Aunque muchos declararon que la desaceleración de la economía en diciembre fue un “parche blando” del que de alguna manera nos hemos recuperado, otros no están tan seguros de ello. El resto de la economía mundial se está desacelerando y se hunde a un ritmo bastante rápido. Es probable que la economía de los Estados Unidos también lo haga.

Según un informe de Forbes, no existe una “inmunidad económica” para los Estados Unidos una vez que la economía mundial está en ruinas. El informe apunta a muchos problemas en el mercado global que podrían indicar una desaceleración importante para la economía que empuja a los EE.UU. cada vez más cerca de una recesión inevitable. Cuando el consumidor estadounidense se declara en huelga (deja de comprar cosas por cualquier motivo), las probabilidades de una recesión se disparan. Por lo tanto, sería conveniente que los observadores del mercado dejen de ignorar el creciente potencial de una desaceleración económica significativa.

Los últimos datos de empleo de Japón fueron muy pobres, mientras que el alto y creciente incumplimiento de los bonos de China sigue mostrando una contracción, aunque los números de febrero (49.9 PMI, todavía ligeramente en contracción) subieron con respecto al desastre del 48.3 de enero. También están surgiendo otros problemas en la zona euro. El PMI de fabricación (Purchasing Managers Index) de 49.3 es el más bajo desde 2013. El último número de déficit comercial de EE.UU. fue una cifra récord: $79.5 mil millones. Las exportaciones cayeron -2.8%. Esto confirma la debilidad de las economías extranjeras. Quizás la única buena noticia es que Alemania mostró un crecimiento decente en las ventas minoristas de enero. Eso significa que los consumidores gastaron más de su ingreso disponible.

A los EE.UU. tampoco les fue bien en lo que respecta a las ventas de autos. Las ventas de autos nuevos en febrero se fueron al mínimo de 18 meses. Parte del problema es que los precios de los automóviles nuevos y usados ahora están en niveles récord, y el crédito bancario se ha estrechado, lo que hace que el ingreso a un vehículo nuevo sea demasiado caro para muchos. Un informe a principios de febrero también indicó que las moras de los préstamos para automóviles ahora están en niveles máximos antes de la Gran Recesión.

“Justo después de que la deuda del gobierno de los Estados Unidos supere los 2 billones de dólares, llega la noticia de que ahora hay un número récord de estadounidenses que están atrasados en sus pagos récord de autos. Según la CNBC, más de 7 millones de estadounidenses tienen al menos 90 días de retraso en sus préstamos para automóviles, según la Reserva Federal de Nueva York. Esta es una preocupación importante, considerando que el pago promedio por automóvil en los EE.UU. ahora es de $523.” (Fuente: SHTFPlan)

Forbes afirma que puede ser demasiado pronto para llegar a la conclusión de que los EE.UU. han superado el “parche suave” o la desaceleración del mercado en diciembre de 2018.

 

Colapso económico: El impacto es inminente, hay que entrar al patrón oro

 

Fuente:

Mac Slavo / SHTFPlan — Global Economy Is Sinking Fast, And It Will Take The U.S. With It.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion