Raíces ocultas de la realeza británica. El historiador revisionista, Dr. Michael Hoffman, llama la atención sobre cómo se ha desvanecido la notoriedad de los anillos de pederastia liderados por personas que aún están en el poder en Gran Bretaña y Estados Unidos. Esto en parte se debe —dice— a que la criptocracia plantó historias falsas  mezclados con medias verdades en círculos de derecha, y luego hizo que los teóricos de la conspiración o “idiotas útiles” lloraran y desacreditaran la existencia de operaciones reales a través de estrategias de inteligencia como la intención paradójica, que también ha sido explicada por el Dr. Pieczenik en su artículo “La paradójica muerte de Jeffrey Epstein.” A esto hay que añadir la amnesia social, y el perpetuo bombardeo de los medios que produce déficit de atención, así como la compasión por fatiga. Sin embargo, en este artículo, el implacable Michael Hoffman explica y nos recuerda que la Corona de Inglaterra, capturada por el ocultismo durante el reinado de la Reina Isabel I en torno al mago y astrólogo real, el Dr. John “007” Dee, ha sido invulnerable al derrocamiento revolucionario salvo en una excepción: la victoria de las fuerzas republicanas bajo Oliver Cromwell, que condujo al juicio y la ejecución del rey Carlos I. Siglos después, parecía que el ocultismo real se derrumbaría tras las amenazas de la princesa Diana de revelar lo que sabía sobre la “oscuridad” en la familia real. Pero esas revelaciones fueron apagadas con su muerte. Igualmente se pensó que el asesinato de Epstein bajo custodia policial sofocaría las investigaciones sobre personajes como Bill Clinton y el Príncipe Andrew. Sin embargo, advierte Hoffman, queda por ver hasta qué punto la “salud” del príncipe Andrew se verá “comprometida” para proteger a la reina y al príncipe Carlos que, junto con la heroína conservadora Margaret Thatcher, parecen haber permitido los crímenes masivos contra niños cometidos por Jimmy Savile y su cohorte de élite, que los medios corporativos parecen haber relegado al olvido.

Raíces ocultas de la realeza británica

«El príncipe Andrew mostró poca simpatía por las víctimas del depredador Epstein… Dijo que se había quedado con su amigo en su mansión de Manhattan, incluso después de que el Sr. Epstein había cumplido una pena de prisión por solicitar un menor para la prostitución, porque era ‘conveniente’ ( New York Times , 3 de diciembre de 2019, p. 9).
Observe el juego de manos de este falso medio de noticias :
«El príncipe Carlos instó a la reina a despojarlo (a Andrew) de sus deberes públicos, lo que ella hizo. Para la familia real, fue la peor debacle de relaciones públicas desde las consecuencias de la muerte de la princesa Diana en un accidente automovilístico… es inquietante el control de la reina sobre su familia y el llamado de los medios de comunicación británicos para que el Príncipe Carlos tome un papel más central en el Palacio de Buckingham» (Ibid., New York Times).
Se supone que debemos creer que el Príncipe Carlos es el mejor hombre que restablecerá el orden y la decencia, en virtud del hecho de que «los medios de comunicación británicos» le están pidiendo que juegue un «papel más central», según el New York Times. En ocasiones, las preguntas que se suscitan son sobre el control de la reina sobre la familia real. ¿De eso se trata? Los medios de noticias falsos (falsifican noticias tanto por omisión como por comisión), y ciertamente tienen poca memoria, incluso con archivos digitalizados que están a un clic de distancia.
Aquí planteamos las preguntas que que conectan la trama, y que los medios corporativos evidentemente no cuestionarán: ¿Qué pasa con el asesinato real de la princesa Diana? ¿Qué hay de la habilitación y protección real de Sir Jimmy Savile, un satanista que se aprovechó de cientos de niños?
En octubre de 2012 surgió evidencia en Gran Bretaña de que el músico Gary Glitter («The Hey Song») había sido parte del anillo sexual infantil de Sir James «Jimmy» Savile. Glitter, que ahora tiene 75 años, se encuentra actualmente en prisión cumpliendo una condena de 16 años después de ser condenado por cuatro cargos de agresión indecente y un cargo por tener relaciones sexuales con una niña menor de 13 años. Todos los delitos se cometieron en los años setenta y ochenta. Fue encarcelado por primera vez en 1999 cuando admitió poseer imágenes de pornografía infantil. Ha sido acusado de docenas de actos de abuso sexual en países asiáticos. En 2008, Glitter terminó de cumplir casi tres años en una prisión vietnamita por abusar sexualmente de dos niños. New York Times , 21 de agosto de 2008, p. E5).
Savile (1926-2011) fue de hecho un satanista. La Reina de Inglaterra le otorgó a Savile la Orden del Imperio Británico en 1971 y ella lo nombró caballero en 1990.
Savile suministró niños a miembros de élite de la sociedad británica para explotación sexual. Era conocido por realizar actos necrófilos en cadáveres y llevaba anillos hechos de ojos de cristal tomados de los muertos.
En 1984, Savile fue aceptado como miembro del Athenaeum, un club de caballeros de la alta sociedad en el Pall Mall de Londres, después de ser propuesto por el cardenal Basil Hume de la Iglesia de Roma. Otro miembro clerical del anillo pederasta de Savile fue el obispo anglicano de Gloucester, el Rt. El reverendo Peter Bell, que estaba profundamente conectado con la familia real, incluida la reina Isabel y el príncipe Carlos, heredero del trono británico.
Jimmy Savile conoció al Príncipe Carlos a través de «intereses de caridad mutuos». Según los informes, el Príncipe transmitió a Savile regalos en su cumpleaños número ochenta, junto con una nota enigmática que decía: “Nadie sabrá nunca lo que has hecho por este país, Jimmy. Esto es para agradecerte de alguna manera por eso.»
Savile era una amigo cercano de la primera ministra británica «conservadora» Margaret Thatcher:
«La correspondencia que muestra la profundidad de la amistad entre Sir Jimmy Savile y la ex primera ministra Margaret Thatcher se dio a conocer hoy en un archivo secreto de Downing Street que ha sido redactado en gran medida por los funcionarios públicos tras las revelaciones sobre el abuso sexual por parte del difunto artista. El expediente de 21 páginas publicado bajo la regla de 30 años por los Archivos Nacionales muestra el extraordinario acceso de Savile a los niveles más altos de la sociedad británica».
A lo largo de su carrera como violador de unos quinientos jóvenes (!), A partir de 1955, Savile disfrutó de inmunidad total contra el arresto policial, el enjuiciamiento de la Corona y el encarcelamiento. Murió multimillonario, respetado y honrado.
En 2009, en una entrevista grabada con su biógrafo, Savile defendió a Gary Glitter, condenado en 1999 por posesión de pornografía infantil, a quien describió como una celebridad vilipendiada por ver ‘películas poco fiables … Fue para su propia satisfacción. Si era correcto o incorrecto depende de él como persona … ellos [los espectadores] no hicieron nada malo, pero luego son demonizados.’ La entrevista no se publicó en ese momento y la grabación no se publicó hasta después de la muerte de Savile. «Cf. «Jimmy Savile afirmó que el pedófilo Gary Glitter» no hizo nada malo» (Daily Telegraph [Reino Unido], 1 de octubre de 2012).
La notoriedad de los anillos de pederastia liderados por personas que aún están en el poder en Gran Bretaña y Estados Unidos se ha desvanecido. Algo de esto se debe a que la Criptocracia plantó historias falsas en círculos de derecha mezclados con medias verdades, y luego hizo que los teóricos de la conspiración «idiotas útiles» lloraran y desacreditaran la existencia de operaciones reales.
En otros casos, es un hecho de nuestras vidas bombardeadas por los medios que a menudo sufrimos de déficit de atención, así como fatiga de compasión, y lo que nos alarmó ayer es, trágicamente, hoy en día casi olvidado, a pesar de las terribles consecuencias de tal amnesia.
La Corona de Inglaterra, capturada por el ocultismo durante el reinado de la Reina Isabel I, en la persona y las redes en torno al conjurador y astrólogo real de la reina, el Dr. John «007» Dee, ha sido invulnerable al derrocamiento revolucionario, con una excepción: el victoria de las fuerzas republicanas bajo Oliver Cromwell, que condujo al juicio y la ejecución del rey Carlos I.

Magia negra arconte como política gubernamental

 

Parecía que el secreto se estaba desmoronando después de las amenazas de la princesa Diana de revelar lo que sabía sobre la «oscuridad» en la familia real. Pero esas revelaciones fueron apagadas con su muerte. Se pensó que el asesinato de Epstein bajo custodia policial sofocaría las investigaciones sobre Bill Clinton y el Príncipe Andrew.
Queda por ver hasta qué punto la «salud» del príncipe Andrew se verá «comprometida» para proteger a la reina y al príncipe Carlos que, junto con la heroína conservadora Margaret Thatcher, parecen haber permitido los crímenes masivos contra niños cometidos por Jimmy Savile y su cohorte de élite, noticias que el New York Times del  y el resto de los medios corporativos ahora han decidido dejar en el agujero de memoria.

 

66 escándalos de pedofilia que involucran a la Corona Británica y al Palacio de Buckingham

 

Fuente:

Michael Hoffman — It Didn’t Start with Prince Andrew. From the Murder of Princess Diana to the Enabling of Jimmy Savile, the British Royal Family have been true to their occult “007” roots.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion