La detección de rayos cósmicos es un fenómeno de por sí extraño. Sin embargo, detecciones registradas recientemente por la Antena Antártica Impulsiva Transitoria de la NASA (ANITA) resulta aún más raras, pues en vez de bombardear la Tierra desde el espacio han revelado la actividad de rayos que emanan del Polo Sur de la Tierra. Los científicos están simplemente perplejos. Una suposición es que las partículas son neutrinos que rara vez golpean contra la materia (también conocidos como neutrinos estériles) o distribuciones atípicas de materia oscura. Sin embargo, el mes pasado se realizaron observaciones de apoyo en el observatorio IceCube, que, tras un análisis más profundo, sugieren firmemente que esos eventos pueden deberse a una física “desconocida” que existe más allá del modelo estándar. En este momento, los investigadores simplemente saben que sea lo que sea esta partícula, interactúa muy débilmente con otras partículas, o de lo contrario nunca habría sobrevivido al viaje a través de la densa masa del planeta. ¿Cuál sería la interpretación exopolítica de todo esto? El más reciente informe semanal de Benjamín Fulford, menciona que un pariente del famoso Almirante Richard Byrd ha confirmado que “en la Antártida se está abriendo un agujero de gusano. Sí, hay una ‘apertura’ a otras dimensiones allí. Debido a los extremadamente altos cambios magnéticos que se están produciendo en la Antártida y cerca de ella, se trata literalmente de ‘rasgar una nueva tela’ en el campo dimensional. Esta es la razón por la cual todos esos líderes gubernamentales han visitado la Antártida en los últimos años. Y es por esto que cerraron la Antártida al público. A la gente sólo se le revela el 5% de la ‘historia’, y aquí ya te he contado el resto.”

 

Rayos cósmicos o partículas de alta energía

Para no ser engañados por su nombre histórico, los rayos cósmicos generalmente se refieren a partículas de alta energía con masa, mientras que la alta energía en forma de rayos gamma y / o rayos X son fotones. Victor Hess descubrió estas partículas cósmicas en 1912 cuando ascendió a 5300 metros sobre el nivel del mar en un globo aerostático y detectó niveles de ionización en la atmósfera significativamente mayores.

En muchos casos, los rayos cósmicos no se observan directamente y, de hecho, son los efectos secundarios, como los rayos gamma o los neutrinos lo que se detecta. Por lo tanto, se están realizando esfuerzos para detectar estos “rayos” alusivos en una variedad de sitios de observación, como la Antena Antártica Impulsiva Transitoria (ANITA) y el Observatorio de Neutrinos IceCube en el Polo Sur.

En marzo de 2016 en ANITA se realizaron dos detecciones de este tipo. El único problema es que van en la dirección equivocada, es decir, en lugar de bombardear la Tierra desde el espacio, emanan del Polo Sur. Los científicos están simplemente perplejos. Una suposición es que las partículas son neutrinos que rara vez golpean contra la materia (también conocidos como neutrinos estériles) o distribuciones atípicas de materia oscura. Sin embargo, el mes pasado se realizaron observaciones de apoyo en el observatorio IceCube, que, tras un análisis más profundo, sugiere firmemente que esos eventos pueden deberse a una física más allá del modelo estándar.

 

Los misterios de la supersimetría y la materia oscura

La física experimental de partículas de alta energía ha estado paralizada durante los últimos años. Cuando se completó el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) de 17 millas (27 kilómetros) y $10 mil millones en la frontera entre Francia y Suiza en 2009, los científicos pensaron que desbloquearía los misterios de la supersimetría —la misteriosa y teórica clase de partículas que los científicos sospechan que podría existir más allá de la física actual, pero que nunca habían sido detectadas.

Según la supersimetría, cada partícula existente en el Modelo Estándar tiene un compañero supersimétrico. Los investigadores sospechan que estos socios existen porque las masas de partículas conocidas están fuera de lugar, y no son simétricas entre sí.

“Estaba claro desde el principio que si los eventos anómalos de ANITA se deben a partículas que se han propagado a través de miles de kilómetros de la Tierra, entonces esas partículas probablemente no sean partículas del Modelo Estándar”, dijo Mauricio Bustamante, astrofísico del Instituto Niels Bohr en La Universidad de Copenhague.

En este momento, los investigadores simplemente saben que sea lo que sea esta partícula, interactúa muy débilmente con otras partículas, o de lo contrario nunca habría sobrevivido al viaje a través de la densa masa del planeta.

En otras palabras, las anomalías de ANITA podrían ofrecer a los científicos la información clave necesaria para sintonizar correctamente el LHC para desbloquear más información acerca de la supersimetría. Ya que esos experimentos podrían incluso dar una explicación para la materia oscura.

 

‘Hay un portal interdimensional en la Antártida’

Una fuente del analista geopolítico Benjamín Fulford, que está conectada a las bases secretas en la Antártida (él es un pariente del Almirante Richard Byrd, miembro de la famosa la exploración a la Antártida), ha insistido en que algo muy extraño estaba sucediendo allí:

“En la Antártida se está abriendo un agujero de gusano. Sí, hay una ‘apertura’ a otras dimensiones allí. Debido a los extremadamente altos cambios magnéticos que se están produciendo en la Antártida y cerca de ella, se trata literalmente de ‘rasgar una nueva tela’ en el campo dimensional. Esta es la razón por la cual todos esos líderes gubernamentales fueron allí. Es por esto que cerraron la Antártida al público, etc. Al público sólo se le revela el 5% de la ‘historia’, y ya te he contado el resto.”

Esta fuente señaló que incluso publicaciones de renombre como Scientific American informaron que: “Hay algo misterioso saliendo del terreno helado en la Antártida, y podría romper la física como la conocemos.”

Intentaremos nuevamente visitar la Antártida durante este verano sureño e informar directamente a nuestros lectores lo que realmente está sucediendo allí. Si realmente hay una anomalía, como un agujero de gusano que se está abriendo, toda la población del planeta debería ser informada, y no solo unos cuantos líderes.

 

Fuentes:

Resonance Science Foundation — Particles are flying out of Earths poles!

Space.com — Bizarre Particles Keep Flying Out of Antarctica’s Ice, and They Might Shatter Modern Physics.

Benjamin Fulford — The world is about to learn about Khazarian mafia crimes horrific beyond imagination.