencia a los países que intentan provocar tensiones militares, diciendo que su nación está trazando líneas rojas para la defensa.

Putin hizo estas duras declaraciones durante su discurso anual sobre el estado de la nación ante los legisladores de ambas cámaras del Parlamento ruso. La dura advertencia se produce en medio de la espiral de tensiones sobre Ucrania entre los partidarios occidentales del régimen de Kiev y Rusia.

En concreto, días antes del discurso de Putin, los medios de comunicación británicos informaron de que la Royal Navy británica está planeando desplegar dos buques de guerra en el Mar Negro: un destructor de tipo 45 armado con misiles antiaéreos y una fragata para cazar submarinos. Un portavoz del Ministerio de Defensa británico dijo que la medida era una señal de “apoyo inquebrantable a la integridad territorial de Ucrania” frente a la supuesta agresión rusa[https://www.mentealternativa.com/la-mano-britanica-en-la-crisis-de-ucrania/].

 

Ucrania, vivero de neonazis de la OTAN

 

El despliegue británico está previsto para las próximas semanas. Los dos buques de guerra transitarán por el estrecho del Bósforo de Turquía para entrar en el Mar Negro. La navegación internacional está permitida por la Convención de Montreux. Sin embargo, el plan británico no parece ni mucho menos un paso inocente, sino una provocación más bien calculada.

Los dos buques formarán parte de un grupo de combate más grande, el portaaviones HMS Queen Elizabeth, recientemente botado, que se estacionará en el Mediterráneo oriental. El grupo de combate podrá suministrar aviones de combate F-35B Lightning y helicópteros Merlin con misiles para la caza de submarinos. En definitiva, se trata de un intento bastante audaz por parte de los británicos de aumentar las tensiones con Rusia.

Cabe destacar que la semana pasada Estados Unidos canceló abruptamente el envío de dos de sus destructores de misiles guiados al Mar Negro después de que Rusia movilizara su propia flota en la región y advirtiera a los estadounidenses que “se mantuvieran alejados”. Días después, los británicos parecen haber entrado en la brecha con su propuesta de operación en el Mar Negro. ¿Pidió el gobierno de Biden a Londres que diera un paso al frente y mostrara “solidaridad”, o es la maniobra británica una táctica para ganarse el favor de Washington flexionando los músculos anglosajones para el Tío Sam?

En cualquier caso, la maniobra de Londres se produce después de un descarado aumento de las fuerzas militares británicas en el Mar Negro. Gran Bretaña ha enviado anteriormente personal y equipos navales para entrenar a los buques de guerra ucranianos. La Real Fuerza Aérea también ha enviado un escuadrón de aviones de combate Typhoon para patrullar el Mar Negro en apoyo del régimen de Kiev y su pretensión de recuperar el control de la península de Crimea. La península votó en un referéndum en marzo de 2014 para unirse a la Federación Rusa después de un golpe de Estado respaldado por la OTAN en Kiev el mes anterior que dio paso a un régimen antirruso.

El régimen de Kiev también ha intensificado sus violaciones del alto el fuego en el este de Ucrania, donde las poblaciones de etnia rusa han declarado repúblicas separatistas en desafío al golpe de Estado de 2014 respaldado por la OTAN. Los centros civiles de Donetsk y Luhansk están siendo bombardeados a diario. Se trata claramente de un intento cínico del régimen de Kiev de intensificar la guerra civil de manera que la OTAN se vea arrastrada a un mayor conflicto. Rusia ha movilizado importantes divisiones del ejército en la frontera con Ucrania en lo que Moscú dice que es una cuestión de autodefensa nacional. Sin embargo, irónicamente, Estados Unidos, Gran Bretaña y otras potencias de la OTAN exigen a Rusia que “disminuya” las tensiones.

Putin advierte al orden unipolar occidental: ‘Han ido demasiado lejos. No crucen la línea roja con Rusia; mejor cooperemos en el desarrollo mutuo’

El apoyo público de la OTAN al régimen de Kiev y el suministro de armamento letal estadounidense está sin duda envalentonando al régimen para que intensifique su fuego ofensivo en el este de Ucrania y realice movimientos amenazadores hacia Crimea.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

En particular, los británicos están dando al régimen de Kiev una peligrosa licencia militar para sus bravuconadas hacia Moscú.

La situación es un polvorín extremadamente peligroso. Un movimiento erróneo, incluso involuntario, podría desencadenar una guerra más amplia en la que participaran las potencias de la OTAN y Rusia.

En este contexto altamente combustible, Rusia tiene razón al cerrar las zonas del Mar Negro que abarcan sus aguas territoriales. Esas zonas incluyen las aguas costeras de la península de Crimea.

Que las potencias de la OTAN envíen buques de guerra a la región es el colmo de la locura criminal. Si Gran Bretaña y otros miembros de la alianza liderada por Estados Unidos sostienen que están “defendiendo la integridad territorial de Ucrania”, la lógica de esa posición dicta que intentarán hacer una incursión en las aguas costeras de Crimea, ya que no reconocen la soberanía de Rusia. En ese caso, se producirá un enfrentamiento militar.

La declaración de líneas rojas del presidente Putin no es tanto un planteamiento retórico ante Occidente. Es una posición responsable para evitar que estalle una guerra.

A los británicos se les dice que no pueden simplemente navegar con sus buques de guerra en el Mar Negro y hacer sonar sus sables en la cara de Rusia. Putin les dice a los británicos y a todos los demás que ni siquiera piensen en acercarse tanto.

 

Ucrania, vivero de neonazis de la OTAN

 

Fuente:

Finian Cunningham, Strategic Culture Foundation: As British Warships Deploy to Black Sea, Putin Warns of Red Lines.

Te puede interesar

Contenidos

La provocadora visita de Pelosi a Taiwán entierra definitivamente la era de décadas de relaciones cooperativas entre Estados Unidos y China. Cualquiera que entienda...

Ciencia y Tecnología

Por Fausto Frank El Ministerio de Defensa ruso acusó a los EEUU de ser responsables de la creación artificial del Sars-Cov-2 y la participación de estructuras...

Contenidos

El control sobre Taiwán es uno de los factores estratégicos que garantizarían el actual dominio anglo-veneciano de la escena Mundial, pues esta isla bloquea...

Ciencia y Tecnología

Por Alan Macleod La mayoría de las organizaciones de verificación de hechos con las que Facebook se ha asociado para supervisar y regular la...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY